El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Gauchadas y Guachadas último intento.

Que es un gaucho?

Gauchadas y Guachadas último intento.

El origen del gaucho se remonta al 1600 mas o menos, cuando las llanuras a ambos márgenes del Río de la Plata estaban repletas de ganado salvaje llegados a estas tierras con Pedro de Mendoza, el primer adelantado del Río de la Plata, en 1538.
En ese entonces el gaucho era el habitante vagabundo de las pampas para algunos, o libre para otros, El Gaucho andaba sin rumbo fijo en su caballo, con boleadoras, lazo y cuchillo como único equipaje, y a veces acompañado por una mujer, La China.
El comercio de cueros y carne de ganado cimarrón (salvaje), muy preciados por los comerciantes europeos y portugueses del Brasil, generó la fuente de sustento de los paisanos –criollos, mestizos y mulatos- que vivían libremente en las pampas, sin empleo fijo, cazando y cuereando a estos animales.

Argentina

En las excursiones de caza llamadas vaquerías, derribaban a las vacas con sus boleadoras (arma de origen indígena, que consta de tres bolas de piedra, madera o metal, recubiertas en cuero, y atadas entre si desde los extremos con lonjas de cuero, que se revolean y se lanzan a las patas del ganado para derribarlo).
También usaban una caña larga con una medialuna de metal afilado en la punta, para cortar los tendones de las patas traseras del ganado, mientras lo perseguían a caballo.

guachada

La insaciable demanda del cuero, por parte de Europa, hizo que el ganado cimarrón desaparezca prácticamente del litoral argentino, siendo los mas beneficiados los comerciantes portugueses.
Además, los gauchos debían competir con los indios, quienes también se dedicaban al negocio de los cueros.
Su destino, entonces, fue diverso; algunos se alistaron para luchar en las montoneras con los caudillos federales, alcanzando con esto un nuevo y mejor status.

gringada

Otros se emplearon como peones en los saladeros de carne, o trabajaron en las haciendas, de esto último deriva el nombre genérico "gauchos" para todos los hombres de campo, de a caballo, sean éstos peones o estancieros, quienes se enorgullecen de vestir a la usanza gauchesca como identificación con su labor y su tierra.
El gaucho fue marginal, pero aún así se lo veía con mucho respeto, por ser libre, duro, por su extraordinaria destreza como jinete y ser hábil con las manos, por su solidaridad y su ingenio. De esta admiración surgió la poesía gauchesca, sus escritores utilizaban el lenguaje gaucho, sus dichos y sus ideas.

gaucjhada


La figura romántica del gaucho, como hombre independiente y rudo, pero leal y sabio fue emblemática para autores como José Hernández que escribió el "Martín Fierro", donde el gaucho toma dimensión de héroe, o para Ricardo Güiraldes, que en "Don Segundo Sombra" narra sus vivencias junto a estos hombres de campo en el pueblo de San Antonio de Areco.
Estos relatos, como tantos otros han hecho del gaucho un personaje mítico, que con el tiempo se fue transformando en un arquetipo de los "valores esenciales del ser argentino".
Hoy en día el gaucho vive austera pero confortablemente ( se lo ve también andando en 4x4) en contacto con la naturaleza, conservando tanto sus costumbres rurales, sus tradiciones como así también su medio ambiente

Gauchadas y Guachadas último intento.

Una excelente manera de entender al gaucho matrero, gaucho libre que vivia en Las Pampas, es el Martin Fierro de José Hernández. Escrito a mediados de 1800 relata la historia de un Gaucho y sus vivencias en el ambiente político de la época.


No me hago al lao de la güeya
aunque vengan degollando,
con los blandos yo soy blando
y soy duro con los duros,
y ninguno en un apuro
me ha visto andar titubiando.

En el peligro, ¡Qué Cristos!,
el corazón se me enancha.
pues toda la tierra es cancha,
y de esto naide se asombre:
el que se tiene por hombre
ande quiera hace pata ancha.

