El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Resumen a cerca de grafologia, analizis de firmas, y mucho!

tamaño de letras:

Escritura grande: Cuando la altura de las minúsculas sin aspas supera los 3 milímetros. Las características ( a la derecha) son las que además corresponden con una excesiva estrechez. (No se respeta la proporcionalidad.) Ambición desmedida en cualquier medio. Irrealidad. Excesiva confianza interior.
Escritura pequeña: La que tiene de altura media dos milímetros o menos. Suele disponerse, por contra, con apreciable anchura. Reserva. Introversión. Inteligencia moderada con sentido práctico. Conocedores de su propio valor. Concentración profunda. Agudeza crítica.
Según extensión de las palabras y texto (anchura):
Escritura ancha: Apreciable separación entre letras y palabras. Generosidad. Comprensión. Altruismo. Observación. Versatilidad. Buena comunicación.
Escritura estrecha: Apretada entre letras, sin aire entre palabras. Falta de confianza interior y exterior. Aprensión. Temor. Mala disposición en relaciones. Crítica destructiva
CUALIDADES MORALES

Moralidad: Conformidad de una acción o doctrina con lo establecido tácitamente en un conjunto de normas y costumbres de un pueblo en un tiempo determinado

Acaparamiento (deseos de..) : Afán de apropiación indebida de objetos de los demás.
Ganchos convergentes en las jambas. Ganchos convergentes en letras finales de palabra.

Altruismo : Abnegación, benevolencia en pro del beneficio ajeno.
Escritura simplificada. Dextrógira. Clara y aireada. Márgenes normales o muy amplios. Tendencia a unir las mayúsculas con la letra siguiente. Ausencia de trazados convergentes. Firma clara y simple.

Ambición: Deseo de alcanzar dignidades, fama, fortuna u honores.
Mayúsculas grandes. Escritura ascendente. Tildes de "t" iguales en tamaño. Firma ascendente.

Avaricia: Afán desmedido de atesorar riquezas.
Escritura pequeña, apretada sin espaciamiento entre palabras y líneas. Rasgos regresivos. Márgenes muy pequeños o inexistentes.

Bondad: Ausencia de genio o placenteramente dulce.
Escritura curva en la base, de inclinación dextrógira y espontánea. Trazos claros y legibles. Ausencia de rasgos convergentes. Firma y rúbrica sencillas.

Desconfianza: Duda de las afirmaciones, sinceridad o amistad de otras personas.
Escritura angulosa o semiangulosa, apretada y regresiva. Punto de la "i" a la izquierda de la vertical. Tilde de "t" represiva. Firma poco legible. Rúbrica que recubre el nombre.

Diplomacia: Habilidad para el trato; cortesía aparente, astuta e interesada.
Escritura rápida de líneas sinuosas. Letras desiguales. Tildes de "t" terminadas en punta fina. Ojales de letras minúsculas cerradas.


Economía: Administración ordenada y prudente de los bienes materiales.
Escritura normal o pequeña, poco espaciada pero aireada. Márgenes pequeños, aprovechamiento del papel. Puntos de "i" bajos.
Egoísmo: Acciones basadas en la obtención de provecho personal. El egoísmo unido a gran sensibilidad dan como resultado los celos. Si el egoísmo está unido al complejo de inferioridad, se traduce en envidia.
Ganchos convergentes. Escritura regresiva, condensada y con guirnaldas exageradas.

Expansión: Locuacidad sobresaliente respecto de uno mismo, sus puntos de vista y sus hechos.
Escritura clara, legible, curva o poco angulosa. Escasa unión entre letras de una misma palabra, frecuentemente ligadas solo por sílabas. Óvalos abiertos por arriba.

Frialdad: Indiferencia. Sin emotividad.
Escritura rígida, vertical. Márgenes amplios. Puntos de "i" bajos. Firma muy alejada del texto.

Generosidad: Desprendimiento, desinterés, dadivosidad.
Escritura espaciada, aireada, progresiva, curva o muy ligeramente angulosa. Ausencia de ganchos convergentes. Margen izquierdo ampuloso con tendencia al ensanchamiento.

