Tiempo libre y recreación (Cap.. 2,3 y 4 de Pablo Waichman)

TIEMPO LIBRE Y RECREACION (WAICHMAN)


La naturaleza humana, alienación y libertad: Claves de acercamiento al concepto de tiempo libre

Las dificultades

¿A qué dificultades se refiere?

Al intento de pensar y desarrollar ideas en un territorio como el ocio, tiempo libre y juego, alienación, naturaleza humana y libertad, cuando históricamente tales nociones han sido negadas, perseguidas, maldecidas como destructoras de lo humano del hombre, símbolo de lo pecaminoso, de lo banal.

¿Cómo relaciona la concepción de trabajo con esta dificultad?

Durante siglos se educo, preparo y formo para un mundo donde el trabajo era “el motivo” (no para el usufructo de sus resultados, ni para el disfrute de lo producido, sino entendido como sacrificio y la mejor alternativa de asemejarse a “lo perfecto”, ya que solo este purificaba al hombre y lo hacía merecedor de un destino de salvación –Hablando en términos religiosos-)

La alienación

¿Qué es?

Es la perdida de la capacidad de lo “esencialmente humano”, formando individuos que sirvan a tal o cual modelo de sociedad.

¿A qué se refiere?

Esta noción esta intrincada en una dimensión que se a torna fundamental: la alienación por el trabajo que determina la condición y actitud del hombre dentro de la humanidad y reduce la naturaleza humana al estado del Homo occonomicus (Hombre económico).
Aquí aparece el meollo del conflicto: La contradicción entre las fuerzas productivas y las relaciones de producción implica también la contradicción originada entre el desarrollo y enriquecimiento de la naturaleza humana por una parte y, por la otra, la sujeción y anulación de las fuerzas espirituales y morales del hombre en una estructura económica centrada en la propiedad privada y, como consecuencia, desigual.
Así, podríamos notar que el hombre se siente libre cuando no está trabajando y cuando lo hace considera perdida su libertad. Por lo que el hombre solo se realizara humanamente cuando su trabajo sea libre, para lo cual debe liberarse de las condiciones que lo hacen NO libre, entre otras cosas, la alienación.

¿Qué consecuencias trae esta alienación al trabajo dentro de un sistema capitalista?

La propia esencia del hombre se invierte: el trabajo alienado enseña al individuo que debe vivir para producir; Así el hombre convierte su esencia en un medio de existencia. Se profundiza la diferencia entre lo que se produce y lo que no se produce y lo que no se puede poseer y esta diferencia no es solo económica sino humana ya que en estas condiciones lo producido no es fuente de desarrollo para su vida espiritual y estética, no enriquece su humanidad.

¿Cómo define Marx la alienación?

Como el acto en el que el mundo de las cosas producidas por el hombre penetra en su propio interior y este pierde sus características humanas.

¿Qué pretende decirnos esto?

Que el mundo objetivo alienado actúa sobre los hombres mediante la negación de sus cualidades humanas y realiza esto bajo la apariencia de su actividad propia. Este proceso de inconsciente autoalienacion constituye la esencia de la alienación.

¿Cómo es visto el concepto de alienación desde la psicología social?

Postula que el hombre sigue siendo el protagonista de la construcción social, pero pierde esa consciencia de sí o no accede a ella. Se empobrece entonces psicológicamente, humanamente, en vez de desarrollarse y ampliar su yo y su conciencia, deteriorándose su posibilidad de comunicación, aprendizaje y creatividad.

¿Qué sucede con el trabajo?

Deja de ser un fin en sí mismo, algo que vincula positivamente, un acto libre, para transformarse en solo un medio, y ser vivenciado como yugo, monotonía, fatiga, aburrimiento.

¿Qué dice Fromm respecto a esto?

Que el hombre no se siente a sí mismo como portador activo de sus propias capacidades y riquezas, sino como una “cosa” empobrecida que depende de poderes exteriores a él y en los que ha proyectado su sustancia vital.

