El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Métodos de estudio. Grupo de estudio de distintas carreras.

Anuncios

TECNICAS DE ESTUDIO

IV.) GRUPO DE ESTUDIO: Distintas carreras entre los participantes.


Muchos creen erróneamente que para llevar adelante un buen “grupo de estudio” deben necesariamente estudiar todos la misma carrera y estar en el mismo nivel. Falso será esto si lo único que buscamos es poder concentrarnos y llevar adelante un día de estudio. Las ventajas que reviste que todos estudien la misma carrera serán muchas sobre todo si se trata de materias prácticas; como matemáticas, física, química, que poseen conocimientos que necesitan de una comprensión y análisis superior por parte del alumno; dudas que vistas desde varios puntos de vista pueden ser analizadas y resueltas.
No obstante a menudo se presenta la dificultad de tener una materia difícil, o larga, o que simplemente necesita mucho trabajo; y que no encontremos quién nos acompañe con el estudio de ella. Siempre que sea una materia preferentemente teórica, o que uno pueda desenvolverse sin necesidad de discutir las dudas, será una buena opción el formar un grupo de trabajo de distintas carreras.

¿En qué consistiría esto?
Sería una reunión como cualquier otra para estudiar. Se acomodarían, como ya dijimos antes, en una mesa preferentemente amplia, donde puedan estar cómodos pero erguidos para favorecer la postura y por ende la absorción de los conceptos. Y a la hora de tomar los libros, cada uno haría lo suyo; alguno estudiará cálculos, otro morfología, otro constitucional, otro anatomía, etc. En silencio todos llevarán adelante su estudio, subrayando, resumiendo, o leyendo varias veces según a cada uno le resulte. La finalidad de esta modalidad no es el aislamiento, todo lo contrario. El estar con personas de diferentes carreras favorecerá a la persona dispersa para que se enfoque en su tema, ya que los demás están en los suyos. Siempre recomendamos que el grupo de estudio de distintas carreras sean amigos o conocidos. ¿Por qué? Todos deben sincronizar un tiempo de estudio y un tiempo de descanso. En el tiempo de descanso se debe aprovechar para ir al baño, tomar algo, o charlar con las demás personas. Al estar con estudiantes que no preparan lo mismo, al momento del descanso, realmente se descansará al conversar con ellos, dado que no tienen conocimientos en común, lo que favorecerá a nuestra mente a dejar de lado por un ratito los conceptos universitarios, distenderse, reir y volver con más ganas que si hubiéramos conversado sobre los conceptos que acabamos de aprender.

Disciplina
Hay que ser organizados, todos. No se puede estudiar si estamos desordenados, mucho menos si no tenemos disciplina. Recordemos que los demás no tienen las mismas materias y puede que estén más o menos complicados que uno. Se deben respetar los tiempos de estudio y los de relax. No quiere decir que no podemos “salir a fumar un cigarrito”, pero al momento de hacer esto, trataremos de obviar el “¿me acompañas a fumar un cigarrito, después seguimos?”. Pondremos en una situación difícil al otro, además de interrumpirlo. Al momento de estudio se estudia, y si alguien cree haber finalizado, o necesitar un tiempito, se levantará sin hacer mucho ruido ni movimientos, en silencio, y se alejará para no molestar a sus compañeros. Tal vez se de la casualidad de que dos personas estén en la misma situación, pues una mirada “cómplice” deberá bastar para que ambos se levanten y vayan a un lugar que no moleste a los demás.
También debemos respetar los tiempos. Si se dice que de 19:30 a 20hs se descansa, a las 20hs todos deben estar sentados estudiando. Habrá quien no quiera hacerlo, será el quien se perjudicará, ya que la organización horaria en el ámbito de estudio es fundamental para llegar a tiempo con los conocimientos.


