El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Relato de una estadistica mas...

Anuncios

Hola, esto es un simple relato de uno de tantos asesinatos que ocurren a diario en Venezuela a manos del hampa, ya sean malandros o supuestos policias... Agradezco de antemano su lectura.

Relato de una estadistica mas...


Cuando ya han pasado unos quince minutos desde que el reloj marcara las ocho de la noche, decides que quizás ya sea hora de regresar a casa. Son varias cuadras oscuras antes de llegar a la parada de autobuses y después de todo no tienes auto ni tampoco dinero para un taxi. Te despides de tus amigos.


Gobierno


Venezuela


Robos


La misma rutina de siempre, que se repite noche tras noche. Antes de salir del edificio lo primero que debes hacer es activar el perfil silencioso de tu teléfono para luego esconderlo en algún lugar de tu cuerpo. En la ropa interior probablemente, o quizás fuese en el calcetín, cerca de tu tobillo esta noche. Lo siguiente es sacar la cedula de identidad de la cartera para conservarla en caso de robo, pero dejar el dinero, no querrás que algún hampón sospeche al ver que no traes dinero en ella. Luego de un breve repaso mental del recorrido que debes hacer y un silencioso <<En el nombre de Dios>> antes de abandonar el lugar, decides que ya estás preparado. (Quizás no creas en Dios, pero en las noches de Venezuela ninguna ayuda es rechazada)


Hampa


<<Listo>> Piensas. Ya es el momento de salir y enfrentarse a la calle. Hora de enfrentarse a la zozobra diaria del hampa y tratar de no convertirte en un dato estadístico, tratar de sobrevivir una noche más.


Homicidio


realidad


corrupcion


Ya son cerca de las nueve de la noche y la oscuridad reina afuera, las calles se ven solitarias. El ruido que producen tus acelerados pasos son el único sonido a tu alrededor pero eso no evita que voltees frenéticamente hacia atrás cada 8 zancadas buscando un perseguidor que no has visto nunca pero sabes que puede aparecer en cualquier momento. Miras nerviosamente cada esquina, con los ojos abiertos como un par de platos, buscando, escudriñando minuciosamente cualquier sombra en las esquinas y escuchando atentamente, analizando cada sonido. El miedo es tu principal combustible, (aunque algunos digan que en tu país hay grandes reservas de crudo) es el miedo lo que impulsa tus pies y el sudor se encarga de humedecer tu franela. Tu respiración es acelerada, ruidosa, esta congestionada por el ritmo de tu caminar, escuchas casa fuerte resoplido que produces en tus oídos. <<Vamos, vamos. Solo dos cuadras más y estaré fuera de esta oscura calle>>


asesinato


Pero repentinamente llega a tus oídos un sonido familiar y espantoso, como el que hace un motor pequeño. El maldito ruido que llevas evitando todo este rato.


<< ¿Que fue ese sonido, una moto? >> Piensas en silencio, aunque conoces perfectamente la respuesta.


cambio


impunidad


Relato de una estadistica mas...


El aliento abandona desesperado tus pulmones y sientes como si tu corazón se hubiese detenido por un segundo, justo antes de triplicar sus latidos por minuto. Ahora sientes una presión en las orejas, que están rojizas por la sangre revuelta con adrenalina que fluye por todo tu cuerpo. Pero lo peor, lo más terrible es el pánico paralizante que sientes. Pánico el cual sabes que no debes dejar ganar y lo contraatacas acelerando tus pisadas al máximo, intentando que tus pies superen el ritmo de tus latidos. Sientes el teléfono vibrar retumbante, pero te concentras en no tocarlo. No debes atender, lo último que quieres es que la pantalla ilumine y guie, cual faro en el mar, a la moto hacia ti. Quieres vomitar, cagar, no sabes que es lo que está mal contigo, estas mareado. La desesperación junto con el horror aumentan en ti con cada segundo que pasa, con cada pisada, produciendo un terrible amargor en tus labios y una presión en tu pecho. Unas incontrolables ganas de correr se quieren apoderar de ti. El deseo de gritar a todo pulmón está ahogándose estrangulador en tu garganta, produciéndose un nudo allí por donde debería pasar el aire hacia tus pulmones, cuando oyes y sientes el rugir del motor de la moto mientras pasa por la calle, a tu lado…


Gobierno


Venezuela


Robos


De momento la respiración regresa a tu conmocionado cuerpo, la moto siguió. Se ha ido, puedes estar tranquilo. Dios también escucho tus plegarias esta noche. Sabes que te salvaste esta vez y sientes el frio sudor del alivio recorrer tu cuello, a la vez que continuas tu paso acelerado. Quieres sonreír por tu suerte, pero sabes que ya habrá tiempo de sonreír cuando llegues a casa, mientras tanto tu único objetivo es llegar a la avenida, donde esperas hayan más personas dirigiéndose a la parada. Personas, postes iluminados, vehículos pasando, un borracho cantando, lo que fuere que te ayude a sentirte más tranquilo.


Hampa


Pero justo antes de cruzar la siguiente cuadra, cuando ya estabas tan cerca de la avenida que podías escuchar los vehículos pasar… Allí está de nuevo el espantoso ruido. La maldita moto ha regresado pues solo estaban dando la vuelta en la cuadra anterior. Tu corazón se detiene esta vez por más tiempo, pero cuando vuelve a su actividad sientes como si quisiera abrirse paso entre tus entrañas, salir de tu cuerpo y correr a toda marcha, dejándote solo en la oscuridad. Sientes ganas de gritar, de llamar a tu mama o a tu perro, pero no son más grandes que los deseos de llorar que humedecen un poco tus ojos como respuesta al terror que sientes, porque ya sabes lo que está sucediendo. Sabes que lo que viene a continuación.


