El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Francis Bacon, el novum organum y los falsos idolos

Anuncios

Francis Bacon, el novum organum y los falsos idolos


El Novum Organum, El método inductivo

El “Novum Organum” que consta de 2 libros, es el causante del pensamiento moderno, precursor de la ciencia (una ciencia metodificada a un sistema inductivo) que fue impulsora de una nueva forma de ver la realidad.
La primer parte del libro, la parte destructiva, pretende derrumbar las viejas nociones de hacer ciencia (una ciencia que no existía como la conocemos ahora), y el segundo, la constructiva, que se encarga de elaborar una nueva lógica que ayude a impulsar a la ciencia, que esta a su vez, este al servicio del hombre, al servicio de su entendimiento.
El pensamiento de Bacon pretende derrumbar, primero, los viejos prejuicios que impiden llegar a la verdad a los hombres, estos prejuicios, los "ídolos" entonces, son obstáculos que se tienen que evitar para alcanzar el progreso de la humanidad, este progreso, tiene que ir de la maño con la ciencia, con el método inductivo planteado por Bacon, y este método, la elaboración y aplicación, es la segunda parte de su plan progresista.
El autor opta por una búsqueda elaborada, y no basada en los sentidos primitivos, estos, son subjetivos, y cualquier persona puede ver algo diferente en el mismo objeto tan solo con mirar desde otro punto.
“De nosotros podemos decir lo que un tal decía en chanza: -no es posible tener la misma manera de ver, cuando unos beben vino y otros beben agua-. Esta frase resuelve perfectamente la dificultad. Los otros hombres, tanto los antiguos como los modernos, han bebido en las ciencias un licor indigesto, como el agua, que corría espontáneamente de la inteligencia, o sacado a bomba por las ruedas de la dialéctica de una especie de pozos; nosotros, bebemos y vertemos un licor extraído de infinidad de uvas, todas maduras y en punto, recogidas en racimos de todo género, exprimidas en la prensa, sosegado y clarificando luego en las cubas. No hay pues, que maravillarse de que no podemos entendernos unos con otros.”



Francis Bacon, novum organum, libro primero, aforismo CXXIII, Pág. 95
Francis Bacon, Investigación y descubrimiento de la verdad

Francis Bacon, barón de verulam, lord canciller, notable político inglés, y esperanzado del progreso humano, luchó siempre por el descubrimiento, la investigación y la iluminación de la verdad, la ciencia. Su lucha lo llevo a crear el método científico, inductivismo, en el cual, veía la real manera de poder llegar a la verdad.
La ciencia, la investigación y la experiencia se encargarían entonces de fungir como escalera que lleva al descubrimiento de la verdad. Se tendría que recurrir a la investigación, ya que los sentidos son limitados y provocan al error "El hombre servidor e interprete de la naturaleza ni obra ni comprende mas que en proporción de sus descubrimientos experimentales y racionales sobre las leyes de esta naturaleza; fuera de ahí, nada sabe ni nada puede"
los sentidos jamás podrán brindarnos una fuente inobjetable del conocimiento en cualquiera de sus formas, es necesario brindar las herramientas necesarias para lograr llegar al conocimiento de la verdad, Bacon quiere brindarle al hombre una ciencia verdadera, una que hasta su época, no se ha usado aun; las ciencias hasta entonces, habían estado basadas en la lógica aristotélica, que basa sus términos, las nociones de sus términos, en "ideas provenientes de la imaginación y que están mal definidas" Todos estos términos deben de ser derrumbados, y cambiados por un método con cimientos fuertes, con fundamentos, un método construido por axiomas.
¿Pero como se pueden crear axiomas? Bacon nos dice que la única y verdadera forma de crear estos axiomas es por medio de la investigación, la experiencia, partir de hechos y llevarlos a la generalidad, a un término global que sea irrefutable, Bacon hace también una crítica propia a la época en la que vive, el renacimiento, las reformas protestantes etc. Los dogmas, que evitan el avance de la ciencia.


