Únete a la comuna hermano Colombiano porque aquí la pasamos bien bacano!!! 100% Recocha sana y bacana. Somos el Producto de una revolucion!!! Cero roscas y cero regionalismo TODOS SOMOS COLOMBIA - BIENVENIDOS!!!

Ver más
  • 10,253 Miembros
  • 9,206 Temas
  • 3,506 Seguidores
  • 1

Leyendas Urbanas de Cali

Leyendas Urbanas de Cali


Leyendas Urbanas de Cali


El fantasma de Pichindé

En 1.689 un fraile misionero construyó una iglesia en Pichindé, Km 19 carretera a Yanaconas, en la que ubicó la imagen gigante de una virgen que él mismo había traído desde Quito y cuyos ojos eran dos esmeraldas de gran valor.
Un día llegó al pueblo un apuesto sacerdote, de quién la gente dice que no se había ordenado ante Dios y que se ganó fácilmente la confianza de los feligreses a punta de misas y sermones. Sin embargo, a los pocos días de su arribo, el hombre fue hallado muerto en la iglesia, aplastado por la imagen de piedra de la virgen, cuyos ojos de esmeralda, habían desaparecido.
Desde entonces, justo a la hora de la oración, en la localidad de Peñasblancas, se aparece el supuesto sacerdote solicitando por la carretera un aventón, Pero desaparece de inmediato una vez es recogido por los conductores. Lo que dice la leyenda es que el padre "suplantador" sigue buscando a los ladrones que se llevaron las esmeraldas, piedras de las que él siempre se quizo adueñar.

Leyendas Urbanas de Cali


La mano del negro en la Loma de la Cruz

Esta leyenda sucedió por el año 1.559 en la Hacienda de Don Alberto Bujalande, un terrateniente de gran prestigio en la región.

Crecencio era un negro rebelde, que se enamoró de Juana la negra, dama de compañía y sirvienta de Doña Carmen de la Ronda, esposa de Don Alberto Bujalande. Pronto Doña Carmen se convirtió en cómplice de los dos peones, hasta que un día Juana le confesó a su ama que se había casado con Crecencio en el altar de Piedra Grande en el Valle del Lili.

También le contó que ambos escuchaban una voz grave y profunda que los invitaba a los Farallones. Doña Carmen se acordó de la leyenda que decía que en ese sitio se reunía el Diablo con sus brujas a danzar, y decidió estar a favor de los designios sagrados de Dios, y no dejar que el Diablo tentara a sus dos peones.

Así que los delató, lo cual implicaría la muerte para Crecencio, quien al darse cuenta decidió fugarse con Juana. Pero al final fueron arrestados en Vijes y llevados ante don Alberto, quién entró en cólera y golpeó a Juana casi hasta matarla, ante lo cual Crecencio se liberó de sus ataduras y le partió la mandíbula a su antiguo patrón.

Como castigo, a Crecencio se le cortó la mano y de paso, el pene. Mientras que a Juana la aventaron al monte y fue devorada en embarazo por las fieras. Al poco tiempo Crecencio también apareció muerto. Su cuerpo, sin una santa sepultura, fue echado al muladar que era el sitio donde se echaba el estiércol y la basura de las casas.

Aquí comenzó la leyenda, cuando comenzó a aparecerse en la Loma de la Cruz, un negro sin mano que arrastraba cadenas y de cuyo muñón caía sangre sin parar. A su paso los animales enloquecían. Así, presos del terror, la gente hizo clavar una santa cruz en el lugar para santiguar el sitio.

Leyendas Urbanas de Cali


El ojo de Buziraco

El olor a azufre, la peste de la viruela, el dengue, la lepra, el tabartillo y la plaga de langostas sobre los cultivos, fueron algunos de los acontecimientos que sucedieron en Cali hacia 1.825.

Pero lo más misterioso era que en las noches de lluvia se aparecía en el Cerro de Las Tres Cruces la figura gigante de un murciélago, alrededor del cual un conjunto de hombres y mujeres de color negro danzaban en medio de llamas al son de ritmos africanos.

Al misterioso murcielago se le llamó el demonio de Buziraco: un ente, organismo, animal o persona, que había sido expulsado del Cerro de la Popa en Cartagena por un monje exorcista.

De Popayán enviaron a los misioneros Vicente y Juan Cuesta para expulsar a Buziraco. En 1.837 los misioneros colocaron sobre el Cerro, tres cruces de guadua, con lo cual la furia de este demonio se aplacó. Pero hacia el año de 1.876, Cali fue víctima de saqueos e incendios. La leyenda cuenta que desde el Cerro se escuchó una voz ronca que con ira desmedida, maldijo la ciudad.

Años después, en 1.925, hubo un temblor sin precedentes en el que se derrumbaron varias iglesias de la ciudad y se desplomaron Las Tres Cruces de guadua, como si se estuviera liberando de
nuevo el temido Buziraco.

En enero de 1.937, el Padre Marco Tulio Collazos hizo volver a construir las tres cruces en concreto para más seguridad. Los cristianos tomaron por tradición subir al cerro a hacer peregrinaciones, lo que supuestamente enfureció a Buziraco y éste en venganza confundió a los peregrinos, repartiéndole a los fieles aguardiente y mujerzuelas, lo que desembocó en un carnaval macabro de orgías, violaciones, saqueos y raponeos; así que la Arquidiócesis de Cali prohibió esta tradición.

