La magia del 25 (recuerdos de navidades)

(publicado por mi, en un blog, alla por el 25 o 26 de Diciembre del 2008)


Me recuerdo allá en mi pueblo,cuando niño, levantándome un día como hoy, y salir corriendo con el juguete obtenido en la noche anterior hasta la casa de aquel vecinito-amigo para hacer o recibir la pregunta obligada...
A vos...¿que te trajo el niño?
Y en un ir y venir de cuentos y bostezos , nos ivamos mostrando y contando las peripecias que tuvimos que hacer la noche anterior para "aguantarnos" hasta las 12 (y si...eramos niños que dormíamos "mas tardar" a las 10) y el cuento de que "casi lo vi" (y no sabíamos muy bien a "quien o a que", pero de algo estábamos seguros...que "casi" lo vimos).
Nunca entendía como podía ser que el mencionado "niño" supiera que mis primos de San Nicolás iban a pasar las fiestas en lo de mis abuelos, ni porque siempre sus regalos eran mejores que los mios (EY....PA QUE TE LO SEPAS...EL REGALO DEL AÑO 82 ME "RE-DOLIO" ), ni que como el Tío Togui, que siempre venía del lado del arbolito, como pueda ser que no lo halla visto...en fin.
Al rato la calle frente a mi casa se iva poblando de "guachos" (pibes, changos, gurises o como quieran) cada uno con el premio obtenido la noche anterior por ser un "niñito bueno" durante el año.
Por ahí lo veíamos a "fulanito" o "menganito" sentado solo frente a su casa, haciendo dibujitos en la tierra con un palito sin acercarse al grupo...¿ a aquel que le pasa? (preguntábamos), y la repuesta nos dejaba "helados" sin posibilidad de reacción alguna, y nos inspiraba muchísimas ganas de abrazarlo y presentarle nuestras condolencias...
El niño le trajo (y agarrensé) ROPA...
Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh.....que crueldad inexplicable. ¿Cómo puede ser que un "niño" que es tan bueno con algunos sea tan tremendamente joputa con otros....? no hay derecho.
Entre Nº5 s, pistolitas de cebitas, el Mazinger Z, puzzles gigantes ("rompecabezas" para los que viven del recuerdo como yo), las cartas de Brigada A, o las del auto fantástico, la Volkswagen Transporter T4 (GUAUUUUUUUU...), LA PISTOLA DE RAYOS (que tenia una piedra dentro que giraba y hacia chispas...¿recuerdan?), los autos de goma pesados como ellos solos (otrora perjudicial para la salud si lo teníamos a mano cuando nos peleábamos con alguien, perjudicial para el otro...digo). digo que entre todo eso, pasábamos nuestra mañanas del 25, con la "magia" de creer en lo increíble.
Hoy los tiempos cambiaron y mucho. Ya no se reza antes de la cena del 24 como nos hacía mi abuela Adela, hoy la gente se junta a comer y a chupar, a regalarse cosas, sin acordarse siquiera que es el nacimiento de Jesucristo (y no me voy a meter a ahondar en este tema por razones "obvias" ), juntarse antes era un acontecimiento único e irrepetible que tenían los padres para tener a toda su descendencia reunida.
Hoy la pasamos con nuestros amigos, vecinos, compañeros de trabajo, etc, y los viejos (para aquel que tiene la hermosa posibilidad de tenerlos vivos) esperan ansiosos cual novia, el llamado que les diga que aun existe para sus hijos.
La magia del "niño" fué desvirtuada por un obeso Papá Noel con su vestimenta polar y con "pedidos" por cumplir.
Telefonía celular, mps 2;3;4;5 (no se cuantos), viajes, vouchers para sesiones "de", todo lo que derogue un GASTO MAYÚSCULO, eso hay que regalar hoy día.
Como la pibada ya no cree en la magia de creer porque si, siempre te vas a encontrar el mismísimo 24 casi sobre la hora, la bruja que se acerca y te susurra al oido sin decir agua vá...-Ahí en la pieza te deje el traje de papa Noel, sali y dales los regalos vos (QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE????????????)
Y no vale que te niegues, no podes argumentar que nadie te dijo nada porque "ellas" TE LO DIJERON LA OTRA NOCHE, ¿cuál noche?, LA QUE TE FUISTE DE DESPEDIDA CON TUS AMIGOTES Y LLEGASTE TARDE (te vacunó) esa noche te dije...
Chau hermano...ahora entendes de que porque esa noche no te dijo nada por haber llegado tarde, pateado el gato, tomado el agua de la botella y dejarla afuera, o mear en el patio entre los malvones
Así que como un "Carlitos" dejas el vaso de liso que tenés en mano, la comodidad de la reposera, las cholas, la bermuda y la camisa mangas cortas desprendida los botones, para ir refunfuñando hasta la pieza a calzarte un p....o traje, con los 40 y picos de grados de calor que hace afuera, y encima con el mocoso mal enseñado de la hija de la prima segunda de tu mujer que se a pegado como mosca.
Aquellos que no nos emborrachamos para festejar nos podemos levantar temprano (tipo 9 y media 10, tampoco es la pavada) acomodar un poco el desorden que puede haber quedado de la noche anterior, y sentarnos en el patio a disfrutar de unos mates, y de un silencio y una soledad poco habitual en las grandes urbes...
En fin...
Amigo lector, espero que la hallas pasado muy bien en esta navidad junto a los tuyos...
Solo me queda una duda...a ustedes...
¿QUE LES TRAJO EL NIÑO?

0 comentarios - La magia del 25 (recuerdos de navidades)