Galerías de fotos de Fórmula 1... F1 retro y otros deportes de motor.

Ver más
  • 776 Miembros
  • 3,557 Temas
  • 363 Seguidores
  • 0

El pilotaje de los pilotos actuales: El estilo Conservador


El estilo conservador se basa en aquella máxima de Juan Manuel Fangio de que no se gana pisando más el acelerador, sinó pisando menos el freno. Los pilotos que pertenecen a este grupo creen en el ritmo de carrera, en la consistencia, conservar neumáticos, no cometer errores y llegar más frescos que sus rivales a final de carrera para asestar el golpe de gracia. El piloto más prototípico de este estilo en la actualidad sería Jenson Button, que cuando tiene el día es capaz de realizar actuaciones memorables.

Quienes piensen que el talento de Jenson apareció con Brawn GP o incluso con McLaren, están muy equivocados. Ya en su primer año, con Williams, impresionó, y en 2004, con un BAR-Honda, se convirtió en el mejor después de aquellos supremos Ferrari F2004. La victoria no llegó, pero consiguió diez podios y el respeto del mundial. Muchos (me incluyo) le consideraban piloto de futuro, junto a Fernando Alonso y Kimi Raikkonen. En los años siguientes pareció que nos equivocábamos, pero habría sido demasiado injusto que Jenson no llegara la cima.


El pilotaje de los pilotos actuales: El estilo Conservador

Jenson Button

En 2006, Gil de Ferran, el entonces director deportivo del equipo, habló sobre Jenson Button. Habiendo sido piloto él mismo, entendía lo que significa pilotar y lo difícil que es en ocasiones. En varias ocasiones analizó la telemetría de Button y explicaba, años después, que su precisión era milimétrica, a un nivel que nunca ha visto a otros pilotos pilotar. El británico estaba siendo capaz, con el Honda, de replicar no solo los tiempos por vuelta sinó las trazadas, los momentos en los que aceleraba, frenaba y operaba el volante de forma exacta.

Esto es lo que hace grande a Jenson. Cuando el coche va bien y está reglado a su gusto, no comete errores, no realiza esfuerzos innecesarios, piensa mientras pilota y lo hace bien. Todo esto ayuda a que, cuando hay situaciones inesperadas como lluvia y demás, Jenson saque el “genio” que lleva dentro y acostumbre a sacar buenos resultados. Su punto fuerte está en esta forma de pensar, su precisión milimétrica y su trazada especialmente depurada.

Su mayor problema quizás sea la velocidad en clasificación, aunque este año el problema se ha acentuado por culpa de un coche que ha llegado a sufrir muchos problemas. De hecho, Jenson no es un mal calificador; aunque no haya realizado ni una sola pole position desde su llegada a McLaren. Simplemente no es su fortaleza, y ello se ve acentuado por el hecho de ser compañero de equipo de Lewis Hamilton, quien parece ser el tipo de piloto opuesto al del campeón del mundo de 2009.

Ser un piloto conservador y aún así ser rápido no es fácil, y solo los mejores lo consiguen, como Alain Prost. De ahí que Jenson sea único en su especie en cuanto a pilotos de cabeza. El siguiente en la lista es, para diversión de muchos, Bruno Senna. Se hace extraño ver el apellido Senna en una lista de pilotos con un estilo que se asemeja al que tenía Prost en su día, pero así es el destino. El sobrino de Ayrton nunca ha sido un piloto explosivo como lo fue su tío, ni tampoco agresivo.

El pilotaje de los pilotos actuales: El estilo Conservador

Bruno Senna

Bruno Senna es un poco más extremo en cuanto a sus características de piloto conservador. Su ritmo en carrera no ha sido nunca malo, aunque durante 2012 se ha visto eclipsado por el mucho más espectacular Pastor Maldonado. En las carrera donde Senna pudo salir más o menos adelante, tuvo buenos resultados, incluso realizando actuaciones mejores que las de su famoso compañero de equipo. Puede que Bruno no haya ganado ninguna carrera, pero mientras Maldonado ha puntuado dos veces, Senna lo ha hecho en seis ocasiones y está a solo cinco puntos de su compañero.

Esto demuestra el enfoque de Senna en las carrras. No hay que ser espectacular, no hay que hacer esfuerzos que no sirvan de nada, y no hay que empotrar el coche contra la barrera o contra otro monoplaza. Bruno Senna ha tenido dos golpes este año de los que pueda recibir la culpa o parte de ella. En Australia se tocó con Felipe Massa, y en Barcelona, con Michael Schumacher. Por lo demás, los domingos el piloto brasileño está realizando una buena temporada a bordo del Williams. Menos espectacular que la de su compañero pero de eso se trata su pilotaje.

El punto fuerte de Senna es la paciencia que parece tener. No realiza maniobras arriesgadas, trabaja como una hormiga hasta tener la situación perfecta y entonces ataca con menos posibilidades de fallar, al no tomar tantos riesgos. A pesar de todo, es bueno en trabajar poco a poco, y esto queda demostrado con el hecho que, a pesar de sus pobres resultados el sábado, ha habido más carreras en las que ha puntuado que carreras en las que no lo ha hecho. No hay que olvidar, además, que 2012 es su primer año con pretemporada. En 2010 no la tuvo, con HRT, y en 2011 entró con un Lotus de capa caída y con solo un par de días de pretemporada, cinco meses antes de su primera carrera con el equipo.

