Con frecuencia se apoderaba de mí una intensa sensación de exilio.Me sentía extranjero en el mundo y en mi propio cuerpo como una prisión que me obligaba a estar en el mundo,una tumba donde yo estaba enterrado vivo.Los sentidos,ventanas de cárcel"Bri

Nada por aquí
Ver más actividad

0 comentarios