Intransigencia: (También intolerancia o rigidez). No ceder ante lo contrario a sus principios, gustos o intereses.
Escritura horizontal, angulosa, firme y muy marcada. Mayúsculas muy marcadas.
Si a estos rasgos anteriores se le unen que la escritura es dextrógira, con ganchos convergentes y finales en maza, podemos estar ante un caso de crueldad.

Maldad: Placer al perjudicar y/o causar daño a otras personas.
Escritura, dextrógira, angulosa, con terminaciones de palabra en maza ( también en las tildes de las "t", aunque éstas puedan ser en puntas también), de presión pastosa, ganchos convergentes. Puntos de "i" bajos y gruesos. En la firma es característica, no siempre por sí sola determinante, la rúbrica en ángulo agudo.

Mentira: Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, cree o piensa. (Según Silvia Ras, tiene muchos matices como embuste, fanfarronería, falsedad, fraude, exageración, inexactitud, mitomanía y embrollo. Lógicamente debemos entender que la mentira es desviación de la verdad pero matizando el ánimo de quien la ejecuta)
La mentira más frecuente es la debida a la exageración o fanfarronería, con dosis imaginativas para aupar la vanidad:
Escritura con letras hinchadas, ampulosas; mayúsculas muy grandes que contrastan con minúsculas pequeñas. Firma muy grande e ilegible con rúbrica complicada.
Mentira por no ceder ante otra persona:
Lo mismo que el párrafo anterior con letra angulosa, letras que no se repiten (Rasgos cambiantes, principalmente en "t", "i", jambas, formas de "m" y "n" .
Mentira por inexactitud o falta de cálculo: Letras mal terminadas o imprecisas. Desorden de márgenes. Frecuente falta de puntuación y de tildes.
Mentira por apasionamiento: Rasgos regresivos. Presión firme , Escritura que tiende exageradamente a la derecha.
Insinceridad continua: Escritura ensiforme. Óvalos muy cerrados, con doble vuelta . Firma ilegible. Rúbrica complicada y muy envolvente.
Falsedad o hipocresía: Escritura con enmiendas o retoques, ilegible. Rúbrica angulosa por debajo del nombre, primer rasgo regresivo y continúa hacia la derecha por debajo del primer trazo. Las letras están mal terminadas y los óvalos de las minúsculas ("a", "o" presentan aberturas en la parte inferior (recordemos que coincide con la tendencia al hurto. OJO al realizar esta observación, porque hay múltiples factores circunstanciales que pueden errar el análisis, como la edad, la presión social momentánea, etc.).

Orgullo: Exceso de estimación propia.
Escritura grande, simplificada y con tildes de "t" altas y largas. Firma de mayor tamaño que el texto.

Positivismo: Demasiada afición a comodidades y bienes materiales.
Jambas más largas de lo normal, con algunos ganchos convergentes. Puntos de "i" y "y "t" bajos. Predomina la zona central ( las minúsculas sin jambas son mayores, en proporción, a las letras que tienen rasgos salientes como las t,f,l,h, q,p...).

Prodigalidad: Derroche. Gasto excesivo sin utilidad.
Escritura grande, con grandes espacios entre palabras y líneas. Márgenes amplios . Ocasionalmente finales de palabra con prolongaciones horizontales.

Rencor: Venganza. Resentimiento que no se olvida.
Óvalos angulosos en la parte superior. Rúbrica en ángulo agudo en cualquier sentido.

Resentimiento: Antipatía hacia otra persona causante de un malestar o perjuicio.
Óvalos angulosos en la parte inferior. Rúbrica moderadamente angulosa.

Reserva: Prudencia. Cautela para no revelar lo que se sabe o se piensa.
Óvalos cerrados o abiertos algunos a la izquierda. Escritura sobria, contenida, ligeramente apretada. Inclinación regresiva o vertical. Márgenes izquierdos pequeños o con progresión a disminuirlos.

Sencillez: Modestia. Naturalidad. Ausencia de vanidad y orgullo.
Escritura redondeada. Enlaces de letras curvos por la línea. Mayúsculas proporcionadas. Ausencia de rasgos superfluos. Escritura enlazada en cada palabra con proporcional separación entre palabras y líneas. Firma que varía poco con respecto al texto; rúbrica sencilla.


