El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Convertir un disco básico en dinámico en windows xp

Anuncios

Windows XP, con su programa de instalación, y Administración de discos garantizan que los discos inicializados por Windows XP Professional podrán convertirse en discos dinámicos. Los discos dinámicos ofrecen una funcionalidad de la que carecen los discos básicos, incluida la posibilidad de crear volúmenes con varios discos, como los volúmenes seccionados, reflejados y RAID-5. Antes de convertir los discos, cierre todos los programas que se estén ejecutando en ellos.

Una vez convertido un disco básico en dinámico, todas las particiones existentes en el disco básico se convertirán en volúmenes simples (dinámicos). No puede volver a convertir los volúmenes dinámicos en particiones.
El acceso a los discos dinámicos no es posible directamente desde MS-DOS, Windows 95, Windows 98, Windows Millennium Edition, Windows NT ni Windows XP Home Edition, de modo que tampoco es posible iniciar estos sistemas operativos desde discos dinámicos. Sin embargo, las carpetas compartidas en discos dinámicos sí están disponibles a través de la red para los equipos con estos sistemas operativos.

El acceso a los discos dinámicos está aún más restringido por el estilo de partición que tengan:

Sólo los equipos basados en x86 y con Windows 2000 o Windows XP Professional, o bien los equipos basados en Itanium y con Windows XP 64-bit Edition tienen acceso a los discos MBR dinámicos.
Sólo los equipos basados en Itanium y con Windows XP 64-Bit Edition tienen acceso a los discos dinámicos de tabla de particiones GUID (GPT).
Para poder convertir un disco básico en un disco dinámico es necesario lo siguiente:Los discos de registro de inicio maestro (MBR) deben tener al menos 1 megabyte (MB) de espacio libre para la base de datos de discos dinámicos. Administración de discos y el programa de instalación reservan automáticamente este espacio libre al crear particiones o unidades lógicas en el disco, pero es posible que los discos que tengan particiones o volúmenes creados por otros sistemas operativos no dispongan de este espacio. Los discos con tabla de particiones GUID (GPT) no requieren 1 MB de espacio sin asignar al final del disco. En lugar de ello, Administración de discos utiliza espacio de la partición reservada Microsoft (MSR) para crear una partición independiente destinada a la base de datos de discos dinámicos.
Los discos de tabla de particiones GUID (GPT) deben tener particiones de datos contiguas y reconocidas con sistemas de archivos de Windows XP. Si hay una partición no reconocida (por ejemplo, creada con otro sistema operativo o herramienta que utilicen GUID de tipo de partición no compatibles con Windows XP 64-Bit Edition) entre dos particiones reconocidas, no podrá convertir el disco GPT en dinámico.
El disco no puede ser de tipo extraíble. No es posible convertir dispositivos de medios extraíbles en volúmenes dinámicos. Los dispositivos de medios extraíbles sólo pueden contener particiones primarias.
El disco no debe encontrarse en un equipo portátil. Windows XP Professional y Windows XP no admiten discos dinámicos en equipos portátiles.
El tamaño de sector debe ser de 512 bytes. En caso contrario, no podrá convertir un disco básico en disco dinámico. Puede utilizar el comando chkdsk para determinar el tamaño de sector del disco.
Otras consideraciones relativas a la conversión
La conversión de un disco básico en dinámico también tiene los siguientes efectos:

