La Iglesia Adventista del Séptimo Día (comúnmente abreviada Iglesia Adventista) es una denominación cristiana distinguida por su observancia del sábado, el séptimo día de la semana judeocristiana, como el día de reposo (Shabbath)

Ver más
  • 231 Miembros
  • 72 Temas
  • 96 Seguidores
  • 1

La historia desconocida de Carlos Roa (a partir de ahora, ya

Hola a todos,

Se que el titulo parece medio futbulistico para esta comunidad pero cuando lo lean no lo van a poder creer.

Una entrevista que le hizo óle a este ex arquero del seleccionado argentino en el 2005.

La parte en negrita es la importante

A SOLAS CON CARLOS ROA
"A mí, el cáncer me perdonó"
A Lechuga la vida le pegó duro. Pero siempre se levantó con su enorme fe y con la ayuda de su familia. Y ahora es un tipo feliz porque volvió a jugar al fútbol.

Jorge Luís Sierra. (ENVIADO ESPECIAL)

Hoy la vida lo tiene de vuelta atajando y disfrutando.

—¿Tenés ganas de hablar de todo lo que te pasó?

—Depende. Hay días que no, hay días que sí. Pero dale, hablemos.

—Muchas veces debés haber pensado "¿por qué a mí?".

—Lo que pasa que el razonamiento común es: no fumo, no tomo, soy deportista, sano y, de repente vienen y te dicen: "Tenés cáncer". ¡La puta madre! Entonces hay que llevar una vida desordenada y listo... Te pasan mil cosas por la cabeza. Por suerte, estaba en armonía con la vida y lo superé... Por decirlo así.

—¿Por decirlo cómo?

—Un cáncer es fulminante. Y a mí, el cáncer me perdonó. No sé si hablar de milagro, pero existen. Es evidente que una manito del de arriba hay que tener. Todos saben que soy muy creyente... Y también creo que los milagros no se dan porque sí... Sentí que se terminaba todo ahí, en ese instante. Hay que lucharla muchísimo, tener muchas ganas de vivir, ser valiente. Uno puede contarlo y escuchar: "Uy, lo lamento, lo siento": Pero hay que vivirlo. Te puedo asegurar que es tremendo. Yo salí, no todos salen. En España me pidieron que hablara para que otros tomen mi vivencia y lo único que dije es que hay que hacerle frente, que mientras haya un esperanza de vida hay que aferrarse a ella.

—¿Cómo llegó la enfermedad?

—Qué se yo, no te avisa. De un día para el otro tenía dolores en la parte de la uretra, en la pared abdominal, y de un cólico nefrítico terminó en un cáncer de testículo. Es muy largo de contar. Miles de veces me dan ganas de meter todos los recuerdos en un baúl y hacer de cuenta que no pasó nada. En otras, pienso en eso y me da fuerzas. Lo único que sé es que cuando empecé a sentirme mejor, lo único que quise fue jugar al fútbol.

—No hacía tanto habías dejado de jugar porque no eras feliz.

—Es cierto, pero afuera también me di cuenta que sin el fútbol tampoco era feliz.

—¿Y ahora?

—No pensaba en otra cosa que en volver. La quimioterapia te deja destrozado… Me recuperé en septiembre y en diciembre me vine a Argentina. Hice una pretemporada en Córdoba. Todos se quedaron sorprendidos porque me preparé muy duro. No medí las consecuencias lógicas de ocho meses enfermo, con las defensas tan bajas y toda esa historia. Los doctores casi me matan cuando se enteraron que exigí muchísimo el cuerpo. Me pudo dar un patatús... Ni lo imaginé: yo quería jugar.

—Ahora jugás.

—La única persona que confió en mí fue Jorge Ledo, el presidente de Olimpo. Nunca pensé que iba a volver a jugar en Argentina. Tenía mi vida armada en Mallorca. De repente, pum, para acá y me parece que no me voy más... Mis hijas tenían un poco de recelo pero ya les está gustando. Acá el fútbol se vive con una pasión desmedida pero estoy contento. Somos más familieros, el asado, esas cosas....Está bueno. Son mis raíces más allá de los problemas sociales, económicos. Lo veía de afuera, o por TV y decía: pucha, ni loco vuelvo. Allá te pasan todo lo malo.


Foto: Roa fue la barrera que no le permitió a Arsenal, marcharse con un triunfo, frente a Olimpo.


—¿En la cancha, te tratan bien?

—Siempre los hinchas del equipo contrario me gritan, pero ya estoy curtido. Hasta uno me dijo: "Ojalá te hubieses muerto por el cáncer…". Me di vuelta, lo miré y pensé: "¿Se dará cuenta de lo que dice?". Los jugadores nada... De la gente tampoco lo esperaba pero está tan mal, estresada, complicada por la situación... Se descarga con cualquiera.