Sensibilidad: Propensión natural a la comprensión y ternura. Percepción clara del entorno.
Ausencia de ganchos convergentes. Escritura curva, ligeramente dextrógira. Puntos de "i" altos.
Susceptibilidad: Escritura muy inclinada hacia la derecha.
Sensibilidad controlada: Cuando predomina el cerebro sobre el corazón .Escritura vertical, sin ganchos y aireada.

Sensualidad: Gusto por los placeres sensitivos.
Jambas prolongadas y ligeramente hinchadas. Hampas bajas. Predominio de la zona central de la escritura. Redondeada. Tildes de "t" terminadas en gancho abierto, frecuentemente.

Sinceridad: Veracidad. Exposición real de los hechos.
Tamaño normal. Ausencia de adornos. Escritura ordenada, legible, aireada. Márgenes cuidados. Óvalos ligeramente abiertos en mitad superior. Rúbrica sencilla o ausencia de ella.

Vanidad: Presunción. Deseo de aparentar y hacer creer lo que no se es, como definición literal. Vulgarmente es más el deseo de estima por parte de terceras personas, como fundamento de amor propio controlado, sin orgullo.
Mayúsculas desproporcionadas e hinchadas. Enlace de letras en arcos. Firma grande con rúbrica complicada.
Si a lo anterior unimos letra angulosa, exageradamente estirada sobre la línea, con firma que ocupa gran parte del ancho del texto, separada del mismo y muy marcada, estamos ante un caso de Megalomanía.

Egocentrismo: Exagerada exaltación de la propia personalidad, hasta considerarla como centro de atención y actividad generales:
Estrechamiento de letras con tendencia a dirigir hacia la izquierda las extremidades inferiores de las mismas. Rasgos inferiores prolongados inútilmente hacia abajo o la izquierda. Iniciales de frase aisladas ( mayúsculas o minúsculas después de Tendencia al enroscamiento de los óvalos. Mayúsculas de grandes dimensiones. Pequeños ganchos al principio de las palabras.

Alocentrismo: Tendencia a ayudar a los demás. Desprendimiento del propio yo por modestia y generosidad de sentimientos.
Trazado de la escritura hacia la derecha. Mayúsculas proporcionadas o pequeñas. Puntuación con trazado curvo, ligeramente cóncavo. Ausencia de adornos en las letras.



FACULTADES INTELECTUALES


Las diferentes aptitudes de la inteligencia se podrían diferenciar en dos grandes ramas: El intelecto asimilativo y el pensante. En el cuadro siguiente están las características más comunes de los tipos de intelecto, sin diferenciación. Préstese especial atención a los dos cuadros con texto en azul, porque conducen a los tres apartados más especiales dentro de las facultades intelectuales.


Adaptabilidad: Facilidad de acomodo al medio.
Escritura agrupada ( ligada y desligada), rítmica y combinada.

Asimilatividad: Facilidad o poder de comprensión y captación de los sentidos y las cosas.
Escritura clara, armoniosa, simplificada, de trazado fácil y rápido. Base curvilínea. Ligaduras anormales pero con gusto estético. Buena puntuación de "i" y "j".

Buen sentido: Relacionado con la lógica y con la facilidad para tomar el lado esencial de argumentos y cosas.
Escritura regular, ausente de rasgos inútiles. Puntuación baja, cerca del cuerpo. Letras de igual altura según su tipo ( mayúsculas y minúsculas).

Claridad de ideas: Ausencia de perturbaciones mentales o de dispersión en el pensamiento.
Escritura regular, legible, ordenada, proporciona y con ausencia de retoques.

Concentración : Facilidad para la fijación en un tema determinado.
Grafía pequeña y apretada. Ausencia de adornos; con hampas y jambas cortas. Puntuación próxima a las letras y palabras.

Confusión: Embrollo mental de la realidad y de las ideas.
Escritura de firma poco clara, apenas legible, con rúbricas casi siempre tachando el nombre con abundancia de trazado. Abundancia de adornos inútiles. Hampas de una línea se unen con las jambas de la anterior. Enlaces frecuentes entre palabras.