Soy gaucho y entiendanló.
Como mi lengua lo explica,
para mí la tierra es chica
y pudiera ser mayor.
Ni la víbora me pica,
ni quema mi frente el sol.

LA GAUCHADA

El origen de la figura de LA GAUCHADA se remonta desde el principio de 1700 hasta esos tiempos revolucionarios de la nación, en los cuales la figura del gaucho supo ostentar una presencia destacada a la hora de la lucha por la independencia.
Los primeros vestigios del gaucho en la literatura datan de 1700 por eso creo que LA GAUCHADA también nació inherentemente con él.
dentro de lso duros desafìos que traìa la subsistencia en el entorno salvaje del campo interminable estaba la soledad como compañera permanente. Al menos para los que no tenían su china. En estas circunstancias, cuando se cruzaban los gauchos, se sentaban en ronda al fuego, y compartían ya sea un mate, un pedazo de pan o lo que tuvieran para compartir. Algunos tenían mas, otros menos, pero siempre se prestaba a favor un poco de agua o un alimento para poder continuar con los viajes que eran todos largos y cansadores. Ahi nace la gauchada como código común entre gauchos, sentido de pertenencia y de unión.
Mas adelante y en tiempos menos pacíficos, era algo común que los gauchos recibiesen a los viajeros cansados y les ofreciesen no solamente comida sino también un lugar donde descansar y pasar la noche, obviamente sin pedir nada a cambio; entonces por ser la misma un comportamiento típicamente del gaucho es que al favor o gentileza se lo empezó a denominar como gauchada en clara referencia a estos actos típicos de los gauchos del interior del país. Y ya la gauchada no era interna sino hacia afuera.
Con el correr de los años y de los siglos el término evolucionó para ser un sinónimo de las palabras favor y gentileza. En la actualidad, en Argentina, Chile o Uruguay cuando alguien habla de gauchada se estará refiriendo a un favor hecho o a la solicitud de un favor y sin esperar nada a cambio..

DE LA GAUCHADA A LA VIVEZA CRIOLLA

Con la llegada de los extranjeros inmigrantes comienza a darse una situación algo extraña, mucho gaucho dando una mano y mucha necesidad de gauchada. Como toda ley de oferta y demanda, La Gauchada empieza a cotizar distinto. Y también se da que algunos creyendose con el derecho de recibir ayuda sin mas obligación que pedirla comienzan a consumirla como privilegio acordado y no como una ayuda. Allí entonces podemos decir que empieza el fin de la gauchada tradicional.
Y para sumar a esto, el extranjero inhábil en las artes del gaucho, pronto se ve desbordado e identificado. Con su natural tendencia como todo inmigrante, a la supervivencia se generan situaciones graciosas y comienza a construirse la imagen de La Gringada, como natural mimesis de la Gauchada y de paso, también La guachada... principio bromista de La Gauchada que nace como un chiste y termina siendo un antagonista acérrimo.
Para ilustrarnos, un breve fragmento de Godofredo Daireaux de su escrito "Gringadas y Gauchadas"

El extranjero novel, al ver disparar un caballo lo seguirá corriendo y no lo alcanzará; el gaucho, sin apurarse tanto, pronto le corta el paso y lo agarra; si la hacienda apartada se vuelve disparando para el rodeo, el que no sabe trata de atajarla, y pronto se ve desbordado; el buen gaucho le alza el poncho y la desvía, a todo correr, campo afuera.
Toda gauchada es una resultante del conjunto de calidades nativas o adquiridas, apropiadas al ambiente; de la intuición de los peligros que hacen correr al hombre el desierto y sus secretos, los animales y sus mañas, y de los medios que se les puede oponer.
Ser buen gaucho, -y muchos extranjeros llegan a serio-, es juntar la prudencia con el valor, la agudeza de los sentidos con la viveza de la inteligencia, la paciencia en la espera y la rapidez en la acción, la resignación para sufrir las penurias 8y el saber aprovechar, cuando cae.
Pero si hay gauchadas nobles, también las hay perversas; como de ensillar para una visita, sin avisar un caballo coceador que se deja aproximar y, de repente, pega a traición; o para hacerse de un par de botas de potro, la de tirar un pial al potrillo que corre, para detenerlo, y aflojar de golpe, de modo que se quiebre el espinazo: y mil otras.
No hay tampoco gaucho que, de vez en cuando, no haga alguna chambonada; como el que, confiado, no manea la madrina y amanece sin tropilla; mientras que, volviendo a la querencia, por una neblina cerrada, el gringo que deja que el caballo ande como quiera, y llega así, derechito a su casa, hace una gauchada.


