Un lugar donde compartir con los compatriotas todo loo que sucede, lo que se aprende y todo lo que queramos mostrar de nosotros y de Colombia por supuesto !

Ver más
  • 4,314 Miembros
  • 2,243 Temas
  • 1,214 Seguidores
  • 0

niños colombianos con cancer¡¡





click ak




Casa De La Amistad para niños con Cancer

si despues de ver estas fotos no tomas conciencia no tienes corazón:

niños colombianos con cancer¡¡
niños colombianos con cancer¡¡
niños colombianos con cancer¡¡
niños colombianos con cancer¡¡
niños colombianos con cancer¡¡

15 ANIVERSARIO

Son quince años de existencia, de una manera singular de vivir, en un contexto peculiar, quince años de luchar contra el cáncer infantil, de enfrentar a la muerte, por la vida de quienes en toda sociedad y en cualquier momento de la historia de la humanidad han sido las vidas más frágiles y al mismo tiempo las más persistentes. Casa de la Amistad para Niños con Cáncer se ha aliado con hospitales, diversos grupos de voluntariado y donantes en toda la República para librar una batalla en términos biológicos, pues el cáncer es la segunda causa de mortalidad infantil en nuestro país en el grupo de edad de 5 a 14 años, y la quinta, en el de 1 a 4 años. En lo social se crean redes de solidaridad y en la intimidad se acompaña a los niños y familias en la experiencia del dolor, en la lucha contra el miedo y el desamparo, contra un hecho que termina con el futuro, los sueños y las promesas. Casa de la Amistad brinda a las familias sin recursos las condiciones materiales para librar el combate, un techo, alimentos, transporte y medicamentos, pero también las condiciones humanas y la compañía para aliviar el sufrimiento, para superar en un momento determinado el sentimiento la desesperación o la impotencia; es un reducto en las sociedades modernas para librar la injusticia de la desigualdad y la pobreza, pero también para sentirse acompañado, bajo el amparo de la empatía, la comprensión, la solidaridad y la amistad, para romper quizá por momentos la barrera del dolor y pasar del silencio a la palabra que habla de una experiencia, un acontecimiento, poco descrito por las cifras. Porque mientras se lleva a cabo la contienda en el cuerpo, a través de organizaciones como Casa de la

Amistad, familias y sociedad hacen un esfuerzo por darle continuidad a la vida comunitaria, por establecer lazos y proyectos significativos, ocupar-revivir el tiempo, ejercer la imaginación y la creatividad, la esperanza y la fortaleza para continuar la vida "con todos", de la que de tajo el cáncer intenta separar.

niños colombianos con cancer¡¡

Construyendo un inicio integral

niños colombianos con cancer¡¡

Hace quince años eran un pequeño grupo de voluntarias y 2 empleados los que atendían en su totalidad el albergue, en la actualidad son más de 180 voluntarias y 50 empleados los que contribuyen a dar una atención integral a las familias que, como hace quince años, hoy lo necesitan. Familias con y sin recursos fueron las que se encontraron ante una misma enfermedad en diferentes condiciones: un grupo de cuatro o cinco matrimonios que habían tenido hijos enfermos de cáncer -y que habían superado el padecimiento en parte gracias a que tuvieron los recursos para su atención- entraron en contacto en los hospitales con familias sin recursos. Ma. Luisa Serna, voluntaria Coordinadora de Programa de Apoyo Emocional, relata, conocieron a familias que no tenían recursos, entonces de inicio se pensó en un albergue, porque entrevistándose con gente de hospitales se enteraron que las familias de provincia venían a México, pero no tenían donde dormir, ni donde comer, ni nada de esto... estos matrimonios a la fecha continúan... lo que es fantástico es la visión de Amalia y Felipe García Moreno acerca de lo que debería ser Casa de la Amistad, es impresionante como una idea, un sueño ha cristalizado en una institución como la que somos.
Casa de la Amistad en un calle del barrio de Tetepan inició su servicio con el Programa de Albergue en agosto de 1991, un año más tarde se dieron cuenta que ok, ya se estaba dando un albergue, una casa para los niños y los papás, pero que algunos estaban abandonando el tratamiento porque no tenían para éste, entonces se inició, al año de construido el albergue, un Programa de Medicamentos para el tratamiento, y eso sí, ¡eran palabras bastante mayores! porque era muy costoso, se inició apoyando como a tres o cinco niños, y a los pocos meses la Fundación Ford dijo, 'saben que yo les ayudo', y ese fue el primer impulso para el programa de medicamentos, Ford ayudó a cincuenta niños, entonces a partir de ahí empezó esto a crecer y crecer... continúa Ma. Luisa Serna quien hace 12 años llegó a Casa de la Amistad
en la que ha vivido con intensidad su voluntariado, psicóloga de profesión siempre ha participado en el Programa de Apoyo Emocional, pero para el periodo de 2000 a 2002 fue elegida como presidenta de esta institución.

