Hola esta es la comunidad para hablar y también conocer un poco mas de nuestra historia. Acá podrán crear temas para debatir y también informarse acerca de nuestras raíces. Sean BIENVENIDOS!

Ver más
  • 45 Miembros
  • 24 Temas
  • 21 Seguidores
  • 0

Un Heroe llamado Guemes

Martín Miguel de Guemes


Un Heroe llamado Guemes

Martín Güemes nació en Salta el 8 de febrero de 1.785, pertenecía a una familia noble y adinerada. Cursó sus estudios primarios en su ciudad natal, alternando la enseñanza formal con el aprendizaje de las labores campesinas en las Fincas familiares. A los 14 años se incorporó como cadete de una Compañía del Regimiento Fijo de Infantería de Buenos Aires, iniciando una brillante carrera militar.

En 1805 fue trasladado a Buenos Aires donde comenzó a defender la integridad territorial actuando heroicamente durante las Invasiones Inglesas, actuación por la cual fue premiado y ascendido.

Durante 1.810, al servicio de la causa revolucionaria, se desempeñó eficazmente al mando de un Escuadrón Gaucho en la Quebrada de Humahuaca impidiendo la comunicación entre los opositores al nuevo régimen y los realistas del Alto Perú. El 7 de Noviembre batió a los realistas en Suipacha, único triunfo de las armas patriotas en el intento de recuperar el valioso territorio altoperuano.

Cuando el Ejército Argentino fue derrotado en Huaqui (Junio de 1811) escoltó a su Jefe, Juan Martín de Pueyrredón a través de la selva oranense y contribuyó salvar los caudales de la Ceca de Potosí, que estaba en poder de los realistas.

Un Heroe llamado Guemes

En 1.814, al hacerse cargo del Ejército, el Gral. José de San Martín le encomendó el mando de la Avanzada del Río Pasaje (hoy llamado Juramento porque en sus márgenes Belgrano hizo jurar obediencia a la Asamblea del Año XIII y donde se considera que nació como símbolo patrio de los argentinos la Bandera celeste-blanca-celeste) iniciando la Guerra Gaucha. Jujuy y Salta habían sido ocupadas por Joaquín de la Pezuela. Tras siete meses de asedio debió regresar al Alto Perú.

Al año siguiente derrotó completamente al poderoso ejército invasor al mando de Pezuela en Puesto del Marqués, luego de lo cual el pueblo y el Cabildo lo aclamaron Gobernador de la Intendencia (integrada entonces por las ciudades de Salta, Jujuy, Tarija, Orán y distritos de campaña).

En Junio de 1.816 el Director Supremo Juan Martín de Pueyrredón, debido a la lamentable situación en que se encontraba el Ejército Auxiliar, le encomendó "la defensa de las Provincias Unidas y la seguridad del Ejército Auxiliar del Alto Perú" que se encontraba en Tucumán reorganizándose después de ser derrotado en Sipe Sipe. Entonces las milicias gauchas al mando del heroico salteño pasaron a desempeñarse como ejército en operaciones continuas, al servicio de la Patria. Por ello considerar a Martín Güemes prócer provincial ó defensor de la frontera Norte es una muestra del desconocimiento de nuestra Historia.

Su Educacion

Monumento en honor al general Guemes, ubicado en Salta

Un Heroe llamado Guemes

Martín Güemes pertenecía a una familia aristocrática, disfrutaba de una holgada posición económica. Su infancia y adolescencia transcurrieron entre la ciudad y el campo, alternando con la alta sociedad, los nativos y criollos que se desempeñaban en las estancias. Conoció y compartió las costumbres del hombre de campo lo que años más tarde le permitió obtener su adhesión voluntaria y eficiente a la causa patriota.

Se educó en las instituciones que existían en Salta y al final de su infancia decidió el rumbo de su vida: sería militar, elección que lo llevó a la gloria.

Al cumplir catorce años fue incorporado como Cadete del Regimiento Fijo el que a fines de 1805 fue trasladado a Buenos Aires. Allí acrecentó su formación no sólo en lo militar sino también en lo intelectual, la que fue muy amplia y se aprecia en las cartas que el prócer dirigió a sus contemporáneos. Pagó sus estudios con el sueldo correspondiente a su grado, un importante aporte de sus padres y con lo ahorrado durante su desempeño como Escribiente en la Tesorería de Salta.

