La medicina sin humanismo medico, no merece ser ejercida - Rene Favaloro

Ver más
  • 3,287 Miembros
  • 6,628 Temas
  • 1,040 Seguidores
  • 1

Abandono de persona

Abandono de persona

El abandono de personas constituye un delito de omisión impropia cuya configuración requiere desde lo objetivo, la puesta en peligro de la vida o la salud de una persona incapaz de valerse, derivada de la colocación en situación de desamparo o del abandono por parte de quien tiene la obligación de mantenerla o cuidarla y la posibilidad objetiva de evitar el riesgo por medio de la conducta debida, y desde lo subjetivo, el conocimiento de aquellos extremos, especialmente, de la situación objetiva de peligro concreto para la vida o la salud. Abandonar significa colocar al sujeto pasivo en una situación de desamparo material. Ello no ocurre cuando la víctima, de acuerdo con las circunstancias especiales del caso, pueda recibir asistencia en forma inmediata o si el amparo puede prestarlo otra persona. Es de los denominados delitos puros de omisión, es decir que es la inacción la que se convierte en delictiva, el sujeto activo debe actuar por imperio legal y no lo hace, dejando de prestar los auxilios o cuidados necesarios. Para que sea punible esta conducta se requiere indefectiblemente la comprobación que se puso en peligro la vida o la salud del sujeto pasivo o en una situación de desamparo de la que resulte peligro para la vida o salud, en otras palabras un abandono peligroso y capaz de repercutir en la vida o en la integridad física de una persona . El abandono de persona supone la existencia de un dolo en el autor referido al desamparo de la víctima y al peligro corrido en la situación en concreto, lo que significa que a nivel intelectual debe incluirse la representación de la posibilidad de que se producirá un peligro de lesión al bien jurídico protegido. No basta con la comprobación de quehaceres descuidados o negligentes, que no sobrepasan el límite de la culpa, puesto que el molde legal en estudio no prevé la forma culposa de comisión. El dolo, directo o eventual, que exige y/o admite la figura en análisis, no puede presumirse, sino que debe acreditarse mediante elementos de juicio probatorios idóneos que hagan surgir sin dudas razonables la existencia de aquél. Por ello, el dolo específico que impone el tipo, demanda de parte del autor que se desentienda del incapaz y lo prive de una protección en sentido amplio. Este delito no puede ser cometido por cualquier persona, sino que pueden perpetrarlo aquellos que tienen un especial deber de cuidado, quien ocupa una posición de garante, de lo que se desprende que el sujeto activo debe mantener o cuidar a la persona incapaz de valerse. No se reúnen los elementos del tipo penal si el imputado no colocó al incapaz en situación de desamparo, no existió peligro para su integridad física, es decir, no se lo privó de los auxilios y cuidados que ele eran imprescindibles para mantener su vida y su salud ni tampoco se le obstaculizó o impidió obtener los auxilios que su condición exigía. Por ello, corresponde confirmar la sentencia que absuelve al imputado en orden al delito de abandono de persona seguido de muerte.


Abandono de persona


Art. 106.- El que pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado, será reprimido con prisión de dos a seis años. La pena será de reclusión o prisión de tres a diez años, si a consecuencia del abandono resultare un grave daño en el cuerpo o en la salud de la víctima. Si ocurriere la muerte, la pena será de cinco a quince años de reclusión o prisión. (texto conforme ley 24410).
Art. 107.- El máximum y el mínimum de las penas establecidas en el artículo precedente, será aumentados en un tercio cuando el delito fuera cometido por los padres contra sus hijos y por estos contra aquellos o por el cónyuge. (texto conforme ley 24410).
Art. 108.- Será reprimido con multa de cincuenta a doce mil quinientos pesos, el que encontrando perdido o desamparado a un menor de diez años o a una persona herida o inválida o amenazada de un peligro cualquiera, omitiere prestarle el auxilio necesario, cuando pudiere hacerlo sin riesgo personal o no diere aviso inmediatamente a la autoridad. (texto originario con la modificación dispuesta por ley 24286 en cuanto al monto de la multa).

