Bienvenido a la Comunidad Uruguay, aquí podrás compartir temas de interés popular y de interés propio, informarte con respecto a nuestro país, conocer más Uruguayos, hacer amigos y más!. //Más temas importantes junto al protocolo.

Ver más
  • 6,210 Miembros
  • 5,298 Temas
  • 1,934 Seguidores
  • 2

Emigrantes que regresan a Uruguay -Sin bienvenidas-

Emigrantes que regresan a Uruguay-Sin bienvenidas-¿Y si volvieran todos?

Quienes escaparon de la crisis internacional y regresaron a Uruguay sienten que sus compatriotas les han vendido espejitos de colores. Los sociólogos afirman que la reinserción es tan difícil como emigrar. El país parece no darle cabida a los hijos retornados.
POR MARÍA DE LOS ÁNGELES ORFILA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR
Emigrantes que regresan a Uruguay  -Sin bienvenidas-

El texto quizas te resulte extenso o no tengas tiempo para leer, asi que te ofrezco puedas escucharlo como una voz. Marca el texto y con el boton derecho dale copiar, luego entra en esta web: http://vozme.com/index.php?lang=es y pega el texto, y dale generar mp3 y a escuchar sin cansar la vista

El sentimiento mayoritario es de desazón”, definió Alicia Esteller, integrante de Idas y Vueltas, una asociación de apoyo a uruguayos que planean emigrar o que han regresado al país tras inmigrar. “Arrepentimiento” fue la palabra elegida por los retornados con los que conversó El Observador (ver testimonios).
Esteller –quien tiene en su pasaporte “dos idas y dos regresos”– recordó que los repatriados recientes han armado sus valijas “obligados” por la crisis económica de los países de destino y poco tienen de la imagen de exitosos o de jubilados acomodados. A su juicio, cuando vuelven a su verdadera madre patria, esta no está preparada para recibirlos. Dificultades para acceder a un empleo, malabares para llegar a fin de mes, obstáculos burocráticos, discriminación por parte de los propios compatriotas y otros factores engrosan la lista de razones para que su regreso sea temporal. Demógrafos y economistas consideran que es hora de que el Estado actúe para retenerlos.

Quiebre histórico. El saldo migratorio de enero a diciembre de 2009 fue positivo. La cifra es tan solo de 811 personas, una cantidad modesta pero que basta para romper una tendencia que fue inmutable por 40 años. “El dato es prácticamente nulo pero es muy relevante pues da cuenta de un fenómeno que, si se mantuviera, afectaría positivamente la tasa de crecimiento poblacional –0,6%– de nuestro país”, dijo a El Observador el sociólogo Martín Koolhaas, investigador del Programa de Población de la Facultad de Ciencias Sociales.

El número es la diferencia entre los ingresos y egresos producidos en el Aeropuerto de Carrasco en los meses siguientes a la recesión en Estados Unidos y España, los principales destinos del Uruguay peregrino. Sin embargo, no hay herramientas específicas para estimar cuántos de quienes se fueron después de 1996 –fecha a partir de la cual se cuenta la migración reciente– volvieron al país. Se espera que el próximo censo de población sirva de registro. Hasta 2008, Koolhaas estimó que la cifra de retornantes era de 2,6% de todo el grupo de migrantes: 13.000 en medio millón.

Si bien la situación representa un quiebre histórico en los flujos migratorios, diversos expertos consultados por El Observador coincidieron en que, por ahora, solo se puede hablar de un fenómeno coyuntural atado a la suerte económica de los países receptores y expulsores. Mientras España presente una aterradora tasa de desempleo (20,5% en el primer trimestre de 2010) y Uruguay muestre lo contrario (7,4% en el mismo período), es esperable que se mantenga el retorno de los más vulnerables, pero no es seguro que su residencia sea permanente.

Quienes desde 2008 piden pista en Carrasco son personas cuyo proyecto migratorio ha fracasado y que han sido expulsadas del país receptor por la situación económica o legal. “Están en situación de vulnerabilidad social. El Estado debe velar por la reinserción de estos migrantes a la sociedad”, señaló Koolhaas.