Creatividad : Propia de artistas y de mentes con imaginación amplia, contenida y de capacidad concentrada, a veces confusa.
Escritura desligada, simplificada, original, armónica y con gusto estético. Presenta mayúsculas con adornos graciosos particulares.

Cultura : Amplitud de conocimientos.
Escritura simplificada, muy rápida, original y con enlaces desiguales. Frecuentemente aparecen letras tipográficas. La firma es sobria, en el centro o hacia la derecha del texto a distancia media del mismo; ausencia de adornos inútiles y la rúbrica es pequeña o bien inexistente.

Deducción : Facilidad para la emisión de conclusiones. También conocida como lógica.
Escritura simplificada, rápida, enlazada, legible, ordenada y bien proporcionada.


Delirio imaginativo: Exceso de fantasía; desorden mental por abstracción en pensamientos propios sin base real.
"S" minúsculas sobresalientes del resto. Puntuación alta. "D" minúsculas curvadas hacia la derecha. Márgenes irregulares, siendo el izquierdo sinuoso. Escritura grande pero rápida. Hampas desproporcionalmente altas, a veces con punta en gancho. Frecuencia alta de rasgos inútiles.

Desorden imaginativo: Confusión de razonamientos.(Ver confusión )
Confusión + Tildes de "t" desiguales. Márgenes irregulares. Abundancia de signos de admiración.

Dispersión : Dificultad para la captación de ideas. Mala concentración. Huida de pensamiento.
Mala terminación de palabras. Escritura lenta, muy espaciada y con omisión de palabras en algunas frases. Faltan puntuaciones. Estructura del texto muy irregular.

Extravagancia : Necesidad de llamar la atención, fuera de las pautas normales.
Puntuación de "i" y "j" en círculo. Mayúsculas rebuscadas. Abundancia de rasgos anormales. Firma en el centro de la página, grande, alejada del texto y muy rubricada.

Fantasía : Facilidad para idealizar la realidad o imaginar objetos inexistentes.
Puntuación alta y acentuada. Hampas sobrealzadas. Escritura rápida. Mayúsculas adornadas. Enlaces curvos originales.

Finura de espíritu : Gusto por las buenas relaciones, sin escepticismo ni crítica destructiva.
Escritura armoniosa, gladiolada, ligera y precisa. Finales de palabra finos. Espaciado suficiente, no exagerado.

Firmeza de principios : Fidelidad ética, moral y religiosa.
Hampas rígidas : Terminadas en seco si son principios religiosos y morales, en gancho si son principios metafísicos.

Ignorancia : Ausencia de conocimientos.
Escritura desordenada, falta de regularidad en márgenes y espacios entre líneas . Tendencia a escribir minúsculas como mayúsculas mezcladas ( ejemplo: aStuTo). Apariencia infantil.

Imprecisión : Escasa exactitud en concreción y exposición de hechos. Dificultad de síntesis.
Escritura desordenada con omisión de letras y/o de palabras.

INTELIGENCIA : Facultad de comprensión y de conocimiento; aptitud para establecer relaciones entre las percepciones sensoriales o para abstraer y asociar conceptos.
Inteligencia instintiva : Escritura armoniosa, jambas más largas que hampas sin bucles exagerados.
Inteligencia productiva: Escritura sinuosa, ascendente, elegante y estética. Clara pero rápida.
Inteligencia razonadora: Original, sencilla, limpia, clara, no caligráfica. Algo desigual. Óvalos cerrados.
Inteligencia receptiva : Escritura dextrógira, ensanchada, ligera, abierta por arriba, pequeña y clara.

Interés exterior : Facilidad de observación y gusto por la novedad.
Escritura dextrógira, ligeramente ascendente, con escaso margen derecho; el izquierdo es amplio. La firma se sitúa a la derecha y ascendente.

Intuición : Percepción instintiva , sin razonamiento.
Escritura muy desligada, parece fragmentada. Armoniosa, curva y con simplificación de rasgos. Clara y con tildes terminados en punta aguda.

Irreflexión : Ausencia de meditación. Prontitud en respuesta sin medición de consecuencias.
Mayúsculas ligadas a las minúsculas, letras imprecisas y las tildes lanzadas. La escritura tiene el aspecto de precipitación. Frecuentes correcciones.

