El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Jesús de Nazaret. Evangelios "Apócrifos"

Anuncios

P A R T E - II

JESÚS DE NAZARET. EVANGELIOS APÓCRIFOS.


Las enseñanzas de la Biblia, con respecto al nacimiento virginal de Jesús, son conocidas por la práctica totalidad de los creyentes cristianos. Así, por ejemplo, en (“Mateo” 1, 20): “Un ángel del Señor se le apareció a José en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.” O también, respondiendo el ángel a María, le dijo: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios”. (“Lucas” 1, 35).
En éste punto quisiera hacer un alto a fin de que el lector pueda comprender, que no aceptar, la veracidad del nacimiento virginal de Jesús, no se contrapone a los mensajes de Jesús ni a su origen divino.
En los, aproximadamente, 100 últimos años, la biotecnología o biogenética, ha dado un tremendo salto hacia adelante. Desde hace varias décadas, hemos sabido de los experimentos realizados con éxito en ésta ciencia en hechos tan conocidos como el nacimiento de la primera “niña-probeta”, la inseminación artificial, la creación de esperma a partir de las células madre, la conservación de esperma congelado, durante un tiempo indefinido, para poder utilizarlo en una fecundación posterior y la clonación, como algunos de los avances más importantes. La biogenética avanza a una velocidad, proporcionalmente superior, a otras ciencias, habiéndolo hecho en tan pocos años.
Por supuesto, en la época en que nació Jesús, nada se sabía sobre esto y tenían que pasar 2000 años para que el hombre utilizara éstas técnicas con éxito.
Todo esto me hace pensar, en lo innecesario que supone un embarazo virginal de María, puesto que sería extremadamente necio, pensar que Dios, como Ser Creador, omnipotente, omnipresente y omnisciente, hiciera que se produjese el embarazo de María, sin intervención carnal de su esposo José, haciendo uso de una futura tecnología humana. Esto, desde luego es impensable; así lo lógico sería que el embarazo de María se hubiese producido de una forma tan natural como los demás engendramientos humanos, puesto que iba a nacer, como proceso natural de cualquier otro hombre, su”Hijo Amado”, queriendo que tuviera una existencia terrenal, totalmente humana: nació, creció, tuvo los sentimientos y sufrimientos y murió como los demás hombres; eso sí, sufrió mucho y tuvo una muerte cruel. Por todo esto, cabe preguntarse: ¿por qué no habría de haber tenido a José, su padre terrenal, como cualquier otro hombre? Esto es independiente del vínculo espiritual que Dios, como su Padre Celestial, mantuvo con Él durante su vida en la tierra, y que lo diferenciaba de los demás hombres. También hay que aclarar que, aún cuando María, no hubiese tenido relación carnal con su esposo José, simplemente, en el momento del alumbramiento de Jesús, hubiera dejado de ser virgen, por la rotura del himen en el momento del parto. Por lo tanto, de una manera o de otra, la virginidad de María quedaría en entredicho, tanto antes como después del nacimiento de Jesús.
(Veamos lo que dice al respecto la revista “Der Theologe”, editado por Dieter Potzel, edición Nº 52, citado según: htpp.www.theologe.de./no- nacimiento virginal.htm, redacción del 23.1.2012).
“La enseñaza eclesiástica del supuesto nacimiento virginal de Jesús es un absurdo. Para la Iglesia sin embargo, es algo absolutamente serio. Si un católico niega esta creencia, será condenado eternamente al infierno. Tanto la Iglesia Católica, como también las ortodoxas y todas las Iglesias Evangelista hacen decir a los creyentes en el credo sobre Jesús: “… nació de Santa María Virgen”.
“¿Qué hay de terrible en esto para las Iglesias, si María y José se amaban tan íntima y abnegadamente y deseaban tener un hijo en común? ¿Y qué es tan horroroso para las Iglesias, si Jesús estaba tan íntimamente ligado con Dios, su Padre Celestial, también tuviese un padre terrenal que fue quien procreó su cuerpo”?