En general, los retornantes tienen un perfil similar al del emigrado. Koolhaas explicó que tienen mayor nivel educativo promedio que la población no migrante y, por lo tanto, podrían acceder a ingresos más altos, pero tienen una edad promedio superior a la de los emigrantes, lo cual es un obstáculo para la reinserción laboral. Koolhaas destacó que los retornantes se desempeñan en mayor porcentaje que los residentes en ocupaciones independientes. “Este es un beneficio económico potencial del retorno: la posibilidad de invertir los ahorros en la economía uruguaya”, explicó.

Otros beneficios de la migración de retorno, si se promoviera, es que contribuye a mejorar la relación activos-pasivos y, al traer a sus hijos, rejuvenece la población. Además, “los retornantes suelen traer una experiencia acumulada muy valiosa, suelen poseer algo más de imaginación e iniciativa (tienden a ser más emprendedores) y saben idiomas”, añadió el sociológico.

El director de la Oficina de Retorno y Bienvenida (ORB) del Ministerio de Relaciones Exteriores (Mrree), Pedro Valenzuela, coincidió en que el valor del retornante también se expresa en “el desarrollo de nuevos mercados, la creación de lazos comerciales y la transferencia de tecnología y de reformas económicas y políticas” entre los países.

Una mano adelante y otra atrás. Regresar al país es tan difícil como abandonarlo. Es empezar de cero en un país extrañamente ajeno. Primer escollo: la vivienda. En el exterior basta un depósito para acceder a un alquiler. Aquí, la garantía es imprescindible; la otra opción es vivir acogido por la familia siempre y cuando esta abra las puertas. Ni que hablar del valor de los alquileres o que aquí los apartamentos amueblados no son precisamente populares. O que, pasados los 40 y tantos años, no se califica para un préstamo hipotecario a 30 años.

Idas y Vueltas tiene la expectativa de contar con un centro de residencia temporal. Por su parte, Valenzuela afirmó que la Cancillería se encuentra en un proceso de evaluación de las posibles soluciones para garantías y subsidios de alquiler a los retornados. Además, la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) y la Federación de Cooperativas de Vivienda (Fecovi) suscribieron un convenio para la creación de cooperativas de viviendas mixtas (retornados y residentes).

Conseguir trabajo es otro trago amargo. A pesar de que la tasa de desempleo está en sus mínimos históricos, el currículum de los retornados no es bien recibido por los empleadores. Los testimonios que pudo recoger El Observador insistieron en que no son aceptadas las referencias anteriores ni la experiencia ganada en el exterior.

Esteller criticó que el Mrree no logre afianzar una efectiva bolsa de trabajo que no sea exclusiva para los científicos. Valenzuela reconoció que la iniciativa de recepcionar solicitudes desde el exterior “tropieza con algunas dificultades” y apostó a que la administración pública derogue toda cláusula que reserve la provisión del empleo solamente a residentes, o la exigencia de presentación de carné de salud o credencial cívica vigente, entre otras limitantes.

La reinserción en el sistema educativo no está exenta de inconvenientes. A menudo los niños y adolescentes deben repetir el último año. En algunas ciudades portuarias de España se incluye en el programa cursos de deportes náuticos. Si esas materias laterales no están aprobadas, el estudiante perderá el año al regresar a Uruguay, aun cuando esas asignaturas no se dicten en el país.

Otro caso es el del hijo de Ana María García (ver recuadro), quien estudió dos años de Administración en una universidad estadounidense. La UdelaR no le revalidó ninguna materia. A esto se suman las dificultades para abrir cuentas bancarias, u obtener tarjetas de crédito y, hacia el final del mes, que la plata no rinda como lo hacía afuera. “Te salva tener padrino. Si nosotros no hubiésemos tenido un conocido, hoy no tendríamos nada”, asentó Esteller, quien regresó hace un año de España. El resultado es lo que escucha a diario: “Nos engañaron”.