Francis Bacon, novum organum, libro primero, aforismo I, Pág. 39
Francis Bacon, novum organum, libro primero, aforismo XV, Pág. 41



Bacon cree que un espíritu adoctrinado es incapaz de hacer ciencia, lo cual, evita el progreso hacia el conocimiento de la verdad; un espíritu con dogmas, al tratar de hacer ciencia, partirá de la generalidad de una idea irrefutable dentro de el, en cambio, un espíritu libre, podrá partir de la experiencia, los hechos de una manera objetiva y de ahí crear leyes, basadas en la investigación y en la razón para llegar a la generalidad. Los dos operan por medio de la razón, pero desde una forma muy diferente, la primera forma es llamada “prenociones de la naturaleza”, ya que trabaja desde una preconcepción de las cosas, y parte de estas para usar la razón, la experiencia es distorsionada por el prejuicio racional, el otro es una “interpretación de la naturaleza” completa y objetiva, sin remordimientos ni ideas preconcebidas.

Destruir a los ídolos

Bacon le da el nombre de ídolos a aquellos obstáculos que evitan el hacer ciencia verdadera para los humanos, evitan el progreso humano, esterilizan toda búsqueda de verdad, los prejuicios que se establecen en el espíritu humano son los ídolos, estos ídolos, son falsas adoraciones del conocimiento, que llegan a los hombres por diferentes vías, estos, son separados en 4, los "ídolos de la tribu", los "ídolos de la caverna", los "ídolos del foro" y los "ídolos del teatro".
"Hay cuatro especies de ídolos que llenan el espíritu humano. Para hacernos inteligibles, los designamos con los siguientes nombres: la primera especie de ídolos es la de la tribu, la segunda, los ídolos de la caverna, la tercera los ídolos del foro y la cuarta los ídolos del teatro."
Los ídolos de la tribu; se establecen en la comunidad, son prejuicios que controlan a los hombres de acuerdo a un fin en conjunto, nunca una opinión personal, los ídolos de la tribu subsisten en esos seres humanos que solo se guían por sus sentidos, y son incapaces de cambiar su manera de pensar, ya que modificaría por completo su sistema de creencias, por lo tanto, amolda los nuevos conocimientos a viejos moldes de entendimiento.

Francis Bacon, novum organum, libro I, aforismo XXXIX, Pág. 45

Los ídolos de la caverna; estos son prejuicios individuales, y se forma al tiempo en que el hombre va creciendo, las experiencias (sensaciones) son causantes de estos ídolos, que hacen que el hombre distorsione a su propia perspectiva las expresiones de la naturaleza hacia sus sentidos. Para eliminar a estos ídolos, Bacon propone desconfiar de nuestros sentidos, de la naturaleza, tomar todas nuestras precauciones en cuanto al estudio de esta se refiera, esa, será la manera de vencer a los ídolos de la caverna. "En general, toda inteligencia al estudiar la naturaleza, debe desconfiar de sus tendencias y de sus predilecciones, y poner en cuanto a ellas se refiera, extrema reserva, para conservar a la inteligencia toda su sinceridad y pureza."

Los ídolos del foro; estos son un problema propio del lenguaje, los hombres muchas de las veces no tiene control sobre sus palabras, las ideas que de ellas proceden se van deformando y al momento de intercambiar el mensaje con otros seres humanos, el mensaje, la idea se ha vuelto otra completamente distinta. Existen 2 especies aquí, las palabras de cosas inexistentes, mera imaginación humana, y las palabras que nombran cosas que existen, pero su definición es confusa, o/e incompleta, Bacon dice que la primera especie, es la mas fácil de derrumbar, simplemente, alejándola de las teorías, la segunda por el contrario, tiene un mayor grado de dificultad al estar atada mas profundamente al espíritu humano, son palabras existentes, que todo el mundo usa, mas sin embargo, su definición a sido una abstracción torpe que hace que deriven de estas palabras un entendimiento ambiguo. "en las palabras hay ciertos grados de imperfección y de error."

Los ídolos del teatro; aquí Bacon hace una dura crítica hacia la metafísica y a la religión, (a la filosofía hasta su época, en general) que basan sus sistemas, o sus creencias en la fe y en malos métodos de demostración, lo real es lo que se puede demostrar en base a hechos científicamente probados, lo demás, son mundos inventados, fábulas y mitos, superstición y nada de fundamentos. "Así pues, todas las falsas filosofías se reducen a tres clases: la sofistica, la empírica y la supersticiosa."