“Irineo (siglo 2) y Epifanio (siglo 4), escriben de forma concordante que los ebionitas, solo usaron un único evangelio de Mateo y que ésta secta, que en realidad se trataba de los cristianos originarios, niegan el nacimiento virginal de Jesús (“Apócrifos neo-testamentales”, tomo 1, 6t.a edición). Aquí nos encontramos con testigos responsables, que el Mateo originario, o sea el verdadero evangelio de Mateo aún no conocía un nacimiento virginal de Jesús, sino una procreación natural por José y María”.
“María estaba unida en su interior a Dios y fue una mujer tranquila y modesta. El dogma eclesiástico del supuesto alumbramiento virginal, convierten a José y a María en la burla de muchas personas, aunque María llegó a ser madre como todas las demás madres”.
Para no divagar demasiado en éste tema tan extenso y profundo, veamos a continuación diversos aspectos de la vida de Jesús, alguno de ellos de los que no hace referencia la Biblia, ni figuran en los Evangelios Canónigos, como la infancia y adolescencia de Jesús. Parece ser como una época oscura de la vida de Jesús siendo niño y adolescente, cuando todavía era acompañado por María y José, y tuvieron que huir a Egipto, cuando fueron advertidos por un ángel del Señor, del riesgo que corría la vida de Jesús por la búsqueda y persecución de Herodes El Grande.
Como digo, no tenemos referencias sobre la infancia y adolescencia de Jesús durante los años que vivió en Egipto con sus padres. Solamente tenemos las versiones “apócrifas” de los evangelios árabes y armenios, los cuales hacen casi las mismas referencias de un Jesús, que con tan solo cuatro años, y ya desde la cuna, realizaba “milagros”, como curar enfermos y lisiados, dando cuenta éstos evangelios de una enorme cantidad de “curaciones milagrosas”, tanto es así, que los estuvo realizando hasta la vuelta desde Egipto a la ciudad de Nazaret, tras la aparición de nuevo, de un ángel del Señor a José, comunicándole que ya no tenían que temer nada porque Herodes El Grande ya había fallecido, siendo su sucesor su hijo Arquelao.
Sobre toda esta cantidad de “curaciones milagrosas” que supuestamente realizó Jesús a tan corta edad – desde los cuatro años hasta casi los doce años que permaneció en Egipto – no podemos cuando menos dejar de decir, que son de muy dudosa credibilidad y así lo puede confirmar uno de los episodios que ocurrió cuando Jesús tenía, aproximadamente, siete años, el cual se refiere a la muerte de un niño atribuida a Jesús, produciéndose por accidente y mientras Jesús jugaba con sus amigos de la misma edad, en una discusión y pelea, propias de niños, Jesús empujó a un niño que al caer al suelo se dio un mal golpe en la cabeza, muriendo en el acto. Esto es, como he dicho antes, relatado por los “evangelios apócrifos”, tanto en su versión árabe como la armenia, coincidiendo ambos que ante este hecho, nada hizo Jesús para devolverle la vida al niño muerto, lo que nos parece chocante y extraño que Jesús no obrara ningún “milagro” en ésta ocasión, para devolverle la vida al niño, después de haber obrado innumerables “milagros” sobre otras personas.
No voy a profundizar más sobre ésta época de estancia de Jesús en Egipto, ya que la veracidad de la información apócrifa me parece muy poco creíble.
Como he dicho anteriormente, Jesús, María y José, volvieron de regreso hasta la ciudad de Nazaret, dónde Jesús, por decisión de su padre, fue instruido por maestros en las leyes hebraicas y las Sagradas Escrituras, al mimo tiempo que trabajaba con su padre, ayudándole en el oficio de carpintero, siendo como era José, un reputado carpintero.
Este período duró 18 años, hasta que Jesús, empezaría su vida pública, tal y como nos dicen los Evangelios, aproximadamente cuando tenía 30 años.
En éste punto, quisiera hacer mención sobre algo que se ha mantenido oculto por los Evangelios Canónicos, aunque si se hace mención en los “evangelios apócrifos”, recientemente encontrados. Me refiero a los otros hijos que tuvo María, los hermanos de Jesús: Jacobo y Santiago que sepamos, y que no aparecen en el Nuevo Testamento ni mencionados ni reconocidos nunca por la Iglesia Católica ni las demás iglesias evangelistas. Sin duda y bajo la versión que nos da la Iglesia Católica, María fue virgen durante toda su vida, lo que quedaría en contradicción con el hecho de haber tenido otros hijos aparte de Jesús.