Homicidio


realidad


corrupcion



asesinato


El parrillero se lanza violentamente de la motocicleta en tu dirección, sosteniendo una opaca Beretta PX-4 en su mano derecha la cual apunta directo hacia ti. Se acerca demasiado rápido, en un instante ya estaba al frente tuyo y solo te diste cuenta al sentir la fría aleación del arma semiautomática presionarse de manera amenazante contra tu pecho, solo separada de la piel por la fina tela de tu franela. Tus manos se alzan instintivamente al escuchar los alaridos frenéticos del joven que sostiene la pistola apuntándote, mientras te empuja violentamente con la pistola escuchas como quita el seguro…


cambio


impunidad


–¡MANDE TELEFONO MAMAGUEVO! ¡Y NO QUIERO CORREDERAS PORQUE NO CREO EN NADA, MALDITO!- Son las palabras que distingues entre sus demandas, pero la única respuesta que logras articular entre el mar de pánico que hace temblar tu cuerpo, lo que logras balbucear para intentar calmar al agitado atracador…

–Chamo no tengo teléfono no tengo nada, no me hagas nada chamo por favor, te lo suplico chamo por favor- Las palabras te salieron medio ahogadas, llenas de saliva y transportadas con temblor, un sonido trémulo en lugar de tu voz…

La ferocidad que de repente se reflejó en los ojos del joven del uniforme marrón con insignias, y la violencia tan salvaje que siguieron a tu respuesta te hacen reaccionar y darte cuenta de que tus palabras no fueron las correctas. Quieres llorar, gritar, la impotencia que te amarra tambien te desgarra por dentro…


Relato de una estadistica mas...


Dos estruendosos relámpagos rompieron la oscuridad de la noche por unos instantes, con destellos cegadores, como flameantes, a la vez que sientes unos horribles impactos allí en la parte de tu pecho donde la Beretta reposaba. como golpes muy fuertes que se estrellasen contra tu pecho, pero el muchacho nunca acerco sus puños a ti. Un líquido caliente y viscoso se une al sudor para mojar tu camisa. Ya no logras escuchar correctamente, solo distingues la voz ahogada del jovencito que te acaba de disparar, quien al parecer te está insultando a la vez que te revisa y se lleva la billetera que estaba en el bolsillo trasero. El y su compañero huyen rápidamente al son del horrible chillido de su moto, una Kawasaki blanca…

Gobierno


Venezuela


Todo se empieza a nublar y ya no logras escuchar nada. Tu cara esta contra la fría acera pero no logras recordar cuando caíste, solo sientes un dolor fuerte, punzante en tu pecho y un frio en tus piernas. Respirar resulta demasiado trabajo y duele con cada bocanada. Un líquido rojo escapa por entre tus labios cada vez que toses. Las fuerzas te abandonan, todo está sumido en una negra oscuridad y lo único que logras distinguir es el foco infernal de la motocicleta iluminarse rojo sangre para cruzar la avenida, casi como si fuera una burla contra ti y el charco de tu sangre sobre el que yaces tirado…


Robos


El teléfono está vibrando de nuevo, agitándose fuertemente en su escondite, bajo la media en tu tobillo derecho. Lo lograste, el hampa no lo consiguió, conservaste tu teléfono. Es una verdadera lástima que ya nunca más podrás atender una llamada. Ahora solo eres un dato más entre las estadísticas. La noche de trabajo de los hampones de uniforme apenas comienza, pero la vida de ese joven le fue arrebatada, junto con su billetera y 70 bolívares.


Hampa


A diario en Venezuela ocurren decenas de asesinatos a lo largo del territorio como consecuencia de asaltos o sicariatos. Vivimos en un estado de zozobra y anarquia que ha guiado al venezolano en sufrir un constante cuadro de ansiedad y paranoia. La corrupcion, impunidad y pobreza que nos ahogan paracen crecer a diario. Y son muchos los que apoyan tan cruel regimen como el que nos oprime, cualquier extranjero que crea que la situacion en este pais es agradable es libre de venir y averiguar por cuenta propia la baja calidad de vida que poseemos...

Cuanto mas podremos resistir esta injusticia, cuanto mas nos dejaremos pisotear? Que bonito seria que nos olvidemos de las etiquetas y construyeramos un mejor pais.


Casi 400 asesinatos (solo en Caracas) en menos de 2 meses de 2015

Mas de 30 asesinatos el pasado fin de semana (solo en Caracas)

Policias atracando a jovenes.

Anuncios

3 comentarios - Relato de una estadistica mas...

nacholibrelibre -5
muy lindo diario clarin, esto en estados unidos no pasa. denunciado por cipayo hijo de puta.
DonSalchichom +1
jajajajaj es cierto es natural vivir aquí así -en modo de defensa ... aquí la vida vale lo que tengas en el bolsillo así sea mil o nada--es triste pero una realidad
EleGeape
Horrible eso, vivimos paranoicos 24/7
javierc012 +1
2 cosas: 1 es una triste realidad que sucede a diario en Venezuela y peor que las gente ya comienzan a acostumbrarse con cada muerte que se percibe a diario en el pais....2 deberias de hacer un libro con esos relatos se venderian muy bien aunque claro esta el hecho de que el gobierno lo podria tomar como una propaganda para difamar a su sistema de seguridad y al regimen politico...pero sin duda te felicito por este magnifico e informativo relato espero que tomes mi idea de publicar un libro o algo parecido porque tienes talento
EleGeape
Si, la frialdad que se ha apoderado de nuestro pais es increible. Siempre critican aqui lo frio que son en otros paises, pero no mencionan que han asesinado a un espectador a tiros en un partido de futbol y aun asi continuan el juego...

Me agradaria poder hacer eso, pero solo llevo uno o dos relatos. Pero lo tomare en cuenta.