—¿Ahora pensás que estuviste bien en retirarte en el 99?

—Esa fue una cuestión exclusivamente religiosa. Muy meditado. Para hacer bien las cosas hay que involucrarse en serio.


—¿Fue porque debías descansar los sábados?

—No fue el detonante. Quería cambiar el fútbol por otras cosas. En mi religión, la Adventista, el sábado se dedica a ayudar a los demás, visitar colegios, enfermos... Cuando puedo lo hago. Es cierto, me estoy desacostumbrando. Hago poco pero mis pensamientos siguen estando. Yo le voy a dar cuentas a Dios, a nadie más. Que lo entiendan los que quieran y los que no, bueno... Es mi vida. Sí, el retiro se dio en el mejor momento de mi carrera, me perjudicó muchísimo. Pero no estoy arrepentido, aunque a la noche medito sobre eso.

—Ibas a pasar al Manchester y te iban a dar una fortuna...

—Tenía 30 años. Era el despegue en lo deportivo, económico, repercusión, venía de eliminar a Inglaterra del Mundial... Bueno, no ocurrió. Nunca sabré qué hubiese pasado. Las cosas suceden por causalidad, no por casualidad. Por algo no tenía que estar ahí.

—La creencia es que todo religioso con cierto grado de ortodoxia desprecia el dinero.

—El dinero es importante pero no tanto... Te da el sostén de vivir bien, disfrutar. Viste cómo es la sociedad: si no ganás dinero, si no estás en los medios no existís y todo eso. No soy derrochón ni de aparentar. Sé que mi familia no va a pasar necesidades y nada más. Vengo de un hogar humilde. Si tengo, bien. Y si no, saldré a laburar. No me da vergüenza. Siento como cualquiera, lloro como cualquiera, tengo problemas como cualquiera. Y respecto del Manchester, en su momento mis compañeros del Mallorca me decían que estaba loco. Les contesté: "Dios vale más que diez millones de dólares".

—¿Estás seguro?

—Ya te dije: no me arrepiento.

—Vas a tener que laburar mucho para juntar esa guita...

—Ja, ja, ja... Si algo me gustaría tener es 20 años menos. Pero tengo 36 y todavía me queda cuerda. Los veo a Navarro Montoya, a Vivaldo...Tienen casi 40 y una vigencia increíble. Si ellos pueden, por qué yo no.

—El Mono quiere ir al Mundial. ¿Vos querés revancha?

—No, ya estoy para otras cosas. Lo voy a disfrutar de afuera, ya lo viví de adentro. Punto y aparte.

—¿Algún consejo para los arqueros que están?

—Que lo aprovechen. Es otra experiencia divina que te brinda la vida. Pero no me preguntés más del Mundial... Hicimos un buen papel en Francia 98, pero desde entonces no volví a pensar en la Selección.

—¿Qué harás tras el retiro?

—Estoy estudiando para técnico... Allá está Chiquito Siviero con Cúper, Mena también estudia en España, el Gaby Amato... Todos amigos del fútbol con los que me gustaría hacer algo. O ser entrenador de porteros.

—De técnico te putean hasta los hinchas de tu equipo...

—¡Qué problema... jajaja!

—Claro, después de lo que sufriste. Hasta paludismo...

—Uy, sí... Mirá, me estaba olvidando de eso. Fue en una gira por África. Y mirá que sin las vacunas no podés salir del país. Estaba por hacer contrato con Racing y al final no firmé. Igual viajé, pero fui mal, deprimido y a lo mejor me agarró el mosquito... Me picaron millones, como a todos, pero me agarré yo la enfermedad. Llegué acá y volaba de fiebre. Te ataca la sangre y se aloja en el hígado, en los vasos. A mí me agarró el más fuerte, el más complicado. Me salvaba o me moría. Siempre digo que soy como el Ave Fénix, siempre resurjo... Mirá vos, lo tenía borrado de mi vida, sepultado ya...


Espero que les guste, pronto la segunda parte ...

Fuente: ABO
  • 1
  • 2Calificación
  • 1Seguidores
  • 888Visitas
  • 0Favoritos

3 comentarios

@el_roro_09 Hace más de 3 años
muy bueno que grande el lechuga +1
@yv5nwe Hace más de 3 años
Excelente testimonio. +1
@papodestinado Hace más de 3 años
lamentablemente, lo que no sale es que solamente duro 9 meses siendo Adventista, porque el Mallorca le obliga a cumplir su contrato y asi siguio jugando hasta que se le encontro un cancer testicular por lo cual en estos momentos es ayudante de campo en un equipo de segunda division llamado CD Ben Hurt Argentina y despuesa de todo .......Sigue llendo a los partidos los dias Sabados.....lamentablemente
Tienes que ser miembro para responder en este tema