Lo que no está tan claro es que la demás iglesias evangelistas, que no reconocen la virginidad de María ni la tienen consagrada como imagen divina ni la representan como tal en imágenes de adoración, tampoco hagan mención a los hermanos de Jesús. Todas estas iglesias cristianas que están al margen de la católica, no aceptan a María como Santa Madre de Dios sino únicamente como su madre terrenal y no admiten la adoración de ninguna imagen o representación de María, y mucho menos la veneración ni representación de los santos, por considerarlo un hecho politeísta; ni aún en la representación de la cruz, figura el cuerpo de Jesucristo crucificado, sino solamente la cruz sin ninguna otra imagen. Este hecho podemos incluirlo también entre los muchos secretos que guarda El Vaticano.
Muchas personas han puesto en duda la existencia real de Jesús. Al margen del respeto sobre lo que cada persona crea u opine, lo que sí es cierto, es la enorme cantidad de relatos históricos, fuente de muchos historiadores, hechos sobre la vida de Jesús en los Evangelios del Nuevo Testamento, así como en las numerosísimas referencias que contienen los “Evangelios Apócrifos- Nógticos”, eso en lo referente a toda la extensa información que disponemos de Jesús, teniendo en cuenta la enorme cantidad de documentos ocultos por la Iglesia Católica y que se esconden bajo los llamados” secretos del Vaticano”.
Puestos a comparar, podríamos también preguntarnos: ¿existió Julio César? Nadie en la actualidad duda de la existencia de éste emperador romano por las muchas referencias, escritos y documentos históricos que existen, como para no dudar de su existencia, cuanto más, dudar hoy en día de la existencia de Jesús, cuya documentación, relatos históricos e investigaciones de numerosos teólogos y estudiosos de éste tema es muchísimo más amplia que sobre Julio César. Es más, en la época en la que vivió Jesús, todos los nacidos eran registrados, con sus nombres y ascendencia, en los que hoy llamaríamos “Registro Civil”, a la vez que eran presentados en el templo, ante los escribas y sacerdotes, de religión judía, para el rito de la circuncisión, tal y como mandaban las leyes hebraicas, y que según se atestigua en el Nuevo Testamento, también Jesús fue llevado por sus padres, José y María, para que se efectuara dicho rito y cumplir así con las leyes establecidas. Por desgracia, parece que dicho testimonio de registro ni ningún otro documento legal, haya llegado a manos de historiadores ni tenemos constancia probatoria de éste hecho hasta nuestros días.
“A diferencia de la pregunta “¿Existe Dios?”, muy poca gente se pregunta si Jesucristo existió. En general se acepta que Jesús verdaderamente fue un hombre que caminó en la tierra de Israel hace 2000 años. El debate se inicia cuando se discute el tema de la plena identidad de Jesús. Casi todas las grandes religiones enseñan que Jesús fue un profeta, un buen maestro o un hombre de Dios. El problema es que la Biblia nos dice que Jesús fue infinitamente más que un profeta, un buen maestro o un hombre de Dios”. (Magazine Theme on Génesis Framework. WordPress. Log in. Copyright - 2014-11-01). A éste respecto solo nos queda decir que Jesús fue el ser humano más extraordinario que ha pisado la tierra en toda la historia de la Humanidad.
“Los 27 libros del Nuevo Testamento afirman ser escritos por autores quienes conocían a Jesús o recibieron el conocimiento de Él de primera mano. Los cuatro evangelios relatan información de la vida de Jesús y sus palabras desde diferentes perspectivas. Estos relatos han sido fuertemente estudiados por eruditos tanto dentro como fuera del Cristianismo”.
Quiero hacer mención aquí de la figura de María Magdalena, uno de los personajes principales en la vida de Jesús y muy cercana a Él, probablemente más de lo que es reconocido por la Iglesia Católica.
Para esto, quisiera utilizar como fuente de información diversos comentarios de una trabajo elogiablemente realizado y muy bien documentado, detallando a continuación, la fuente de ésta información.