Sin embargo, dicen que Buziraco sigue haciendo de las suyas y que en lugar de haber sido desterrarlo, Las Tres Cruces lo dejaron atrapado.

Leyendas Urbanas de Cali


La dama de blanco

En 1.789 en el barrio San Antonio vivía la familia del Alférez Real, conformada por don Manuel Caycedo, su esposa e hijos. Un día llegó a su hogar Inés de Lara, una pequeña y hermosa niña que tuvo que soportar la muerte de sus padres. Su madre murió cuando ella tenía siete y su padre falleció ocho años después, víctima de una enfermedad.

Y aunque la familia Caycedo la acogió y fue criada como hija de ellos, a la niña siempre se le vio triste, pálida y moribunda. Siempre estaba asomada en el balcón de la mansión, con la mirada perdida.

Rechazó muchas propuestas de matrimonio cuando llegó a la adolescencia, y se internó en el convento Las Carmelitas de Popayán hasta su muerte.

Mucho tiempo después, en la masión de los Caycedo, se encontró el esqueleto que parece ser el de Inés. La leyenda dice que en esa casa, hoy en ruinas, se escuchan pasos, se oyen golpes sobre las mesas, se abren y cierran puertas, y se ve a una majestuosa dama vestida de blanco pasearse por la casona.

Leyendas Urbanas de Cali


La llorona de San Antonio

En 1.593 vivía en San Antonio el concejal Álvaro Pérez Llanos con su esposa, Micaela, un matrimonio que pertenecÍa a la clase alta de la sociedad. Con ellos vivía una hermosa joven empleada, gitana y mestiza de exhuberante belleza, llamada Margarita Hernández.

La leyenda cuenta que Margarita conoció en una fiesta a don Salvador de Ribera y se enamoró a primera vista, desatando una tragedia. Salvador estaba casado con doña Ana Maldonado, quien al darse cuenta de la infedelidad de su esposo, envió una carta al Obispo en España acusando a la pareja de adulterio y a don Álvaro Pérez, amigo de la familia de alcahueta.

La carta llegó a manos de la familia Pérez y al darse cuenta del penoso incidente, decidió matar a Don Salvador. Don Álvaro Perez esperó al enamorado tras la puerta de su casa; al verlo llegar desenvainó su espada para darle muerte, pero don Salvador se defendió con su espada e hirió a don Álvaro.

El alboroto despertó a Micaela quien, al darse cuenta del asunto, golpeó casi hasta la muerte a Margarita y la acusó de ramera y la echó de la casa. Margarita se suicidó en su alcoba y Don Salvador, por su parte, fue acusado de adulterio y desterrado.

La familia Pérez intentó ocultar la desgracia y lanzó el cuerpo de Margarita envuelto en una manta, a un muladar. Pronto don Álvaro Pérez comenzó sentir ruidos en la sala de su casa y en uno de sus chequeos, fue atacado con furia por el que se dice que era el fantasma de Margarita. Se dice que Margarita deambula las calles de San Antonio llorando su pena.

Leyendas Urbanas de Cali


La casa de la culebra

No hay una leyenda consolidada como tal sobre esta casa en la vía a Cristo Rey, pero cuentan algunas personas que en esa casa de estrambótica fachada ocurrían rituales satánicos, ligados a alguna práctica espiritual. La familia que vivía ahí parecía 'endemoniada', y aunque atendendían a los curiosos que se acercaban para ver la casa por dentro, más de uno quedó aterrado fue de ver actitudes y rasgos maquiavélicos en sus inquilinos anfitriones.
  • 1
  • 10Calificación
  • 1Seguidores
  • 2.599Visitas
  • 1Favoritos

14 comentarios

@FFergus Hace más de 3 años
+1 lo leo despues
@crat0x Hace más de 3 años
+1
:buentema:
@Maosx Hace más de 3 años
uff parce estan buenas todas,, a esa dama de blanco aca le dicen la viuda y solo asusta a los borrachosos y mujeriegos
@crat0x Hace más de 3 años

Maosx dijo:uff parce estan buenas todas,, a esa dama de blanco aca le dicen la viuda y solo asusta a los borrachosos y mujeriegos


El caza demonios
@dchawk Hace más de 3 años
Buen tema ....
excelente recopilacion
+1
@Maosx Hace más de 3 años

crat0x dijo:

Maosx dijo:uff parce estan buenas todas,, a esa dama de blanco aca le dicen la viuda y solo asusta a los borrachosos y mujeriegos


El caza demonios


@Miguel_89 Hace más de 3 años
Buena! esa!!! :-)
@crat0x Hace más de 3 años

Maosx dijo:

crat0x dijo:

Maosx dijo:uff parce estan buenas todas,, a esa dama de blanco aca le dicen la viuda y solo asusta a los borrachosos y mujeriegos


El caza demonios



@AzurAinfinite Hace más de 3 años
Hasta ahora no he visto al negro Crecencio... tantas veces que me he quedado en la loma de la cruz y no ha pasado nada extraño.
@thecappy Hace más de 3 años
ya ley la del padre esta buena.
jajajaj padre hp. buscando a los ladrones
para quitarle las piedras que eran para el
@zippa Hace más de 3 años
buen aporte sebas
@sergio4744044 Hace más de 2 años
exelente estoy en el colegio y me salvaste
Tienes que ser miembro para responder en este tema