La Perla del Once, el bar donde nació el rock nacional

Anuncios

La Perla del Once, el bar donde nació el rock nacional

musica





La Perla de Once es una esquina que ya en la década del 20 atraía muchos escritores de la época, café de por medio se juntaban desde Borges hasta Leopoldo Marechal, siempre estuvo rodeada de las vanguardias artísticas del momento."La Perla del Once" fue un café de indudable identidad en el barrio, local a la antigua con madera y espejos en las paredes y constituyó por muchos años un lugar de encuentro. Su interior fue completamente remodelado.


Borges

Jorge Luis Borges en tiempos de La Perla del Once




Esos jóvenes, que se reunían en La Perla del Once en los primeros años de la década de 1920, eran Borges, Xul Solar, Raúl Scalabrini Ortiz, Leopoldo Marechal y algunos otros. Los atraía la figura magnética de Macedonio Fernandez, un escritor y vagabundo mucho mayor que ellos, que los asombraba con sus elucubraciones metafísicas y los estimulaba a pensar fuera de los cánones establecidos. En el velorio de Macedonio, treinta años después, Borges recordaría que "La certidumbre de que el sábado, en una confitería del Once, oiríamos a Macedonio explicar qué ausencia o qué ilusión es el yo, bastaba, lo recuerdo muy bien, para justificar la semana". En esa misma ocasión, Scalabrini Ortiz destacó "en qué medida fue la de Macedonio una inteligencia destinada al milagro permanente de revelarnos zonas de la emoción, paisajes del espíritu".


Miguel Abuelo

Cuadro de Xul Solar

Xul Solar

tanguito



En la década del 60 con el incipiente nacimiento del rock argentino el La Perla se llenó de los nuevos músicos y la juventud comenzó a formar un movimiento social diferenciado, una especie de subcultura. El lugar se convirtió en uno de los centros de encuentro de personajes como Litto Nebbia, Tanguito, Moris y Miguel Abuelo.


MorisrockLito Nebbiala perla del once

Lito Nebbia, Tanguito, Moris, Miguel Abuelo





En La Perla no sólo se compuso “La Balsa”, también “Jugo de tomate” y el lado B del primer simple de Tanguito, “El Hombre Restante”, con letra de Javier y música de Tango, sobre el último hombre que queda vivo en un mundo en el que estalló la guerra nuclear, paranoia constante de esos años. Y se escribieron muchos temas más, como bien recuerda Litto Nebbia en el libro de Pintos sobre Tanguito: “En esas guitarreadas era increíble la cantidad de canciones que surgían, escritas por Javier, por Tanguito, por Moris, por mí.”



link: http://youtu.be/watch?v=Yv9PnHsEGas





Probablemente los contertulios de los años veinte no descubrieron las virtudes acústicas del baño de La Perla, porque, salvo Macedonio, no eran guitarreros, y sólo Xul Solar desarrollaría después una faceta musical como parte de sus exploraciones místicas. Los de los sesenta, imposibilitados de entrar en un estudio de grabación, guitarristas y cantantes de calle y plaza, descubrieron en el baño de La Perla la posibilidad de aullar a todo volumen o hacerse coros a si mismo aprovechando la “cámara de eco” natural que proveen los azulejos. Por eso “La Balsa” fue iniciada en ese baño, en una de las tantas divagaciones musicales de Tanguito sentado en el inodoro, escuchando fascinado las ármonías que producía su rasgueo en el pequeño cubiculo.



link: http://youtu.be/watch?v=q5agpHrZmd0


El bar representaba el punto neurálgico de encuentro. El recorrido siempre era el mismo, desde La Perla salían hacia el reducto de jazz La Cueva,ubicado en la avenida Pueyrredón al 1700, donde se vivía el ambiente bohemio y musical de la época , presenciaban algunos shows, y luego a las cuatro de la mañana volvían a seguir charlando de música, mostrando sus composiciones y guitarreando.


jvier martinez

Los Beatniks, con Moris y Pajarito Zaguri, desayunando en La Perla



Los músicos, al no poder tocar en el salón principal del bar pero no queriendo retirarse de allí, buscaron lugares alternativos donde tocar la guitarra. Así descubrieron las bondades acústicas del baño del lugar.La Balsa: según la leyenda, fue compuesta en el baño de La Perla del Once, allí Tanguito entonó una estrofa "estoy muy solo y triste en este mundo de mierda...", y Litto Nebbia le ayudo a seguirla. Finalmente quedo "Estoy muy solo y triste acá en este mundo abandonado". Otros aseguran que escuchó junto a Pajarito Zaguri un bolero que decía "Hoy mi playa se viste de amargura/ porque tu barca tiene que partir/ a cruzar otros mares de locura/ cuide que no naufrague en tu vivir" y esto lo inspiró la idea.


La Perla del Once, el bar donde nació el rock nacional

musica



En el año 1994 la esquina fue declarada Sitio de Interés Cultural y en el año 2007 la Legislatura Porteña descubrió una placa que deja constancia que allí se escribió La Balsa. La placa dice: “Aquí se creó el tema que, por su trascendencia popular inició lo que luego se llamó El Rock Nacional: La Balsa, de Litto Nebbia y Ramses VII (Tanguito), editado en 1967. Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.”


Borges

15 comentarios - La Perla del Once, el bar donde nació el rock nacional

@TonyManero +1
Si habrás andado de rotation con el topolino por ahí! Reco y +10!
@JLCortazar +1
Jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
@UnaWera +1
Magnífico post
@Leo_Rana +1
sublime, siempre gracias
@ksjuancar +1
Buena informacion, gracias por aportar
@JLCortazar
Gracias a vos por pasar!
@Faria +2
Este tipo de cosas debería ser de lectura obligatoria en las escuelas.