niños colombianos con cancer¡¡

El tiempo transcurre y dicen las voluntarias que son pocas las personas que inician su ayuda y se retiran, la mayoría se queda, permanece, permanece por razones muy distintas a la de los niños y sus padres o familiares cuya estadía ininterrumpida puede durar meses, o bien, periódica, años. Los niños están en el albergue en promedio de tres a cuatro días, regresan cada tres semanas que es cuando renuevan su tratamiento, un año o año y medio puede durar éste en el caso de tumores sólidos, y de tres a cuatro años cuando hablamos de leucemia. En cada ocasión se renueva la cita en el hospital y se "aparta su cuarto", ahora claro, Ma. Luisa explica, cualquier niño que se pone mal en el "inter" por supuesto que viene, o a veces hay complicaciones de infecciones que, eso es frecuente aquí con nosotros, y pues vienen más tiempo o a veces hay complicaciones de operaciones y cosas de éstas, se presentan metástasis, por ejemplo, en osteosarcoma se puede presentar metástasis pulmonar, los operan del pulmón, entonces ya están otro tiempo...
El albergue es el hogar de los niños y papás en este tiempo de lucha y espera, en el que los apoyos se traducen en calidad de vida y esperanza, se cubren alimentos, tratamiento médico, transporte a los hospitales, y el pasaje ida y vuelta a su lugar de origen; cada vez que parte un niño se le entrega ropa y una despensa, ésta para continuar principalmente con una alimentación saludable, en algunas ocasiones se regalan juguetes, quizá a través de los objetos se recuerde el apoyo que los espera aquí, de regreso, en este tiempo que transcurre entre dos hogares, el de la filiación de sangre y el del hogar por amistad, empatía y solidaridad, del que deseo destacar dos programas que se han ido fortaleciendo para actuar en ese otro escenario en el que mora el silencio, el miedo, el dolor, pero también el esfuerzo, la compañía, la continuidad, el sentido de la vida y la paz, escenario formado por los sentimientos, las emociones, la imaginación y las capacidades, factores que nos devuelven a la vida pese a las circunstancias.