Esto nos lleva a su principal punto flaco. Las sesiones clasificatorias del sábado. Bruno Senna no es tan rápido como otros pilotos, a una vuelta. Esto no es ningún secreto; se sabe y se acepta. No todos los pilotos tienen que ser clasificadores natos. Pero lo que no puede ser de ninguna manera es que en una misma sesión pueda estar Senna en decimoséptima posición y su compañero de equipo, con el mismo coche, entre los diez primeros. Este problema le ha valido ser cuestionado por muchos, pero en Hungría lo hizo mucho mejor que Maldonado. Ojo con Senna en lo que queda de año, porque si arregla sus problemas del sábado, podríamos estar ante el próximo gran piloto conservador.

El pilotaje de los pilotos actuales: El estilo Conservador

Heikki Kovalainen

No hay ni que recordar la revalorización que está sufriendo Heikki Kovalainen sobretodo en 2011 y 2012. Cuando este tímido piloto finlandés se fue a lo que entonces era Lotus F1 Racing en 2010, pensé que su carrera estába acabada. Venía de correr en McLaren sin destacar (pues no tengo el valor de criticar su primer año en la Fórmula 1 con un Renault muy poco competitivo), y parecía que lo de Lotus era una aventura sin futuro. Poco a poco han ido mejorando, aunque aún sin puntos, pero nadie duda que Heikki es un muy buen piloto.

Si tuviera que dar una característica especial de Kovalainen, diría que es un piloto adaptable. Es un piloto capaz de ser muy fino pero también de ser agresivo cuando la situación lo requiere. En este sentido, hay otro grupo que podría corresponderle más, pero hay puntos en su juventud y otros puntos en su estado actual que me hacen posicionarle más aquí. Se tratará, por lo tanto, de un piloto conservador poco convencional, pero pertenece a este grupo de pleno derecho.

El primer indicio lo vemos en 2008. Sus resultados no son malos, pero Lewis Hamilton, con la misma experiencia que él, le destroza. Una pole position, tres podios y una sola victoria es el balance de Heikki Kovalainen en dos años en McLaren, y es un balance pobre, sobretodo para lo que dió de sí el coche en 2008. Claro, tenía menos experiencia, pero es que además el coche era perfecto para Lewis Hamilton. Basado en el monoplaza de 2007, que también funcionaba con los más agresivos Hamilton y Alonso, Kovalainen tenía un coche que exigía “más mala leche” de la que él usaba.

La sensación que daba en McLaren era parecida a la de Felipe Massa en Ferrari en 2010 o 2011. Muchos cuartos y quintos pero poco más. Desde que ha llegado a Lotus/Caterham, Heikki ha mostrado un evolución muy grande. Se ha hecho con las riendas del equipo y se merendó a Jarno Trulli durante dos temporadas, y sigue haciéndolo hoy con Vitaly Petrov. La explicación es sencilla. Cuando un coche es lento, uno de los principales problemas que tiene es que suele ser más difícil de conducir, al ser aerodinámicamente menos efectivo.

Un buen piloto de sábado, pues, podría sacar una buena vuelta, pero no sería capaz de obtener los resultados de Heikki en carrera. No solo ha sido competitivo los sábados, sinó que ha habido domingos en los que ha estado muy inspirado, valiéndose de su precisión, que le permite ser constante a pesar de que el coche le complica precisamente el hecho de ser constante. Si hubiera que hablar de su punto fuerte, sería esa adaptabilidad de la que hablaba y que le permite defender como en Mónaco, de los ataques de Jenson Button.

En cuanto a su punto débil, es difícil de decir con un coche poco competitivo, pero da la impresión de que su velocidad no estaría a la par con los pilotos más rápidos del campeonato. A pesar de todo, si es capaz de ser rápido como lo es Jenson Button, algo que no es para nada imposible, podríamos tener a un buen candidato a un buen volante para el próximo año. En cualquier caso, el respeto de la comunidad de la Fórmula 1 se lo está ganando a pulso.

El pilotaje de los pilotos actuales: El estilo Conservador

Pedro de la Rosa

Si hay un piloto al que podamos clasificar casi solo con su caracter, este es nuestro Pedro de la Rosa. De hecho, a Pedro no le gusta demasiado que mencionen que es buena persona, pues parece que el ser buena persona y todo un caballero pase por delante de sus capaciades como piloto, y a veces puede darle la impresión de que no se le valora lo suficiente. Seamos justos; Pedro es un pilotazo. Pero sería injusto decir que su carrera se haya caracterizado por tener la mayor velocidad pura jamás vista.

