El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Salud y enfermedad

Anuncios

TEORÍA DE LOS HUMORES
Conceptos de salud y enfermedad: las nociones de salud y enfermedad han variado a lo largo de la historia de la humanidad. Esto depende de las ideas o visiones del mundo que las distintas culturas poseen en diferentes momentos de su desarrollo histórico. La conceptualización de los procesos de salud y enfermedad está ligada a las conductas que las personas adoptan respecto de esos procesos y de los sistemas de creencias que orientan sus acciones.
En la antigüedad: se consideraba la enfermedad como un fenómeno sobrenatural enmarcado en un pensamiento mágico-religioso.
En el siglo V a. C. en Grecia, Hipócrates separó la medicina de los rituales mágico-religiosos, atribuyendo las enfermedades a causa física. En su teoría de los humores, la enfermedad se produce por una desarmonía entre los elementos básicos de la materia (agua, fuego, aire) y los humores responsables de la vida (bilis, sangre, flema). Según esta idea la enfermedad compromete a las personas como un todo y hay que dejar actuar a la naturaleza para lograr la curación.
El griego Galeno de Pérgamo estudió la anatomía humana sobre la base de la observación y la experimentación, realizando disecciones en animales.
Hacia la modernidad: con la expansión del Cristianismo, se concibió la salud como un fenómeno espiritual y la enfermedad como un castigo divino. Esta concepción dominó la Edad Media; época en la que sucedieron grandes pestes en Europa. Ante el avance de las enfermedades, y paralelamente a las respuestas de tipo religioso, se intentaron desarrollar medidas de higiene pública, al identificar y aislar a los enfermos a sus familiares con respaldo de la autoridad pública. Las cuarentenas, hospitales, fueron parte de las estrategias adoptadas para mitigar el desorden que producía una muchedumbre errante y desprotegida, azotada por el flagelo de la peste. En el Renacimiento surgieron nuevos aportes, entre ellos, se introdujo el concepto de contagio. Galileo Galilei desarrolló un microscopio compuesto de una lente convexa y otra cóncava. Robert Hook introdujo la palabra célula para las estructuras que vio en la corteza del corcho. El holandés Anton van Leeuwenhoek inventó el microscopio simple y descubrió los Protozoos y años más tarde observó bacterias.

SIGLO XIX
Robert Brown
Matthias Jakob Schleiden y Theodor Schwann
Rudolf Virchow
Louis Pasteur
Robert Kogh
Sigmund Freud

En 1833 Robert Brown describió el núcleo de las células. Matthias Jakob Schleiden y Theodor Schwann propusieron la teoría celular, que sostiene que la célula es la unidad estructural y funcional de los seres vivos. Rudolf Virchow desarrolló la patología celular, que indicaba que la sede y la causa de las enfermedades residían en las alteraciones de las células.
Durante este siglo el impacto de las epidemias de cólera fue de tal magnitud que se pusieron en marcha modificaciones básicas en las políticas sanitarias, interviniendo el Estado en las condiciones de vida de la población. Es el llamado Modelo Sanitarista que promovió la limpieza de las ciudades, la construcción de alcantarillados, la eliminación de basura y excrementos, etc.
Louis Pasteur dio a la luz la teoría microbiana a partir de su descubrimiento sobre la acción de los microbios responsables de enfermedades infecciosas mortales como el Carbunclo y la Rabia. El inglés Robert Kogh descubrió y aisló el bacilo de la Tuberculosis. Con la obra de Pasteur se inició una etapa decisiva en la higiene pública conocida como la Era Bacteriológica que permitió un gran desarrollo científico reflejado en la producción de vacunas. Sólo a fines de ese siglo apareció un indicio de cambios con Sigmund Freud, quien contribuyó a crear una concepción unificada del hombre, vinculando las reacciones psíquicas con las reacciones corporales, por ejemplo, ante una situación de temor, las manos transpiran.

SIGLO XX Y XXI
Emergieron nuevas patologías propias del envejecimiento y del estrés (cáncer, afecciones cardiacas y cerebrales) y reaparecieron viejas enfermedades infecciosas que se creían controladas, como el Cólera, el Dengue, el Hantavirus, entre otras. Esto obligó a un nuevo replanteo de la concepción de la salud y la enfermedad que se entendió como resultado de la interacción entre aspectos genéticos, ecológicos y socioculturales.
Así mismo, los avances científicos y tecnológicos permitieron que patologías que eran mortales se convirtieran en crónicas.
Al mismo tiempo la medicina curativa empezó a dejar espacio para la medicina preventiva.
En el ámbito de la salud pública del siglo XX se distinguen tres etapas:

Desde principios de siglo hasta la Segunda Guerra Mundial: la salud se ocupó esencialmente de las enfermedades infecciosas.

