¡Abramos los ojos como la lechuza! Identifiquémonos con ella y su curiosidad. Este es un espacio pensado para compartir en libertad y nutrirnos en comunidad.

Ver más
  • 971 Miembros
  • 1,152 Temas
  • 417 Seguidores
  • 4

" Cuando el tecolote canta el indio muere..."


"Cuando el tecolote canta, el indio muere, no será cierto...Pero sucede"


El Indio Solari, a quien admiro, en su último cd "El perfume de la Tempestad" incluyo una frase muy parecida a esta, solo que en lugar de tecolote decia "chucho".
En mi intriga e ignorancia busque este viejo refran, me intrigaba que queria decir con "chucho" Googleando vi que el refran decia en verdad "tecolote" palabra que tambien desconocia, pero San Google, quien todos los dias me enseña algo, me mostro bien de que se trataba.


Tecolote o tunkunluchú es el nombre común en México, El Salvador, Guatemala y Honduras de varias aves de la familia Strigidae, del orden de las estrigiformes o aves rapaces nocturnas.
El tecolote tiene un significado especial entre las culturas mesoamericanas, ya que al ser un ave nocturna se le relacionaba con los dioses del inframundo. Además se le atribuía el poder de encantar a las personas, y de ver lo que estaba oculto, por su capacidad de ver en la oscuridad. Se creía además que era un ave de mal agüero, que predecía el destino, y que era un mensajero del inframundo.


" Cuando el tecolote canta el indio muere..."

Despues de esto segui buscando informacion hasta que encontre una leyenda.


El tunkuluchú era considerado el más sabio del reino de las aves. Por eso, los pájaros iban a buscarlo si necesitaban un consejo y todos admiraban su conducta seria y prudente.

Un día, el tunkuluchú recibió una carta, en la que se le invitaba a una fiesta que se llevaría a cabo en el palacio del reino de las aves. Aunque a él no le gustaban los festejos, en esta ocasión decidió asistir, pues no podía rechazar una invitación real. Así, llegó a la fiesta vestido con su mejor traje; los invitados se asombraron mucho al verlo, pues era la primera vez que el tunkuluchú iba a una reunión como aquella.
De inmediato, se le dio el lugar más importante de la mesa y le ofrecieron los platillos más deliciosos, acompañados por balché, el licor maya. Pero el tunkuluchú no estaba acostumbrado al balché y apenas bebió unas copas, se emborrachó. Lo mismo le ocurrió a los demás invitados, que convirtieron la fiesta en puros chiflidos y risas escandalosas.

Entre los más chistosos estaba el chom, quien adornó su cabeza pelona con flores y se reía cada vez que tropezaba con alguien. En cambio, la chachalaca, que siempre era muy ruidosa, se quedó callada. Cada ave quería ser la de mayor gracia, y sin querer, el tunkuluchú le ganó a las demás. Estaba tan borracho, que le dio por decir chistes mientras danzaba y daba vueltas en una de sus patas, sin importarle caerse a cada rato.

En eso estaban, cuando pasó por ahí un hombre maya conocido por ser muy latoso y molesto. Al oír el alboroto que hacían los pájaros, se metió a la fiesta dispuesto a molestar a los presentes. Y claro que tuvo oportunidad de hacerlo, sobre todo después de que él también se emborrachó con el balché.

El maya comenzó a reírse de cada ave, pero pronto llamó su atención el tunkuluchú. Sin pensarlo mucho, corrió tras él para jalar sus plumas, mientras el mareado pájaro corría y se resbalaba a cada momento. Después, el hombre arrancó una espina de una rama y buscó al tunkuluchú; cuando lo encontró, le picó las patas. Aunque el pájaro las levantaba una y otra vez, lo único que logró fue que las aves creyeran que le había dado por bailar y se rieran de él a más no poder.

Fue hasta que el maya se durmió por la borrachera que dejó de molestarlo. La fiesta había terminado y las aves regresaron a sus nidos todavía mareadas; algunas se carcajeaban al recordar el tremendo ridículo que hizo el tunkuluchú. El pobre pájaro sentía coraje y vergüenza al mismo tiempo, pues ya nadie lo respetaría luego de ese día.

Entonces, decidió vengarse de la crueldad del maya. Estuvo días enteros en la búsqueda del peor castigo; era tanto su rencor, que pensó que todos los hombres debían pagar por la ofensa que él había sufrido. Así, buscó en sí mismo alguna cualidad que le permitiera desquitarse y optó por usar su olfato. Luego, fue todas las noches al cementerio, hasta que aprendió a reconocer el olor de la muerte; eso era lo que necesitaba para su venganza.
Desde ese momento, el tunkuluchú se propuso anunciarle al maya cuando se acerca su hora final. Así, se para cerca de los lugares donde huele que pronto morirá alguien y canta muchas veces. Por eso dicen que cuando el tunkuluchú canta, el hombre muere. Y no pudo escoger mejor desquite, pues su canto hace temblar de miedo a quien lo escucha.


Por eso la frase, cuanto el tecolote canta… el indio muere

Me pareció interesante para compartir.
  • 4
  • 10Calificación
  • 1Seguidores
  • 3.349Visitas
  • 0Favoritos

9 comentarios

@aldana89 Hace más de 3 años +1

El tecolote tiene un significado especial entre las culturas mesoamericanas, ya que al ser un ave nocturna se le relacionaba con los dioses del inframundo.



Se creía además que era un ave de mal agüero, que predecía el destino, y que era un mensajero del inframundo.



Cuánta información de lo más interesante! Estoy pensando cambiar la presentación de la comunidad incluso!

Y la leyenda es espectacular, hasta me dio un escalofrío. Este tema va súper bien con la comunidad, no pudiste estar más acertada. Yo justo estaba en busca de leyendas!! (en serio... !)

Bienvenida de nuevo y Muchísimas gracias por este maravilloso tema.
@il777 Hace más de 3 años +1
Wow que buena info , es increíble como de una pequeña idea para averiguar algo sale tanta info, muchas gracias por crear este hermoso tema =)
BIENVENIDA!
@TheUndeath Hace más de 3 años +1
Muy bueno el final... Así que cuando tunkuluchú canta alguien está por sonar... Mirá vos!

Gracias, amorfraances, todos los días se aprende algo nuevo, y hoy he extraido algo de sabiduría del tuyo!
@TheUndeath Hace más de 3 años

amorfraances dijo:Yo aprendi porque mi madre siempre que ve una lechuza o un buho los insulta ya que dicen que son "pajaros de mal aguero"

Gracias a todos por las bienvenidas, espero no colgarme demasiado.


Es cuestión de simbología... lo importante es lo que representa para uno mismo.
@Belen1983 Hace más de 3 años
El poder de la mitología es atrapante, que hubiese sido del hombre sin ella y que ejercicio interesante sería pensar el mundo actual sin su influjo

Genial aporte amorfrances, me cautivan las leyendas.
@Sanrete Hace más de 3 años +1
Muy buen aporte. El indio se portó con el nuevo disco...
@iloOrdCoOki3 Hace más de 3 años
Muii Interesante esta informacion jeje ii mas para esta ocasion Q ''la necesitamos''
@mr_anime Hace más de 5 meses
excelente che, que grande carlos, como nos intruduce todo el tiempo en el mundo literario.
Tienes que ser miembro para responder en este tema