El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Introducción al Derecho Constitucional [Bolilla 2] UM

Anuncios

Antes que nada aqui les dejo el link de la Bolilla anterior: http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/18599884/Introduccion-al-Derecho-Constitucional-Bolilla-1-UM.html

Bolilla 2:


a)El proceso de reforma constitucional: Poder Constituyente: Concepto. Poder Constituyente y poderes constituidos. Poder constituyente originario, derivado y condicionado. Poder constituyente formal y material. Desconstitucionalización y mutación constitucional. Titular y límites del poder constituyente.
b)Reforma de la Constitución: etapas – art. 30 C.N. -. Control de constitucionalidad de la reforma constitucional.
c)Reformas constitucionales de 1860, 1866, 1898, 1949, 1957, 1972 y 1994.


El proceso de reforma constitucional
Poder Constituyente: Concepto

Poder Constituyente es la competencia, capacidad o energía para constituir o dar constitución al Estado, es decir, para organizarlo, para establecer su estructura jurídico-política.
Existen 3 tipos de poder constituyente: El originario (sanciona la constitución por primera vez), el derivado (modifica una constitución existente) y el condicionado (poder constituyente provincial, condicionado por una constitución nacional).


Poder Constituyente y poderes constituidos.

El poder constituido es el poder del Estado. En nuestro país este poder lo ejercen aquellos órganos creados por la constitución, en base al principio republicano de la división de poderes: Poder ejecutivo, Poder legislativo y Poder judicial.
Podemos decir que existe cierta relación entre el poder constituyente y constituido. Por ejemplo: El Poder Constituyente Originario (Constitución de 1853) crea y organiza a los Poderes Constituidos (Ejecutivo, Legislativo y judicial). A su vez, uno de los poderes constituidos (Congreso) puede hacer nacer al Poder Constituyente Derivado cuando declara la necesidad de reforma y convoca a la convención constituyente.


Poder Constituyente Originario, Derivado y Condicionado.
Titular y límites del Poder Constituyente.

El Poder Constituyente Originario es aquel que ejerce el pueblo en la etapa fundacional del Estado para darle nacimiento y establecer su estructura. En otras palabras, es la capacidad para dictar la Constitución de un Estado. En Argentina el poder constituyente originario se ejerció por única vez en el año 1853, cuando se dictó la Constitución Nacional.
Este poder tiene como titular al pueblo o la comunidad, porque es la colectividad toda la que debe proveer a su organización política y jurídica en el momento de crearse el Estado. El preámbulo de la CN acoge este principio cuando dice: “Nos, los representantes del pueblo…”. No hay nadie predeterminado o investido para ejercer este poder, la decisión queda librada a la totalidad o conjunto de hombres que componen la comunidad.
En cuanto a los límites del poder constituyente originario se sostiene que es, en principio, ilimitado. Esto quiere decir que no tiene límites de derecho positivo, no hay una instancia superior que lo condicione (esto es lógico porque no existe otra norma antes de la sanción de la Constitución). Sin embargo, esta “ilimitación positiva” no descarta otras limitaciones supra-positivas del Derecho Natural (por ejemplo el “valor Justicia”), los límites que puedan derivar del derecho internacional público o pactos interprovinciales (por ejemplo los tratados internacionales previos a la sanción de alguna constitución; o los pactos preexistentes mencionados en el preámbulo de la Constitución Argentina, los cuales fueron fuente directa de nuestra Carta Magna), o el condicionamiento de la realidad social al momento de sanción de la Constitución.
El Poder Constituyente Derivado es el poder que se ejerce para reformar una constitución existente. En nuestro país fue ejercido sucesivamente en 1860 (algunos no la consideran reforma propiamente dicha), 1866, 1898, 1949, 1957, 1972 y 1994.
El titular del mismo está establecido por la misma constitución que se va a modificar, de acuerdo al procedimiento de reforma contenido en ella misma. El art. 30 CN establece que la reforma debe estar a cargo de una Convención Constituyente, lo que no aclara es quienes van a ser los encargados de formar parte de esa convención. Pero si consideramos que el poder constituyente, de acuerdo al preámbulo, recae en el pueblo; que el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes (art. 22); y que los Diputados son los representantes del pueblo (art.45, por eso se eligen en base a la población independientemente de que haya más diputados de una provincia que de otra) podemos concluir que el procedimiento de elección de estos convencionales constituyentes es el mismo que el de los diputados nacionales.
A diferencia del poder originario, el poder derivado es limitado. Hay una limitación formal, ya que no puede reformarse la constitución sino de la manera establecida por la misma (art. 30). Además hay una limitación material respecto al contenido de la reforma, ya que al momento de declarar la necesidad de reforma en el congreso de elabora un listado de temas y artículos que son susceptibles de reforma, esta numeración es taxativa y por lo tanto los artículos no enumerados no pueden modificarse. Otra limitación material son los “contenidos pétreos”, los cuales detallaremos al abordar el tema de la reforma constitucional.
El Poder Constituyente Condicionado es aquel ejercido por las provincias para sancionar su Constitución por primera vez. El art. 5 de la CN establece ciertas condiciones para que las provincias sancionen sus respectivas constituciones. Estos límites están impuestos por una instancia superior o más alta que es la constitución federal. Estos límites y subordinación permiten sostener que el poder “constituido” de las provincias no tiene cualidad de soberanía, sino de autonomía.
El mencionado art.5 CN establece: “Cada provincia dictara para si una Constitución basada en el sistema representativo republicano, de acuerdo con los principios, declaraciones y garantías de la Constitución Nacional; y que asegure su administración de justicia, su régimen municipal y la educación primaria. Bajo estas condiciones el Gobierno federal, garante a cada provincia el goce y ejercicio de sus instituciones.
Los titulares de las constituciones provinciales son iguales a los de la nacional (el pueblo de las provincias). En cuanto a los limites también se comparten los de la Carta magna, pero a nivel provincial. Además se suman a esos límites los impuestos por el art. 5 CN.