niños colombianos con cancer¡¡

Creatividad y acompañamiento en Apoyo Emocional

niños colombianos con cancer¡¡

Siempre en función de las necesidades de los niños y sus familias Casa de la Amistad ha profundizado y extendido su apoyo, en medio de radiaciones y quimioterapias toma en cuenta cada vez más a la persona, a la madre o padre, al niño o adolescente que viven su cotidianidad en el albergue y los hospitales, por ello, casi desde el inicio se abrieron talleres de manualidades para los niños y los padres, entre ellos el de pintura que fue desarrollándose hasta constituir el Departamento Artístico. A la par de los talleres ocupacionales se inició el trabajo en el aspecto emocional con grupos de padres, bajo el modelo de "grupos de curación de actitudes". Las historias personal e institucional se entrelazan cuando Ma. Luisa Serna relata, que hace trece años ella se hizo facilitadora de estos grupos, en los que se le apoyó para elaborar el duelo de su hermano, y en los que también la invitarían a participar en Casa de la Amistad: una compañera me invitó hace como doce años, al inicio yo no quise porque dije, 'mira yo he estado con adultos viendo todo esto y es muy duro, yo con niños no creo que pueda resistir', vine y dije 'nada más porque no quiero decir que no a priori', pues vine y me enamoré, mire que son doce años trabajando y éramos tres personas... después pensamos que aquí tenían los niños y los padres un gran apoyo de talleres, de compañía, de mil cosas, pero que en los hospitales no, entonces hace aproximadamente, van a ser diez años, que iniciamos en los hospitales un grupo de voluntarias la visita semanal a los niños y a los padres, este Comité se llamó Madrinas, iniciamos con el Hospital General...
Después de casi diez años todos los jueves de diez a doce del día se sigue asistiendo al Hospital General, a éste le han seguido otros, el Instituto Nacional de Pediatría los lunes, y el Hospital Infantil de México... empezamos con esto como un acompañamiento nada más, para los padres y los niños, les llevamos actividades manuales para que hicieran allá, a la fecha estas actividades han servido a las Madrinas sobre todo como el pretexto, de distracción, para establecer el contacto y la relación, es la forma de estar con los padres, de platicar, de acompañarlos y en cuanto a eso hemos tenido experiencias tremendas... me ha tocado acompañar cuando están los niños en terapia intensiva... junto a la cama del hospital, las voluntarias han vivido experiencias muy fuertes, pero esto es precisamente uno de los grandes logros, acompañarlos en esa situación, así tan difíciles... afirma la voluntaria con emoción en la voz, y una mirada serena.
El Programa de Apoyo Emocional incorporó hace seis años un Comité más, el de Biblioterapia, otra forma de acercamiento, de acompañamiento y expresión. Un grupo de profesionistas le propusieron a María Luisa Serna una terapia basada en literatura infantil de cuyo marco teórico eran autoras. La Biblioterapia en manos de Casa de la Amistad es un espacio de comunicación, de expresión de sentimientos y emociones, de creatividad e imaginación que cura, cura el cuerpo, el alma, la estadía, el tiempo. En una sesión de una hora u hora y media en la que se lleva preparada una lectura, se lee un cuento, se comenta, y después empieza el trabajo sobre el contenido a través de los juegos diseñados o de actividades libres: los papás tienen una gran necesidad, ¡imagínese!, las mamás, los días enteros que se pasan en el hospital, luego para irte a una biometría o algo, es toda la mañana, son cúmulos de gente, es tremendo, entonces en estas sesiones quienes están más entusiasmadas son las mamás y se presta para que saquen una bola de emociones, para que en el grupo, entre ellos mismos se den las soluciones... lo que ha resultado ahí es la facilidad para que los niños se expresen, lo que en quién sabe cuantas sesiones no han expresado, es impresionante... De seres imaginarios, de cuentos, de creatividad, hablan estas sesiones en las que un personaje caracterizado como 'temeroso' y que tenía miedo de cruzar un túnel, hace que una mamá se identifique y exprese: pues para mí el túnel es cuando entro al hospital, entro a un túnel y no sé cuando voy a salir, y qué voy a encontrar a la salida... o bien, una chica que hoy hace una figura de plastilina que pone en el suero para que la proteja y no deja que la quite el papá, mañana hace unas alas de ángel, y que era lo que la iba a ayudar, porque le dolía mucho la espalda, y necesitaba algo que la alivianara, se puso las alas y te lo juro que salió caminando, no es que se cure, para nada, pero en el momento la biblioterapia ha sido mágica en este sentido, sigue relatando la voluntaria, recreando con voz y manos, y continúa... de un
cuento de animales, salen los animales que tienen en su tierra, un animal que se come, se dio la receta de cómo hacían mole, que te gusta, de largarto... no me acuerdo... el zorrillo, el zorrillo, el zorrillo guisado en mole -por fin recuerda Ma. Luisa- añoran mucho sus guisos y sus cosas, empiezan a hablar de sus pueblos, en el momento que están ahí, se salen, se fueron, se fueron del hospital, entonces sí ha servido enormemente para que expresen sus emociones, para que se comuniquen, para que hablen, y para salirse y viajar a otro lado...
En los hospitales a los que asisten las Madrinas de Casa de la Amistad con su Biblioterapia se acercan todos los niños del piso, cuando no es posible se hacen sesiones individuales en las que se lleva el relato y los juegos a la cama. Poco a poco las voluntarias se han ganado un espacio, las enfermeras y trabajadoras sociales que las veían como "intrusas", o bien, como "alborotadoras de niños" con sus actividades, después de 10 años se muestran tímidas cuando se trata de interrumpir la sesión lúdica de literatura infantil.