¿Qué significa consumir, en este sentido?

Satisfacer fantasías artificialmente estimuladas, una creación de la fantasía ajena a nuestro ser real y concreta. Tales fantasías hacen que requiramos de cosas que no nos hacen a nosotros como personas concretas, sensibles, humanas, donde no participan nuestras necesidades reales: no participamos nosotros sino algo en que hemos sido transformados nosotros. Consumimos mercancías, pero siempre estamos insatisfechos: necesitamos consumir más (no mejor) y sobre todo, cosas nuevas.

¿Qué rol toma aquí el tiempo libre?

Pasa a ser una de esas cosas que se “adquiere” como mercancía.

¿En qué sentido?

En el sentido en que se muestra una acumulación de horas de inactividad aptas para ser consumidas, gastadas sin más sentido que su propia anulación. Así, sería más correcto hablar de un tiempo liberado de obligaciones que es consumido, gastado, para estar nuevamente en condiciones de operar en el tiempo de obligaciones.

La naturaleza humana

¿Qué es?

Es el resultado del hombre y su lucha con el ambiente, las sociedades que construye, el trabajo que despliega, en suma, es producto de la educación entendida como todos los medios de acción permanentes que durante la vida de los individuos o parte de la misma, estructuran o modifican la persona.

¿Es algo estático y determinado la naturaleza?

No, no existe como algo definitivo y acabado, sino que es una historia, es una naturaleza que va siendo, que se va desarrollando.

¿Qué sucede con el educador en este sentido?

Suelen suponer que su tarea consiste en “llenar” esa humanidad como si la naturaleza humana se caracterizase por un principio formal, cerrado, inmutable, ahistórico. Erróneamente generan conocimientos, técnicas, destrezas; y a eso le llaman “libertad”, “libre elección”. Toman la naturaleza humana como terminada, solo le agregan aditamentos; olvidándose de desarrollar su esencia: solo repiten formas humanas que cada vez se alejan más de su libertad (y se acercan más a la alienación), de su ser libre.

¿Cuál sería el rol del “Recreologo” entonces?

Proporcionar el ámbito para el mejor desarrollo de esa autoconstrucción, generar el Aprender a aprender. Proporcionar la posibilidad que el otro pueda ser protagonista, creador de su propia naturaleza. Proporcionar los instrumentos para superar la alienación y construir su tiempo libre, es decir, su libertad en el tiempo.

La libertad

¿Qué es?

Se la suele concebir como un estado por el cual estamos en posibilidad de hacer (o no hacer);pero el autor toma una aproximación eminentemente operativa del término –por creerlo más oportuno en esta circunstancia- .

¿Qué características tiene la libertad para Waichman?

• La libertad no es un estado: Ya que no es algo dado por algo o por alguien, además de fijo e inmutable; en todo caso esta situación es concebida desde la óptica de lo legalmente aceptable para diferenciar una sociedad no esclavista pero no realmente libre.

• Es un proceso que se genera constantemente y se ejecuta sobre la realidad: Si el trabajo tiene como finalidad modificar la naturaleza, la libertad tiene como finalidad modificar al propio hombre, ratificar y perfeccionar la naturaleza humana a través de su acción como protagonista.

• Es un aprendizaje que supone una toma de posición: Pasar de la “Falsa conciencia” a la “conciencia crítica”. Del conocimiento a la puesta en práctica, para su accionar concreto sobre la realidad. Esta praxis puede ser tanto un cambio efectivo sobre la realidad como un pensamiento.

 Si es un aprendizaje, el rol de la educación debe ser primordial.

 Si bien la libertad es individual, supone una relación permanente con los otros que la condicionan. (No que la determinan, como en el caso del permiso). Toda libertad es condicionada: el grado en que yo supero esas condiciones y me hago cargo de ellas será mi libertad


 La libertad se opone a la necesidad (no referido a la necesidad biológica). La resolución de la necesidad, su anulación, es la libertad. Pero estas necesidades deben ser autocreadas, propias, legitimas; de lo contrario estaríamos en el territorio de la alienación.

