Aquí podrás compartir información, datos, curiosidades y todo aquello que amplíe nuestros conocimientos. Tus aportes serán siempre bienvenidos en un bien común por la inteligencia colectiva.

Ver más
  • 6,514 Miembros
  • 2,108 Temas
  • 2,753 Seguidores
  • 1

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Los más extremos: Rituales religiosos


Durante siglos, a lo largo y ancho del planeta, numerosas culturas han profesado sus creencias mediante ritos y festividades aparentemente atroces. Sin embargo, aún hoy miles de personas rinden tributo a sus dioses infligiendo un castigo desmesurado a sus cuerpos.


Puede haber imágenes perturbadoras para algunas personas, se recomienda discreción.

Los más extremos: Rituales religiosos




Thaipusam


El Thaipusam es una festividad religiosa donde reúne alrededor de un millón de personas para dar las gracias y mostrar su aprecio a Murugan hijo del Dios Shiva. Esta es originaria del sur de la India, más precisamente del estado de Tamil Nadu. En la actualidad, se celebra principalmente en Singapur y Malasia.


Lo más impresionante del festival es la parte de autoflagelación en la que los participantes más devotos se perforan las mejillas y la lengua con pequeñas barras de hierro y se clavan anzuelos en el cuerpo (con los que incluso tiran de carros) sin dolor aparente y sin apenas sangrar.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Además de estos piercings, también llevan encima estructuras de hierro con figuras o símbolos de dioses arriba (llamadas Kavadi), que pesan decenas de kg y que se les clavan al cuerpo.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Cada portador de Kavadi tiene un grupo de ayudantes que le siguen, le animan y bailan a su lado. Ellos dicen no sentir dolor gracias al estado de trance en el que se encuentran después de la preparación por la que deben de pasar los participantes, 2 días en ayuno, meditando y rezando antes de empezar la ceremonia.

Dicen que los piercings, hechos en la lengua y en la boca, son para demostrar que el peregrino ha renunciado temporalmente a la capacidad de hablar para concentrarse en su dios y mostrar cómo ha dejado su destino en sus manos para que lo proteja de sentir ningún dolor o de sangrar. También para recordarse de la transitoriedad o temporalidad del cuerpo físico en contraste con la vida espiritual permanente de la verdad. Pues los hindúes, al igual que los budistas, creen que estamos atrapados en la rueda de la vida física (samsara), que morimos y volvemos a renacer con otro cuerpo, así que su objetivo es escapar de este ciclo para alcanzar el universo espiritual.



Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Los más extremos: Rituales religiosos




Satí


El satí o la inmolación voluntaria de la viuda de un difunto en su misma pira funeraria, es una práctica hindú que tiene más de 700 años de historia. Prohibida por los ingleses durante su dominación del país en el siglo XIX, aun persiste en nuestros días, aunque en un número mucho menor, pues si bien a principios del 1800 era responsable de unas 500 muertes al año, en los últimos tiempos ronda afortunadamente apenas llega a una o dos por década.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


El Satí consistía en cuando el marido fallecía se preparaba un funeral en su honor y se le colocaba en una pira a la cual se prendía fuego, en ese momento la viuda se lanzaba entre las llamas y se inmolaba de forma voluntaria para abandonar la vida con su marido. Existe una variante en algunas partes de la India donde el cuerpo es enterrado y la viuda es enterrada en vida junto a su esposo.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Ambos, el fallecido y la viuda eran vestidos con los trajes con los que contrajeron matrimonio, el marido era situado en la pira que se había preparado para incinerar el cuerpo del difunto. Este ritual se podía desarrollar de tres formas: la primera de ellas era que al momento de encenderse la pira u hoguera la viuda saltaba voluntariamente al fuego, la segunda forma consistía en que la propia viuda al momento de estar junto a su marido prendía la pira y la última (la más escalofriante) era cuando la mujer no quería suicidarse voluntariamente era arrojada por los mismos aldeanos, incluso por sus propios amigos y familiares.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


A veces la viuda no podía soportar el dolor de arder en vida e intentaba escapar de las llamas, para evitar que esto sucediera algunos hombre portaban palos con los que impedían que huyera del fuego y muriese en la pila junto al difunto marido.