(El autor de éste trabajo, parte del libro de Juan Arias, cuyo título La Magdalena:”El último tabú del cristianismo”, entrevista por la BBC y enviado por “DANROLI-70”, con el título “María Magdalena: ¿Santa, esposa o prostituta”?, a http://www.monografias.com/trabajos 53/maría- magdalena/maría-magdalena2.shtml de Google. De fecha 21 oct. 2014-11-04).
“En primer lugar hay que saber el significado de “apócrifos”; esto significa que no han sido considerados oficiales por la iglesia. Se les suele dar los adjetivos de ocultos, secretos y no revelados, y que no han sido considerados como “inspirados”. Lo que pasa es que ésta distinción se hizo solo hacia el siglo III o IV. Antes todos los evangelios tenían la misma dignidad. En las primeras comunidades cristianas existían muchos evangelios y no había diferencia entre los “apócrifos” y los oficiales. Llegó un momento en que había una enorme cantidad de evangelios y la iglesia comenzó a separarlos y escogió cuatro que según la iglesia tenían mayor credibilidad y se consideran inspirados por Dios, y a la gran mayoría de los otros se los empezó a considerar falsos, cuando en realidad en un principio todos eran iguales. Muchos de esos “apócrifos” fueron quemados y desaparecieron”.
“ El valor de los textos encontrados en 1.945, en el Alto Nilo, en Egipto, son interesantísimos porque al principio del cristianismo había dos corrientes: una que era la más clásica y tradicional, que era la de Pablo y Pedro y otra que era la de los gnósticos capitaneada por María Magdalena, que también tenía varios evangelios. Pero después cuando gana la corriente masculina de Pedro y de Pablo empiezan a arrinconar a la corriente gnóstica de María Magdalena. Estaba inspirada en la filosofía gnóstica; gnosis significa conocimiento”.
“Había una diferencia fundamental entre las dos corrientes. La de Pablo y Pedro, la más tradicional, consideraba que la salvación venía a través de la fe y que el mal del mundo venía por el pecado. Los gnósticos- una filosofía de origen griega – decían que el mal venía de la ignorancia y por lo tanto la forma de redimirse era el conocimiento”.
“En el evangelio de Pedro solo menciona a María Magdalena en su papel de testigo de la resurrección de Jesús. En al menos dos de los textos gnósticos coptos encontrados en Nag Hammadi, el evangelio de Tomás y el evangelio de Felipe, María Magdalena aparece mencionada como discípula muy cercana a Jesús, en una relación tan cercana como la de los apóstoles. En el evangelio de Felipe es considerada la compañera de Jesús.”Tres eran las que caminaban continuamente con el Señor: su madre María, la hermana de ésta y Magdalena a quién se designa como su compañera. Por último, una importante referencia al personaje se encuentra en el evangelio de María Magdalena, texto del que se conservan solo dos fragmentos griegos del siglo III y otro, más extensos, en copto, del siglo V. En el texto, tres apóstoles discuten acerca del testimonio y es el apóstol Mateo quien defiende a María.”
“Según la Iglesia Católica, María Magdalena es venerada oficialmente como Santa María Magdalena. Mientras que el cristianismo oriental honra especialmente a María Magdalena por su cercanía a Jesús, considerándola “igual a los apóstoles”. En la tradición Católica, por lo tanto, María Magdalena pasó a ser un personaje secundario, a pesar de su indudable importancia en la tradición evangélica. El relegamiento que sufrió María Magdalena ha sido relacionado por algunos autores con la situación subordinada de la mujer en la Iglesia”.
“Los evangelios gnósticos antes de 1.945, habían desaparecido, solo aparecían citados pero para condenarlos por algunos padres de la iglesia que mencionaban a la corriente de los gnósticos como una herejía, pero no se conocían los textos porque habían sido quemados”.
“El evangelio de Tomás es importantísimo porque se considera que podría ser incluso anterior a los cuatro evangelios canónicos: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Si esto es así, es importantísimo, porque puede traer cosas de Jesús que no traen los otros evangelios. De hecho la estructura es igual y algunos biblistas lo consideran prácticamente como el quinto evangelio”.