Ahora, para que toda esta introducción? Porque me interesa que entre Argentinos, tengamos bien en claro lo que es una guachada.

Hay guachadas ancestrales como por ejemplo la falacia que vista a diario pasa de largo... pero imaginemos que nos trasladamos al mundo gaucho... volvamos uns años atrás...

Comenzando por la Revolución de Mayo, que tuvo algunos manejos turbios, autoritarismo extremo y poco respeto a las instituciones. Siempre hubo gente que no quería trabajar y esperaba las prebendas de un estado populista que le entregara subsidios y planes sociales, e iban a la plaza mayor por la empanada y el mate cocido.
Había punteros que llevaban y traían información del conurbano a los dirigentes nacionales. Cornelio Saavedra fue uno de los primeros que utilizó el clientelismo en el Río de la Plata.
Manuel Belgrano fue descubierto con una cámara oculta de Telenoche investiga cuando recibía una de las tantas coimas que corrían por esos tiempos. En la jabonería de Vieytes que no hacía factura A
Grupos de presión compuestos por barrabravas de Castelli, Mulatos piqueteros con subsidios y consumidores de la asignación universal por hijo no permitían el libre tránsito de los ciudadanos pro.
Las votaciones eran fraudulentas y había falta de boletas para el sufragio. Las lístas sábanas estaban haciendo su aparición con olor a mazamorra.
La sociedad Rural de aquella época intentaba en vano proteger la institucionalidad y la vigencia de las leyes en esa precaria situación insurreccional que se vivía azuzada por los subversivos criollos menores de 16 años.
Parece que el abogado Ricardo Monner Sans, estaría por presentar una denuncia contra Moreno, Belgrano, Saavedra y todos los complotados el 25 de mayo de 1810 por ser anticonstitucionales.
Lilita Carrió y expresó su solidaridad con el virrey injustamente depuesto, Baltasar Hidalgo de Cisneros. Bautizó a Liniers y dijo que San martín era Masón, pederasta, hincha de All Boys y que Belgrano con sus tendencias homosexuales ponía en peligro a la sociedad argentina, rural...
El Obispo don Benito Lué y Riega cuenta con todo el apoyo de la Conferencia Episcopal Argentina. Y el cardenal buscaba datos en internet para ubicar a los revoltosos, el cardenal... VerGoogleó a los insurrectos.


Fuera de joda ahora... A medida que nos vamos enterando de la otra historia, que sale de las figuritas de Billiken y comienza a indagar en los Porque y los Para que de nuestro pasado, nos vamos enterando de los movimientos políticos y las acciones personales que hicieron que hoy seamos lo que somos.
La Gauchada se luce como acción de estirpe humana y las guachadas que nos han hecho demuestra claramente que algunos no entienden el concepto. es mas, lo destruyen con sus actos.

Anuncios

2 comentarios - Gauchadas y Guachadas último intento.

toranzos +1
No podes con tu genio y le haces un post al burro que dijo que los gauchos eran delincuentes con alpargatas, bastaba con que le dijeras que no es lo mismo "Gaucho" que "Cuatrero". Buen gesto, educando al ignorante para que pueda pensar por si mismo.
toranzos
Pienso lo mismo. Otro día hablamos del supuesto Sargento que supuestamente dió la vida por San Martin en San Lorenzo.