Por la democracia, por la vida y por la paz. Por la reivindicación de Yrigoyen, Alem, Sabattini, Lebensonh, Larralde, Balbin, Illia y Alfonsin. "Doctrina para que nos conozcan, conducta para que nos crean"

Ver más
  • 689 Miembros
  • 1,660 Temas
  • 264 Seguidores
  • 0

…Y Justicia para Todos… ¿o no?

Por Federico Ceridono, 12 de diciembre de 2012


Hay veces en las que pareciera que la Justicia en la Republica Argentina es una ficción, que es irreal, digna de un guion cinematográfico de algún gigante de Hollywood. Simplemente el pueblo argentino debe dignarse a esperar los fallos justos y milagrosos de los pocos jueces honestos que quedan, o peor aún, relegarse a seguir las leyes de la selva.

Los últimos y resonantes casos judiciales que han conmovido a la sociedad argentina, el caso Clarín y el caso Marita Verón, parecen acentuar esta sensación.

Hace rato que vengo viendo esto, y en mi cabeza se repite una y otra vez la lirica de una canción que habla sobre la justicia, su falta, sus detractores, sus violadores, sus asesinos.

“Las paredes de la justicia están pintadas de verde/ El dinero habla”.

El dinero, el motor del mundo, el que determina quien tiene el poder, y quienes son los subordinados. Hoy el Poder Judicial esta mas interesado en una lucha entre poderes antagónicos por la supremacía del relato, que por encontrar verdadera justicia para una madre que perdió a su hija victima de las poderosísimas redes de trata de personas, que se mueven a lo largo y ancho del país con una impunidad que asusta. ¿Hasta qué punto hemos caído para que a la escena política de una nación la domine una pelea sin sentido entre el gobierno y una empresa, y que sean absueltas trece personas de las cuales se han probado ampliamente su papel en las organizaciones criminales de la prostitución? ¿Qué clase de imparcialidad nos pueden dar jueces comprados, y avalados por el poder político amigo de las mafias?

“Los lobos del poder acechan tu puerta/ Óyelos aullar”

El caso de la justicia tucumana es muy particular dentro de la escena nacional. En ninguna otra provincia el poder político tiene tanta influencia en el judicial como allí. Todos los mecanismos de independencia entre poderes han fallado, al punto que la Constitución reformada en 2006 avala la creación del Consejo Asesor de la Magistratura para la elección de los jueces, pero la ley que lo reglamenta establece amplias facultades para el Gobernador, como la de proponer cuantos candidatos quiera, y luego elegir a quien quiera de las ternas propuestas por el órgano colegiado, pudiendo saltarse los órdenes de merito, la experiencia profesional, la capacitación y el rendimiento académico, inclusive llegando al punto de desecharlos a todos y pedir una nueva terna. Es así como se han nombrado muchos fiscales y jueces afines, que le otorgaron inmunidad total ante las cientos de denuncias presentadas en contra de él y sus funcionarios.

Este panorama permitió que muchos de los acusados de secuestrar y vender a Marita pudieran haber comprado a estos jueces corruptos, tal como lo denuncio Susana Trimarco, su madre. Hay que centrarse en los principales acusados: Víctor Rivero y su hermana, María Jesús Rivero. Esta ultima es ex esposa de Rubén “La Chancha” Ale, ex presidente del Club Atlético San Martín y dueño de una remisería en cuyos autos se realizaba el secuestro de jóvenes para ejercer la prostitución. El mismo tiene vínculos muy fuertes con Julio Miranda, ex gobernador de Tucumán, y con José Alperovich. Ambos se ocuparon de allanarle el camino a las redes de trata, dejándolos actuar en libertad con la connivencia de la policía. Además, Ale fue y es un socio estratégico del peronismo tucumano en épocas de elecciones, cuando sus remises sirven de maquinaria de movilización clientelar en las zonas más pobres de la provincia. Su gente ha oficiado de matones en cada operación sucia que estuviera relacionada a sus negocios, y las denuncias por amenazas y golpizas de sus choferes se cuentan de a cientos.