• Todo trabajo necesario no es libre: El tiempo libre será tal cuando no sea necesario.

• Si la libertad es un proceso, tiene grados de libertad desde lo más necesario a lo más libre: Podríamos afirmar que la conducta libre se caracteriza por el predominio de la obligación interior así como la conducta necesaria por la obligación exterior.

La civilización técnica y el ocio

¿Qué características tiene la civilización técnica?

La generación multiplicada tanto de elementos de producción como de bienes de consumo, proveyendo además de un tiempo liberado de tareas obligatorias cada vez más amplio.
¿Cómo se relaciona este tiempo liberado con el trabajo?
Se presenta a primera vista como una relación dicotómica, como supuesta oposición.

¿Qué rasgos caracterizan esta época?

• Búsqueda de la felicidad, confundida con “buena vida”

• El trabajo es la necesidad primera: Su disminución horaria dada paulatinamente a través de la historia genero un vacio: El tiempo liberado. Pero eso no es el tiempo libre, es solo un espacio temporal disponible, un residuo.

• En el tiempo de no-trabajo un lugar importante lo ocupa el tiempo de transporte, que degrada la disminución horaria generando tiempo perdido (al trabajo y al ocio). Además de los tiempos de tramites sociales, obligaciones familiares, etc.
De esta manera, este tipo de restricciones al tiempo liberado va en detrimento del tiempo libre por lo que en realidad podría denominárselo tiempo libre de (obligaciones), que no es lo mismo que tiempo libre para (la libertad).

Los “Mass media

¿Qué son?

Son los medios masivos de comunicación, otro rasgo característico de esta sociedad.

¿Qué función tienen?

Ratificar la alienación laboral generando la alienación del ocio y no permitiéndoles ser para la gran mayoría, más que un tiempo consumido frente al televisor, revista, video juego, etc.

¿Qué influencia tienen sobre el ocio y tiempo libre?

Como su valor primario es el lucro y este se genera con la mayor audiencia o el mayor tiraje, intentan mediocrizar la tarea “generando necesidades” de consumo (cuasi necesidades). El cliente siempre tiene la razón, por lo que se lo debe formar para que quiera lo que se le brinda a través de los multimedios.
Así como pueden ensanchar el tiempo y el espacio, comparar sociedades y, culturas, desarrollar hábitos y mostrar modelos de vida diferentes, también pueden manipular y alienar todo su contenido (y sus lectores o espectadores).

La educación

¿Qué se intenta expresar aquí?

Que el tiempo libre no es un bien dado. Es una construcción tanto individual como social, resaltando la recreación como el proceso educativo tendiente a generar la aparición o el perfeccionamiento de la libertad en el tiempo, esto es, el tiempo libre.
Ocios activos y ocios pasivos

¿Qué diferencia hay?

Están diferenciados según el modo de participación del sujeto; es decir la manera de implicarse en una actividad ociosa.

¿Qué sucede con la “Pasividad”?

No es más que la transcripción psicológica de la sumisión o de la dependencia económica y social.
Se cercena la participación condicionándola a nuevos valores extraños (pero no desagradables) al sujeto.
Esta pasividad social está relacionada con la “comercialización” del tiempo liberado. En este sentido, mayoritariamente, el acceso a la cultura se da por el acceso al consumo y, centralmente, por bienes materiales.
Aproximaciones a las nociones de ocio y tiempo libre

¿A qué se refiere?

En principio se trataría de dos fenómenos interdependientes.
En general, se considera al ocio como el conjunto de actividades, el ámbito de lo objetivo factible de ser medido. En cambio, el tiempo libre seria el basamento temporal en el que tienen lugar esas actividades. Para algunos el ocio es la relación entre el sujeto y la actividad.