Abandono de persona

Jurisprudencia Nacional y Provincial


"La conducta de comisión por omisión atribuida a los inculpados, constituye un delito de peligro para la vida o la salud de las personas. La grave y dolosa omisión de quienes tenían a su cargo y con ello la obligación de cuidado y manutención (los coimputados) , puso en grave riesgo la salud de la anciana madre y suegra, respectivamente. También quedó acreditado el parentesco (condición de hijo) por parte del imputado en relación a la víctima, lo cual agrava su conducta disvaliosa, debiendo encuadrarse la misma en los términos del primer párrafo del artículo 106 como abandono de persona calificado por el parentesco (artículo 107) ambos del Código Penal. En el caso de la coimputada su conducta debe subsumirse en la figura del abandono de persona en los términos del artículo 106 del Código Penal".
"Si de los hechos que el tribunal tuvo por probados surge que la procesada ha puesto "en peligro la vida" de su hijo "incapaz de valerse" y al que debía "mantener" y "cuidar", abandonándolo "a su suerte", "a consecuencia" de cuyo "abandono" resultó "su muerte" a ellos son aplicables los arts. 106 y 107 del Código Penal, en relación al art. 264 incs. 2 y 4 del Código Civil.
"Es ineficaz el recurso de inaplicabilidad de ley que contiene una mera afirmación de no haber mediado el elemento peligro en el delito de abandono de personas basándose en que la víctima había sido auxiliada por un tercero, cuando tal circunstancia fue apartada por la Cámara al resolver que, por tratarse de un delito de consumación instantánea y de pura actividad, lo acontecido luego del alejamiento del procesado es penalmente irrelevante".
"Si bien hállase acreditado que luego del accidente culposo que costó la vida a la víctima, el procesado se dio a la fuga, no se halla acreditado el delito de abandono de personas (art. 106 C. Penal), por no haberse colocado a aquélla en situación de desamparo, ya que enseguida llegaron al lugar transeúntes que auxiliaron a la víctima, como también el patrullero y la ambulancia"-
"Para la configuración del delito de abandono de personas (art. 106, Código Penal) es requisito esencial que el sujeto no solamente se encuentre frente a la situación que genera el deber de actuar, sino también que posea el poder final del hecho para el cumplimiento del mandato, circunstancia esta última que torna necesario el conocimiento de esa situación y del poder para la ejecución de la acción omitida, así como la posibilidad real y física de llevar a efecto la acción mandada".


Abandono de persona

EL DELITO DE ABANDONO DE PERSONAS tiene como fundamento la protección de la vida y la integridad física de las personas.-

La figura encuadra dentro de los delitos de peligro, aquellos que se concretan con la sola posibilidad de poner en peligro la vida o integridad física, sin necesidad que se produzca efectivamente, la producción del daño, sin embargo, está prevista como agravante.-

La forma de cometer este delito admite dos variables: a) Colocar a la víctima en situación de desamparo, impidiendo que obtenga los cuidados imprescindibles; b) Abandonar a su suerte, dejando de asistir a la víctima sin los cuidados necesarios.-

Caracteriza a este delito que la persona debe ser dejada sola, fuera de la vigilancia que le es necesaria y de la posibilidad de ser socorrida, y la acción del delincuente debe ser dolosa.-

Cuando el delito se consuma a través del desamparo, los sujetos activo y pasivo pueden ser cualquier persona.-

Pero cuando se ejecuta mediando abandono, el Código exige que el sujeto activo sea una persona que tenga la obligación de mantener o cuidar a la víctima.-

Ese deber jurídico puede tener orígen en la ley (padre, tutor, cuarador), en un contrato (educador, enfermero,guardador,sirviente,etc.) o en la conducta anterior del agente cuando el mismo autor es quien ha incapacitado a la víctima.-

El sujeto pasivo debe ser una persona incapaz de valerse por sí misma, o la que el sujeto activo haya incapacitado, con la reforma de ley 17.567 se restituyó la expresión amplia de “persona incapaz de valerse” y se incorporó el caso de persona “a la que el mismo autor haya incapacitado”.-

El delito se agrava por el resultado, según haya sido “grave daño” o muerte.-

Para que se configure este delito “de peligro” se requiere un abandono peligroso, y capaz de repercutir en la vida o integridad física de la víctima. No basta, un simple abandono por negligencia o imprudencia, sino que requiere la voluntad de desinteresarse, conociendo el estado de vulnerabilidad en que se deja a la persona.-

Por ello la jurisprudencia ha entendido que ,no comete delito de abandono de persona quien no auxilia a otro en pleno día, si ello ocurre donde hay otras personas que puedan socorrerle, o el conductor de un automotor que luego de atropellar a un transeúnte en la vía pública, emprende la huida.-

La ley ha extendido la agravante por abandono a los padres, hijos y al cónyuge de la víctima, quedando excluidos los hermanos.-



Abandono de persona


F1
F2 +info


salu2
  • 1
  • 4Calificación
  • 0Seguidores
  • 5.384Visitas
  • 1Favoritos

4 comentarios

@Linksaver_ Hace más de 3 años
+1
@pacific78 Hace más de 3 años
Un tema muy interesante Dani, buen aporte
@monicafeliz Hace más de 3 años
interesante +1
@fdyeah Hace más de 3 años
Muy bueno Dani, esto hace poner los pies en la tierra a cualquiera.
Tienes que ser miembro para responder en este tema