Poder Constituyente Formal y Material

El poder constituyente formal es aquel que se ejerce de acuerdo al procedimiento establecido en la misma constitución, en el caso de argentina es el art. 30. Este procedimiento da origen al poder derivado y permite la modificación del texto constitucional. Lo que se modifica es la constitución formal, y consecuentemente, la constitución material también. Este poder formal es ejercido por el poder constituyente.
El poder constituyente material está compuesto de aquellos cambios que no se dan en el texto de la carta magna, ya que este permanece sin cambios, sino que se dan en la realidad (es decir, en la constitución material). Estos cambios son ejercidos por los poderes constituidos y se observa en las “mutaciones constitucionales”.


Desconstitucionalización y mutación constitucional

Las mutaciones son cambios y transformaciones reales que se operan en la constitución material, sin que se produzca modificación alguna en el texto de la constitución formal (ver “Constitución Formal y Material, bolilla 1). Si el cambio se produce en la constitución formal ya no hay mutación sino reforma constitucional propiamente dicha.
Hay varios tipos de mutación:
1)Mutación por adición: En ella se incorpora o agrega a la constitución material un contenido nuevo que carece de norma previsora en la constitución formal. Un ejemplo típico lo encontramos en los partidos políticos, sobre los cuales la CN antes de la reforma de 1994 carecía de norma expresa, y que hallaron recepción en la constitución material por fuente de derecho espontaneo, de la ley y de derecho judicial.
2)Mutación por sustracción: Este es un fenómeno inverso al anterior. Se produce cuando normas de la constitución formal, que prosiguen incorporadas a ella, pierden vigencia sociológica, o no llegan a alcanzarla en la constitución material. Por ejemplo: el juicio por jurados, que hasta el momento no adquirió vigencia sociológica.
3)Mutación por interpretación: En ella las normas de la constitución formal adquieren un modo de vigencia sociológica que no coincide exactamente con la norma escrita en su formulación expresa. Ejemplo de ello es la distribución de competencias entre los Estados federal y provincial en materia de derecho procesal. La CN reserva a las provincias la facultad de dictar leyes procesales para sus respectivas jurisdicciones, no obstante lo cual, interpretando las competencias del Estado federal en el campo de las relaciones internacionales, los tratados internacionales sobre derecho procesal que ratifica el Estado federal en uso de su personalidad internacional incorporan al derecho interno argentino (con aplicación obligatoria en jurisdicciones provinciales) normas de derecho procesal que el congreso no podría dictar con este alcance.
4)La cuarta mutación es la desconstitucionalización: Se produce cuando toda la constitución formal, o una parte importante de ella, pierde vigencia sociológica, a raíz de cualquier fuente que la hace decaer al introducir contenidos opuestos. Por ejemplo la constitución alemana de Weimar de 1919 que, sin ser reformada ni derogada, fue sustituida por una constitución material divergente durante el régimen nacionalsocialista.

