El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Karl Marx - A. Sanles

Este es un resumen de un texto de Sanles que da como bibliografia obligatoria la catedra de Sociologia en la Universidad Nacional de Rio Cuarto en la carrera de Abogacia. Espero sirva




KARL MARX (1818-1883) (A. Sanles)

Plusvalor-plusvalía: El capitalista compra o alquila la fuerza de trabajo, pero el salario que le paga no es equivalente al producto del trabajo sino al desgaste de su fuerza de trabajo. El resultado del proceso del trabajo es siempre superior al desgaste de la fuerza de trabajo. Ej. Un obrero va a cobrar lo mismo si producen 5 camisas y si se producen 20.

Marx, su visión como instrumento de análisis político.


Dice el autor que los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo.
Marx rescata, por un lado, del sistema Hegeliano la concepción de la naturaleza, la historia y del espíritu como un constante cambio. Pero, a su ves, rechaza el carácter idealista, en el sentido de que para Hegel las ideas no eran imágenes de objetos y fenómenos de la realidad sino que estos últimos eran representaciones de la “idea” que ya existía desde siempre.
La teoría tiene como objeto central la practica concreta de los hombres. No se trata de elaborar un sistema lo mas perfecto posible sino de investigar el proceso histórico en el que surgieron la burguesía y el proletariado para conocer los medios para superarlos. “El estudio tradicional ha sido el recuento de las ideas principales de los grandes hombres, el verdadero estudio histórico tiene que centrar su interés en los modos y relaciones de producción”. El pensamiento es un estudio político de las relaciones sociales concretas el objeto de esto no es la mera teoría sino la transformación del mundo, debido a que toda teoría debe desembocar en una practica revolucionaria.
El marxismo no es un dogma cerrado sino que es una teoría que va aprendiendo de la misma praxis, que se va transformando y rehaciendo en un proceso ininterrumpido de transformación revolucionaria.
Se puede constatar en el vida cotidiana que la realidad no es fruto de una insuficiencia natural, de un destino inexorable y mucho menos de un dios ajeno al drama humano. Por el contrario es fruto de un proceso determinado por la voluntad del hombre. La lucha de clases obedece por un lado a la formación de la burguesía y por el otro a la respuesta conciente y afirmada de la clase obrera.
Los hombres contraen relaciones sociales que son independientes de su voluntad, y que dependen del grado de desarrollo de las fuerzas productivas.
Las diferencias entre las clases no son diferencias individuales, subjetivas, sino que surgen de las relaciones objetivas que se contraen en el proceso de la producción. Las clases sociales se determinan recíprocamente a través del intercambio desigual entre trabajo y capital. La lucha inicial entre las clases se da por la subsistencia, pero por medio de la profundización de la conciencia de clases se transforma en lucha por la destrucción del capitalismo y la superación de la relación capital-trabajo. Esta lucha no es inventada por los revolucionarios sino que la desata el sistema económico-social imperante.

La lucha de clases como clave hermenéutica de lo social


Si entendemos la historia como un desarrollo de la lucha de clases observaremos que no es un desarrollo lineal evolutivo. Su núcleo son los conflictos entre las clases sociales que se disputan el control de los medios de producción como instrumento de dominio. El trabajo del asalariado genera una plusvalía que no le es retribuida sino que es el propio empresario quien se apodera de este plus-valor dando origen al capital y poniendo en evidencia la naturaleza explotadora del sistema capitalista de producción.
La plusvalía es la principal arma de la “guerra capitalista”, la acompañan el dominio de la ley, la educación y la cultura. Toda esta explotación queda oculta bajo el edificio jurídico, político e ideológico que se levanta sobre la estructura económica.
La contradicción entre la producción social y la apropiación privada hace inevitable el conflicto entre la burguesía y el proletariado.

¿Emancipación política? ¿emancipación humana?


Tanto la moral, como la política, el derecho y la religión forman parte del proceso de alineación del hombre concreto. Marx plantea una revolución que liquide todo esto. La emancipación del hombre concreto significa la emancipación de la política y de la moral universalista de la burguesía. La verdadera emancipación, para Marx, es la humana, no la política, esta ultimas es ilusoria e irreal.
La emancipación humana significa un proceso por el cual el hombre verdadero se convierte en ser social en todos los aspectos de su vida.

Breves consideraciones sobre la idea de Estado


“EL PODER POLÍTICO DEL ESTADO NO ES MAS QUE EL PODER ORGANIZADO DE UNA CLASE PARA REPRIMIR A OTRA”

No se impone desde fuera de la sociedad.
Es creado por la sociedad para evitar la destrucción de las clases en conflicto.
Una vez creado el estado este se pone por sobre la sociedad.
Surge cuando las clases han llegado a un desarrollo determinado y cuando las contradicciones ya no pueden conciliarse.
El estado ayuda a perpetuar la explotación de una clase sobre otra.
No siempre la clase dominante controla el estado.
El estado burgués debe tomarse por asalto para transformarlo en estado de transición para que desaparezca de a poco y se de lugar a una sociedad sin clases.
No es un problema central para Marx.
Como no existió desde siempre, puede dejar de existir.

Anuncios

2 comentarios - Karl Marx - A. Sanles

@gonza221b
kakooo!!!!! info interesante yo me acuerdo cuando vi esto en sociologiaaa. Me gusto un poco este tema pero no me acuerdo mucho haci que ya voy a estar leyendo algoo ajajja saludooosss para cuadno unos puntines... yo no puedo soy novatoide jajaj te dejo y 6