Su protagonismo en las Invasiones Inglesas

Martín Güemes prestó servicios en Buenos Aires en dos oportunidades. La primera entre 1805 y 1808, la segunda entre 1812 y 1814. En la primera etapa tuvo una importante actuación al participar en la reconquista y defensa de Buenos Aires contra las pretensiones inglesas, en ambas márgenes del Río de la Plata.

Un Heroe llamado Guemes

Cuando la capital del Virreinato del Río de la Plata fue invadida en 1806, el Virrey Rafael de Sobremonte se trasladó a Córdoba, declarándola capital interina del Virreinato. A ésa ciudad también se dirigió Güemes, en cumplimiento de una orden.

En ausencia del Virrey, los criollos comenzaron a organizarse para reconquistar Buenos Aires, encabezados por personas como el acaudalado comerciante y estanciero Juan Martín de Pueyrredon.

Sobremonte quiso concentrar las tropas que él traía desde Córdoba y las de la Banda Oriental, para que conjuntamente ingresaran en Buenos Aires. Había iniciado el avance cuando en la Posta de “La Candelaria” se enteró que Liniers había llegado desde Colonia (hoy Uruguay) con tropas para el ataque. Entonces mandó a Martín Miguel de Güemes a informarle que debía esperar su arribo.

El salteño llegó en la tarde del 12 de Agosto después de galopar 36 horas y recorrer en dos jornadas 79 leguas (395 Km) entre La Candelaria y Buenos Aires pero la reconquista ya había comenzado.

Una embarcación al servicio de los ingleses, el “Justina”, permanecía en la zona costera desde donde atacaba la ciudad. Sus disparos impedían los movimientos de los habitantes en la ribera y en las calles expuestas a su fuego.

Desde el Retiro, un cañonazo le había dañado el mástil.

El Justina poseía veintiséis cañones, estaba tripulado por oficiales y cien marineros, de la escuadra de Pophan, además de la propia dotación.

Martín Güemes se presentó ante Liniers a entregarle la orden del Virrey. Liniers había advertido que el buque estaba varado por lo que luego de recibir a Güemes lo envió en busca de Pueyrredón a quien debía transmitir la orden de avanzar con la caballería por la playa y aproximarse al “Justina”. Pueyrredón ordenó a Güemes encabezar la operación militar, lo que el heroico salteño concretó junto a unos cincuenta jinetes. El lugar aproximado del abordaje fue el espacio verde (terrenos ganados al Río de la Plata) donde se encuentra la Torre Monumental, más conocida como “De los Ingleses”, en la zona de Retiro.

Al parecer el viento reinante y la bajante de las aguas provocaron la varadura del “Justina” que fue abordado y sus tripulantes hechos prisioneros, además de tomar la Bandera que ondeaba en su mástil, conocida como “Del Retiro”. El emblema fue ofrendado en gratitud por Liniers a la Virgen del Rosario, en cuyo camarín se la puede apreciar (Iglesia de Santo Domingo en Buenos Aires, en la que reposan los restos del Gral. Belgrano)

Guemes: ¿Caudillo o Militar profesional?

Un Heroe llamado Guemes

El verdadero protagonismo de Güemes en la historia de nuestra Patria,
sistemáticamente negado por algunos, es reconocido por prestigiosos
historiadores. Estos expresan su opinion en esta resumida frase: " Sin pecado de exageración San
Martín, Bolívar y Güemes forman por la magnitud de la obra realizada, por
su enlace y conexión tan firme e inseparable, la trípode gloriosa sobre la
que descansa el augusto edificio de la independencia americana”
. Los
mismos historiadores expresan de Guemes: “Contribuyó de manera decisiva a hacer de el paradigma de la salteñidad, el prócer máximo que la provincia dio al país. Puede argumentarse que una de las características del Gral. Güemes fue la de encabezar tropas impagas para defender nuestro derecho a la libertad, condición que también tuvieron José de San Martín y Manuel Belgrano, pero nadie los menciona de ésa manera sino por el rango militar que detentaban.
Sin embargo y abundantemente el Gral. Martín Güemes es llamado caudillo, como si los cargos que ocupó y su honrosa carrera militar debieran ser omitidos.
Cabe entonces volver a preguntarse ¿por qué habiendo tantos calificativos,
pudiendo hacer mención a la condición de héroe, prócer, mártir de nuestra
independencia, siendo el único general argentino muerto en ése proceso, se
insiste en denominar caudillo a un General de carrera como lo fue Güemes?