¿Qué se verifica en su etimología?

La noción de “loisir” (ocio) parte del latín “licere”, significando “lo que está permitido”.
En griego “sckhole” (ocio) se opone a “askhole” que implica un estado de servidumbre.
Aristóteles afirmaba que el no ocioso era el que trabajaba, por lo que no podía alcanzar los verdaderos valores de la verdad, la belleza y la bondad. El ocio es un ideal de vida, por lo tanto es un fin; en tanto que el trabajo es un medio.
Los romanos se alejan de la visión griega de los valores supremos y encuentra en el “otium” un tiempo de no trabajo posterior al “nec-otium”, las actividades productivas. Aquí el ocio no implica un estatuto social, un modo de vida, sino una parte del tiempo cotidiano opuesto a las obligaciones. Ya el ocio es un medio, no un fin. Aparecen los ocios masivos como parte de la dominación, de la diversión obligada por los poderosos para entretener a los desocupados.

¿Qué sucede durante el siglo XIX?

A partir de la revolución industrial se produce un giro radical en la concepción del ocio y el tiempo libre: el progreso social, la generación de riqueza es incompatible con el ocio, ya que supone derrochar parte de esa riqueza generada. Pero también el ocio comienza a ser concebido como valor negativo porque implica la existencia ya de parásitos, ya de clases parasitarias opuestas al progreso social.
Ya el ocio no implica valores morales, la contradicción no es ética, es económica. La crítica aparece por una nueva forma de relaciones sociales donde no se acepta que haya consumidores que no produzcan.

¿Qué afirma Marx respecto al ocio?

Dice que el ocio es una actividad libre con su fin en sí misma.

¿Qué quiere decir?

En principio Marx define al trabajo necesario como aquel tiempo en que el individuo debe dedicar a la producción para asegurar su subsistencia, y a este tiempo de trabajo necesario se le contrapone el ocio necesario (tanto descanso como actividades compensatorias). Es decir, sigue sin ser libre.
Habla también de sobretrabajo: es el trabajo suplementario que el obrero da a su patrón sin contrapartida de salario con lo cual es posible la acumulación economica, fuente de desarrollo industrial. Este sobretrabajo produce plusvalía que en un régimen capitalista genera capital y demuestra el carácter de explotación de la fuerza de trabajo.

¿Solo genera más capital este sobretrabajo?

No, también parte del sobretrabajo es transformado en ocios en forma de consumo improductivo por parte de los propietarios de los medios de producción: el burgués, que amen de tener más tiempo libre, posee acceso a ocios limitados a su clase.
¿Cuándo existiría verdadera libertad según Marx?
Cuando no exista mas la obligación de trabajo impuesta por la miseria o las finalidades externas. Asi, mientras el trabajo tenga como sentido la apropiación de las cosas, de los bienes, es trabajo necesario, no libre. Solo cuando el trabajo alcanza como finalidad al propio hombre ingresamos en el reino de la libertad.

¿Qué se dice sobre el ocio desde las postulaciones capitalistas?

Ejemplo:

• Lafargue (Siglo XIX): Manifiesta la aparición de un ocio burgués, no productor y superconsumidor que contradice los valores puritanos de la época, signados por el adagio “El tiempo es oro” o “El ocio es la madre de todos los vicios”.
Pero el aumento constante de la producción ha llevado al sistema capitalista a necesitar, ya no productos que por llegar a generarse en exceso disminuirán su valor, sino consumidores para los que habrá que generar necesidades de consumo. (El ocio no genera goce, sino provecho)

• Veblen (1889): Dice que el ocio es expresión de prestigio social y superioridad, ya que gastar ostentosamente en ocios desde lo económico es destruir el capital; pero desde lo social es postrar riqueza, poder y superioridad.

0 comentarios - Tiempo libre y recreación (Cap.. 2,3 y 4 de Pablo Waichman)