JUICIO : Facultad de entendimiento.
Juicio cáustico (agresivo) : Escritura armoniosa, clara, bien puntuada, original con finales de palabra largos y acerados.
Juicio crítico (analista) : Idem al anterior pero con finales de palabra cortos.
Juicio escéptico ( incrédulo) : Idem pero con finales de palabra dirigidos hacia abajo, en vertical. La escritura es decreciente, angulosa. Si aparece un punto detrás de la firma es signo de pesimismo.

Observación : Facilidad para la captación de detalles del entorno.
Escritura pequeña, redondeada o poco angulosa, rápida, ordenada, con márgenes cuidados.

Olvidos : Fallos de memoria. Descuidos.
Ausencia frecuente de puntuación y de tildes.

Originalidad : Expresión personalizada.
Escritura agrupada, combinada, simplificada, hábilmente enlazada y tipográfica de signo eficiente. Firma inusual y rúbrica con ausencia de trazos angulosos.

Perplejidad : Irresolución, confusión, duda de lo que se debe hacer en una cosa.
Torsiones y constricciones en la zona superior de las letras.

Reflexión : Detención en el razonamiento de ideas y hechos. Facilidad de análisis.
Las letras iniciales de algunas palabras aparecen desligadas de la letra siguiente; en las mayúsculas iniciales siempre. Escritura pequeña, con precisión de trazado. Algunas letras tipográficas.

Superficialidad : Examen de las cosas sin fijación en los detalles ni en lo importante.
Desproporción en el tamaño de las letras. Márgenes irregulares. Jambas cortas y hampas sobrealzadas. Descuido en la puntuación.

Talento : Dotes intelectuales que resplandecen en una persona.
Escritura sobria, clara, mesurada y ordenada.

Sensibilidad : Facultad de percepción interpersonal.
Escritura con inclinación variable. Márgenes oscilantes. Gesto final en hampas, jambas y palabras en forma puntiaguda.

Sentido estético : Gusto por la armonía visual.
Márgenes regulares y pulcros. Base de letras curvos. Mayúsculas tipográficas u originales con ausencia de rasgos ampulosos. Algunas minúsculas tipográficas. Firma que se corresponde con la grafía del texto.

Visión panorámica : Memoria visual y facilidad para guiarse con ayuda de un mapa. Sentido de orientación.
Espaciamiento de palabras y líneas, con presión firme y distribución proporcionada de las letras ( hampas y jambas iguales al tamaño medio de las minúsculas).

Vivacidad : Agudeza; prontitud de comprensión y de juicio.
Barras de "t" y finales de palabra largos y ligeros. Escritura dextrógira y ligeramente ascendente. Rápida, flexible y combinada. Si los puntos de "i" y de "j" son como acentos, estamos ante un polemista.


El significado de los garabatos
Al final hay un mini test para descargar




Aunque creas que sólo son producto del aburrimiento, tus garabatos tienen sentido. Sea en el márgen de un cuaderno o en una servilleta, anotando un teléfono o prestando atención en clases, estos curiosos dibujos nos ayudan a eliminar tensiones, controlar ansiedades y proporcionar un indicio acerca del estado de ánimo que poseemos en el momento de realizarlos. Dependiendo de varios factores como la forma de los trazos, la energía, la presión empleada, la dimensión o la ubicación del trazo, estos garabatos tienen diversas interpretaciones. ¿Siempre sentiste curiosidad por saber qué podrían develar tus inocentes trazos? Pues a continuación lo sabrás.





CONOZCA A LAS PERSONAS POR SUS GARABATOS



Los garabatos que usted dibuja sobre un papel mientras habla por teléfono o cuando escucha una conferencia, son claros indicadores de lo que guarda en su psique. Revelan los deseos ocultos, sus fantasías y miedos. Inclusive, muestran la manera en que usted en general, se las entiende con la vida.

Esas figuras son una marca personal intransferible, tan únicas como la letra o las impresiones digitales. Si quiere descubrir cómo son en realidad las personas que lo rodean, cúales son sus deseos ocultos y temores más profundos, descubra esos secretos en los garabatos que dibujan.







¿Cómo leer los garabatos?