Pero la cadena de la corrupción sigue y va mas allá, todavía más profundo. La conexión entre los jueces Piedrabuena, Herrera Molina y Romero Lascano, y los acusados surge a través de una carta anónima que recibió Trimarco de parte de un empleado judicial, que declaró que ellos se encontraron unos días antes del fallo en la quinta del abogado Morfil, defensor de los Rivero y abogado personal de Rubén Ale. Allí llevaron el expediente de la causa, y se dice que deliberaron toda la noche, sellando un pacto sobre el resultado del juicio. Saque sus propias conclusiones.

“Lo máximo en vanidad/ Explotando su supremacía/ No puedo creer las cosas que dices”

Todavía resulta más increíble aún que uno de los integrantes de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sea dueño de departamentos donde vivían chicas sometidas, y se ejercía la prostitución. Eugenio Zaffaroni, uno de los especialistas en derecho penal más respetados y reconocidos del país. ¿Qué podemos esperar de los otros?

Párrafo aparte para los oportunistas de siempre. Relacionado intrínsecamente con la lucha contra Clarín, Cristina Kirchner declaró que “la Justicia debe ser revisada, y que se deben aplicar mecanismos de control republicanos”. Bienvenida sea la propuesta, siempre y cuando sea hecho por organismos ciudadanos como el Ministerio Público o el Defensor del Pueblo. Y que se aplique para el Ejecutivo y el Legislativo, también. La diputada oficialista Diana Conti, en la misma senda, dice que “para renovar la Justicia, se debe reformar la Constitución”. Sería creíble si no se conociesen los anteriores intentos de esta mujer de lleva a cabo la reelección indefinida.

En ambos casos, se utiliza de la manera más vil la lucha solitaria de una mujer, y la bronca de un pueblo, para llevar a cabo sus fines macabros de llevarse todo por delante. “La apatía es su trampolín/ Tan insensible”- “No se busca la verdad/ Ganar lo es todo”-“Antipatía oculta en lo profundo/ Tan engañosa”.

En el medio de todo esto, nosotros, el pueblo. Hace años que se clama por verdadera justicia independiente y al servicio del desprotegido, pero el panorama no parece mejorar. Es cierta la existencia de viejas estructuras de los tiempos militares, pero también que sucesivos gobiernos peronistas han moldeado cortes y cámaras “a piacere”. Todo para tener encubridores de sus negocios ocultos, sus mafias, sus redes criminales.
Se necesita urgente un cambio de raíz, abriendo vías de control popular mediante los organismos de defensa, exigir el enjuicimaniento masivo de los magistrados corruptos, implementar los jurados civiles, y también recortar las enormes facultades que se les han dado al poder político para armar su justicia “personalizada”, cual si fueran a un supermercado a elegir gente para cubrir cargos críticos. “La señora Justicia ha sido violada/ por los asesinos de la verdad”

Mientras tanto, miles de ciudadanos nos comemos la bronca e impotencia de no poder hacer nada, de no encontrar respuestas de quienes debieran controlar, y no encontrar protección de los que debieran velar por nuestra seguridad e integridad.

“La Justicia está perdida,
La Justicia esta violada,
La Justicia está muerta”.

N. del A.: Partes extraídas de la canción “…And Justice for All”, del albúm homónimo de Metallica, editado en 1988. La letra ha sido traducida y adaptada del inglés.
  • 0
  • 2Calificación
  • 0Seguidores
  • 0Visitas
  • 0Favoritos

3 comentarios

@Jony_Sniuk Hace más de 1 año +1
Tremendo!

Un crudísimo y esclarecedor relato de la mafia en que vivimos. A dónde vamos a ir a parar
@ElTuma Hace más de 1 año +2
jaja copyright mio de twitter!! Abrazo!
@MisterFedeMaster Hace más de 1 año +1
Ese twit tuyo me inspiro para la nota! Abrazo grande!
@ElTuma Hace más de 1 año +1
jaja abrazo!
Tienes que ser miembro para responder en este tema