El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El comandante

Anuncios

El comandanteRicardo Ford (Buenos Aires, 5 de noviembre de 1968 - ibídem, 25 de noviembre de 2013), fue un cantante, actor de teatro y televisión, conductor de televisión, filántropo, 2 productor de teatro, televisión y empresario industrial argentino.el comandante fort
El heredero de la empresa de chocolates Fel-Fort se propuso ser famoso y a su manera lo consiguió. El Bailando, teatro y romances mediáticos apuntalaron su efímera fama.fort
Comenzó en el mundo del espectáculo a través de un reality que él mismo produjo, financió y protagonizó. Junto a él aparecían sus amigos y guardaespaldas, a quién él denominaba "Los gatos". También estaba su novia de aquel entonces, Violeta Lo Ré.ricardo fort
Marcelo Tinelli advirtió el costado mediático de Fort y lo convocó para participar en "El musical de tus Sueños" y llegó a la final, con Silvina Escudero, que lo relegó al segundo puesto.lalalaAquella participación en el ciclo de Ideas del Sur y su excentricidad lo convirtieron en uno de los personajes del año.
El comandanteFort rápidamente se convirtió en presa de los medios, algo buscado y alimentado por él. Tinelli vio nuevamente la veta y lo convocó para ser parte del jurado.
el comandante fortComo jurado tampoco esquivó los escándalos y al aire presentó su renuncia a Marcelo Tinelli y en pleno programa se fue diciendo: "A mí me van a respetar".
fortDe los incontables escándalos mediáticos el más recordado es el que tuvo con Flavio Mendoza, que terminó a las piñas, en vivo, durante la emisión de ShowMatch
ricardo fortEn 2012, lejos de Ideas del Sur, Ricardo Fort produjo en América su propio programa.
lalalaUno de los momentos más polémicos de ese ciclo fue cuando realizó el musical de "El rey León". Esa osada performance le valió una carta documento de Disney.En el programa también se dio el gusto de protagonizar "El Contra" con Juan Carlos Calabró.
El comandanteLa salud del comandante comenzo a empeorar:Augusto, en su último día de vida, reclamó un espejo. Llamó a sus amigos y les preguntó si había representado bien su papel en el escenario de la vida. Ricardo Fort no tuvo esa posibilidad porque en la era moderna se muere alrededor de máquinas y de cables, pocas veces en el concierto de los afectos. En cuanto al espejo, que es siempre algo exterior, le hubiese proporcionado una cercanía a su otro espejo interior en la ansiada búsqueda de la concordancia. Ese mismo error que engañó a sus ojos fue lo que lo excitó a lo largo de su vida. Enamorado de una ilusión en forma de bíceps, músculos, mayor altura, una imagen poderosa de sex symbol macho negada por su padre, despreciado por marica y hasta despachado con un boleto de ida a Miami, regresó en tiempos de la muerte del padre y en ese momento afrontó la posibilidad de demostrar quién era, y fue entonces que compró esa imagen ilusoria que circulaba por su mente hasta llegar a perecer por sus propios ojos. El ego es una máquina que sirve para morir, dice Pascal Quignard. Es preferible el engaño o la imagen líquida que se deshace a la angustia de no ser, a la dependencia de ser sólo en el alma de un otro. El verdadero ser, Ricardo Fort, puede que lo recupere en el paraíso o llegando al infierno, las aguas barrosas del río Estigia no le devolverán su imagen, allí continuará firmando autógrafos a sus miles de seguidores, a tantas personas que pronto ocuparán sus corazones con otros ídolos, y lo harán de manera urgente para evitar padecer más tiempo el dolor del vacío. Pero esos autógrafos serán su muestra de cariño, el de un hombre repleto de tristezas que acompaña a sus pares, hombres y mujeres que necesitan amor y que aún creen que una firma llena el vacío, la soledad del haber sido arrojado a la existencia y el soportar la carga de saber lo efímera que es la vida. Es algo que los hombres saben sin atreverse a saber. el comandante fort
"26.11.2013""Ricardo Fort murió ayer a las 5 de la madrugada en el Sanatorio de la Trinidad, a raíz de “un paro cardíaco asociado a una hemorragia digestiva masiva”, según indicó el parte médico. El mediático personaje, de 45 años, estaba internado en esa institución de Palermo desde el jueves, por una fractura de fémur que había sufrido tras una caída en los Estados Unidos. Fiel a su costumbre de no dejar pasar la oportunidad para mostrarse, en el sanatorio había grabado un video de treinta segundos que a la postre sería su última aparición pública: “Hola, chicos, les habla Ricardo Fort, estoy acá en la Clínica de la Trinidad. Me vine a quince días de spa para que me mimen, me cuiden, comer cosas ricas y que los médicos me curen todo lo que tenga que curarme, y salir diez puntos para después disfrutar la vida. Así que les mando un beso grande a todos mis fans. A toda la gente que me quiere, gracias por seguirme, los quiero”.
fort

ricardo fort

Shout GifGIF

+10 SI LES GUSTO

Anuncios

2 comentarios - El comandante