Bienvenido a El Lugar Del Escritor. Este es el sitio donde compartir lo mas puro de la mente humana, la escritura. Aca dentro esta lleno de seres y sentimientos. Pero no te asustes... Entra! Contanos tu historia.

Ver más
  • 1,546 Miembros
  • 3,715 Temas
  • 558 Seguidores
  • 1

El Amante Lunar.

El Amante Lunar.


Francia no es solo un país enorme y hermoso si no que es nombrado como la cuna del arte, aunque varios países se disputan dicho titulo.

El titulo es otorgado en si por su capital Paris, cuyos museos, esculturas, arquitectura dejan con la boca abierta a más de alguno. Es en esta ciudad donde aquellos que se llaman artistas dejan salir a flote su imaginación y se permiten soñar ser señalados en libros por revolucionar el arte.

Por desgracia o fortuna no todas las personas tienen el mismo concepto de arte.Lo que para unos es arte para los demás es basura.

En una de las calles mas antiguas de esta bella ciudad se encuentra el café “chateu” lugar donde se reúnen aquellos que anhelan ser llamados. Artistas, pintores, músicos, escritores, etc. El único inconveniente es que estos no son reconocidos como tales y se ganan la vida pronunciando su arte por las calles de la gran ciudad.

El café es muy amplio posee una estructura muy clásica, su estructura posee detalles que para las edificaciones de hoy en día serian innecesarios, sin embargo el tiempo no perdona a nadie y después de medio siglo puedes notar numerosas grietas en las paredes y un piso de madera que cruje con cada paso que se da sobre el formando un concierto un tanto molesto acompañado por el grupo de violinistas que no parecen tener idea de como funciona dicho instrumento.

En la esquina de la derecha se refugian los poetas elaborando una guerra a base de poesía. En la esquina izquierda los pintores llevan a cabo un acalorado debate sobre lo que es el arte. Llegarías a jurar que alguien esta esculpiendo un trozo de mármol al fondo del establecimiento. Mientras te abres paso entre un océano de personajes, algunos usan boinas, otros una simple camiseta a pesar que esta noche en especial resulta bastante fría.

Tomas asiento en una de las pocas mesas vacías mientras intentas pasar desapercibido, lo cual es imposible siendo el único que porta traje donde todos los demás parecen estar en alguna fiesta de disfraces.

-¿Que puedo servirte?-Giuseppe.

Antes de percatarte se encuentra ante ti un hombre de tercera edad intentando tomar tu orden.

-Un café por favor………..y algo de pasta-Ariel.

Notas como el hombre esboza una sonrisa en su rostro mientras toma tu orden.

-Usted no es de la ciudad ¿cierto?-Giuseppe.

-No, vengo de Venecia estaba en el negocio de las góndolas con mi padre pero mi madre esta enferma y necesitaba un trabajo mejor remunerado y mas estable que ese para poder ayudarle. Tras unas cuantas llamadas termine aquí-Ariel.

-Siento escuchar eso mi amigo. Ahora mismo traigo su orden-Giuseppe.

Transcurren los minutos en los que piensas cuan cansado te encuentras, no es el hecho del trabajo, si no la ciudad. Muy ajetreada y parece que nadie durmiera por las noches tu vecino siempre esta muy activo con su novia por la noches.

-Aquí tiene. ¿Le gustaría ordenar algo más? –Giuseppe.

-No, gracias- Ariel.

Diriges el primer bocado a tu boca cuando eres interrumpido.

-Le importaría si le acompaño-Giuseppe.

Una propuesta algo repentina pero no es como si te molestara.

-No, siéntese si gusta- Ariel.

-Noto que trae una montaña de papel consigo.¿Cuál es su empleo mi amigo?-Giuseppe.

-Redacto historias para un periódico local- Ariel.

-¿Cuál de todos?, Abran unos 4 en total-Giuseppe.

-“El Inquisidor”-Ariel.

-Con razón las historias son tan malas-Giuseppe.

-……………………..-Ariel.

-Oh disculpe pero en comparación a las publicaciones de meses anteriores, las historias son bastante flojas y aburridas-Giuseppe.

-No, estoy al tanto de mi desempeño. Conseguí el empleo mas como un favor que por mis cualidades como redactor. Aun tengo unos pocos problemas con la ortografía, no creo que vaya a durar mucho-Ariel.

-No se ponga así hombre lo único que necesita es algo de practica-Giuseppe.

-Supongo pero nunca fui de a los que les agradara la lectura y escritura-Ariel.

-Aun hay tiempo. La publicación de las historias es una vez por semana hasta donde recuerdo. Solo reúnase en el café estoy seguro que estos chalados estarán felices de ayudarse pero le aconsejo que solo le pida consejo a unos cuantos de otra forma todo mundo se volcara sobre usted-Giuseppe.