Las diferencias entre el costo de vida en Uruguay y en el exterior fueron señaladas por el economista Fernando Borraz como lo que inclinará la balanza para que “una fracción no menor” de migrantes regrese al exterior en 2011, “o quizá antes”, y servirá para evitar la venida de quienes piensan volver en los próximos meses. “Uruguay es tan solo una salvaguarda por el tiempo que la situación económica esté invertida”, expresó (ver página 4).

Mientras tanto, la Dirección de Asuntos Consulares y Vinculación y la ORB del reciben una voluntad de retorno por día, un movimiento que se mantiene desde 2008. A 28 de febrero de 2010, última cifra proporcionada por el embajador Carlos Flanagan, director de Asuntos Consulares y Vinculación, se habían abierto 601 expedientes para exonerar los impuestos del traslado de automotores, bienes muebles y herramientas como consigna el artículo 76 de la Ley 18.250. De ese total, 524 habían sido aprobados pero se desconoce cuántos cruzaron la frontera. Entre enero y febrero de este año se abrieron 71 casos más. La mayoría de las solicitudes corresponden a compatriotas residentes en España.

Esteller fue crítica respecto a este recurso. “Está mal encaminada la propaganda”, apuntó. En su opinión, no plantea ninguna facilidad para el retorno porque el migrante debe pagar sumas cuantiosas por el contenedor transatlántico (aproximadamente US$ 4.500 por uno de 20 pies traído desde España). Además, el Mrree ordena que el vehículo no pueda ser vendido en un plazo de cuatro años, restándole al dueño la posibilidad de venderlo si no consigue trabajo. “Hay gente, cuya familia emigró de nuevo, y que se queda por el auto. Tendría que haber excepciones”, agregó la integrante de Idas y Vueltas.

Emigrante en tu tierra “Acá se va a complicar la mano. Si vienen todos, nos van a dejar sin trabajo a nosotros”, le espetó un empleado de un estacionamiento a Esteller. Para ella, fue decirle que es una uruguaya de segunda; la no aprobación del voto epistolar (36,93% de los votos) fue la ratificación. “Si te fuiste, no sos más uruguayo, pero les sirven las remesas. Los uruguayos que están afuera valen; vale el científico y vale el albañil, y si quieren volver, tienen derecho a volver”, manifestó. Esteller estimó que es cuestión de tiempo que Uruguay comience a recibir inmigrantes africanos, los que ya desembarcaron en Argentina. “¿Y la sociedad uruguaya está preparada?”, interrogó. Su presunción es que serán tratados como de tercera.

A Koolhaas le interesaría realizar un estudio de opinión pública para determinar el grado de aceptación de los repatriados. Su presunción tampoco es buena. “Tengo la percepción de que muchos uruguayos no ven con buenos ojos a los que retornaron y, en particular, que el gobierno se preocupe por ayudar a reinsertarlos”, dijo a El Observador. Una posición negativa haría peligrar el éxito de una política de retorno y bienvenida.
----------------------------------------------------------------------------------------
Emigrantes que regresan a Uruguay  -Sin bienvenidas-

Alicia Escarcena
Retornó de España en 2009
45 años
Lo dejó claro: “La tesitura es: si te fuiste, jodete; si volviste, jodete otra vez”. Así definió Alicia Escarcena su regreso a Uruguay. Esta contadora se siente tan emigrante como cuando partió hacia España en 2004. Ella sufre más por sus dos hijas, de 4 y 8 años, quienes son víctimas de la discriminación de sus compañeros en la escuela y que tuvieron que repetir el último año escolar. Además, con 20 años de experiencia en estudios contables, recién pudo acceder a un cargo de auxiliar con un sueldo con el que no puede mantener a sus hijas y a su madre como lo hacía en Cataluña. “Siento que Uruguay no me quiere; no ya que no me necesite”, dijo a El Observador. “Si no estuviera presa por el auto (al que trajo y no puede vender por cuatro años) y si allá hubiera trabajo, me estaría yendo. Preferiría estar cargando nafta (trabajaba en una estación de servicio) allá que peleándola acá. No hubiese vuelto”, se lamentó.
-------------------------------------------------------------------
Cristina Dorta
Retornó de México en 2007
52 años
“Allá conseguí estabilidad en tres meses y acá tardé dos años en conseguirlo. Me costó hacerme lo que tengo ahora”, contó Cristina Dorta, quien regresó de México en 2007, luego de cuatro años de haber trabajado en spas. Volvió porque su nuera esperaba gemelos.

