HE DECIDIDO CREAR ESTA COMUNIDAD, CON EL FIN DE QUE SE UNAN TODOS LOS QUE TIENEN UN LLAMADO INTERNO, QUE LES DICE "CAMBIEMOS EL MUNDO" ES PARA TODOS AQUELLOS QUE SIENTEN QUE LOS VALORES UNIVERSALES Y LA CIENCIA SEPARADAS, DESTRUYEN

Ver más
  • 1,909 Miembros
  • 963 Temas
  • 825 Seguidores
  • 0

El hombre viejo. El hombre nuevo.

"El hombre viejo tiene cualquier sexo y edad. Ha encajonado el tiempo y ha dividido la tierra y el mundo. Tiene reglas fijas, moral aceptada aunque solo en apariencia la respete, pertenece a alguna iglesia, o a algo que la sustituya, aunque ignore lo que es la religión y la religiosidad. Tiene partido político definido, seguro de vida, un trabajo que lo aburre, opiniones, bienes, cuenta bancaria y cartón de crédito, y deseando asegurar su vida, vive semimuerto; aprende a matar y a morir, tiene los enemigos que alguien le señala, y va a la guerra cuando se lo indican, pero no sabe lo que es la vida, pues rara vez le han hablado seriamente de ella.
Prefiere medallas de honor y honras póstumas de hijos héroes, y no hijos vivos en cualquier condición que sea. Huye del silencio o la quietud, porque en ellos se puede encontrar con su verdadero rostro y verse tal cual es, lo que lo asusta.
Pero le teme más a la posibilidad de cambiar totalmente de un momento para otro.
Da solamente si recibe algo en trueque.
Sonríe si con eso se asegura alguna cosa futura. Sólo se ama a sí mismo, y finge amar cuando lo aman. Se entretiene consumiendo: nuevos vestidos, la televisión masificada, los diarios, las conversaciones sin sentido, la hoy llamada “acción política”, el cine, la opinión de los vecinos y el
psicoanálisis cuando puede pagarlo.
Va postergando.
Cree estar cómodo aunque esté insatisfecho secretamente y sea terriblemente desdichado.

Sal a caminar, contempla los ojos de todos aquellos que comparten tu mismo destino de vivir y de morir.
Si no cejas en tu atención laxa sin prisa y sin pausa, podrás identificar hasta en una bella jovencita al hombre viejo en descomposición.
Acéptalos y sigue tu camino. No eres héroe, ni deseas serlo, basta de ellos y no pretendes cambiar a nadie ni entrometerte. Pero en ti y a partir de ti se gesta la regeneración de la especie humana.
Es suficiente aceptar el salto.
Súbitamente dejar de ser, y nuevamente ser el mismo, con el mismo nombre, pero ser nuevo: Tu Mismo.

Despierta. Estás adormecido por las distracciones cotidianas o semanales.
Por las palabras vanas.
Por el ruido.
Con tu cerebro iluminado comprenderás en un solo momento hacia dónde marcha el hombre viejo.
Con esa misma luz verás la urgente necesidad de dar un vuelco a tus palabras y tus acciones de cada instante. Sin duda hallarás también la fuerza serena, sin espantarte, para que tu transformación sea estable.
No dejarás dentro tuyo ningún eslabón de la cadena del pasado, ni tu patria, ni tu nombre si es necesario, para terminar con los cercos y las bombas y la persuasión para la muerte.
Forjarás a tu alrededor, poco a poco, al mundo nuevo, el que se construye a cada momento y que quizás no se vea nunca, lleno de Vida; al lado del hombre viejo, y aún sin su ayuda, porque tu nueva luz te ha hecho tan Fuerte que nunca más podrás creer que naciste débil y que no podrías hacer el cielo en la tierra.
No esperes a que comience tu hermano, tu esposa, tu compañero, tu hijo, tu maestro o tu vecino.
Piénsalo tú.

El hombre nuevo, no desea el cambio. Va más profundamente, lo realiza.
Dice que no sencilla y amablemente a todo aquello que lo rodea y que destruyó al hombre viejo. Sin reglas, sin buscar ejemplos, y sin darlos, realiza el cambio en sí mismo.
Súbitamente, como un destello, serenamente, hay una explosión silenciosa en la mente del hombre nuevo. Hay una flexible firmeza, y una paz y una alegría que han llegado sin haber sido buscadas entre las múltiples y torpes maneras que utiliza el hombre viejo.

Te han herido. ¿Por qué te sientes herido?
No te han agradecido. ¿Por qué esperas agradecimiento?
Has fracasado. ¿ Por qué esperas siempre algún resultado por lo que haces? ¿Quizás porque no te agrada lo que haces en el momento mismo de realizarlo?.
No te apegues al trabajo. Acéptalo y goza con él, como un niño y su juguete.
No te aferres a las personas. Acéptalas y goza con ellas.
No te apegues a las ideas, no las aceptes. No las niegues.
Vuela muy alto por encima de ellas.

El hombre más confuso es capaz de tomar una actitud esclarecida : La Inacción.
El hombre más ignorante es capaz de manifestar las más sabias palabras y que mejor conoce: “No Sé”.
El hombre más estúpido deja de serlo cuando comprende las consecuencias de una Tontería.