-Parece conocerles bien, ¿será usted también un artista?-Ariel.

-Jajajaja, buen intento muchacho pero el arte no es algo de lo que verdaderamente se pueda vivir es decir no es para cualquiera, al menos si planeas lucrarte con el. El café es todo lo que tengo, lo abrí hace unos 56 años luego de emigrar desde Alemania. Cuando eres joven sueñas demasiado pero luego te das cuanta de la realidad que no puedes ser lo que quieras si no lo que te de para vivir………………..hablando de juventud, sabe recién recuerdo un suceso de hace unos cuatro años seria perfecto para una historia. ¿Le gustaría escucharlo?-Giuseppe.

-Me encantaría, al ritmo que voy la próxima semana me despiden-Ariel.

-Fue hace unos cuatro…………..no tres años, a mediados de Julio si no me falla la memoria. Un muchacho de unos 19 años comenzó a frecuentar el café lo que era un poco extraño, nunca había venido nadie tan joven al establecimiento. Tras unas visitas le saque algo de conversación me dijo que buscaba ayuda, deseaba escribir algo especial. Le dije que le preguntara a cualquiera del café, aunque le recomendé a algunas personas ya que algunos son un poco desquiciados. Pero todos se negaron a ayudarlo ya que básicamente deseaban que lo escribieran por el-Giuseppe.

-No me parece tan extraño, incluso podrían sacar algunas monedas por eso-Ariel.

-Estoy de acuerdo pero hay cosas con las que no se debe jugar y una de esas es el amor. Según parecía quería cortejar a alguna señorita, escribir algo para ella, ya sabes. Todos estuvieron de acuerdo que de ser ese el motivo debería escribirlo por su cuenta. Si me preguntas una estupidez pero así son los artistas-Giuseppe.

-¿Que ocurrió entonces?-Ariel.

-No creí que lo volvería a ver, bien podría copiar algún texto de un libro y se acabó pero la noche siguiente hay estaba en una mesa cerca de la esquina. Había formado una montaña de bolas de papel, parecía realmente agobiado. Noche tras noche parecía que se arrancaría el cabello y me dejaba tremendo basural al irse por lo que decidí hablar con el-Giuseppe.

-¿Habla muy seguido con extraños?-Ariel.

-Bueno, no conoces a las personas hasta que hablas con ellas sabes. Mirarlas no sirve de nada, el rostro mas angelical puede resultar por dentro un monstruo y aquellos que poseen un aspecto amenazante pueden ser las personas mas amables que conozcas en toda tu vida…………………….¿donde me quede?-Giuseppe.

-Usted hablo con el-Ariel.

-Así, bueno después de hablar unos minutos me dijo de quien estaba enamorado. La luna-Giuseppe.

-¿Perdón?-Ariel.

-La luna-Giuseppe.

-¿La luna que?-Ariel.

-Es de quien estaba enamorado-Giuseppe.

-¿Va enserio?-Ariel.

-Si-Giuseppe.

-¿No lo encontró extraño?-Ariel.

-No, piénsalo un poco. Los alcohólicos están enamorados del alcohol, los fumadores del cigarro y así la lista es mas larga de lo que piensas no solo los clásicos vicios que se consideran drogas si no cualquier objeto-Giuseppe.

-En cierta forma tiene razón pero amar a la luna. ¿Conoce el motivo?-Ariel.

-No logre sacarle mucho pero te diré que no estaba loco ni era algún tipo de degenerado de nueva generación. Me hablo de padres que paleaban constantemente en su niñez. Un pequeño saliendo al jardín de su hogar encontrando consuelo en aquella figura en el cielo, como junto a las estrella desgarraba la oscuridad-Giuseppe.

-¿Qué ocurrió luego?-Ariel.

-Siguió visitando el café días tras día, semana tras semana, incluso meses fue constante sabes. Con el tiempo algunos le brindaron unos pocos consejos se volvió uno mas de esta colección de lunáticos del arte. De vez en cuando se detenía para contemplar los trabajos de los demás pero nunca dejo de escribir aquello. No estoy seguro que era nunca llegue a verlo con mis propios ojos y los consejos que pedía eran muy diversos para sacar una conclusión-Giuseppe.

-Cuando se habla de algo escrito con amor lo primero que te viene a la cabeza es un poema-Ariel.

-Si, aunque nunca lo llegamos a saber-Giuseppe.

-¿Se rindió? ¿Dejo de visitar el café?-Ariel.