niños colombianos con cancer¡¡
niños colombianos con cancer¡¡

En el Programa de Apoyo Emocional participan en la actualidad 40 voluntarias, una profesionista de staff y cinco pasantes de psicología que prestan su servicio social. Esta área está integrada por cinco Comités: Grupo de Padres 'Ven y Comparte', Madrinas, Psicoterapia Individual, Biblioterapia y Formación Continua a partir de los cuales se ha abordado desde diferentes ángulos esta experiencia que enfrenta a los seres humanos con la muerte pero que motiva la creatividad, la imaginación y la profesionalización, actividades que cristalizan en sesiones tanto individuales como grupales de hijos y padres, y pláticas de orientación permanentes sobre diversos tópicos -los cambios emocionales que sufren los niños, la problemática familiar, aspectos médicos y temas de alimentación. El área de Psicoterapia Individual, es la única que pide como requisito que las voluntarias que ingresen sean psicólogas terapeutas, esto es debido a que el objetivo en este comité es proporcionar apoyo psicológico en sesiones individuales y de grupo a los niños y sus acompañantes, buscando potenciar los recursos emocionales de las personas para la resolución de la crisis y el duelo. En los últimos años se han realizado 1 639 sesiones. El apoyo emocional ha sido enriquecido por herramientas y propuestas psicológicas, así el proyecto llevado a cabo en colaboración con la FES Iztapalapa de la UNAM, Resiliencia Infantil Oncológica (RIO), pretende apoyar metodológicamente el trabajo sistemático y profesional que se ha venido realizando, así como fortalecer el acompañamiento a través de la perspectiva de una experiencia dolorosa, es decir, de cómo ésta puede convertirse en una posibilidad para crecer, aprender, construir, que es de lo que nos habla este enfoque peculiar que postula que en situaciones de crisis, de privación, de dolor, es posible el desarrollo positivo.

Escuelita, letras y "Braille" en el programa Educativo

niños colombianos con cancer¡¡
Cuando la persona tiene esta preocupación terrible, este gran dolor de ver a su hijo enfermo o la persona está enferma, a veces tiende a aislarse de todo y piensa que se le acabó el mundo y comienza a cuestionarse si se compondrá, si se resolverá y sobre todo si se curará, cuando en realidad las personas tenemos muchísimas facultades; una parte es nuestro organismo, nuestro cuerpo, pero a nivel intelectual, afectivo, emocional, tenemos una serie de capacidades que podemos bloquearlas por el mismo sufrimiento, por el dolor, o podemos seguirlas ejercitando, y si lo logras eso te fortalece muchísimo, el que un niño o un jovencito pueda seguir teniendo un interés de tipo intelectual, o el aprendizaje de algo, se va a convertir en una motivación, en una meta a alcanzar, y el tener esa determinación es lo que lo refuerza, en lugar de debilitarse ante la enfermedad,
digamos que florecen otros ámbitos de la persona, que en primer lugar le dan una calidad de vida que se merece, de acuerdo con su dignidad de persona, pero también la fortalecen. La educación hace el mismo efecto que algunas terapias, con ella realmente tu tienes unas ventanas abiertas que te hacen mirar un poquito más allá, y no nada más estar centrado en 'lo que está pasándome ahorita, en el dolor, y en que hoy no me siento bien'...
Estas son las palabras de Alicia Romero, quien desde hace ocho años pertenece al grupo de voluntariado de Casa de la Amistad y que a partir del año 2004 es Coordinadora del Programa Educativo. Esta mujer alta, con una cadencia especial en la voz, poco a poco nos deja ver la tarea educativa que esta institución realiza con una gran calidad humana. La Escuelita como desde hace cuatro años se conoce a este programa, tiene como objetivo dar continuidad al proceso educativo que muchos niños ven interrumpido a causa de sus tratamientos, o bien, iniciar a algunos de estos pequeños en el proceso de alfabetización, cuando en su lugar de origen no lo han comenzado. El Programa Educativo proporciona apoyo a los niños albergados pero también atiende a muchos otros que pertenecen al Programa de Banco de Medicamentos y que sólo asisten a Casa de la Amistad por una corta estancia para recoger sus medicamentos, tiempo suficiente para establecer contacto con las voluntarias del área educativa, mientras esperan su turno los niños traen tareas, o pasan a buscar información en internet, afirma la joven Verónica Sánchez, licenciada en Psicología Educativa de la Universidad Pedagógica Nacional y Responsable del Programa Educativo.