Ello genera confusión en el receptor.

Conclusion:

Güemes fue un General de formación y carrera militar que obtuvo todos los
grados por mérito en acción de guerra. Fue un estadista con un claro concepto
de Nación. Por ello relegarlo al rol de caudillo local es no comprender,
desconocer o soslayar estas circunstancias. El nombre de caudillo solo es
aceptable como sinónimo de líder, pero como en nuestra historia el término
está asociado con el secular antagonismo interior versus Buenos Aires o
centralismo versus federalismo, definitivamente en el caso de Güemes lo mas
justo es llamarlo por el digno rango militar que alcanzó en su meritoria carrera”.

"Martín Miguel de Güemes fue un patriota con un claro pensamiento político, por el que vivió, luchó y murió: hacer nacer la Patria, declarar y asegurar su independencia y organizarla después con un sistema político que interpretara la voluntad de los pueblos. No se involucró jamás en las luchas internas de los caudillos federales, entre sí o contra el centralismo de Buenos Aires."



Un Heroe llamado Guemes

«hay sobrados testimonios para afirmar que en ese momento de nuestra historia Güemes fue el único dirigente de las Provincias Unidas que quiso afanosamente privilegiar la guerra de la emancipación sobre los problemas internos. Esa fue su gloria, estar poseído de una visión superior que no fue comprendida».



LA CARRERA MILITAR DE MARTIN MIGUEL DE GUEMES

Cadete del Fijo

Como cadete, tiene su bautismo de fuego frente a los ingleses durante la
reconquista y defensa de Buenos Aires en 1806, atribuyéndosele la famosa
toma de la fragata Justina varada en el Río de la Plata hasta la que llegó
montado junto a cincuenta jinetes de Pueyrredón, con el agua hasta el cuello
de los caballos, rindiendo a su tripulación y arrebatándoles la bandera del
buque, que es la que hoy se conserva en el templo de Santo Domingo.
Luego, en abril de 1807, José Ignacio de Merlos comandante de la Infantería
Veterana de Buenos Aires, o sea del Fijo, designa al cadete don Martín
Güemes, sujeto de honor, actividad y de irreprensible conducta a cargo de la
vigilancia en el Río para impedir el comercio con los ingleses, contrabando que
se llevaba a cabo desde Montevideo.

Subteniente

Güemes interviene también en los combates de Puente de Gálvez y Corrales
de Miserere, como así en el ataque a la Residencia y en las calles y azoteas,
entre otras acciones llevadas a cabo durante la segunda invasión, tal cual
informa Santiago de Liniers al rey de España, el 31 de julio de 1807, figurando
entre los oficiales y cadetes que se destacaron y a quienes el monarca
deseaba premiar. Entre los premios y los ascensos dispuestos en enero de
1809, por la ya entonces Suprema Junta Gubernativa de España e Indias,
desde Sevilla, en nombre de Fernando VII llegó por Real Cédula para Güemes,
oficialmente, el despacho de subteniente. Pero cuando Güemes regresa a
Salta, a mediados de 1808, también ostenta el de teniente del Cuerpo de
Granaderos de Liniers.
Capitán del Ejército

Más adelante, en fecha 30 setiembre de 1810, le expiden el de capitán
otorgado por la Junta por recomendación del comisionado en Jujuy, coronel
don Diego José de Pueyrredón (...suplico a V.S. eleve los recomendables
servicios del teniente Güemes que con tanta energía se consagra a la buena
causa...) y gestión del gobernador Chiclana (...el teniente de granaderos don
Martín Miguel de Güemes, es oficial infatigable...) cuando Güemes ya se
encuentra al servicio de la Revolución de Mayo, en la Quebrada de
Humahuaca al comando de una partida de 60 hombres con la misión de
interceptar y cortar las comunicaciones entre los realistas del Alto Perú y los de
Córdoba (literalmente, la primera y geográficamente más avanzada partida
patriota).

