Tengo un calefactorcito eléctrico, chiquito, que da calor localmente.
Mi habitación ya está calentita, pero no puedo desenchufar el aparato porque Eva, mi gata, está acostada JUSTO ADELANTE del calefactor, y me mira con cara de placer.
Hija de puta..

Comentarios (2)