La comunidad de los juegos más copados de la interné

Ver más
  • 24,327 Miembros
  • 27,488 Temas
  • 4,616 Seguidores
  • 0

Para pensar un poquito!!

Transcribo un texto escrito por mi ahijado mayor, Martín, a quien amo profundamente !! Me mandó un correo para q leyera su producción, ya q por razones laborales se encuentra en México DF. Me gustó y quise compartirlo con uds., mis amigos taringueros .
Espero q les guste ...


El Jugador

Hace unos cuantos años atrás estabas en un lugar cálido, un lugar que te brindaba toda la protección del mundo, donde no tenías ninguna preocupación, pero un día te sacaron de ahí, te sacaron sin que lo pidieras, fue por causas naturales... había llegado la hora de salir a la cancha era tiempo de empezar a jugar, de demostrar de que estabas hecho.

Fue tal tu sorpresa que lo primero que hiciste fue llorar, fue como una forma de anunciarte, de decir "acá estoy yo". Al principio, como todo novato fuiste cuidado, guiado y mimado por tu entorno. Ellos te enseñaron las primeras jugadas, a manejarte en la cancha, siempre tuviste a alguien cerca por si las cosas salían mal o para ayudarte a corregir pequeños detalles.

Con el tiempo la dificultad de juego fue aumentando, mientras más jugabas, mas aprendías; pero a su vez cada nueva jugada era más difícil, en cada movimiento había un nuevo reto. A veces jugabas inteligentemente y otras veces muy mal, esperando resultados diferentes aplicando la misma jugada. Otras veces aplicabas jugadas que sabias que a otros les habían fallado y había una gran probabilidad de que te fallaran a vos también, pero sentías la necesidad de intentarlo por las dudas, era como una esperanza de que a vos si te iba a resultar dicha jugada y como era de esperarse, a vos también te fallaba.

Con el tiempo recordaste eso que habías aprendido de niño: si alguien te decía que algo estaba caliente y que si lo tocabas te ibas a quemar, al principio ibas y lo tocabas para ver si era cierto; después de un par de quemaduras ya con el solo hecho de que alguien te diga que algo estaba caliente no había necesidad de tocarlo para quemarse y comprobar lo que te estaban diciendo. Con el resto de las cosas empezaste a aplicar lo mismo, ya no hay necesidad de ir y aplicar alguna técnica para darse la cabeza contra la pared para verificar que eso no funciona, con analizar un poco la jugada ya sabes si puede funcionar o no.
A veces ponés lo mejor de vos, pero el otro te hace trampa, como dice el dicho: la primer vez que esa persona te haga trampa no será tu culpa, la segunda sí lo será. No todos son buenos jugadores ni buenos perdedores, hay que saber rodearse de buenos jugadores y saber con quién se está jugando.

Los grandes jugadores disfrutan sus victorias y aceptan sus derrotas sin echarle la culpa a nada ni a nadie, toman sus derrotas como propias, quizás perdieron porque jugaron mal, les hicieron trampa, el azar, etc. pero perdieron, no hay nada que hacer, sólo seguir jugando y aprender de las derrotas. Sólo se ha perdido una mano, el juego continúa y siempre hay revancha. Sonríe... estás aprendiendo a ganar. Una vez que lo hayas aprendido tendrás todo el resto de tu vida para disfrutar los logros.

A veces toca perder otras toca ganar. Jugá el juego y... ¡Viví la vida!




Para pensar un poquito!!
  • 0
  • 10Calificación
  • 1Seguidores
  • 373Visitas
  • 0Favoritos

11 comentarios

@eheee
muy bueno +1
@_ubu_
gracias por comparir.
@boyero18
muy lindo !!! tiaaaaaaaa
@laura63
buenisimoooooo + 1
@claudia_09
me encantooooooo!!!!!!!!! tkm tincho y te extrañooooo!!
@marulaunica
hermoso hijitaaaaaaaaaa muaaaaaaaaa +1
Tienes que ser miembro para responder en este tema