Interviene en el ataque a Cotagaita y luego, de manera decididamente
protagónica, en la victoria de Suipacha Tres días después de esta
paradigmática batalla Castelli informaba a la Junta: Ayer he mandado destacar
una partida de ciento cincuenta hombres montados, armados y municionados,
con sus correspondientes oficiales, al mando del capitán don Martín Güemes,
con destino a ocupar la cabeza del partido de Cinti, provincia de Charcas... No
dudo del éxito de esta disposición cuando está a cargo del capitán Güemes
(uno de los oficiales de las provincias incorporadas al ejército) y manda tropas
tarijeñas que son superiores... misión que tenía el objeto de someter aquel
baluarte y consolidar la victoria de Suipacha. Sin embargo, a pesar del buen
concepto sobre el joven capitán expresado por el secretario de la Junta en esta
misiva, no lo incluyó -váyase a saber por qué motivo- en el parte enviado al
gobierno central de los individuos que se destacaron en aquel histórico
combate. En enero de 1811, en Potosí Güemes es separado del Ejército
Auxiliar y enviado de vuelta a Salta, sin menciones, sin premios, sin ascensos y
sin explicaciones.

Teniente Coronel Graduado

A mediados de 1811, la Junta Grande nacional, enterada ya de la derrota de
Huaqui, ordena a Güemes su reincorporación al Ejército del Perú, orden ésta
que llega cuando él ya está en operaciones en la Quebrada de Humahuaca -
por orden del gobierno provincial- atajando desertores y colaborando con el
ejército en retirada. En octubre de ese año de 1811, Pueyrredón recibe de la
Junta la designación de comandante en jefe del Ejército Auxiliar, cargo que
ejercía interinamente Viamonte en reemplazo del frustrado Balcarce. En
seguida nomás, Pueyrredón otorga a Güemes el grado de teniente coronel y
lo nombra 2º Jefe de la Vanguardia, cuyo mando estaba en las manos de Díaz
Vélez quien ordena al salteño, a fines de ese año, dirigirse a Tarija a apoyar a
los tarijeños que resistían a los españoles que ocupaban la villa.

Güemes recuperó la Villa el 18 de enero y restableció el gobierno de la Junta
Subalterna. Una vez cumplida su misión recogió las armas y municiones que
los españoles habían reunido para Goyeneche y regresó con ellas a la
Vanguardia del Ejército Auxiliar. Ésta había retrocedido hasta Humahuaca a
causa de que con un refuerzo de mil hombres al mando del general Pío Tristán
el enemigo había avanzado nuevamente hasta Tupiza.

Teniente Coronel Efectivo

En 1814, cuando llega San Martín a Tucumán para hacerse cargo del ejército
en reemplazo de Belgrano, llega también en compañía de Güemes a quien
había conocido en Buenos Aires. En febrero, el Libertador nombra al salteño
Comandante de la Avanzada sobre el Río Pasaje, al norte de Tucumán. El 1º
de abril San Martín informa al Director Supremo desde Tucumán sobre...el
plausible resultado del ataque a la brusca que emprendió el valeroso teniente
coronel don Martín Güemes el 29 del próximo pasado a distancia de una legua
de la ciudad de Salta con los paisanos...
agregando un conceptuoso informe y
recomendando al mismo tiempo un ascenso. El gobierno central contesta que
ha recibido con satisfacción el parte con el informe de ...el benemérito teniente
coronel don Martín Güemes...
y a principios de mayo El Director Supremo de
las Provincias Unidas del Río de la Plata, atendiendo a los méritos y servicios
del teniente coronel graduado, don Martín Miguel de Güemes, ha venido a
conferirle el empleo de teniente coronel efectivo del ejército.

SU MUERTE

Durante el primer semestre de 1821 Güemes suplicó auxilios para equipar la fuerza que debía marchar al Perú a sostener la campaña sanmartiniana. Pero las heridas abiertas por su gestión política y económica a favor de la Independencia, el sostenimiento de la causa –forzosa o voluntariamente- a cargo de los pudientes –ya ex pudientes- de Salta y Jujuy, generaron una enconada oposición. Mientras, el Gral. San Martín ya había desembarcado en las costas peruanas.

Un Heroe llamado Guemes

A la falta de recursos se sumaron otros obstáculos:

* Bernabé Aráoz invadió Santiago del Estero evitando que Felipe Ibarra le enviara apoyo, desestabilizando a Güemes.

* En mayo de 1821, en ausencia de Güemes, los comerciantes se rebelaron y el Cabildo -liderado por ex pudientes- lo depuso del cargo de gobernador y lo condenó al exilio. Este levantamiento es conocido como la Revolución del Comercio. Al recibir el acta de destitución Güemes regresó a Salta, el 31 de Mayo y aplacó la rebelión con su sola presencia.

