Cuatro pasos en el diseño de Células de Manufactura

Cuatro pasos en el diseño de Células de Manufactura


Las celdas de trabajo y las células de manufactura son el corazón de Lean Manufacturing. Sus beneficios son muchos y muy variados. Aumentan la productividad y la calidad, simplifican el flujo de material, la administración e incluso los sistemas de contabilidad.

El concepto de células de trabajo parece simple pero debajo de esa engañosa simplicidad existen sofisticados sistemas socio-técnicos. Su buen funcionamiento depende de las sutiles interacciones entre personas y equipos. Cada elemento debe embonar correctamente con los otros para lograr un buen funcionamiento, auto-regulación y automejora de la operación.

El diseño correcto de las células de manufactura es un asunto de ingeniería. Al igual que cualquier otro diseño de ingeniería, se procede a través de una secuencia lógica de pasos. En cada paso, los diseñadores del sistema de manufactura deben resolver entre exigencias contradictorias y limitaciones técnicas.

1.- Selección de Productos

El objetivo de la selección de productos es encontrar familias de productos compatibles, que un grupo de máquinas pueden procesar sin realizar cambios de configuración u otras dificultades que se derivan de insertar demasiada variación. Una herramienta importante que se puede aplicar es el Mapeo del Proceso.

2.- Diseñar el proceso

La ingeniería del proceso requiere una comprensión profunda de cada evento del proceso, así como los tiempos necesarios para realizar ajustes (setup), actividades del personal y ciclos de la maquinaria. De esto podemos calcular el número de personas necesarias y el número de máquinas o estaciones de trabajo.

3.- Diseñar la infraestructura

Los elementos de infraestructura apoyan al proceso pero no afectan el producto. Son muchas y variadas. Algunos ejemplos son: Contenedores, Programación, Métodos bien balanceados, Motivación, etc. La infraestructura es intangible y los diseños de células frecuentemente fracasan por la falta de conciencia al respecto.

4.- Diseño del ‘layout’ de la célula de trabajo

La cuarta tarea en el diseño de célula de trabajo es su diseño físico. Esto es a menudo sencillo si las tareas anteriores se han hecho concienzudamente. Los diagramas de procedimiento de tarea a menudo se pueden simplificar. En muchos casos, se puede comenzar con el diagrama del proceso y moverse directamente al diseño físico de la célula de manufactura.

Hacerlo bien requiere de un profundo conocimiento de los elementos de la célula de trabajo, sus funciones, y sus interacciones. Por desgracia, muchos profesionales fallan en reconocer esto. El deseo de soluciones instantáneas agrava la situación. Como resultado, muchos ingenieros diseñadores de sistemas de manufactura fallan, creando células sub-optimizadas con consecuencias, si bien no intencionales, si negativas.

El cumplimento adecuado de las principales tareas del diseño de la célula y sus pasos asociados es crítico. Un diseñador de sistemas de manufactura experimentado lleva a cabo muchas de estos pasos de manera informal o sólo mentalmente. El proceso no es tan complejo o largo, sin embargo, incumplir u omitir accidentalmente un paso en el diseño resultara en una propuesta de sistema de manufactura arriesgada, que llevaría al fabricante a reducir sus márgenes de ganancia o en el peor de los casos en el diseño de sistemas de manufactura ‘perdedores’.
Referencias:

LEE, QUARTERMAN, Facilities and Workplace Design, Atlanta, GA, Engineering and Management Press, 1997.

2 comentarios - Cuatro pasos en el diseño de Células de Manufactura