El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Metafisica: el lenguaje. Parte 3

Este es un trabajo realizado por mi, para la materia Metafisica de la carrera Filosofia.
Aqui les dejo la tercera parte.



Carnap Vs: Metafísicos: Eduardo Rabossi:

Siguiendo con Carnap, el círculo de Viena, según el texto de Rabosi, realizo importantes contribuciones filosóficas, no obstante también critica a la metafísica, lo que la critica plantea es un problema metafilosofico, lo que pone en cuestión es el status de las aseveraciones metafísicas. Para Carnap y los positivistas lógicos los argumentos de carácter lógico-lingüístico contra la metafísica son solo una parte de una crítica global más amplia.
El planteo esta formulado en el manifiesto del círculo de Viena, podríamos decir que aquí se hace referencia la marco conceptual; no es cuestión de rechazar la metafísica por meros prejuicios formalistas o cientificista, lo que interesa es encontrar explicaciones adecuadas al respecto de sus caminos errados, para los positivista lógicos y por ende para Carnap las ideas y teorías metafísicas, las concepciones globales del mundano son abstracciones, ni adornos intelectuales, sino que en tanto que productos culturales, resultan ser efecto de un cúmulo de factores reales y son elementos activos en las maneras en las que conforman la realidad; la metafísica es vista así como un factor susceptible de influir en el modo de vida, la ideología política y aun en el credo religioso, de las personas, en sus ideas acerca de la ciencia y en general en sus concepciones acerca de la política y la sociedad., de manera que el balance que hacen de la metafísica es negativo; la visualizan como un factor regresivo dentro de la cultura de la época.
La concepción científica del mundo asociada al iluminismo que realiza la racionalidad, el valor del conocimiento científico, es concebida como un factor de liberación.
Ahora bien en el manifiesto se presuponen pasos básicos, a saber, que en primer lugar de divide la clase de los enunciados significativos en dos subclases: la de los enunciados verdaderos por su forma (tautológicos/analíticos) y sus negaciones y la de los enunciados empíricos poseedores de contenidos cognoscitivos y susceptibles de ser declarados empíricamente verdaderos o falsos. En segundo lugar dado que el metafísico no admite que sus aseveraciones en vacuamente verdaderas esta compelido a formular secuencias lingüísticas que no sean ni analíticas ni empíricas, pero como esta opciones agotan la clase de los enunciados significativos se concluye que sus secuencias carecen de significado. Tercero el metafísico puede llegar que la índole de los problemas con lo que tienen que lidiar lo lleva a acuñar una terminología ad hoc y a construir oraciones bien formadas que poseen una dimensión significativa especial y en cuarto lugar se admite que si bien las oraciones que produce el metafísico no describen estados del mundo, expresan la actitud de una persona hacia la vida y que la metafísica es general un sustituto del arte.
Carnap centra la discusión en el tercer paso y ofrece una nomina de palabras que emplean los metafísicos y que carecen de criterio de aplicación: principio, Dios, idea, etc.
La crítica culmina con el rechazo de la tesis de que la metáfora es el vehículo propio del pensar filosófico, de la construcción de sistemas metafísicos y de las peculiaridades lexicografitas y estilísticas de Heidegger. Carnap se propuso probar la carencia de sentido de ciertas aseveraciones metafísicas, pero nunca negó que fuera posible formular aseveraciones filosóficas significativas.



Recuerda comentar este posteo, el mismo es para compartir nuestros conocimientos.
Gracias.

Anuncios

0 comentarios - Metafisica: el lenguaje. Parte 3