niños colombianos con cancer¡¡
Casa de la Amistad con muchos esfuerzos y tocando puertas de instancias educativas de todos los niveles ha logrado integrar un programa con cuatro Comités que involucran desde el nivel preescolar hasta el bachillerato y la educación para invidentes: INEA, Colegio de Bachilleres, Atención a Invidentes y Apoyo Académico. Actualmente la institución es un Centro de Evaluación del Colegio de Bachilleres en el que están inscritos 19 alumnos, proyecto en el que se invitó al personal administrativo, y muy especialmente a los papás de los niños albergados.
Un regalo muy especial -afirma la coordinadora Alicia Romero- es ver un despertar y un gran interés por los otros niveles escolares, la gente que no se había acercado a averiguar cómo concluir su primaria o secundaria lo está logrando... y nos recuerda nuevamente esa doble intención que ve en la Escuelita de aprender y fortalecerse: Casa de la Amistad les brinda la oportunidad de continuar su educación, la cual ven interrumpida por la enfermedad, pero esto representa algo más, es fortalecer a las personas, porque es un hecho, no somos nada más lo que tocamos, la carne, hay algo más que nos sostiene... por otra parte, sí, se trata simplemente de abrir las posibilidades y las oportunidades, que sepan que existen estos organismos como el Instituto Nacional de Educación para los Adultos, a lo mejor empiezan aquí con nosotros y cuando vuelvan a su pueblo, a su rancho, a su ciudad, ya saben que hay este camino en el que ellos pueden lograr un resultado.
Y aunque en el Programa Educativo no se realizan exámenes, ni se entregan boletas de primaria a los niños que habitan el albergue, se les proporciona una atención personalizada y sensible. Verónica nos explica: tratamos de darle seguimiento a las competencias curriculares de los niños, tenemos varios ejemplares de
guías para que el niño pueda incorporarse de manera óptima... Sabemos -agrega Alicia Romero- que les ayudan intensamente a estos niños en este programa, es muy común que el niño te diga estoy en cuarto, en quinto de primaria, y no saben ni sumar, ni restar, menos dividir, es una tarea muy importante... se han encontrado mecanismos para establecer contacto con los maestros de los niños, una carta nuestra para que la maestra allá considere al niño en sus exámenes o algunos profesores mandan el recadito de que hay que trabajar con él determinada cosa...
Ante todo en esta casa de la amistad hay una gran empatía de voluntarias y profesionistas acerca de la situación por la que atraviesan los niños, para el Programa Educativo es muy importante atender el estado anímico-emocional de los infantes. La joven psicóloga explica que las actividades de La Escuelita no son obligatorias y además para invitar a su realización se tiene que ser muy flexible: considerar las condiciones y ánimo de los niños ha sido para ella muy importante, ver que si bien de pronto los niños no tienen ganas de trabajar en ese momento, alguna materia, o alguna lección, sin embargo es muy estimulante que más tarde vengan y te digan: 'sabe qué, prográmeme para mañana, porque mañana si voy a venir', 'apárteme mi computadora, mi material porque mañana sí vengo', o el hecho de saber que a lo mejor estando en el hospital ya están inquietos por venir, y aunque se sienten un poquito mal, todavía tienen las ganas de asistir al área educativa, todo esto es más que estimulante.