A los tres meses de haber obtenido el sello azteca en su pasaporte ya había alquilado un apartamento y tenía trabajo fijo. A su regreso a Uruguay no podía alquilar una vivienda porque no tenía garantía ni calificaba para créditos bancarios. Allá la renta era de US$ 120 al mes por un apartamento de dos dormitorios y hoy paga el triple por uno de un dormitorio. Iba al supermercado y llenaba el carro con apenas US$ 23. Hoy se aterroriza con los precios.

“Me arrepiento de haberme venido. Acá vivo amargada y para pagar las cuentas”, dijo a El Observador. Su sueldo en México cubría sus necesidades y hasta le sobraba para ahorrar. Según ella, hoy eso es posible si su dieta se basa exclusivamente en arroz.

Tres cambios de la sociedad uruguaya le impactaron a su regreso: encontró Montevideo más sucia que antes, más peligrosa y, su gente, más egoísta. “Allá me abrieron las puertas. Acá me dieron la espalda”, comentó.

-------------------------------------------------
Cifras destacadas
500.000
uruguayos
residen fuera del país
811
personas
es el saldo migratorio positivo de 2009
13.000
uruguayos
habrían retornado al país hasta 2008, según cálculos demográficos; representan el 2,6% de medio millón de emigrantes.
----------------------------------------------
Balanza inclinada
Los salarios y el poder de compra en Uruguay, aún en prosperidad, son inferiores a los españoles, aún en crisis. Conviene más cobrar el seguro de paro allá, que trabajar acá.

Económicamente es más conveniente cobrar el seguro de desempleo en España, que estar empleado en Uruguay. Esa fue la conclusión del economista Fernando Borraz, experto en temas de migración.
Los números duros son los siguientes. El ingreso medio mensual de un trabajador en España es de 2.622 euros. El salario mínimo es de 738,85 euros. Si se queda sin empleo, el seguro de paro le paga el 70% de los ingresos durante los 180 primeros días de la prestación y el 60% durante el resto del plazo, el que puede extenderse hasta dos años. Los topes oscilan entre 497 y 1.087,20 euros para quienes no tienen hijos, y entre 664 y 1.242,52 euros mensuales para quienes tienen un hijo.

El sistema uruguayo no es tan generoso. El ingreso medio per cápita es de $ 10.509 (al cierre de 2009) y el salario mínimo es de $ 4.799. Quien se queda sin empleo cobra por un plazo máximo de seis meses y, si tiene más de 50 años, gana una extensión semestral. Los montos son escalonados: 66% del sueldo el primer mes, 57% por el segundo, 50% por el tercero, 45% por el cuarto, 42% por el quinto y 40% por el sexto. Esto quiere decir que, si su salario es el promedio, comienza cobrando $ 6.935 y terminando con $ 4.203, algo así como 167 euros, con lo que en España se paga el promedio las facturas de luz, agua y gas, el servicio de banda ancha, 100 minutos para el teléfono celular y una carga de nafta completa para el automóvil.

Además, en España, los ayuntamientos dan diversas ayudas económicas (por ejemplo, a madres solteras y familias numerosas) y alimentarias que contribuyen a que las necesidades básicas del desempleado sean satisfechas.

“Si la persona está legal recibiendo seguro de desempleo en España, en donde se espera deflación, por lo que aumenta el poder de compra, es menos atractiva la idea de volver. La persona puede apostar a sobrellevar este momento de dificultades económicas con el seguro de desempleo”, explicó Borraz. Además, el costo de vida promedio en España ronda los 1.000 euros.