Reinstalación de Windows XP Professional. Sólo es posible instalar Windows XP Professional desde cero en un volumen dinámico si dicho volumen es el resultado de la conversión de un volumen dinámico que ha mantenido una entrada en la tabla de particiones. Los volúmenes simples convertidos a partir de discos dinámicos en Windows XP Professional no tienen una entrada en la tabla de particiones, salvo que antes de la conversión fueran volúmenes de sistema o de inicio. Esta información es necesaria para realizar instalaciones nuevas de Windows XP Professional en volúmenes dinámicos.
Particiones del sistema y de inicio. Puede convertir en dinámico un disco básico que contenga particiones del sistema o activas. Una vez convertido el disco, las particiones se convierten en volúmenes simples de sistema o de inicio (después de reiniciar el equipo). No puede marcar como activo un volumen dinámico existente. Puede convertir un disco básico que contenga la partición de inicio (que contiene el sistema operativo Windows XP Professional) en un disco dinámico. Una vez convertido el disco, la partición de inicio se convierte en un volumen de inicio simple (después de reiniciar el equipo).
Errores de conversión. Si convierte un disco de inicio, o si un volumen o una partición está en uso en el disco que intenta convertir, deberá reiniciar el equipo para que la actualización tenga éxito. Si se da una de las siguientes condiciones, la conversión puede fallar después de reiniciar el equipo:
Si desconecta todos los discos dinámicos existentes mientras se reinicia el equipo.
Si reemplaza un disco o un conjunto de discos que iban a convertirse mientras se reinicia el equipo. (Administración de disco detecta si el disco ha cambiado y es posible que no pueda realizarse la conversión).
Si cambia el diseño de disco del disco que vaya a convertirse.
Si el disco tiene errores de E/S durante la conversión.
Reflejar volúmenes del sistema y de inicio. Después de convertir el disco que contenga las particiones del sistema y de inicio en disco dinámico, puede reflejar los volúmenes del sistema y de inicio en otro disco dinámico. Por tanto, si ocurre un error en uno de los discos que contenga los volúmenes de inicio y del sistema, puede iniciar el equipo desde el disco que contenga los espejos de esos volúmenes.
Cuando tiene lugar la conversión. Las particiones de inicio y del sistema se convierten en volúmenes dinámicos después de reiniciarse el equipo. Todas las demás particiones y volúmenes básicos se convierten inmediatamente. Sin embargo, si un volumen básico o partición del disco que está convirtiendo se encuentra en uso, ocurrirá un suceso conocido por "forzar desmontaje", lo que significa que se desconectarán automáticamente todos los programas que estén utilizando el volumen. Si no se puede forzar el desmontaje al volumen (por ejemplo, hay un archivo de paginación activo en el volumen), no se completará la conversión hasta que reinicie el equipo.
Otros sistemas operativos. Si convierte un disco con una partición que contenga un sistema operativo distinto de Windows 2000 o Windows XP Professional, no podrá iniciar el equipo con ese sistema operativo después de la conversión.
Revertir a discos básicos. Después de convertir un disco básico en disco dinámico, no podrá volver a cambiar los volúmenes dinámicos a particiones. En lugar de ello, deberá eliminar todos los volúmenes dinámicos del disco y, a continuación, utilizar el comando Convertir en disco básico.

Para convertir un disco básico en un disco dinámico
Mediante la interfaz de Windows


Abra Administración de equipos (Local).
En el árbol de la consola, haga clic en Administración de discos.
¿Dónde?

Administración de equipos (local)
Almacenamiento
Administración de discos

Haga clic con el botón secundario del mouse (ratón) en el disco básico que desee convertir, haga clic en Convertir en disco dinámico y, a continuación, siga las instrucciones de la pantalla.
Si no ve este elemento de menú, es posible que esté haciendo clic con el botón secundario en un volumen en vez de en un disco, que el disco se haya actualizado previamente a un disco dinámico, o bien que el equipo sea un equipo portátil. (Los discos dinámicos no se admiten en equipos portátiles, discos extraíbles, discos separables que utilizan la interfaz Bus serie universal (USB) o IEEE 1394 (también llamada FireWire), o en discos conectados a buses SCSI compartidos.) Además, tampoco es posible convertir en dinámicos los discos de clúster conectados a buses SCSI o de Canal de fibra. El servicio de Cluster Server sólo admite discos básicos.)

Notas

Para abrir Administración de equipos, haga clic en Inicio y, a continuación, en Panel de control. Haga clic en Rendimiento y mantenimiento, Herramientas administrativas y, a continuación, haga doble clic en Administración de equipos.
Para completar este procedimiento, debe iniciar una sesión como administrador o como miembro del grupo Administradores. Si el equipo está conectado a una red, es probable que la configuración de directivas de red le impida finalizar el procedimiento.
Para obtener información adicional acerca de la conversión de discos básicos en discos dinámicos, haga clic en Temas relacionados.
Después de convertir un disco básico en disco dinámico, no podrá volver a cambiar los volúmenes dinámicos a particiones. En lugar de ello, deberá eliminar todos los volúmenes dinámicos del disco y, a continuación, utilizar el comando Convertir en disco básico. Si desea convertir los datos, primero deberá hacer una copia de seguridad o moverlos a otro volumen. Para obtener información acerca del comando Convertir en disco básico, haga clic en Temas relacionados.
Antes de convertir los discos, cierre todos los programas que se estén ejecutando en ellos.
Para que la conversión pueda realizarse, los discos de registro de inicio maestro (MBR) que vayan a convertirse deben contener al menos 1 MB de espacio para la base de datos de discos dinámicos. Windows 2000 y Windows XP Professional reservan este espacio automáticamente cuando se crean particiones o volúmenes en un disco, pero es posible que los discos con particiones o volúmenes creados por otros sistemas operativos no tengan este espacio disponible. (Este espacio puede existir incluso si no es visible en Administración de discos).
Una vez convertido, el disco dinámico no contendrá volúmenes básicos (ni particiones primarias ni unidades lógicas), ni será posible el acceso al mismo con los sistemas operativos MS-DOS, Windows 95, Windows 98, Windows Millennium Edition, Windows NT y Windows XP Home Edition. El acceso a los discos dinámicos sólo es posible con Windows 2000 o con Windows XP Professional.
Cuando se convierte un disco básico en dinámico, todas las particiones y unidades lógicas del disco básico se convertirán en volúmenes simples del disco dinámico.
No debe convertir en dinámicos discos que contengan varias instalaciones de Windows 2000 o Windows XP Professional. Cuando se convierte un disco en dinámico, se eliminan todas las entradas de partición de las particiones del disco, excepto las de los volúmenes de sistema o inicio del sistema operativo en ejecución. Cuando se convierte un disco en dinámico no se comprueba si existen otras instalaciones de Windows, y se eliminan las entradas de partición de los demás volúmenes de inicio que contenga el disco. Además, las entradas del registro relacionadas con el volumen de la segunda instalación quedan obsoletas y, en consecuencia, ya no es posible iniciar el sistema operativo.


