SUMATE Y SE PARTE DE ESTA PASION!!!!!!!!

Ver más
  • 475 Miembros
  • 98 Temas
  • 148 Seguidores
  • 0

KAWASAKI NINJA 250R

Kawasaki Ninja 250 R: El escalón necesario

La Kawasaki Ninja 250 R es una motocicleta muy adecuada para aquellos que quieren algo más que un modelo convalidado pero de momento no pueden aspirar a una moto de alta cilindrada. Si se "conforman" con ella, habrán subido un gran peldaño en la progresiva, y aconsejable, escalada hacia una motocicleta más potente.
Kawasaki Ninja 250 R: El escalón necesario
La nueva Kawasaki llega para establecerse en el hueco que le toca por cilindrada y carácter, compartiéndolo con tan sólo las dos Hyosung (Comet GT 250i y Comet GT 250Ri).
KAWASAKI NINJA 250R

El motor de la Kawasaki Ninja 250 R es un bicilíndrico paralelo con refrigeración líquida, DOHC 8 válvulas e inyección electrónica, capaz de entregar 33 CV de potencia a 11.000 rpm y un par de 2,24 kgm a 8.200 rpm. En cuanto a la frenada, a pesar de montar un equipamiento con una apariencia bastante sencilla y espartana, la frenada del tren delantero nos sorprendió muy gratamente, tanto por efectividad como por tacto. Y freno de disco trasero, también alveolado, es de 220 mm con otra pinza de 2 pistones paralelos.
Kawasaki Ninja 250 R

* A favor
o Finura de funcionamiento
o Posición de conducción
o Inyección electrónica
o Suspensión trasera
o Conducción fácil
o Buena frenada
o Manejabilidad

* En contra
o Neumáticos mejorables
o Asiento algo duro
o Tablier anticuado

Estilo deportivo Ninja

El origen, la procedencia, de esta dos y medio es innegable, y nos remite irremediablemente a la esencia de las motocicletas más punteras de Kawasaki. La deportiva saga ZX de la firma de Akashi sirve de espejo en el que mirarse en esta Ninja para alcanzar el carácter sport que tan bien ha sabido encontrar.

Detalles como el frontal tan afilado, el colín minimalista o el diseño del carenado en general sirven para que veamos en la Ninja 250 R una prolongación por la parte baja del catálogo de los modelos más potentes de Kawasaki.

Luego, observando su ficha técnica podemos comprobar que la nueva criatura de Kawasaki es una motocicleta adaptada a un tipo de usuario diferente del de las más radicales ZX. Es destacable, no obstante, la solución empleada para la suspensión trasera, con el sistema progresivo de bieletas Uni-Trak. Esto es encomiable por dos razones: primero, porque el funcionamiento del mismo es excelente, y luego, en un segundo plano, porque hay nakeds deportivas de media cilindrada que todavía carecen de las bondades de un sistema progresivo como el de la suspensión trasera de la Ninja 250 R.

El resto de la parte ciclo de esta motocicleta es tan sencilla como lo es el manejo de la misma. Pero, y volviendo otra vez con las excepciones, nos llevamos una grata sorpresa con la frenada delantera. Compuesta por un simple disco alveolado de 290 milímetros de diámetro y una diminuta pinza de doble pistón paralelo, al principio, sin haberlo probado todavía, considerábamos que con este equipo la frenada se quedaría corta en conducción más o menos deportiva, e incluso circulando por ciudad. Pues nada más lejos de la realidad, puesto que en cuestiones de frenada delantera la Ninja 250 R está más que bien servida. Y es que a la efectividad y el buen tacto de estos elementos hemos de sumar un ridículo peso declarado de tan sólo 154 kilogramos, dato que acaba de facilitar tremendamente la tarea.

Centrándonos, ahora sí definitivamente, en las características técnicas de la joven Ninja, empezaremos hablando del motor. Estamos ante un bicilíndrico paraleo vertical de 249 centímetros cúbicos, con doble árbol de levas y cuatro válvulas por cilindro, refrigeración líquida e inyección electrónica, que es capaz de ofrecer 33 caballos de potencia a 11.000 rpm y un par máximo de 2,24 kgm a 8.200 rpm.

En el tren delantero, además de por la frenada, destaca por una horquilla convencional con barras de 37 milímetros de diámetro y 120 milímetros de recorrido, mientras que el del amortiguador trasero –ajustable en precarga en cinco puntos- es de 130 milímetros.

El chasis, por su parte, se compone de un triple tubo de acero superior del que queda suspendido el motor, con un basculante de tubo de acero rectangular. Y los neumáticos, de calidad mejorable, son en medidas de 110/70 x 17 en el tren anterior y de 130/70 x 17 en el tren trasero.

Muy accesible y manejable
Kawasaki Ninja 250 R: El escalón necesario
KAWASAKI NINJA 250R

La primera parte de la prueba dinámica transcurrió por el centro de Barcelona, que cruzamos de lado a lado para reunirnos con los fotógrafos contratados por Kawasaki que nos esperaban en diferentes emplazamientos. La verdad es que la moto se comportó de maravilla circulando entre el denso tráfico urbano de esta ciudad. La Ninja se cuela muy bien entre coches, y sólo hemos de preocuparnos de tener controlados los retrovisores, que, avanzados, podían llegar a impactar con los del resto de vehículos de cuatro ruedas.