Y agregó: “Debe considerar que, de regresar a Uruguay, difícilmente pueda retornar a España luego de superada esta crisis”. Se debe a que el poder de compra y la capacidad de ahorro en Uruguay, aún en estos tiempos de prosperidad, son muy inferiores a las españolas aún en crisis. “A grueso modo, el salario mínimo en Uruguay no llega a US$ 2 por hora; mientras que en España es de US$ 16”, apuntó Borraz. Esta diferencia continuará siendo expulsora de uruguayos; mientras que allá, la crisis “es un malestar transitorio”.
----------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Y si volvieran todos?

Los contrarios a la migración de retorno argumentan que se le quitará el trabajo a los residentes. El economista Fernando Borraz, experto en temas de migración, estimó que si volvieran todos los uruguayos que emigraron después de 1996 (hasta 2006, último dato conocido, se calculaba en 120 mil uruguayos) “no habría impacto significativo” en la tasa de desempleo, sobre todo a los niveles actuales: 7,4% para el primer trimestre del año. Sin embargo, Borraz reconoció que podría haber problemas con el acceso a la vivienda, dado que, actualmente, la demanda supera la oferta de inmuebles.
---------------------------------------------------------------------------
Ana María García
Retornó de Estados Unidos en 2009
56 años
En pocos meses Ana María García (no es su verdadero nombre) enfrentó la muerte de su esposo y la decisión de regresar al país que había dejado junto a dos hijos, hacía ocho años atrás. Al mismo tiempo, la tranquilidad y la bonanza del pueblo sureño que los había recibido ya se había agotado con el estallido de la crisis financiera. “Acá me había ido siempre mal y allá trabajabas y podías vivir. Llegué en junio de 2001 y el 1º de setiembre ya había alquilado un apartamento”, relató a El Observador. Más tarde su familia pudo comprar una casa. “Tuve lo que acá nunca había podido tener”, agregó.

Sin embargo, se tuvo que desprender de casi todo. “Puse mis cosas a la venta en una ‘yard sale´ (venta de jardín) pero todo el mundo estaba sin un peso. Fue todo muy rápido”, se lamentó. Pero la suerte no le cambió. Tardó más de 12 meses para conseguir un trabajo con el que apenas cubre el alquiler. “Estoy arrepentida. Me dicen que allá no tenía posibilidades, pero pienso que allá es todo más fácil que acá”, comentó. El golpe más duro fue la negación de una pensión por viudez puesto que, para conseguir la ciudadanía, ella y su esposo se divorciaron para que él se casara con una estadounidense.
Emigrantes que regresan a Uruguay  -Sin bienvenidas-

-----------------------------------------------------------------------------------------

Fuente:EL OBSERVADOR, de Montevideo.
  • 2
  • 4Calificación
  • 2Seguidores
  • 654Visitas
  • 0Favoritos

14 comentarios

@diegodlst Hace más de 2 años
Uruguay siempre recibió muy bien a los inmigrantes, como dice la frase de la reina de la teja "la aduana vieja que acunó aquel que al inmigrar no esperaba ser tan bienvenido"...y si son uruguayos los que vuelven mejor
@Yoshita27 Hace más de 2 años
Yo la veo brava. Reconozco que se están haciendo esfuerzos para recibir a los emigrados pero me parece que se les podría dar otro tipo de herramientas, segun el tipo de emigrado. Mi viejo, por ejemplo, se vuelve el año que viene de EEUU, con 53 años y sin ningún oficio certificado (sí aprendido) y para peor él no pudo terminar el liceo. El Estado le ayuda con la vuelta de las cosas y les da apoyo en el INEFOP a ver si puede conseguir algun laburo. Pero de mientras, qué hace, a dónde va a vivir? Esas interrogantes generan una incertidumbre enorme, pero a su vez ellos están casi que obligados a volverse, antes de que se los coma la crisis de allá.
@Fernandulo Hace más de 2 años
se olvidan las que pasaban, antes de irse para allá

uruguayos ♫

uruguayos ♫
@sinfonicadetambores Hace más de 2 años
Es un tema complejo . Yo te puedo decir en caso concretos , " no generales" , que no me agradan aquellas personas que estudiaron acá en la Universidad publica y se van luego con el titulo a otro pais. Me parece un falta de principios hacia nuestro pais , por más que sea lo que vos quiera , yo pienso que esta mal, que te aproveches de la educación de esa forma. Otra cosa , un amigo se fue a España, juega al futbol profecional hayaa ,"si esta comodo" , pero realmente dice que es una mierda España , la gente descrimina los Latinos , lo ven como gente inferior , yo le creo a el.