“El evangelio e Tomás resta importancia a las instituciones, porque los gnósticos eran contra toda jerarquía. Todos los grandes místicos siempre se enfrentaban con la jerarquía, se enfrentaban con el Vaticano. Son las personas más libres porque ellos tienen un concepto de Dios mucho más interiorizado, fuera de los grandes ritos. Fue la corriente masculina con Pablo y con Pedro que empezó a hacer jerarquías con los obispos y papas; al principios del cristianismo eso no existía, Jesús no creó jerarquías”.
“En los evangelios apócrifos, parecía que María Magdalena había tenido un protagonismo especialísimo en relación a Jesús. En los evangelios gnósticos eso está clarísimo. Ahora se dice claramente que ella era su compañera, que Él la había iniciado en los misterios. La demostración definitiva es que Jesús para demostrar que ha resucitado- que es el dogma más importante del cristianismo – se aparece a ella y no se aparece a Pedro. Es una prueba tan enorme, pensemos que si es verdad que Pedro era la cabeza de la iglesia, el que había escogido Jesús para ser el fundador de la iglesia, ¿Por qué no se le aparece a él?”
“Todo hace creer, apoyándonos en los evangelios gnósticos, que María Magdalena era una mujer iluminada, una mujer culta, una mujer que conocía la filosofía gnóstica y que por eso ella pudo entablar un diálogo de tu a tu con Jesús. Esto, Jesús no podía hacerlo con lo apóstoles porque eran gente maravillosa, buenísima, de gran corazón, pero eran casi analfabetos, pescadores de aquellas aldeas de Galilea. Jesús tenía que hablarles con parábolas. Con María Magdalena parece que desde el primer momento hubo un diálogo – lo que aparece muy claro en los evangelios gnósticos - y por eso acabó siendo su confidente, incluso su compañera sentimental, y de ahí que cuando Él muere a quien se aparece es a ella”.
“Algunos autores recientes ha puesto en circulación una hipótesis según la cual María Magdalena habría sido la esposa, o la compañera sentimental de Jesús de Nazaret, además de la depositaria de una tradición cristiana de signo feminista que habría sido cuidadosamente ocultada por la Iglesia Católica.”
“Que María Magdalena haya sido precisamente la primera persona en entrar en contacto con Cristo resucitado le adjudica el más primordial de los papeles en la filiación esotérica del cristianismo. Se la ha llegado a llamar “la evangelista de la resurrección”. Sin duda por eso mismo es normal que se la relacione con Juan, el discípulo amado, y no goce de las simpatías de Pedro, que es quien simboliza de algún modo la iglesia de piedra, la iglesia exterior, mientras que Juan simboliza la iglesia del amor, la iglesia interior.”
Repasemos brevemente el contenido de un documento histórico, para poder comprender mejor el proceso de selección realizado de entre la gran cantidad de evangelios y otros documentos, más del 95% de ellos rechazados y destruidos u ocultados, quedando solo como verdaderos evangelios, aceptados por la Iglesia Católica, cuatro: los que contiene el Nuevo Testamento – Mateo, Marcos, Lucas y Juan – como los únicos Evangelios Canónicos, inspirados por Dios y durante siglos reconocidos como los únicos y verdaderos por la Iglesia Católica.
Lo que vamos a describir ahora es parte de un trabajo, extraído de Internet (enviado por “Apóstol Omar”, cuyo título es: “Concilio de Nicea I. Cristo contra Constantino”, parte 1-2, publicada en “Monografías.con > Religión”. www.Monografías.con/enlace ~ completo. “vida oculta de Jesucristo. Cristianismo primigenio”)
“Constantino I, que llevaba varios años como emperador de Roma, en ese momento perseguidor de cristianos, calculó que más del 50% de la población romana en aquél momento ya se habían convertido al cristianismo”.
“Se convenció de que no le interesaba proseguir con dicha persecución ya que la floreciente y abundante comunidad cristiana, podría convertirse en un problema para él, teniendo en cuenta la ambición de poder que tenía y que dicha persecución no le beneficiaba políticamente, pues podría acabar con su imperio y con él, dado que el cristianismo se extendía como la pólvora en todos los sectores de la población romana”.
“Fue entonces cuando convocó un concilio ecuménico para unificar su antigua religión mitraísta, en decadencia, con la novedosa y fortalecida religión cristiana”.