Francis Bacon, novum organum, Libro I, aforismo LVIII, Pág. 52
Francis Bacon, novum organum, libro I, aforismo LX, Pág. 53
Francis Bacon, novum organum, Libro I, aforismo LXII, Pág. 55


Cuando los ídolos son establecidos en el entendimiento de los hombres, la falta de una ciencia demostrativa, una ciencia real, es la causa de que los ídolos sigan estando presentes en la realidad humana, son las falsas demostraciones que nos dan la filosofía y la ciencia misma, producto de impresiones de los sentidos, estimaciones mal deducidas de los sentidos, y de inducciones mal definidas. no hay que dejarnos engañar por percepciones fáciles y repentinas, si no practicar la "observación metódica" hacer una experimentación personal, y llegar a una idea general, Bacon, solo nos muestra el método a seguir, aun no pulido, pero sí ya más científico y encaminado.

Conclusión
Francis Bacon, es el propulsor de la ciencia como ahora la conocemos, estructurar métodos y derrumbar a los ídolos que nublan el entendimiento humano, fue su cometido; el progreso de la sociedad humana, estaría estrechamente ligado al método científico y a su forma de aplicación, Bacon creía que el seguimiento del método, y no solo eso, si no la liberación de los llamados “ídolos” es la única manera, la única forma de iluminar el camino al progreso de la humanidad. Después vendría Popper y modificaría el método, y en lugar de proceder de la observación a la teoría, actuar a la inversa: sin la previa fijación de premisas, saltar a conclusiones, aunque después debamos descartarlas si la observación muestra que son erróneas, pero en si, el método Baconiano, es sin duda, la piedra angular de la modernidad, Bacon fue un eslabón entre el medievo, y la apoca actual, que es movida, por la ciencia, el sueño Baconiano. Los ídolos para Bacon, son estas imágenes falsas que tienden a reaparecer en el entendimiento humano, ya que son, comunes a todos los hombres (ídolos de la tribu), particulares en cada ser (ídolos de la caverna), las relaciones entre los hombres (ídolos del foro), y los sistemas filosóficos, y científicos anteriores a el método Baconiano (ídolos del teatro)
Los ídolos no son obstáculos invencibles, y sin embargo, históricamente la sociedad humana lleva aun la marca de los ídolos muy arraigada, esta, evita el avance total hacia un mundo completamente ilustrado, puede parecer, que esa misma subjetividad que Bacon atribuyo a los hombres, es la que evita el progreso general de la humanidad, que se estanca en partes y en otras se eleva, la sociedad sigue naufragando en partes, y la filosofía tanto como la ciencia, no abarcan a todos los individuos que se siguen ahogando.

Anuncios

6 comentarios - Francis Bacon, el novum organum y los falsos idolos

@Cefaratti
Bien...escueto, pero bueno. que se yo...
@ellibelli
el título de la obra "novum organum" hace referencia al libro de Aristóteles, "organum", la idea de novum es la del deseo de renovación de la ciencia, de fundación de un nuevo cuerpo de conocimiento contrapuesto al aristotélico; de la teoría se pasa a la praxis (acción), la experimentación y la razón cobran una nueva dimensión a la luz del conocimiento inductivo, ligado a su vez a un aprovechamiento útil que impulsa una expansión económico-comercial sin precedentes, al servicio de los viajes de exploración y descubrimiento, las conquistas...


en el frontispicio del "novum organum" en primer plano se yerguen las Columnas de Hércules en el estrecho de Gibraltar, que solían simbolizar los límites del conocimiento humano, símbolo del ya superado límite de lo sagrado, y, con ello, de un distanciamiento con la concepción clásica;

dos carabelas navegan a mar abierto con su velámen henchidos, rememorando la voluptosidad de la aventura y el afán de riquezas; una de las naves rompe con su proa las aguas que separan el límite simbólico entre el Viejo Mundo y el oceáno.

Una leyenda, al pie del grabado, reza: "Muti pertransibunt& augebitur scientia", muchos pasarán, y la ciencia avanzará...el plus ultra es liberado del orden del prejuicio e identificado con el conocimiento empírico: "muchos pasarán...". El viaje se asocia con el progreso, también en el sentido de su valor industrial.


ciencia

El método científico se convierte en el principio de la nueva universalidad de las empresas de conquista científico-técnica. Una universalidad que hereda, en sus categorías de progreso, aquel mismo
principio salvacionista que había distinguido el ideal cristiano de un universo integralmente convertido
@joonathanrua
gracias, te dejaria puntos , pero no tengo ni un misero , para la proxima.