Algunas mutaciones pueden ser violatorias de la constitución, y otras pueden no serlo. Hay que observar si en cada cado representan oposición o deformación respecto de la constitución formal, o si por el contrario se ubican en una zona donde la permisión o la interpretación de la misma dejan margen para considerarlas compatibles con ella.


Reforma de la Constitución
Etapas: Art. 30 CN

La constitución nacional establece el proceso de reforma de la misma en su art.30, el cual procedemos a transcribir para facilitar su estudio y comprensión:
La Constitución puede reformarse en el todo o en cualquiera de sus partes. La necesidad de reforma debe ser declarada por el Congreso con el voto de dos terceras partes, al menos, de sus miembros; pero no se efectuará sino por una Convención convocada al efecto.
Antes de comenzar con el proceso de reforma es necesario aclarar 2 temas fundamentales: la rigidez y los contenidos pétreos.


1)La Rigidez: Como vimos anteriormente, nuestra Constitución es rígida ya que el proceso de modificación no es el mismo que el de las leyes comunes. Parte de la doctrina ha puesto en duda la rigidez de la Carta Magna, esto se debe a que A) ahora (después de la reforma de 1994) hay cláusulas constitucionales muy abiertas que requieren su desarrollo y precisión a través de leyes, lo que para algunas interpretaciones mostrarían que el Congreso comparte alguna porción o dosis de poder constituyente. B) Hay también instrumentos internacionales con jerarquía constitucional, que amplían el plexo de derechos de la constitución, y ello (sumado a la posibilidad de que otros tratados adquieran jerarquía constitucional después de la reforma) deja a muchos la impresión de que acá hay una fuente internacional que puede asemejarse en algo al poder constituyente. Por ello sostenemos que la rigidez, sin dar paso a la flexibilidad, se habría hecho más débil o atenuado.
La rigidez de la constitución se pone de manifiesto en los límites formales (procedimiento) y materiales (contenido) que establece. Los límites formales son: la declaración de la necesidad de reforma (con todos sus requisitos), las mayorías exigidas para aprobar la reforma en la convención constituyente y el plazo si lo hubiera. Los límites materiales son: Los puntos autorizados por el Congreso para revisar (establecidos en la necesidad de reforma), los contenidos pétreos (próximo punto) y los tratados de jerarquía constitucional.


2)Los contenidos pétreos: La primer oración del art. 30 establece que “La Constitución puede reformarse en el todo o cualquiera de sus partes”. Una interpretación gramatical podría llevarnos a pensar que toda la constitución y todas sus partes son susceptibles de reforma. Sin embargo, por una razón de estabilidad o seguridad jurídica, existen ciertos contenidos llamados pétreos que son irreformables. Esto no quiere decir que no puedan reformarse o reglamentarse, lo que se prohíbe es abolirlos o alterarlos sustancialmente. Estos contenidos pétreos son: La forma de Estado democrático, la forma de Estado federal, la forma republicana de gobierno, la confesionalidad del Estado. Lo prohibido seria, por ejemplo: reemplazar democracia por totalitarismo, reemplazar federalismo por unitarismo, sustituir la república por monarquía o suprimir la confesionalidad para imponer laicidad.
La solidez de estos contenidos pétreos no surge de una conducta arbitraria, sino que estos mantienen su fuerza mientras la estructura social se los permita, pero si eventualmente la sociedad en su conjunto dejara de sostener esta postura los principios antedichos perderían su solidez y serian por lo tanto reformables. Es la estructura social la que les otorga solidez y la mantiene.

Existen en la doctrina y en el derecho comparado diversas etapas para la reforma. Fundamentalmente son 3: 1) La etapa iniciativa o de declaración, en la que se establece que es necesario proceder a la reforma y la impulsa. 2) la etapa de revisión, en la que la reforma se lleva a cabo. 3) La etapa ratificatoria, en la que se confiere eficacia a la reforma realizada para que tenga vigencia nomológica (Esta última etapa no es reconocida en nuestra constitución, solo reconoce las 2 primeras).


