El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Personajes literarios muy reales

Sherlock Holmes, el conde Drácula o madame Bovary son algunas de las criaturas de ficción que sus autores basaron en personas de su entorno o a los que conocían por los motivos más diversos.

Personajes literarios muy reales

Las fuentes de inspiración de los novelistas son muy variadas pero, sin duda, la propia realidad es la primera de ellas. Hay un dicho que señala que ésta supera a cualquier ficción y tiene bastante de verdad porque, con sólo leer cualquier periódico del día, podemos encontrar un filón de tramas narrativas. Y no sólo de éstas, sino también de personajes que son dignos de cualquier novela. En consecuencia, no es de extrañar que muchos de los grandes caracteres de la Literatura Universal se basen en personas que existieron realmente.

Por seguir un orden cronológico, podemos hablar en primer término de ‘Robinson Crusoe’ que constituye uno de los paradigmas del relato de aventuras. Daniel Defoe (cercanías de Londres, 1660?-1731) se inspiró para su personaje en la peripecia vivida por el marino Alexander Selkirk, tras escucharla en boca de éste a su regreso a Inglaterra.

En 1704, este hombre era contramaestre del navío ‘Five Ports’ y encabezó un motín a causa de las penosas condiciones de vida a bordo. El capitán, llamado Strading, tras sofocar la sublevación y con arreglo a las leyes que entonces regían la marinería, lo abandonó en un islote deshabitado del Pacífico con los medios justos para sobrevivir. El inhóspito lugar se llamaba entonces isla de Juan Fernández y hoy, precisamente, Robinson Crusoe. De carácter muy distinto aunque igualmente real es el protagonista de ‘La cabaña del tío Tom’, el relato de Harriet Beecher-Stowe (Connecticut, 1811-1896) que tanto hizo por acabar con la esclavitud en Estados Unidos. Se inspiró en Josiah Henson, un esclavo de Maryland que terminó trabajando como hombre libre para su amo y como predicador metodista en su comunidad. La propia escritora, además, lo entrevistó en Boston.

Aún más conocida, si cabe, es la ‘Madame Bovary’ de Gustave Flaubert (Rouen, 1821-1880). Para su romántica e insatisfecha heroína se basó en Delphine Couturier, una joven de buena familia que se casó con Eugêne Delamare, un médico de Ry antiguo alumno del padre del escritor, y que llevó una vida de lujos rodeada de amantes para terminar suicidándose con arsénico. Sin embargo, esta identificación fue negada por el propio Flaubert, que señaló en varias ocasiones “madame Bovary soy yo”. No obstante, quizá lo hiciera para evitar más complicaciones con su obra, ya que, tras su publicación, fue juzgado por inmoralidad si bien resultaría absuelto.

dracula

Otro francés, Alejandro Dumas (París, 1824-1895), hijo del famoso autor de ‘Los tres mosqueteros’, se inspiró para crear a Margarita Gautier, protagonista de su inolvidable ‘La dama de las camelias’, en Marie Duplessis. Era ésta una muchacha humilde que, después de trabajar como empleada en una fábrica de corsés, se convirtió en una de las más conocidas meretrices de París. Y, por terminar con los escritores galos, señalaremos que el Quasimodo que Víctor Hugo (Beçanzón, 1802-1885) situó como contrafigura de la gitana Esmeralda en ‘Nuestra Señora de París’ se basaba en un escultor que trabajaba en la propia catedral hacia 1800.

Sin embargo, los dos casos más populares de personajes literarios inspirados en seres reales son, probablemente, el conde Drácula y Sherlock Holmes. La pavorosa criatura de Bram Stoker (Clontarf, 1847-1912) retratada en su inmortal novela es una recreación literaria de Vlad Tepes, llamado “el Empalador”, un príncipe de la Valaquia medieval conocido por sus crueles costumbres. Por su parte, el genial investigador creado por Arthur Conan Doyle (Edimburgo, 1859-1930) era una versión literaria del doctor Joseph Bell, que había sido profesor de medicina del escritor y asombraba a todo el mundo por sus extraordinarias dotes deductivas. Como podemos apreciar a la vista de todos estos ejemplos, a veces es verdad que la realidad supera claramente a la ficción.

Anuncios

4 comentarios - Personajes literarios muy reales

@SexualFuzz666
bueno, como no van a ser "muy reales". No mirás la relación entre Literatura y Literal? O creés que solo es una coincidencia?
@zaaloo +2
mi favorito es cherloc joms y su inseparable amante bisexual guason!
@YoSoyJesucristo
Lo escribiste mal le decían el Guachon porque era muy guacho

La próxima vez escribelo como es debido
@22ee55 +1
En todo personaje de la literatura hay aunque sea una pizca de realidad para mostrar determinado matiz de la vida y de las personas, en estos ejemplos fue una influencia casi directa la existencia de dichas personalidades en los autores.. Muy bueno!
@Jasas0ad
Me hubiera gustado leer cosas acerca del Dr. Joseph Bell. Supongo que de ahí se inspiraron para House.