“Al concilio asisten los representantes cristianos, procedentes de Jerusalén y toda Palestina, con más de 40 evangelios, varias epístolas, muchos apuntes de los apóstoles, que describían la vida y obra de Jesucristo, de manera bastante completa.”
“En dicho Concilio, financiado y presidido por Constantino-I se decidió incluir nada más 4 evangelios y un Apocalipsis de los más de 80 documentos que contenían información del cristianismo primigenio”.
De entre los muchos datos que constituyen éste magnífico trabajo y muy bien documentado, me gustaría reseñar algunos por la importante información que nos proporciona.
“Antes de dicho concilio un gran número de cristianos veneraba a Jesucristo como un Santo Profeta, enteramente humano, nacido el 21 de Agosto del año judío 3.753; y que los sacerdotes y obispos que no firmaron la compilación hecha del Nuevo Testamento, fueron excomulgados, exiliados, perseguidos, torturados y hasta asesinados”.
“La divinización de Jesucristo se decidió por votación, en dicho concilio, a pesar de haber tenido un gran número de obispos opositores, aunque de manera tímida y prudente”.
“Así, la vida y obra de Jesucristo, antes del Concilio Ecuménico-I, era bastante diferente a como quedó consignado en dicho Concilio. Destacados teólogos y estudiosos, sostienen que lo que se compiló en el Concilio de Nicea-I es básicamente la doctrina de Saulo Pablo, muy distantes de las enseñanzas de Jesucristo y cercanas a Constantino-I”.
“Antes de éste Concilio, la mayoría de los escritos sobre la vida y obra de Jesucristo fueron tenidos como “canónicos”, legítimos y verdaderos por las grandes comunidades cristianas. En éste concilio se impuso la fantasía sobre la realidad, el mitraísmo sobre el cristianismo”.
“De las más de 500 versiones manuscritas del Nuevo Testamento, muy pocas son anteriores al siglo IV de nuestra era. El Nuevo Testamento, tradicional e incompleto, como existe hoy en día, es esencialmente, reproducción de la obra de los editores y copistas de la época de Constantino-I, con alteraciones realizadas en los concilios nacionales y ecuménicos de fechas posteriores”.
“El objetivo principal de Constantino-I era lograr una unidad política, religiosa y territorial. Un culto o religión estatal, que incluyera todos los demás cultos; eso, ayudaría obviamente, a la estabilidad del imperio romano”.
“En la antigüedad, la vida y obra de muchos profetas anteriores a Jesucristo, estaba compilada en el Antiguo Testamento. Con la llegada de Jesucristo, con un nuevo evangelio predicado y escrito por sus apóstoles, además de otros muchos personajes que le escucharon y convivieron con Él, se fue dando a conocer la vida de Jesús y sus enseñanzas, siendo usado parcialmente como material para crear el Nuevo Testamento; su Nuevo Evangelio, pero desgraciadamente incompleto y transgiversado por haberse desechado más del 90% de la información que se tenía acerca de la vida y obra de Jesucristo”.
A continuación, cito texto de la (revista “Der Theologe “, editor Dieter Potzel, edición Nº 14: Jerónimo y el origen de la Biblia, Wertheim 2004, citado según www.theologe./jeronimo~biblia.htm, redacción del 17.5.2011).
“Existen pruebas totalmente distintas de las que se concluye que en la cuestión de Jesús no nos podemos fiar de los evangelios bíblicos. Una cosa es segura, que otros textos u otros evangelios fueron destruidos por la Iglesia, y que estos se diferencian en puntos esenciales de los relatos de los textos bíblicos que conocemos actualmente”.
“Tampoco fue una casualidad que poco después de que Jerónimo, que no era un investigador libre, sino que tenía que cumplir un encargo en un estado totalitario a las órdenes del papa Dámaso-I, consolidara por primera vez la versión en latín de la Biblia, en Alejandría se quemara intencionadamente la biblioteca más grande de la antigüedad. Esto sucedió en el año 389. Así, por ejemplo, el gran padre y maestro de la Iglesia, Orígenes, en el siglo III, disponiendo de muchas más fuentes cristianas originarias que nosotros en la actualidad, creía en la preexistencia del alma y seguramente en la reencarnación. Probablemente mucho en Alejandría se transformó en humo, lo que Jerónimo ocultó conscientemente”.