Etapa Iniciativa

Está a cargo del Congreso (Poder Legislativo), al que el art. 30 le encomienda declarar la necesidad de reforma. De la praxis ejemplarizada (la práctica, estos pasos no están establecidos en norma alguna.) surge que el Congreso trabaja con cada una de sus cámaras por separado y, una vez coincidiendo ambos, dicta una ley. Bidart Campos cree que la “forma de ley” del acto declarativo no es conveniente, ya que es un acto de naturaleza política, y por lo tanto no legislativa (No necesariamente el Congreso debe actuar dictando leyes, puede realizar otros actos de carácter no legislativo). Además, evitando la forma de ley, se deja bien en claro que el acto no es susceptible de veto presidencial (Lo veremos en la bolilla del Poder Ejecutivo). Más allá de la opinión de este autor, lo cierto es que en la práctica todas las reformas se han llevado a cabo con base en una ley declarativa de necesidad de reforma.
El derecho espontaneo también establece (con excepción de la reforma de 1949) que al declarar la necesidad de reforma, el congreso debe puntualizar los contenidos o artículos que considera necesitados de revisión. La convención solo podría revisar los artículos establecidos por la declaración, sin poder modificar lo excluidos de la lista. Sin embargo, la Convención no está obligada a reformarlos sino solamente a revisarlos, podría concluir que no necesitan reformarse.
El acto declarativo requiere por la norma escrita un quorum especial. El art. 30 exige dos tercios de votos de los miembros del Congreso. ¿Sobre qué total de miembros se toma ese quorum? Según Bidart Campos es sobre el total de miembros en cada Cámara por separado, no sobre el total de los miembros en ejercicio ni sobre el total de los presentes. Cuando la Constitución quiere que el quorum se compute sobre los presente lo dice expresamente, ante el silencio se interpreta “la totalidad de los miembros”.
Por último, el Congreso puede fijar un plazo a la convención. Es optativo, a veces se ha establecido y a veces no.


Etapa de Revisión

Ya no pertenece al Congreso sino que la Constitución remite a un órgano especial que es la Convención Constituyente.
El art. 30 no dice como se compone tal convención, ni de dónde surge. De la práctica surge que el cuerpo electoral es convocado para elegir convencionales constituyentes (ya que el titular del poder constituyente es el pueblo, y este no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes –art. 22- concluimos que los convencionales son los representantes del pueblo y se eligen de la misma manera que ellos, es decir, se eligen de la misma manera que los diputados). No obstante eso, nada impide al Congreso elegir otro medio de convocatoria, lo que no podría es integrar la convención con sus propios legisladores.
Si al declarar la reforma se estableciera un plazo para que la convención sesionara, el vencimiento del mismo provocaría automáticamente la disolución de la convención, que perdería su habilitación para continuar trabajando o para prorrogar sus sesiones. Si el Congreso no establece plazo la convención no está sujeta a lapso alguno, y nadie puede imponérselo con posterioridad. Las reformas realizadas vencido el plazo son inconstitucionales.
La convención tiene límites: 1) Los contenidos pétreos. 2) El temario fijado por el Congreso en la necesidad de reforma. 3) El plazo. También se consideran como limites los tratados internacionales con jerarquía constitucional preexistentes incorporados al derecho argentino.
Hay que tener en cuenta que hay algunos efectos que no surte la reforma constitucional, por ejemplo (y sin pretender agotar la totalidad de supuestos): 1) No se puede modificar los periodos de duración de funciones de presidente, vicepresidente, diputados y senadores que fueron designados conforme a normas constitucionales anteriores. 2) Tampoco se puede privar de derechos adquiridos bajo vigencia de la constitución anterior. (Estos dos supuestos se aplican en el caso Fayt). 3) Investir de poder constituyente provincial a órganos provinciales distintos de los que la constitución prevé para su enmienda, o variar el procedimiento determinado por dicha constitución.



Control de Constitucionalidad de la Reforma Constitucional

Se discute si una reforma puede violar limites (formales y materiales) y por lo tanto ser declarada inconstitucional. Principalmente encontramos 3 opiniones:
1)Los que niegan la posibilidad de declarar la inconstitucionalidad de la reforma ya que consideran que se trata de una “cuestión política no judiciable” y por lo tanto está exenta del control de constitucionalidad (Bolilla 3). Esta postura sostiene que el control del Poder Judicial desplazaría a la convención en el ejercicio del poder constituyente.
2)Los que aceptan la posibilidad de la inconstitucionalidad, pero niegan la existencia de las clausulas pétreas, sostienen que esta declaración es posible siempre que no se cumplan los requisitos formales (por ejemplo: plazo vencido, temas excluidos de los enumerados en la necesidad de reforma, mal cómputo de mayorías). Pero no podría declararse la inconstitucionalidad por modificación de cláusulas pétreas ya que esta postura no sostiene su existencia.
3)Por ultimo están los que sostienen la posibilidad de declaración de inconstitucionalidad por causas formales y materiales, ya que estos si sostienen la existencia de las clausulas pétreas. Esta es la postura mayoritaria en el país.