Estos cinco rasgos deben de ser tenidos en cuenta a la hora de la interpretación:
1.- La presión con la que se hizo el trazo.
Una presión fuerte indica tensiones; una suave, significa dudas, que la persona es indecisa, tímida, demasiado flexible o carece de carácter.
2.- Tipo de dibujo.
Las líneas horizontales son propias de la gente introvertida; las verticales sugieren una persona positiva. Un montón de curvas o de formas circulares revelan un buen carácter, fácil aceptación de las vicisitudes de la vida; mientras que las líneas rígidas o en ángulos sugieren una personalidad rígida, con tendencia a la obstinación.
3.- El tamaño.
Los garabatos muy grandes -que pueden ocupar una página entera- son típicos de las personas presuntuosas, a las que les gusta lucirse tal vez porque en el fondo se sienten inferiores. Los garabatos muy pequeños indican tristeza y falta de adecuación al grupo, sobre todo si han sido hechos en los ángulos inferiores del papel.
4.- Ubicación de los garabatos en el papel.
Habitualmente la persona optimista, llena de esperanza y sueños, garabatea la parte superior del papel. La que es pesimista o dependiente utiliza la parte correspondiente al borde inferior. Cuando los garabatos llenan unicamente el borde izquierdo del papel, indica una preocupación por secuelas del pasado; mientras que los trazos que llenan el lado derecho sugieren que se está mirando al futuro. Dibujar garabatos en la parte central del papel es propio de una personalidad rígida u obsesiva.
5.- El número de garabatos que se hacen de una sóla vez es muy significativo.
Por ejemplo, quien dibuja tres árboles, posiblemente tiene tres hijos, tres hermanas o tres exparejas.







Secretos ocultos

Estos son los garabatos que se realizan con más frecuencia. Su significado puede estar relacionado con un rasgo del carácter o con una situación específica por la que atraviesa la persona.







Figuras geométricas



Círculo: Símbolo de la realidad, el amor y las ganas de vivir. Un garabato hecho de figuras circulares revela una persona creativa y llena de ideas.

Cadena: Es el signo de la unión, del vínculo de pertenencia. Si la cadena es continua, esa persona y su pareja se sienten bien juntos. Si la cadena se quiebra en algún eslabón, el autor o la autora de los garabatos anela la libertad.

Líneas en zigzag: Indican enojo. Si hay otro garabato cerca, aun de forma diferente, esa persona está buscando venganza. Si las líneas quebradas encierran o sirven de marco a otra figura, quien hizo los garabatos está tratando de contener su rabia.

Mosaico: Son garabatos con figuras geométricas, muy juntas las unas de las otras. La persona que dibuja mosaicos está debatiéndose entre ideas contrarias y necesita juntar sus piezas.

Espiral: Signo universal que refleja la continuidad y la expansión. Un montón de espirales revela el deseo de expandir el marco en que se desarrolla la propia vida, de ampliar horizontes. Pero al mismo tiempo se señalan el peligro de abandonar proyectos.

Cuadrados: Indican lo contrario de las formas redondeadas. Estos garabatos son comunes entre las personas agresivas, a las que les gusta la disciplina y las cosas muy estructuradas.

Triángulos: Indican agresión, mucha energía y ambición, pero también equilibrio. Triángulos de lados desiguales que miran hacia arriba son propios de una persona que logra lo que se propone y necesita moverse continuamente. Un triángulo invertido delata a una persona pasiva o, por lo menos, poco ambiciosa.







Elementos de la naturaleza


Lluvia: Signo de depresión, especialmente si se han dibujado muchas gotas. Las nubes oscuras indican que esa persona corre el riesgo de naufragar si sigue en ambiente de clima tormentoso.

Agua y olas: El agua tranquila revela un modo contemplativo, pacífico. El mar tormentoso indica preocupación. Figuras que flotan en el agua pueden ser signo de depresión. Algo que está hundido en el fondo del mar sugiere angustia o sensación de desamparo.

Fuego: Busqueda de calor y amor, particularmente si se ha diseñado el fuego en una chimenea hogareña. Persona temperamental y apasionada.

Tornado: Indica un vendaval emocional, con rabia, angustia y confusión.

Lunas: Representan el romance, la pasión pero también revelan un carácter inestable. Una luna creciente muestra ansiedad ante algunos acontecimientos.