* Mientras Guemes reorganizaba el ejército en un campamento cercano a la capital, se trasladó a una casa de la ciudad, propiedad de su hermana y colaboradora, la heroica Macacha. Allí, en la madrugada del 7 de junio de 1.821, fue sitiado por una partida realista que guiada por baqueanos y un comerciante traidor había ingresado a Salta desde el Oeste por un sendero de difícil transitabilidad. Iba al mando del español José María Valdéz, conocido como “Barbarucho” quien con un selecto grupo ingresó subrepticiamente durante la noche, bloqueando la manzana.
Güemes había enviado hacia la plaza a uno de sus ayudantes quien al encontrarse con la partida del rey recibió algunos disparos. Al escucharlos Macacha lo incitó a escapar por una puerta secundaria, Güemes se negó a abandonar la escolta y montando con arrojo su caballo buscó la calle. Por la espalda, una bala le atravesó la región sacro-coxígea-glútea.

Un Heroe llamado Guemes

Fue auxiliado por sus gauchos y trasladado al monte. Allí, bajo un árbol, soportó una cruel agonía, dejando a la posteridad la última lección de amor y valentía.

Durante diez días, bajo un cebil colorado y recibiendo el cuidado y afecto de sus tropas, acosado por dolores físicos y sin posibilidades de alivio continuó dando órdenes desde un catre. Dos comisiones enviadas por el invasor le ofrecieron atención médica, títulos y honores a cambio de abandonar la lucha. Mientras estaba en pié no había cedido a los ofrecimientos con que intentaron comprarlo, tampoco entonces, en el umbral de la muerte, cedió.

Un Heroe llamado Guemes

Los días antes de morir ordenó al coronel Jorge Enrique Widt: ¡Júreme usted, sobre el puño de esta espada, ya mismo y delante de estos señores, que cuando yo muera seguirá la lucha mientras haya un enemigo de la Patria y un salteño dispuesto a dar la vida por la libertad". El coronel hizo el juramento y los emisarios, avergonzados ante quien ni la agonía doblegaba, se retiraron.

El 17 de junio de 1821, a los 36 años, entregó su alma al Creador.-

Por estas palabras pretenden erigirse en un altar de reconocimiento a aquellos que sin dobleces lucharon por nuestra Independencia y sin embargo quedaron relegados a un papel minúsculo, secundario, que no ejercitaron. La grandeza con la que abrazaron la causa Patriota no merece este destino.
Es indignante ver que la patriotica gesta de Miguel de Guemes solo ocupa unos escasos renglones en los planes de estudio de los actuales niveles primarios y secundarios de nuestro sistema educativo.

Es importante no olvidar a nuestros heroes, ellos valerosamente y sin niingun otro interes mas que el de la Libertad y el amor a la patria se arrojaron con gran coraje contra el enemigo opresor. Debemos mantener los frescos en la memoria, nuestros proceres conforman nuestra identidad como nacion y si los olvidamos o desvalorizamos perderemos nuestra identidad como pais y una patria sin identidad es cruelmente corrompida e invadida por el enemigo. Por eso, no nos dejemos llevar por las modas y decisiones que nos imponen naciones extranjeras, nuestrso proceres nos dieron la libertad territorial y ahora es nuestro deber alcanzar la libertad de accion, pensamiento y decicion.




Un Heroe llamado Guemes


¡Honor al General Guemes!


Un Heroe llamado Guemes

Bueno, este es mi humilde homenaje a este extraordinario militar y ademas padre de la patria, tal vez nunca bien valorizado como San Martin o Belgrano que fueron los que han tenido mas "prensa" por asi llamarlo. Y como lo dije en el post: no olvidemos a nuestros heroes, ellos conforman nuestra identidad Nacional y si los olvidamos estaremos olvidando a nuestro pais tan querido. No hace falta demasiado para no olvidarnos de ellos, con solo respetarlos, tenerlos en la memoria, defendiendolos cuando algun idiota los critica o tan solo tomandonos 5 minutos y leer unas lineas de sus vidas en Wikipedia o de donde quieran para saber porque fueron, son y seran tan importantes.

Un Abrazo y que viva la patria nomas!!!


FUENTE: "Instituto Guemesiano" y las imagenes son del Google
  • 0
  • 2Calificación
  • 1Seguidores
  • 1.489Visitas
  • 1Favoritos

2 comentarios

@ale_665 Hace más de 4 años
muy buen post
@gabtio_323 Hace más de 4 años
muy buen trabajo +1
Tienes que ser miembro para responder en este tema