Mientras se estudia
Durante el tiempo de estudio deberemos hacer lo nuestro en silencio, sin hacer más ruido que el absolutamente necesario para no molestar a nuestros compañeros. Nos concentraremos en lo nuestro y trataremos de sacar el mejor jugo a la ocasión. Debemos fijarnos de estar bien acomodados, con el espacio que necesitamos –un estudiante de arquitectura puede necesitar más espacio que uno de economía-. Hay que tener todos los materiales necesarios, para tratar de no levantarnos innecesariamente durante el estudio, algo que provoca distracción, nuestra y de los demás.
Siempre recomendamos tener algo para tomar y/o comer en la mesa, son varios y en algún momento algo de sed o hambre dará. De esta manera también evitaremos interrupciones innecesarias por levantarnos para ir hasta la heladera. Será preferible un jugo, agua, una limonada o alguna gaseosa liviana. En Argentina se usa mucho el “mate”, algo que ya es “cultural” entre los estudiantes. La verdad es que no es lo mejor, ya que necesita de una persona que esté “cebando” constantemente y pasándolo a sus compañeros, algo que no pasaría con los vasos individuales de una bebida cualquiera. No obstante, correctamente organizados, no habría ningún problema. Y con respecto a la comida, un recipiente con algún bizcochito de grasa, galletitas dulces o saladas. Traten de evitar medialunas o facturas o cualquier producto dulce de panadería, ya que por lo general vienen cubiertos con almíbar, lo que nos va a manchar las hojas y enmelar las manos. No debemos olvidarnos de tener servilletas.

El descanso
¡Llegamos! El momento de alejarse un momento de los libros. En el descanso debemos aprovechar para ir al baño, si tenemos hambre o sed comer o tomar algo liviano, o simplemente charlar. El hablar con nuestros compañeros nos distenderá por unos minutos del estudio, nuestra cabeza se aliviará un poco, los pensamientos se “acomodarán”. Lo bueno de que todos estudien carreras distintas será que en el descanso hablarán de cosas que no tienen que ver con la materia que están estudiando, por lo que no se saturarán de conceptos, lo que les ayudará mucho para no “cansarse del estudio”. Adoptemos una posición relajada, pero no tanto, no queremos que nos den ganas de dormir. Ideal sería pasar a un sillón cómodo, caminar, o ir al jardín un rato. Deberemos saber medir el tiempo para no “pasarnos de descanso”.

Los tiempos
A menudo se preguntan cuáles son los tiempos correctos de estudio y descanso. Pues lo ideal es por cada una hora de estudio, diez o quince minutos de descanso. Dependerá de la capacidad de cada uno, la dificultad del contenido (un estudiante de ciencias económicas puede cansarse más en una hora estudiando cálculo que un estudiante de abogacía en una hora estudiando historia), y por supuesto, el tiempo que tenemos hasta el examen.
Lo mejor que recomendamos para un día de estudio completo es dividir la jornada en mañana y tarde. Comenzaremos la jornada a las 8, ya desayunados. Estudiaremos con tres descansos de 10 min en el medio cada hora hasta que sean las 12.30. Interrumpiremos para almorzar. El tiempo será de dos horas. Asumiendo que almuercen en una hora, tendrán una hora más para distenderse o dormir una siesta (a veces muy necesario). Traten de almorzar liviano. Algo pesado genera una digestión lenta, lo que nos pone más lentos a la hora de absorber conocimientos, nos sentimos “sin ganas”. A las 14:30 o 15 a más tardar, todos sentados en la mesa. Extenderemos la jornada cuatro horas más usando la misma modalidad que a la mañana: cuatro horas con 10 minutos de descanso cada una hora, finalizando así a las 19:30 (habiendo empezado a las 15). Recordemos para la tarde poner algo para comer en la mesa, ya que generalmente alrededor de les 17 o 18, habrá algo de hambre. Si hemos hecho bien los tiempos, cumpliendo los horarios, habremos estudiado 8 horas y no nos habremos dado cuenta, y lo que es mejor, son las 19:30, podemos merendar tranquilos, podemos jugar a algo o ir a distendernos con alguna actividad recreativa como merecido descanso. Recordemos cenar bien, y dormir temprano, porque al otro día tenemos otro día de estudio.