Sí es cierto que en sus años de Arrows y Jaguar, en su juventud, tuvo grandes días, particularmente en circuitos rápidos (como en Hockenheim) donde el Arrows-Supertec era suficientemente competitivo como para dejarle demostrar que él podía luchar con los más grandes. Seguramente, un punto de inflexión en su carrera como piloto y en su estilo es el fichaje por McLaren como piloto de pruebas para 2003. Desde 2003 hasta 2009 pilotó un monoplaza de Fórmula 1 solo en tandas largas para probar cosas, realizando en ese periodo nueve carreras.

De esas nueve, estuvo seis en los puntos y una de esas en el podio. Debería haber sido suficiente para subirle al coche en 2007 o, en su defecto, tras la marcha de Fernando Alonso, en 2008. No fue así y esa supone la decepción de Pedro en su carrera deportiva. Pero volviendo a su estilo de pilotaje, una situación como ésta marca la forma en la que afronta las carreras. Su experiencia se basa en la consistencia, en no cometer errores y en trabajar poco a poco y hacer las cosas como deben hacerse. Así es como ha obtenido sus mejores resultados.

Pedro podría tener un estilo más agresivo con un coche más rápido, quizás, pero es inteligente y sabe que en la Fórmula 1 actual no existen los milagros ni las gestas heróicas. Quizás en una Fórmula 1 de los años 60 podría pretender obtener un buen resultado con el HRT, solo con su talento y un poco de suerte, si se la jugaba. Pero en la tecnológica competición de la actualidad, lo mejor en su situación es estar centrado y realizar un trabajo paciente y dedicado. A Pedro le habrán faltado oportunidades de mostrar con claridad su verdadero estilo, pero clasificarle como piloto constante y cerebral es la opción más acertada.

Sus puntos fuertes serían esa velocidad que es capaz de sacar en ciertos momentos y que le garantiza actuaciones memorables como la vuelta rápida en Bahréin 2005, el podio de Hungría en 2006 y algunas de las vueltas de clasificación de este mismo año. Su punto débil, como en el caso de Heikki, es difícil de ver con un coche como el que conduce. La velocidad la tiene y la constancia también, así que a priori no debería tener ningún punto flaco en particular. Al final, el problema que acaba teniendo recae en la edad y el palmarés en la Fórmula 1.

El pilotaje de los pilotos actuales: El estilo Conservador

Timo Glock

Timo Glock podría haber sido considerado un piloto agresivo e inconstante, si nos basamos solo en los números. Algunos podios, otras carreras en los puntos y mucha carrera sin puntuar, pero lo cierto es que nunca contó con un monoplaza para luchar por ganar carreras. Entre 2008 y 2009, poco a poco Timo Glock se hizo un nombre en la Fórmula 1 como uno de esos pilotos que con el coche adecuado en el momento adecuado pueden estar delante. Lo cierto es que nadie esperaba que fuera a ser un campeón, ni mucho menos.

Pero su última carrera en los puntos no deja de ser el Gran Premio de Singapur de 2009, en la que obtuvo un brillante segundo puesto. Tras esa carrera, estaba un punto y medio por delante de todo un Jarno Trulli, que acabaría por delante al marcar diez puntos más entre las últimas tres carreras. ¿Caso cerrado y Timo Glock no es buen piloto? No exactamente. Timo, como Heikki Kovalainen, se vió obligado a entrar en un equipo nuevo, teniendo que salir del equipo en el que estaba sin quererlo, aunque la situación del alemán fuera distinta.

En Virgin durante las temporadas 2010 y 2011 ha acabado de confirmar lo que ya se sospechaba en su época de Toyota. Es un piloto de domingos, viéndose superado en ocasiones por Jérome d’Ambrosio durante las sesiones clasificatorias del sábado en 2011. Al final, en carrera casi siempre terminó por delante, haciendo valer su espxeriencia y su buen ritmo de domingo. El problema es que con los coches de la parte baja de parrilla, las posiciones se acaban decidiendo por quien tiene la suerte de heredar una duodécima o decimotercera posición el día que hay muchos abandonos.

Timo no ha tenido suerte en este sentido, y durante las dos últimas temporadas ha sido vigesimoquinto clasificado final en el campeonato de Fórmula 1. Lo peor del caso es que ahora está siendo superado por la juventud de Charles Pic, que le saca los colores y nos deja ver el punto flaco de Timo Glock. Estamos hablando de la “pérdida de paciencia” del alemán. Un piloto que podría haber estado muchos años en la categoría se ve como se le acaba el tiempo, con un coche que no es capaz de puntuar y un compañero que le aprieta las tuercas. Esto le hace cometer errores y sucumbir ante la presión.

Por otra parte, su punto fuerte es el ser siempre un piloto luchador, tanto en los momentos más dulces como en los más complicados, y esto no siempre es el caso con los pilotos de estilo conservador. Habrá que ver si el futuro nos deja ver más a Timo Glock, pues en su situación, aún nos podría sorprender con su estilo de pilotaje y desvelar una evolución inesperada durante los años pasados en la sombra, pilotando para Virgin/Marussia.

Fuente
  • 0
  • 0Calificación
  • 0Seguidores
  • 57Visitas
  • 0Favoritos

0 comentarios