El aprendizaje para invidentes es un nuevo desafío que ha asumido el Programa Educativo, en él, Rodrigo es el orgullo de la psicóloga educativa, un joven de 17 años que a los 14 pierde la vista como consecuencia del tratamiento de un cáncer ajeno al nervio ocular y que se encuentra en estado de vigilancia, sin embargo sigue asistiendo regularmente en Casa de la Amistad al Banco de Medicamentos para atenderse una diabetes que se presentó como otra secuela. Verónica Sánchez realizando su servicio social en Casa de la Amistad brindó capacitación a voluntarias y padres interesados en el sistema Braille, poco tiempo después, ya como integrante del staff, y a través de convenios realizados con INEA y el Consejo Nacional de Educación para la Vida y el Trabajo (Conevyt), ha comenzado la capacitación con el programa DIO (Dactiolografía
Interactiva ONCE), herramienta que le permite a los discapacitados visuales manejar una computadora y su paquetería, como señala Alicia Romero, lo maravilloso de este programa que nos proporcionó Conevyt, es que pueden usar el teclado normal, entonces comprendes que una persona invidente podrá llegar a trabajar, en cualquier oficina... Casa de la Amistad realizó la invitación a todos aquellos niños y jóvenes que han sido ayudados a enfrentar cáncer ocular a integrarse a este programa de capacitación en el que pueden obtener una certificación. INEA-Conevyt ha proporcionado los programas especiales, y aunque se tienen las computadoras para iniciar la capacitación, lo que hace falta es equipo de cómputo especial, computadoras parlantes, con un teclado e impresoras en Braille, con lector de pantalla, con un micrófono que pueda traducir al Braille.
Las 12 personas, incluyendo a Alicia Romero, que integran el Programa Educativo están atendiendo a los 339 registrados en esta área. En el mes de junio, en una ceremonia oficial a la que acudieron representantes del INEA, fue entregado el primer certificado de primaria, a la mamá de uno de los chicos albergados. Está señora que tiene sorprendidos a todos por su motivación ya inició la secundaria en sistema abierto, la coordinadora del programa comenta que el caso de esta mujer originaria de Chiapas es ejemplar, nos puede enseñar muchas cosas su historia, cuando sabemos que trabajando en Tijuana en una maquiladora le ofrecieron el puesto de supervisora, pero necesitaba el certificado de primaria que no tenía entonces, se regresó a su natal Chiapas, y cuando la enfermedad de su hijo la lleva a Casa de la Amistad entiende lo que podía lograr con nosotros, y lo logro de una manera sorprendente... afirma Alicia Romero, quien considera este logro como una inyección para continuar con una labor que inició desde hace cuatro años y dio su primer fruto en este nivel, y a ella le ha brindado muchas satisfacciones, y una alegría muy especial cuando las personas dicen 'yo quiero estudiar', porque agrega, yo creo mucho en la gente, creo que casi todas las personas pueden todo, con tal de que se lo propongan, y es inagotable el caudal de habilidades que puede tener una persona, que puede desarrollar, vemos cómo se apoya en una cosa para lograr otra. Estos dos años como coordinadora de este programa han sido muy intensos (2004-2006), dice la voluntaria, que próximamente será presidenta de Casa de la Amistad en el bienio 2006-2008.