Los más extremos: Rituales religiosos




Sokushinbutsu



Diseminadas por el norte de Japón, pueden encontrarse hasta 12 momias conocidas como Sokushinbutsu expuestas en templos budistas. Estas momias, pertenecientes a monjes seguidores del Shugendo, la antigua tradición budista japonesa, constituyen tal vez la más sólida prueba de entrega voluntaria de la propia vida que se haya visto jamás en una religión.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Durante tres años, los monjes seguían una estricta dieta de frutos secos y semillas al tiempo que practicaban un régimen de dura actividad física para eliminar tanta grasa de su cuerpo como fuese posible. Después, sus alimentos se limitaban sólo a cortezas y raíces y comenzaban a beber un té venenoso hecho con la savia del árbol Urushi, que contiene Urushiol, una sustancia habitualmente empleada en el lacado de piezas de porcelana. La ingestión de este té causaba vómitos y una rápida pérdida de líquidos corporales. Llegado a este punto, el monje se encerraba a sí mismo en un sarcófago de piedra apenas más grande que su propio cuerpo en el que no abandonaría la posición del loto. Cerrado el sarcófago, la única conexión del monje con el mundo exterior consistía en un tubo para respirar y una cuerda para hacer sonar una campanilla. Cada día el monje hacía sonar la campanilla para mostrar a sus compañeros que aún seguía vivo. Cuando la campanilla dejaba de sonar, éstos sellaban la tumba herméticamente.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Este proceso de automomificación era extremadamente largo y doloroso y los pocos monjes que conseguían seguirlo hasta el final eran expuestos en forma de momia a sus compañeros y recibían todas las muestras de respeto posibles. No todos los monjes que decidían seguir este camino de autonegación y control de las sensaciones físicas eran capaces de llegar al final, pero los pocos que lo conseguían alcanzaban el rango de Buda, un estatus semidivino en sus congregaciones, como muestran hoy las enseñanzas de la secta Shingon del budismo japonés.

El estado japonés prohibió el Sokushinbutsu en el siglo XIX, aunque la práctica continuó hasta bien entrado el siglo XX. El gobierno tuvo que prohibir esta curiosa forma de suicidio ante la posibilidad de que millares de monjes budistas decidiesen seguir la senda de la automomificación.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Los más extremos: Rituales religiosos




Descanso eterno en el Ganges



El Ganges, río sagrado de la India , es el lugar donde los hindúes desean descansar eternamente. Los más afortunados pueden cremarse junto al río para que sus restos finalicen el ciclo de la reencarnación. Para los menos afortunados que no pueden costearse una cremación, la solución es que su cuerpo sea allí arrojado tras la muerte sin más.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


El Ganges es un referente para cualquier hindú. En el hinduismo, el caudal más famoso de la India, sería la propia personificación de la diosa Ganga. Las cremaciones a sus orillas son tan frecuentes que hasta llegan a ser una de las paradas turísticas en un tour por la India, ya que se cree que al ser arrojado al río, la reencarnación ya no tendrá lugar y se alcanzará la vida eterna librándose de cualquier acto impuro cometido en vida.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Hemos visto escenas de muchas ciudades atravesadas por este río sagrado donde es común ver a la gente lavándose y purificándose en los “Ghats” (escaleras que descienden al río) junto al Ganges, mientras a escasos metros tiene lugar una cremación, o varias, pero en ninguna ciudad la muerte junto al río sagrado toma tanta importancia como en Varanasi, en el estado de Uttar Pradesh.

Varanasí es la ciudad más importante para la religión Hindú, ya que según la cosmología de dicha religión, es el centro de la tierra. Una de las ciudades más antiguas de la India y con más peregrinos al año, poseedora del importante templo de Kashi Vishwanath (una manifestación del Dios Shiva, el principal Dios Hindú).


Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


En sus estrechas calles donde las vacas campan a sus anchas, el olor de la muerte está presente, no solo por los cientos de cremaciones y el olor a carne quemada que impregna el aire, también en las miles de personas moribundas, o solas que quieren acabar su vida aquí para ser arrojados al río sagrado en la ciudad más sagrada.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Los cánticos en honor del Dios Shiva, suenan todo el día. Por la noche las velas iluminan el agua y tratan de abrirse paso entre cadáveres o cenizas arrojados durante el día en sus más de 100 Ghats, o escalinatas sagradas, muchas de ellas particulares que se alquilan y otros que son usados por celebridades o personajes públicos.


Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


El Ganges, uno de los ríos más contaminado del mundo, se convierte en una extraña estampa, donde los cuerpos se queman en hogueras (el fuego acelera el proceso de purificación, según los hinduistas), y si no tienen el dinero necesario (unos 100 dólares para la hoguera más barata, una cifra importante para la gente de a pie), son arrojados atados a una piedra, gente se lava purificándose o niños se bañan entre los cuerpos ajenos a la muerte que les rodea.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Los más extremos: Rituales religiosos




Sacrificios humanos



El sacrificio humano en el mundo prehispánico fue una práctica religiosa que se realizaba en el contexto de ciertos cultos de los pueblos indígenas de América.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Fue una de las principales características de los rituales mesoamericanos. En estos rituales se ofrecía sangre de los sacrificados a los dioses. Generalmente los sacrificados eran prisioneros de guerra. Los mexicas o aztecas practicaban el sacrificio humano debido a que, en su mito fundador, el dios Huitzilopochtli les ordenaba sacrificar a su hermana Coyolxauhqui, por haberlo traicionado.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Los mexicas obtenían prisioneros de guerra mediante las Guerras Floridas, enfrentamientos planeados por ambos bandos que tenían como objetivo la captura de prisioneros que luego serían sacrificados ante los dioses. Sin embargo, dichas guerras tenían requisitos: los guerreros debían ser hombres cuya falta no perjudicara de ninguna manera a su grupo y debían llevarse a cabo los enfrentamientos después de la recolección y almacenamiento de granos.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Con la llegada y evangelización de los conquistadores españoles en tierras mesoamericanas se prohibió que dichos ritos continuaran efectuándose, debido a que se consideraba "algo obra del diablo" Pedro de Alvarado, que había sido encargado de los asuntos de la conquista por Hernán Cortes, llevó a cabo una gran matanza en el Templo Mayor, bajo el argumento anterior.

Los más extremos: Rituales religiosos




Crucifixión filipina


Cada Viernes santo en los pueblos rurales ubicados al norte de Filipinas se conmemora/recrea la crucifixión de Jesucristo, en la que ponen su redención y sacrificio antes de la resurrección de su Señor Jesús.

Este ritual consiste en recibir los castigos efectuados a Jesús y presenta toda una representación teatral de la pasión y muerte de Cristo, con algunos personajes disfrazados de romanos y otros, los que reciben el sacrificio de la cruz, visten con túnicas blancas o moradas y una corona de espinas. No obstante, también destaca por su singularidad que el rito se combina con elementos propios del folklore local.


Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Para llevar a cabo el sacrificio, después que los "actores" disfrazados de romanos zarandean a los supuestos prisioneros ante la mirada del público se utilizan cruces de cuatro metros de altura y clavos esterilizados de 12 centímetros de longitud, los cuales se clavan a las manos y pies del penitente con dos martillazos.

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos


Una vez que la cuadrilla baja la cruz a tierra y extrae los clavos, el nazareno tambaleante es llevado en volandas a una improvisada enfermería donde se recupera unos minutos tumbado mientras le desinfectan las heridas.

Las personas que representan el papel de Jesús dicen que lo hacen para el sacrificio, la penitencia personal, buena voluntad y las bendiciones. Con los años, diferentes personas han descrito el papel de Jesús, incluidas las mujeres e incluso los turistas que visitan.


Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos

Los más extremos: Rituales religiosos



Los más extremos: Rituales religiosos




Los más extremos: Rituales religiosos



Los más extremos: Rituales religiosos

Si quieres visitar mi Post pulsa Aquí, gracias


Los más extremos: Rituales religiosos
  • 1
  • 5Calificación
  • 0Seguidores
  • 1.244Visitas
  • 2Favoritos

5 comentarios

@Otroclon Hace más de 1 año
!A la mierda! El mundo esta lleno de enfermos, gracias por la info.
@Benedicto66666 Hace más de 1 año +1
Manual para cazar brujas
@francisco0327 Hace más de 1 año +1
Interesante el Tema de los Ganges,Buen tema compañero
@CamiMiley Hace más de 1 año +1
Buen tema! Para mi, la religion no sirve, pero bueno, cada uno con sus creencias. Beso
@svenhoek Hace más de 1 año +1
impresionante!!! que interesante el tema, te felicito
Tienes que ser miembro para responder en este tema