“Existieron otras fuentes innumerables del cristianismo originario sobre Jesús, de diferente procedencia, que no fueron incluidas en la Biblia. De entre otros muchos destaca un evangelio original de Mateo, con otro contenido que el evangelio bíblico de Mateo que no concuerda con el evangelio de Mateo actual. No sabemos lo que había escrito en él, pero ya sólo con esto se puede ver que la ciencia bíblica con su investigación meticulosa y en su reconstrucción del texto, ha construido con arena, ya que actualmente faltan materiales decisivos para la reconstrucción del cristianismo originario y de la vida de Jesús”.
“Los textos de la Iglesia de entonces que consideró sospechosos ya no fueron más copiados y a los enemigos que se encontraban fuera de la Iglesia fueron combatidos y para este fin citaban lo transmitido falsificándolo e interpretándolo de manera falsa con frecuencia”.
“La muerte de Jesús, que no tenía por qué haber sido así, y que en algún momento se atisbaba, esto naturalmente lo sabía Jesús y también hizo algunas alusiones al respecto. Pero que sucedió así no fue la voluntad de Dios, sino el deseo maligno de algunas personas. Ellos lo decidieron (Lucas 22, 20-22), y los hechos, en última instancia, también se presentaron así, debido a que otras personas que habían prometido fidelidad a Jesús, fracasaron. Visto así, la vida y la muerte de Jesús es también un símbolo para la humanidad, y de su alejamiento de Dios, ya que ésta se decide por la infidelidad, cobardía y pereza, en vez de seguir a Jesús”.
“Hasta ahora, a muchas personas se les desanima a fiarse de Cristo, debido al mensaje amenazador de la Iglesia con el supuesto infierno eterno. Y aquí se puede decir también que en la Biblia no existe ninguna enseñaza de la condenación eterna, como lo enseñan las dos grandes iglesias (la católica y la protestante)”. (Revista “Der Theologe”, editor Dieter Potzel, edición Nº19ª: La muerte de Jesús, Wertheim 2004,www.theologe.de/muerte de jesus~biblia.htm, redacción del 17.5.2011).
“El mensaje de Jesús de Nazaret era sencillo y simple, y se dirigía al corazón y al entendimiento. Con Él no había ceremonias, ritos ni teatralidad religiosa, y sus adversarios fueron los “escribanos”, sacerdotes y teólogos de aquellos tiempos. Después de un tiempo éstos cambiaron su estrategia: intelectuales y teólogos mezclaron las palabras de Jesús con las de las culturas y tradiciones imperantes del antiguo paganismo y del judaísmo. Se formó una nueva religión mixta, la religión católica-romana, que pronto llegó a ser religión del estado. La Iglesia basó su poder principalmente en la actuación de la jerarquía de los sacerdotes y “escribas”, en combinación con el poder estatal. Con esto, los adversarios de Jesús, prácticamente acapararon su mensaje y lo desfiguraron, en vez de aniquilarlo en un enfrentamiento abierto. Cuando hacia el 1.500 el fraude de la iglesia católica-romana se ponía cada vez más de manifiesto, la “Reforma” luterana “salvó” el interés fundamental de la Iglesia: derrotar a Jesús por acaparamiento. Las dos grandes Iglesias no tienen mucho que ver con el cristianismo originario, siguen abusando del nombre de “Cristo” hasta hoy”. (Revista “Der Theologo”, editor Dieter Potzel, mensaje de introducción de todas las ediciones publicadas, Wertheim 2.004).



Autor: Juan Carlos Alcalá de los Ríos.
Santander, Octubre de 2014.

Anuncios

3 comentarios - Jesús de Nazaret. Evangelios "Apócrifos"

@FerhecGrun
7 curiosidades que solo los más listos conocen
@JAlcaladelosrios +1
Me alegro que le haya gustado. A su disposición. Saludos.
@lazaroo +1
Por las dudas, para separar parrafos hacés dos tokes en ENTER y listo.
@gamuzzza
A favoritos y después lo leo............. esta largo y estoy "laburando"