Endulzar las cosas, ayudar y amar
niños colombianos con cancer¡¡
El grupo de expresidentas de Casa de la Amistad hace unos meses le pidió a Alicia Romero que fuera la próxima presidenta, ha recordado la vida de las predecesoras con sus dificultades familiares e incluso el padecimiento de enfermedades como el cáncer: tenía enfrente de mí a estas seis expresidentas, pienso, si he estado tan comprometida tratando de hacer todo por Casa de la Amistad, no se vale ahora, de repente... ahí se ven, yo ya me voy, sentí la responsabilidad de dar el sí, con compromiso... les dije, 'a través de estos años me conocen como soy, soy como cualquier persona no tengo todas las cualidades, tengo las ganas, si me comprometo a algo lo cumplo, no endulzo mucho las cosas porque pues soy norteña...' Las voluntarias y profesionales de Casa de la Amistad a través de su
vivencia y trabajo en un contexto singular como es la lucha contra el cáncer, hablan de esos sucesos contundentes como la salud y la enfermedad, la vida y la muerte, pero también de esos otros elementos etéreos y transitorios, no menos profundos, como las emociones, el paso del tiempo, los pensamientos y los espacios visitados que tejen las historias de cada quien.
Nos hablan de la esperanza que sostiene a un niño que puede pensar, imaginar que va a ser tal cosa cuando sea grande, en el que renace la esperanza cuando ve que también tiene logros, y al que se sigue impulsando en el aprendizaje.
De la paz para vivir situaciones dolorosas y de la certeza que experimentan los padres acerca de que han hecho todo lo que les corresponde, de la necesidad de que los niños tengan una buena calidad de vida y de que se está luchando por su salud, aunque bien se sabe que algunos van a morir.
De los primeros chicos apoyados que ahora llevan vidas normales, por ejemplo, una joven que es química farmacobióloga, otro chico que es diseñador y viene a apoyar al Programa Educativo, uno de ellos se casó y está trabajando en Estados Unidos en una industria de autopartes, de otra chica con muy mal pronóstico que ahorita tiene un niño de tres o cuatro años. De las familias en las que sus hijos fallecieron y vienen tiempo después a dar las gracias porque su hijo tuvo todo hasta el final.
De saber que las personas son muy valientes, que vienen de lugares remotos a buscar la salida de su hijo, de que siempre nos enseñan algo, independientemente de su edad, de su escolaridad, de su condición económica.
De una clase de amor, de una compañía con el alma, es decir, vivir con la otra persona las cosas que está padeciendo, de la generosidad descubierta en empresas, organizaciones y personas.
Del compromiso de las voluntarias, del orgullo de pertenecer a Casa de la Amistad, del profesionalismo de los prestadores de servicio social, de las ganas de seguir apoyando y de conseguir los recursos para apoyar a muchísimos más niños.
De la necesidad de saber que nos vemos en los ojos del otro, a un nivel muy simple, en donde hay un encuentro. De una enorme gratitud, de no saber como dar las gracias, de vivir lo que se ha vivido...
De amistad, de philía palabra griega que define amistad y cuyos significados en el mundo griego nos hacen confirman su necesidad y su búsqueda en los seres humanos: la philía es un tipo de relación o comunidad basada en lazos de afecto, la amistad pensada como algo noble, hermoso, algo que constituye una virtud, o bien, que sin ella no podría darse, la amistad como un nexo "especial", de relaciones recíprocas, en el que se une el afecto, el amor y la valoración recíprocas.



click ak
  • 0
  • 3Calificación
  • 2Seguidores
  • 803Visitas
  • 0Favoritos

4 comentarios

@Ramberto_Vuelve Hace más de 4 años
+1

PD: cuentame mas

ud es mexicano, colombiano . No quiero discriminar ni nada de eso, y aca en la comu no tiene q aclarar nada de nada. ud es bienvenido y aporta mucho
@gaqf Hace más de 4 años

jmgt97_Vuelve dijo:

Ramberto_Vuelve dijo:+1 PD: cuentame mas ud es mexicano, colombiano . No quiero discriminar ni nada de eso, y aca en la comu no tiene q aclarar nada de nada. ud es bienvenido y aporta mucho


se


no, es un colombiano que pide ayuda a los mejicanos para sus post
Tienes que ser miembro para responder en este tema