Reformas Constitucionales

1860
Cuando se dicta la constitución de 1853 Bs. As. estaba separada de la Confederación. Después de la Batalla de Cepeda en la que gano la Confederación, se firmó el Pacto San José de Flores (1859) en el que se estipulo que Bs. As. era parte integrante de la Confederación y que reuniría una convención constituyente para examinar la constitución de 1853, esta convención podía proponer enmiendas que iban a ser analizadas después por una convención constituyente nacional y en 1860 se aprobaron las reformas propuestas.
Como la constitución de 1853 establecía que no sería reformada en 10 años, se la reputo de inconstitucional. De todas maneras se considera que eso no es así ya que el término de 10 años empezaba a correr desde que fuera jurada por todos los pueblos y como Bs. As. no la había jurado el plazo no había empezado a correr. Por eso se sostiene que la “reforma” de 1860 no fue una reforma propiamente dicha sino que fue un ciclo de poder constituyente originario que se inició en 1853 y quedo abierto hasta que fue jurada por todas las provincias, es decir, recién se cerró en 1860. Por eso se habla de la “Constitución de 1853/60”.


A partir de esta reforma:
1)Se eliminó la prohibición establecida en 1853 de reformar la constitución durante el término de 10 años.
2)Se eliminó la exigencia de que solo el Senado podía iniciar las reformas constitucionales.
3)Se modificó el artículo 3 que declaraba a Buenos Aires como Capital de la Republica, y se estableció que la misma seria declarada por ley del Congreso.
4)Se incorporó el art. 33 sobre los “derechos implícitos” (derechos no enumerados).
5)Se estableció que los derechos de exportación dejarían de ser nacionales en 1866.
1866
Se hizo necesaria otra reforma ya que, como vimos anteriormente, en 1860 se estableció que los derechos de exportación dejarían de ser nacionales en 1866. Pero en ese año las necesidades del país (Guerra con Paraguay) obligaron a reconsiderar esa disposición. Por lo tanto, el Congreso de la Nación declaro la necesidad de reformar la Constitución a efectos de establecer los derechos de exportación. Una Convención Nacional reunida al efecto llevo a cabo la reforma.


1898
Fue durante el gobierno de “La Generación del 80”, y las reformas introducidas fueron prácticamente 2:
1)Se modificó el art. 37 respecto a la base de representación de los diputados. Se estableció que dicha representación seria de 1 cada 33.000 habitantes o fracción no menor de 16.500 (antes eran 20.000 y 10.000 respectivamente).
2)Se aumentó el número de ministros de 5 a 8. En esta época los ministros estaban enumerados taxativamente en la Constitución.


1949
Fue durante la presidencia del General Perón. Esta reforma fue la que introdujo el Constitucionalismo Social en la República Argentina, además hay que aclarar que fue la única reforma en la que las mayorías se computaron sobre los presentes en vez que sobre la totalidad de los miembros. Algunas de sus modificaciones fueron:
1)Se autorizó la reelección de Presidente y Vicepresidente.
2)Tanto el presidente como el vice serán elegidos por el voto del pueblo.
3)Los Ministerios se elevaron a 20.
4)Los diputados se elegirían por voto directo, y durarían 6 años.
5)Se incorporaron los derechos sociales, entre otros: Derechos del trabajador, de la familia, de la ancianidad, etc.
6)Se estableció la “función social” de la propiedad, el capital y la actividad privada.
Es importante aclarar que esta reforma tuvo vigencia solo durante 7 años, ya que en 1956 fue derogada.


1957
En 1955 se produjo una Revolución que derroco al general Perón. De esa revolución surge un gobierno provisional (Aramburu-Rojas) que deroga expresamente la reforma de 1949 y declara la necesidad de reformar nuevamente la Carta Magna. Hubo 2 modificaciones importantes:
1)Agrego el artículo 14 bis, referente a los derechos sociales. En realidad aplico los mismos derechos que había reconocido la constitución de 1949, pero le cambio el número del artículo.
2)Se facultó al Congreso Nacional a dictar el Código del Trabajo y la Seguridad Social.
Esta reforma fue duramente criticada por no seguir los mecanismos previstos por el art. 30, ya que al declarar la necesidad de reforma el Congreso estaba disuelto.