Desde la Segunda Guerra Mundial hasta 1970: es la etapa del estado de bienestar. El Estado era responsable de brindar los servicios esenciales (educación, salud, vivienda). En salud pública se trabajó sobre las enfermedades no infecciosas, que adquirieron mayor relevancia a medida que disminuyeron las infecciosas como causa de mortalidad. Se creó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Desde 1970 en adelante: es la etapa de crisis del estado de bienestar y en consecuencia de los servicios sociales, entre ellos los sanitarios. La OMS desarrolla un nuevo modelo sanitario basado en la integración de la promoción y la prevención con la curación, es la época de las enfermedades crónicas degenerativas, de las conductas de riesgo (por ejemplo, las adicciones) y la aparición de una nueva epidemia VIH (SIDA).

SALUD PÚBLICA
La salud pública comprende todas las acciones de planificación, administración, gestión y control que realiza un gobierno para proteger, promover o recuperar la salud de los ciudadanos de un país. Se ocupa del bienestar físico, social y psíquico de la población aplicando políticas que contemplen la planificación, la economía y la administración sanitarias. Las estrategias de los programas de salud pública apuntan a la prevención, al saneamiento ambiental, a los servicios sanitarios, a la higiene personal y colectiva y la organización de la atención médica y hospitalaria.

LA CONCEPCIÓN DE LA SALUD EN LA ACTUALIDAD
En 1964 la OMS definió la salud con el estado de bienestar físico, mental y social completo, y no solo la ausencia de enfermedad. Es una definición ideal, porque es imposible que ese estado sea alcanzado por toda la población, pero es útil para encarar actividades sanitarias.
Hoy asumimos que la salud y enfermedad no son sólo estados sino partes de un proceso en el cual el individuo en su vida, se desplaza sobre un eje salud-enfermedad (y muerte), acercándose a uno u otro extremo, según se esfuerce o se rompa el equilibrio entre factores físico-biológicos, psicológicos y socioculturales en permanente interacción.
La salud se concibe como la posibilidad que tiene una persona de gozar de una armonía bio-psicosocial, en interacción dinámica con el medio en el cual vive. Esto implica considerar al hombre como una unidad y además no tomar a la salud como un estado inalterable ni como una mera adaptación al medio. El hombre vive en interacción con su ambiente físico-biológico y sociocultural, de lo que recibe influencias favorables y/o desfavorables. El individuo tendrá salud si resuelve los conflictos que se le plantean por ello, es un ser activo que para que participa en el logro de su salud.

ENFERMEDADES ESTIGMATIZANTES
Las enfermedades son evaluadas de manera distinta, según la sociedad, las características de la persona que se enferma y el momento histórico. Algunas enfermedades se consideraron estigmatizantes a lo largo de la historia, como las de transmisión sexual, consideradas peligrosas por el riesgo directo para la salud de los otros y por las dificultades y angustias que provocan en la convivencia familiar y social del sujeto que las padece.

DESARROLLO SOCIOECONÓMICO Y SALUD
El desarrollo socioeconómico está íntimamente relacionado con la salud. Los indicadores de pobreza juegan un rol importante, especialmente en las enfermedades infecciosas. La Organización Mundial de la Salud señaló la trascendencia del ciclo socioeconómico de la enfermedad, que es en espiral, porque en su desarrollo la pobreza aumenta cada vez más. La baja producción, en consecuencia trae a los salarios insuficientes, que trae a la nutrición deficiente, a la vivienda precaria y a la educación incompleta, y eso trae a la enfermedad, que trae a la gran inversión en atención médica y a la baja inversión en prevención de la enfermedad, que trae aún más enfermedad y eso trae a la baja producción.
La baja producción genera un bajo nivel de vida que deviene en enfermedad. En ella se requiere atención médica para la cual se invierte mucho dinero que podría utilizarse más eficientemente en prevención.

Anuncios

1 comentario - Salud y enfermedad

@troidepoint +1
Sos un genio! mañana rindo salud en el colegio y no tenía idea de donde sacar estos temas ! Gracias groso