Mediante la línea de comandos

Abra Símbolo del sistema.
Escriba:
diskpart

En el símbolo de DISKPART, escriba:
list disk

Anote el número de disco del disco que desea convertir en dinámico.

En el símbolo de DISKPART, escriba:
select disk n

En el símbolo de DISKPART, escriba:
convert dynamic

Valor Descripción
list disk Muestra una lista de discos e información acerca de ellos, como su tamaño, la cantidad de espacio libre disponible, si se trata de un disco básico o dinámico y si el disco utiliza el registro de inicio maestro (MBR) o un estilo de partición tabla de particiones GUID (GPT). El disco marcado con un asterisco (*) tiene el enfoque.
select disk Selecciona el disco especificado, donde n es el número de disco, y lleva el enfoque al mismo.
convert dynamic Convierte un disco básico en un disco dinámico.

Notas

Para completar este procedimiento, debe iniciar una sesión como administrador o como miembro del grupo Administradores. Si el equipo está conectado a una red, es probable que la configuración de directivas de red le impida finalizar el procedimiento.
Para abrir el símbolo del sistema, haga clic en Inicio, seleccione Programas, Accesorios y, a continuación, haga clic en Símbolo del sistema.
Para obtener información adicional acerca de la conversión de discos básicos en discos dinámicos, haga clic en Temas relacionados.
Después de convertir un disco básico en disco dinámico, no podrá volver a cambiar los volúmenes dinámicos a particiones. En lugar de ello, deberá eliminar todos los volúmenes dinámicos del disco y, a continuación, utilizar el comando DiskPart convert basic. Si desea convertir los datos, primero deberá hacer una copia de seguridad o moverlos a otro volumen. Para obtener más información acerca de DiskPart, haga clic en Temas relacionados.
Antes de convertir los discos, cierre todos los programas que se estén ejecutando en ellos.
Para que la conversión pueda realizarse, los discos de registro de inicio maestro (MBR) que vayan a convertirse deben contener al menos 1 MB de espacio para la base de datos de discos dinámicos. Windows 2000 y Windows XP Professional reservan este espacio automáticamente cuando se crean particiones o volúmenes en un disco, pero es posible que los discos con particiones o volúmenes creados por otros sistemas operativos no tengan este espacio disponible. (Este espacio puede existir incluso si no es visible en Administración de discos).
Una vez convertido, el disco dinámico no contendrá particiones ni unidades lógicas, ni será posible el acceso al mismo con los sistemas operativos MS-DOS, Windows 95, Windows 98, Windows Millennium Edition, Windows NT y Windows XP Home Edition. El acceso a los discos dinámicos sólo es posible con Windows 2000 o con Windows XP Professional.
Cuando se convierte un disco básico en dinámico, todas las particiones y unidades lógicas del disco básico se convertirán en volúmenes simples del disco dinámico.
No debe convertir en dinámicos discos que contengan varias instalaciones de Windows 2000 o Windows XP Professional. Cuando se convierte un disco en dinámico, se eliminan todas las entradas de partición de las particiones del disco, excepto las de los volúmenes de sistema o inicio del sistema operativo en ejecución. Cuando se convierte un disco en dinámico no se comprueba si existen otras instalaciones de Windows, y se eliminan las entradas de partición de los demás volúmenes de inicio que contenga el disco. Además, las entradas del registro relacionadas con el volumen de la segunda instalación quedan obsoletas y, en consecuencia, ya no es posible iniciar el sistema operativo.

Anuncios

3 comentarios - Convertir un disco básico en dinámico en windows xp