-No, eso hubiese sido mejor. Él vivía seis calles arriba de este establecimiento cerca de la iglesia. Recuerdo que se celebraba la victoria del nuevo alcalde y de las tantas formas que hay de celebrar algunos eligen beber hasta perder los cinco sentidos al completo. El nuevo día llego y lo primero que se supo fue que un muchacho fue aplastado por una camioneta en el parque. Paso muy rápido él estaba sentado en una banca escribiendo en una libreta y no reacciono a tiempo. Ese día yo cerré el establecimiento por motivos de la celebración nunca antes lo había hecho prefiero trabajar a aquellas fiestas. No se porque lo hice aquel día-Giuseppe.

-………………………………………………………-Ariel.

-No me mires de esa forma no me martirizo ni nada por el estilo son solo el tipo de cosas que no se te olvidan fácilmente-Giuseppe.

-¿Así termina todo? ¿Qué paso con lo que escribía?-Ariel.

-Luego de aquello casi todos los visitantes del café asistieron al funeral, no se como había sido la relación con sus padres pero ambos estaban destrozados en el cementerio. Respecto a lo que escribió, los oficiales recuperaron la libreta pero el cuerpo no quedo en el mejor estado luego del choque, la sangre cubrió la libreta por completo y la volvió ilegible-Giuseppe.

-Vaya historia…………….-Ariel.

-En fin este no es ningún cuento de hadas, no hay príncipes azules, ni princesas que rescatar de dragones. Solo realidad.-Giuseppe.

-Pobre chico-Ariel.

-Si te hace sentir mejor te contare un pequeño “extra”-Giuseppe.

-¿Hay más?-Ariel.

-Decidimos hacer un pequeño tributo en su nombre. Creo que no lo mencione su nombre era Franco.-Giuseppe.

-Franco……….-Ariel.

-Intentamos elaborar un poema en conjunto…………………y fue un completo fracaso. No había coherencia alguna entre los párrafos de uno y otro cada uno tenia su propia visión del tema por lo que llegamos al acuerdo de escribir algo propio todos juntos. ¿Conoces la cuna de los lobos?-Giuseppe.

-No, ¿Qué es exactamente?-Ariel.

-Es un pequeño monte esta bastante alejado de la ciudad serán unas tres, cuatro horas de viaje.El nombre se atribuye a una leyenda, se dice que los lobos son hijos de la luna, se reúnen en el monte para cantarle a su madre todas las noches pero en realidad en el lugar ya no hay muchos lobos. Nos reunimos en aquel monte para declamar lo que escribimos para aquella dama llamada "luna" fue una noche despejada y con una hermosa luna llena-Giuseppe.

-Ciertamente esa me parece una mejor conclusión para la historia-Ariel.

-Supongo que lo es……….. ¿Lo publicaras? Recién recuerdo el motivo de relatarte esto-Giuseppe.

-No, no creo que sea apropiado debería escribirlos por mi cuenta pero ya se a que lugar acudir en busca de inspiración. Muchas gracias por la historia. Ahora que lo pienso recuerdo que jamás nos presentamos. Mi nombre es Ariel-Ariel.

-Mucho gusto. Soy Giuseppe humilde dueño del establecimiento para servirle. ¿Entonces le veré de nuevo por aquí?-Giuseppe.

-No lo dude, aunque no use la historia créame que esta charla me ha servido de mucho. Me siento más ligero-Ariel.

-Me alegra haberle sido de ayuda. Es muy tarde ya debería tomar el autobús estas horas no son apropiadas para vagar por las calles-Giuseppe.

-Me temo que me arriesgare deseo caminar un poco y contemplar la luna. Buenas noches Giuseppe-Ariel.

-Buenas noches Ariel-Giuseppe.

Otra noche en una ciudad llena de luces y personas. Calles plagadas de sueños, aspiraciones, ambiciones que portan cada uno de estos seres. El café “Chateu” no es más que otro de esos lugares donde se permite soñar libremente. Donde surgen hechos y acontecimientos peculiares como en ningún otro lugar de la ciudad. Esta noche se cierra el telón mientras la luna observa inadvertida a todos los habitantes de esta ciudad.

Buenas noches.



El Amante Lunar.
  • 1
  • 2Calificación
  • 1Seguidores
  • 121Visitas
  • 1Favoritos

6 comentarios

@trenquerock Hace más de 2 años
Muy bueno!!!! Te pasaste con el relato! +10
@redblak_monster Hace más de 2 años
"En fin este no es ningún cuento de hadas, no hay príncipes azules, ni princesas que rescatar de dragones. Solo realidad..."

A veces el la historia más sencilla, en su misma sencillez, nos transporta a otros mundos, ni mejores ni peores, sólo alternos. Y qué más decir, de la Luna, igual que de las mujeres, podrías decir cualquier cosa, justificar cualquier locura...

Excelente texto, amigo Cuervo...
@lacarancha Hace más de 2 años
excelente tu relato. se ve que la luna te inspira +1 y R
Tienes que ser miembro para responder en este tema