Uruguay será un pais pobre , pero hay valores que aún percisten . Prefiero no nadar con el bolsillo lleno de gita , que vivir comodo y que la personas te señalen y te descriminen .
@Garrak Hace más de 2 años
Este tema me afecta muy de cerca, hace 11 años que vivo en el exterior, y tengo cada vez mas conocidos y amigos que vuelven al Paisito, (cosa con lo que soñamos un 90 % de lo emigrados...) Pero la situación es muy compleja... Voy a leer/escuchar, con atención el artículo, y luego comento mas tranquilo... +1
@sinfonicadetambores Hace más de 2 años

diego_uy dijo:

sinfonicadetambores dijo:Es un tema complejo . Yo te puedo decir en caso concretos , " no generales" , que no me agradan aquellas personas que estudiaron acá en la Universidad publica y se van luego con el titulo a otro pais. Me parece un falta de principios hacia nuestro pais , por más que sea lo que vos quiera , yo pienso que esta mal, que te aproveches de la educación de esa forma. Otra cosa , un amigo se fue a España, juega al futbol profecional hayaa ,"si esta comodo" , pero realmente dice que es una mierda España , la gente descrimina los Latinos , lo ven como gente inferior , yo le creo a el.


Uruguay será un pais pobre , pero hay valores que aún percisten . Prefiero no nadar con el bolsillo lleno de gita , que vivir comodo y que la personas te señalen y te descriminen .


Sin duda es un tema complejo. Respecto a el tema educacion que tu mencionas te apunto 2 cosas. Primero que todos cuando estamos aqui estudiando pagamos impuestos dentro de los cuales viene incluido el gasto educativo, segundo: que los que nos recibimos de estudios terciarios pagamos un impuesto al Fondo de Solidaridad (que segun mis cuentas termina siendo lo mismo que ir a una universidad privada), simplemente habria que seguir cobrando a la gente que se va del pais.
En cuanto a valores y poder adquisitivo, no tienen relacion alguna. No me digas que tenemos los mismos valores, etica, principios y educacion que en las decadas anteriores como la de nuestros padres o abuelos, eso es innegable su deterioro.
Y por ultimo, te comento que vivi 6 años en España y puedo hablar con propiedad del tema, y comentarte que hay de todo como en todos lados, yo particularmente solo una vez sufri discriminacion y fue en Inglaterra. Donde vivia en España nunca me dijeron nada, quizas en el norte es un poco mas jodido porque son mas cerrados, pero aca en Uruguay los periodicos e informativo venden una imagen muy deformada de lo que son las cosas, e incluyo los deportados y lo dificil que es entrar a españa, etc, es imagen sobredimencionanda, tambien de primera mano porque una amiga trabajaba en el aeropuerto. Entiendo le creas a tu amigo, y veo que mal que mal discriminado por sudaca, negro o indio sigue estando mejor que aca, no? Da que pensar...GRacias por comentar



En todos los países se pagan impuestos cuando te recibís en una carrera , ahora fíjate lo que tienen que hacer las familias en otros lugares para mandar a sus hijos a la universidad. acá por lo menos es gratuito .
Yo soy estudiante del interior y en donde tuviera que pagar la facultad se complicará la cosa para mi y mi familia. Y por lo valores de donde soy se los respeta no se de donde te criaste en Uruguay , tal vez en capital es otra cosa. Yo soy de campaña , y la palabra es firma !!!
@TheGattman Hace más de 2 años
Se fueron escapando de una realidad que los demás nos tuvimos que bancar calladitos la boca y ahora patean porque no tienen alfombra roja?