La finura de funcionamiento de esta motocicleta quedó fuera de toda duda en ciudad. Todo el conjunto del embrague trabaja con mucha suavidad, tanto la leva como la palanca del cambio, y la Ninja no emitió vibraciones en ninguna zona del cuentarrevoluciones. A esto hemos de sumar una posición de conducción muy adecuada para circular relajado y sin forzar: tanto el manillar como las estriberas están colocados a la altura adecuada para hacer que la ergonomía de la motocicleta roce el excelente. Es mejorable, eso sí, el mullido del asiento, que es bastante escaso y hace que nuestro trasero acuse el paso de los kilómetros antes de lo esperado.

Por peso, dimensiones y altura del asiento –a 775 milímetros del asfalto se hace pie sin ninguna dificultad con las dos plantas a la vez-, en ciudad se maneja con una soltura asombrosa, y podríamos decir que es, de entre todas las deportivas del mercado, la que mejor se desenvuelve entre coches. Porque es que, además de manejable, es muy fácil de conducir gracias a su suave y tranquilo (a bajas vueltas) motor bicilíndrico de 249 centímetros cúbicos.

Y sólo nos falta por hablar del radio de giro, que es muy bueno, de manera que se hacen todavía más fáciles las maniobras en parado o a baja velocidad.

También fuera de la ciudad
KAWASAKI NINJA 250R
Una vez terminadas las diferentes sesiones de fotografías, nos encaminamos hacia una serie de carreteras secundarias que habrían de llevarnos lejos de la ciudad. Fue entonces cuando pudimos comprobar que, además de práctica (el carenado protege más de lo que uno piensa al contemplarla) y manejable, la Kawasaki Ninja 250 R es también una motocicleta muy divertida.

El motor es otro de los puntos fuertes de este modelo; ahora bien, hay que aplicarse para que nos dé lo mejor de sí. Me explico. Este bicilíndrico es un propulsor bastante puntiagudo, al que le gusta trabajar en la zona alta de su tacómetro: recordemos que su potencia máxima de 33 caballos la entrega a las 11.000 rpm. De esta manera, y a pesar de contar con un desarrollo bastante corto (aunque la marca asegura que la velocidad máxima de esta motocicleta, con mono de piel, se sitúa en torno a los 185 km/h), hay que jugar con el cambio de velocidades repetidamente para acertar con la velocidad adecuada en cada momento, con el objetivo de que el motor no se nos venga abajo saliendo de las curvas.

Una vez adaptados a esta condición, podemos pasarlo muy bien con la nueva Ninja. Porque, además, el sistema de inyección electrónica funciona con mucha finura y precisión, sin ningún tipo de tirón ni rateo, de manera que el motor sube de vueltas sin contratiempos.

La manejabilidad de la que había hecho gala horas antes en ciudad volvió a lucir en carreteras reviradas. Las dimensiones y el peso de la Ninja tienen mucho que ver en este sentido, y si sumamos unas medidas de neumáticos como las anteriormente citadas, obtenemos una motocicleta tremendamente ágil y rápida tanto entrando en las curvas como cambiando de dirección. El único pero que encontramos en este sentido fue la calidad de los neumáticos, que no llegaron a acompañar todo lo que nos hubiese gustado en el buen hacer del modelo.

Las suspensiones, de tarados más bien firmes para favorecer el dinamismo en conducción deportiva, también obtuvieron una nota elevada. Sobre todo en el tren trasero, cuyo sistema progresivo de bieletas Uni-Trak con amortiguador regulable en precarga ofreció un rendimiento exquisito cuando empezamos a elevar el ritmo de la conducción. Pero no sería justo pasar por alto el funcionamiento de la horquilla (no regulable), que se hundía lo necesario y mantenía el tipo cada vez que apurábamos con decisión la frenada.

Kawasaki Ninja 250 R: Rápida

La Kawasaki Ninja 250 R llega a un mercado bastante desatendido por el resto de marcas. Aparte de las Hyosung Comet GT 250, no existe ninguna motocicleta deportiva de iniciación Ideal para los que empiezan y buscan una deportiva, pero al mismo tiempo no quieren verse obligados a limitar una seiscientos. La Ninja será capaz de saciar sus primeros pasos sobre una motocicleta de "mediana" cilindrada.

Sólo nos queda por decir que la Ninja 250 R se fabrica en Tailandia, y esto, en un principio, podría llevar a engaño. Bien es cierto que detalles como el tablier (algo obsoleto, sin nivel de combustible y totalmente analógico) o la calidad de los neumáticos son mejorables, pero en realidad la nueva dos y medio de Kawasaki es una motocicleta con unos acabados impecables y una muy buena calidad de componentes en líneas generales. Tanto es así que las esperanzas depositadas por Kawasaki en este modelo lo convierten en uno de los más importantes en el seno de la marca desde el mismo momento en que ha sido presentado. E incluso fue el buque insignia de la firma japonesa en el stand que montó con motivo de la Gran Semana de la Moto celebrada recientemente.
  • 0
  • 1Calificación
  • 2Seguidores
  • 7.046Visitas
  • 1Favoritos

1 comentario

@kazeyAZ Hace más de 2 años
es hermosa *---*
Tienes que ser miembro para responder en este tema