1972
La Junta Militar declaro la necesidad de reforma. Para ello dicto un cuerpo normativo denominado “Estatuto Fundamental”, el cual modifico la parte orgánica de la constitución en varios artículos. Sus modificaciones más trascendentes se referían a plazos para los mandatos y a la forma de elección de presidente y senadores.
Esta reforma tampoco cumplió con los requisitos del art. 30.
Lo más llamativo de este estatuto fue su art. 4 que disponía que la reforma seria transitoria, ya que tendría vigencia en principio hasta 1977 (la cual podía prorrogarse a 1981). El golpe de estado de 1976 finalmente derogo esta reforma, y las elecciones de 1983 se rigieron a través del viejo texto constitucional.


1994
A fines de 1993 se celebró el “Pacto de Olivos” entre los líderes políticos del Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical (Menem y Alfonsín). Este pacto manifestaba la intención de realizar una reforma de la Constitución.
Por medio de este acuerdo se fija el “Núcleo de Coincidencias Básicas” que establece el temario y contenido que debería tener la reforma. Ya en Diciembre de 1993 el Congreso sanciono la Ley 24.309, la cual declaraba la necesidad de reformar la Constitución. Esta ley se basó en el Pacto de olivos, y le dio forma legislativa al “Núcleo de Coincidencias Básicas”.
Núcleo de Coincidencias Básicas: Es un conjunto de 13 ítems que establece que, en forma precisa e inmodificable, el sentido de cada una de las reformas que establece. Ej.: Creación de jefe de gabinete, reducción del mandato del presidente, etc.
“Temas Habilitados”: La ley 24.309, además del núcleo de coincidencias básicas, estableció ciertos “temas habilitados para el debate de la Convención Constituyente”. Estas eran cuestiones sobre las cuales se le dio libertad a la Convención para fijar el alcance de su reforma. Ej.: Forma de integrar y darle jerarquía a los tratados internacionales, preservación del medio ambiente, etc. Con respecto a estos temas, la Convención gozo de plenas facultades para su debate y para establecer el sentido de sus reformas.


Modificaciones: Entre las más importantes podemos nombrar las siguientes:
1)Dentro del Núcleo de Coincidencias Básicas tenemos, entre otras:
a.Atenuación del sistema presidencialista (a través de la creación del jefe de Gabinete, art. 100).
b.Reducción del mandato de Presidente y Vice a 4 años, con reelección inmediata por un solo periodo (art. 90).
c.Elección directa por doble vuelta (ballotage) del Presidente y Vice (art. 94).
d.Eliminación del catolicismo como requisito para ser Presidente.
e.Elección directa del Intendente de la Ciudad de Buenos aires (Jefe de Gobierno, art. 129).
f.Facultad del Presidente para dictar reglamentos (decretos) de necesidad y urgencia (art. 99 inc. 3).
g.Creación del Consejo de la Magistratura (art. 114).
h.Ciertas modificaciones con respecto al control sobre la Administración Publica.

2)Dentro de las modificaciones pertenecientes a los Temas Habilitados tenemos, entre otros:
a.Incorporación de la Iniciativa y Consulta Popular como formas de democracia semi-directa (arts. 39 y 40).
b.Establecimiento del Defensor del Pueblo (art. 86).
c.Consagración del Ministerio Publico como órgano extra poder (art. 120).
d.Preservación del Medioambiente (art. 41).
e.Derechos del Consumidor y Usuario (art. 42).
f.Forma de integrar los tratados internacionales y forma de darles jerarquía.
g.Consagración expresa de Habeas Corpus y Amparo (art. 43).
Gran parte de la doctrina sostiene que el Congreso, al dictar la ley 24.309, abuso de sus facultades ya que determino el contenido y el sentido de las modificaciones incluidas en el Núcleo de Coincidencias Básicas. Además obligo a votar a la Convención a votar afirmativa o negativamente dichas modificaciones en su totalidad (O aprobaban los 13 ítems o los rechazaban a los 13).


Bibliografía Bolilla 2

•Bidart Campos, German J. “Manual de la Constitución Reformada – Cuarta reimpresión” Tomos I, II y III. Edición 2005.
•Seisdedos, Felipe. “Carpeta de Derecho Constitucional Universidad de Mendoza”.
•“Guía de estudio de Derecho Constitucional”. Editorial Estudio, edición 2007.



Link Bolilla 3: " http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/18779411/Introduccion-al-Derecho-Constitucional-Bolilla-3-UM.html ".

Anuncios

1 comentario - Introducción al Derecho Constitucional [Bolilla 2] UM

@poliacdc
Muy bueno todo esto, gracias por compartir!