Tengo familiares y conocidos afuera, viví con ellos todo el proceso. Se los dije en el momento y lo digo ahora, me parece una cobardía estar esquivando el bulto, pero eso es cosa de cada uno.

Y no me vengan con el cuento "acá no teníamos para comer". Los que realmente no tenían para comer se quedaron acá, sin poder escapar de la situación.

No generalizo, mucha gente realmente se vio comprometida para irse, pero no son ni el 20% de los que "dicen" haber tenido que irse.

Y mucho menos de estos caraduras que ahora vienen a exigir facilidades.
@Garrak Hace más de 2 años

TheGattman dijo:Se fueron escapando de una realidad que los demás nos tuvimos que bancar calladitos la boca y ahora patean porque no tienen alfombra roja?

Tengo familiares y conocidos afuera, viví con ellos todo el proceso. Se los dije en el momento y lo digo ahora, me parece una cobardía estar esquivando el bulto, pero eso es cosa de cada uno.

Y no me vengan con el cuento "acá no teníamos para comer". Los que realmente no tenían para comer se quedaron acá, sin poder escapar de la situación.

No generalizo, mucha gente realmente se vio comprometida para irse, pero no son ni el 20% de los que "dicen" haber tenido que irse.

Y mucho menos de estos caraduras que ahora vienen a exigir facilidades.



Me da mucha tristeza haber leido ésto...
Tengo muchos amigos que no se merecen oir tus palabras
Son trabajadores incansables, que han hecho sacrificios que quizas, ni te imaginas, pasaron por situaciones que, en verdad te lo digo, no te las deseo, ni a vos ni a nadie. Y todo por sacar adelante a sus familias. Algunos corrieron con mejor, y otros con peor suerte. Y te aseguro que ninguno de ellos se merece ser tratado con ese desprecio.

Tampoco niego, que exista el oportunista de turno, el caradura que decis, que quiera intentar "sacar ventaja" de alguna situación en particular. De esos los hay en todos lados.

El tema es muy complejo, lo que me dolería mucho es ver a la sociedad uruguaya dividida por tales motivos.
@yasserock Hace más de 2 años
pitbull
@diegodlst Hace más de 2 años

Garrak dijo:

TheGattman dijo:Se fueron escapando de una realidad que los demás nos tuvimos que bancar calladitos la boca y ahora patean porque no tienen alfombra roja?

Tengo familiares y conocidos afuera, viví con ellos todo el proceso. Se los dije en el momento y lo digo ahora, me parece una cobardía estar esquivando el bulto, pero eso es cosa de cada uno.

Y no me vengan con el cuento "acá no teníamos para comer". Los que realmente no tenían para comer se quedaron acá, sin poder escapar de la situación.

No generalizo, mucha gente realmente se vio comprometida para irse, pero no son ni el 20% de los que "dicen" haber tenido que irse.

Y mucho menos de estos caraduras que ahora vienen a exigir facilidades.



Me da mucha tristeza haber leido ésto...
Tengo muchos amigos que no se merecen oir tus palabras
Son trabajadores incansables, que han hecho sacrificios que quizas, ni te imaginas, pasaron por situaciones que, en verdad te lo digo, no te las deseo, ni a vos ni a nadie. Y todo por sacar adelante a sus familias. Algunos corrieron con mejor, y otros con peor suerte. Y te aseguro que ninguno de ellos se merece ser tratado con ese desprecio.

Tampoco niego, que exista el oportunista de turno, el caradura que decis, que quiera intentar "sacar ventaja" de alguna situación en particular. De esos los hay en todos lados.

El tema es muy complejo, lo que me dolería mucho es ver a la sociedad uruguaya dividida por tales motivos.




como país chico que somos no podemos darnos el lujo de dividirnos...me pregunto...en un mundo con 7 mil millones de personas, cuales son las probabilidades de nacer acá? muy pocas, ya que nos tocó nacer acá vamo a tratar de no complicar mas las cosas
Tienes que ser miembro para responder en este tema