El lugar
Este es un punto muy importante que a veces no le damos mucha importancia: el lugar. Lo mejor es un sitio tranquilo, que posea una mesa amplia para que todos estén cómodos, silencioso, aireado y bien iluminado. Una casa con hermanitos chiquitos o con una abuela gritona no es una buena opción. Descartemos desde ya bares o sitios públicos. Existen grupos de estudio que realizan un viaje para estudiar. No se asusten, no un viaje al Caribe. Tal vez se de la suerte de que alguien tenga una casita en un campo, o algún lugar tranquilo, alejado del bullicio, con las comodidades que se requieren. Se organiza un “fin de semana de estudio”. Dependiendo de las posibilidades de cada uno, parten un viernes o un sábado a algún lugar tranquilo y cercano (no vale la pena viajar más de 100 kilómetros). Se vuelve el domingo o el lunes, habiendo cumplido entre 16 y 24 horas de estudio en un fin de semana. Prueben hacerlo, si pueden, y verán que es muy bueno. El estudio organizado, el estar con amigos y el alejarse del bullicio les darán una suerte de “estudio relajado”, será como “una escapada”; pero no dilapidada, ya que vuelven con mas conocimientos. Verán que el descanso final de las 19:30 les hará muy bien al mirar otro paisaje que no es el de la ciudad, lo mismo al despertarnos cada mañana. El compartirlo con conocidos nos dará la cuota de diversión para distendernos.

La comida
Punto final pero no menos importante. El alimento que ingiramos durante una jornada de estudio deberá aportarnos los nutrientes necesarios para que podamos soportar el día al ritmo que le proponemos. Siempre recomendamos algo liviano, pero se debe tener en cuenta también la época. En invierno necesitaremos más calorías que en verano.
Empecemos por el desayuno: Esta es la comida más importante del día. Debemos consumirla bien y en tiempo y forma. Si empezamos a estudiar a las 8, a las 7:30 debemos estar desayunando para poder hacerlo tranquilo. Un buen café con leche o una chocolatada, un par de tostadas con mermelada, puede agregarse queso, jamón, jugo de naranja. Si no nos gusta ni el café ni la chocolatada, podemos tomar te o mate cocido, pero recuerden que la leche aporta mucha energía.
A media mañana, durante el estudio, una botella de agua mineral o saborizada, un jugo liviano y unas galletitas dulces o saladas en la mesa para que cada uno se sirva sin molestar a los demás.
Almuerzo: dependiendo de si hace calor o frio, decidiremos el almuerzo ideal. En verano será mejor algo bien liviano y fresco; un bife con ensalada, arroz con atún, alguna tarta fría, tomatitos rellenos. El que sea liviano nos ayudará a digerirlos fácilmente y tener una tarde de estudio más dinámica. Si es invierno necesitaremos más calorías para sobrellevar la jornada. Un buen plato de fideos con salsa de tomate y queso rallado, albóndigas con puré de papas, una carne con papas al horno, un buen guiso de fideos o arroz.
A media tarde repetiremos lo de la media mañana.
Habiendo hecho bien la jornada, habremos terminado a las 19:30. Tenemos tiempo para una buena merienda, en la que ya podemos ser más creativos. Si queremos después de merendar podemos hacer un repaso rápido, pero eso ya dependerá de cada uno.
En la cena podemos comer bien, o salir a comer a algún lado para distraernos y divertirnos. Recuerden acostarse temprano para estudiar al otro día. Traten de dormir como mínimo 8 horas diarias.




ESTE POST ES PARTE DE UN TRABAJO QUE HICE HACE UNOS AÑOS BASANDOME EN EXPERIENCIAS DE ESTUDIO PROPIAS Y DE AMIGOS. PERDÍ PARTE DEL TRABAJO PERO ESTA QUE ES LA MAS IMPORTANTE LA ENCONTRÉ.
PRUEBENLA, ES MUY BUENA Y DE VERDAD FUNCIONA ESTUDIAR CON OTROS CUANDO NO TENEMOS QUIEN NOS ACOMPAÑE DENTRO DE LA MISMA CARRERA.

SALUDOS A TODOS.

2 comentarios - Métodos de estudio. Grupo de estudio de distintas carreras.

@leopeiro
yo soy for everalone y por lo visto forever burro