Si perdonás demasiadas veces, la gente se acostumbra a lastimarte.

Comentarios (1)