El hombre viejo no está satisfecho con el nuevo mundo.
El hombre nuevo sufre frente al hombre viejo. Pero ya no se trata de estar satisfecho ni de no sufrir. Tampoco se trata de estar satisfecho y/ o feliz. La cuestión trasciende todo límite.
Se trata de la muerte o de la vida del hombre. Se trata de continuar el camino del hombre viejo hacia la automatización, la rigidez y la prohibición, la mineralización, la inconciencia, el autoritarismo, las guerras periódicas, la enfermedad sicosomática y la muerte. O de regenerar la especie humana en uno mismo para que siga el sendero nuevo hacia la amistad, la flexibilidad y la comprensión, la conciencia, la cooperación voluntaria, la paz duradera, la salud total y la vida, Se trata de que mueran en ti todos los elementos del hombre viejo que has heredado en mente y en cuerpo. Identificar esos elementos viejos que se manifiestan a cada momento en tu ser, en actos, pensamientos y sobre todo en las palabras es la tarea más urgente que conviene emprender, percatándote además de la incongruencia del hombre viejo que favorece y justifica todas sus actitudes (autoritarismo, guerra, etc) en nombre de la “Nueva Humanidad”.
Cada palabra y hecho tuyos será un testamento, trata que no sea el mismo que nos legó el hombre viejo . Da el afecto, da el amor sin miedo y sin causa, con palabras (pocas), con hechos y con silencio. Da el amor sobre todo si no lo has recibido. Da el cariño, la amistad, el amor, la amabilidad, porque son el remedio principal, y sobre todo porque has heredado muy poco de ello. Lega el cariño y la amistad, porque no hay otros caminos ni métodos para llegar al camino luminoso del amor. El llega cuando uno mismo decide abrir lo ojos y caminar.
Destruye tu herencia de prohibiciones, y deje por herencia la libertad.
Sé libre: da libertad.
Así crecerá tu capacidad de identificar y escuchar a todos los hombres nuevos de todas las épocas, y de que todas sus verdades se hagan en ti una sola verdad,
Hoy y Aquí.

Puede ser hombre o mujer. Puede tener reloj. Puede no tenerlo, pero su mente se ha liberado del tiempo. Puede tener o no tener, pero se ha liberado de ambas cosas.
Puede vivir en cualquier país, pero no pertenece ni siquiera al mundo.
No prepara revoluciones grupales armadas. Realiza su única revolución en sí mismo, lo que es más valiente y mucho menos cómodo; es la única revolución directa, es una revolución de cada momento, en la calle, en la casa, en el trabajo y hasta en el mismo lecho de muerte, si lamentablemente no la ha comenzado antes.
No pide reglas, ni ejemplos, ni consejos.
Tampoco los da.
No busca la alegría, la vive sin esperarla.
No busca la serenidad, la vive sin esperarla.
No busca emociones, encuentra la maravilla de la vida a cada momento, en todo lugar. Su templo está dentro de su piel, y dentro del templo está aquello que ni él mismo por más que se esfuerce desmedidamente podrá expresar.
Es un gran político, construyendo sin descanso la nueva humanidad, la humanidad unida.
Su política es el gesto amigable sin hipocresía, su actitud de respeto y la profunda mirada, cada palabra, cada acción, a cada instante, en todo lugar. No comparte ningún tipo de discriminación entre los humanos. No busca seguridad, porque sin quererlo, en este momento la posee, y buscándola no la hallará.
Se aleja del ruido. Sabe que lo destruye, incluso “materialmente”u orgánicamente. Conoce su ritmo psicobiológico. Lo respeta, impide con tranquilidad que se altere, sabe que lo alteran fácilmente las conversaciones agitadas o insulsas, la televisión masificada, o la radio comercial-publicitaria, la competitividad, el consumismo, el análisis, la acumulación, la opinión, la interpretación y la condena.
Se acepta tal cual es. No desea cambiar, porque sabe que estando vivo y despierto, será distinto a cada instante.
No adquiere ni consume continuamente porque conoce sus necesidades físicas. Le basta con satisfacerlas, natural, tranquila y gozosamente.
Simplemente protege su vida. Incondicionalmente protege la vida.
Puede tener esposo o esposa. Puede no tener. En todos los casos es libre.
Y acepta la libertad del otro.
No tiene derechos ni deberes. Toda su acción surge espontáneamente de la total aceptación de la vida, es decir del amor. Sus relaciones son estables porque son sanas y sus relaciones en el amor, surgen de la total aceptación no deliberada.
No puede concebir que las relaciones del amor tengan un final, porque conoce el amor, ni que existan relaciones que persistan solamente por el deber y el derecho, la culpa o la responsabilidad.
Jamás espera que sea otro quien salte antes. Salta él sin desear ser el primero que lo hace.
No interrumpe su despertar ni siquiera cuando duerme.
El Ser Humano Nuevo, está solo y lo sabe.
Solo aún en la multitud.
Solo en la vida y en la muerte, y sabe también que su destino es el destino de todos. Por eso comprende que con su propia libertad real y con su propia regeneración, recién ha comenzado a regenerarse y liberarse la humanidad entera." Anonimo.


El hombre viejo. El hombre nuevo.

>>>>http://www.mediafire.com/view/?0kvamal4blwgvlt<<<<
  • 0
  • 6Calificación
  • 0Seguidores
  • 807Visitas
  • 7Favoritos

4 comentarios

@JotaLuz
Que bueno, me encanto, muchas gracias por compartirlo
@JotaLuz
Buenisimo, gracias de nuevo, un abrazo grande
Tienes que ser miembro para responder en este tema