Plantas y animales


Arboles: Expresión de crecimiento personal, sus ramas representan la temperatura emocional del momento. Ramas rotas o arrancadas pueden revelar un trauma. Ramas muertas, sin hojas, indican pérdida, vacío, culpa. Ramas que suben, habilidad para asir las oportunidades.

Animales: El animal particular que se dibuja refleja el concepto que la persona tiene de sí misma. Un animal doméstico revela una personalidad bien adaptada. Criaturas demasiado pequeñas, como el ratón, por ejemplo, indican miedos o fobias, mientras que una bestia de la jungla revela agresión.

Flores: Amor a la belleza. Búsqueda de romanticismo. Las flores abiertas indican un alto grado de desarrollo espiritual. La rosa sugiere deseos de perfección y curiosidad frente a los misterios de la vida, pero sus espinas, si aparecen claramente marcadas, significan miedo a las heridas del amor.







Gente

Cuerpos: Los garabatos con forma de personas reflejan cómo se ve uno a sí mismo o cómo le gustaría ser. Las figuras muy rígidas, hechas con simples rayas, indican disconformidad con la propia manera de ser. Dibujar una figura muy delgada, sugiere la existencia de un sentimiento de inferioridad. Una figura de cuerpo grande, musculosa, indica una autoimagen positiva. Una figura muy redonda delata pasividad. Una agular, agresión.
Caras: Representan la personalidad que uno muestra al mundo y que no siempre coincide con la real. Si los trazos descienden, se es demasiado consciente de la posición que se ocupa en la escala social. Si los rasgos son oscuros y están enfatizados, el carácter es fuerte y dominante.








Símbolos y objetos

Corazón: Una persona llena de comprensión y amor. Los corazones atravesados por flechas delatan el deseo de vivir una pasión. Un corazón roto significa justo eso, un corazón roto.

Casas: Indican como se siente uno en el entorno en que vive y respecto a sí mismo. Si la persona tuvo una infancia feliz, su casa seguramente será grande, con una puerta de entrada de buen tamaño. Al igual que lo que ocurre con los garabatos de la gente, el tamaño, las omisiones, la exageración y los tipos de líneas empleados, significan algo. Por ejemplo, muros levemente insinuados y ausencia de ventanas indican que la persona se ha sentido expulsada de su medio.

Signo monetario: Casi todos dibujan estos garabatos, los que hacen mucho dinero y los que quisieran hacerlo.

Barquillo: En un mar tranquilo, el barco sugiere seguridad. En una tormenta, cierta ansiedad acerca de una relación.

Nombre: Los garabatos que escriben el nombre de alguien revelan una gran curiosidad y un sincero interés por la persona que se llama así. El estilo en que se ha escrito el nombre -grande, pequeño, de trazo pesado o liviano- aporta las claves sobre los sentimientos acerca de esa persona. Los adolescentes suelen garabatear su propio nombre porque están buscando su identidad





Ejemplos







Subrayar o repasar ciertas palabras: Deseas enfatizar algo importante o simplemente dar salida a la tensión. Uno de los garabatos más comunes.






Garabatos grandes: Tus garabatos dicen que eres una persona enérgica y muy imaginativa. Aunque algo imprudente al tomar decisiones, aparentas mucha seguridadm cosa que suele generar la envidia de quieres te rodean. Claro, nunca meditas las decisiones y prefieres seguir tus impulsos, aunque algunas veces te causen más de un dolor de cabeza. No te importa tomar riesgos; haces todo lo posible para evitar tener una vida aburrida y sin emociones.





Garabatos pequeños: Realizar pequeños garabatos implica tener una gran capacidad de observación y una fantástica habilidad para retener detalles. Eres una persona paciente y serena, que siempre intenta generar un ambiente de equilibrio y tranquilidad entre quienes la rodean. Es muy difícil que algo logre perturbarte, casi imposible. Todo lo tratas con objetividad.





Garabatos confusos: Realizar garabatos confusos puede implicar un excesivo aburrimiento pero también una forma de liberar pasiones reprimidas. En el contexto actual, podría ser el síntoma de un gran deseo por escapar de una situación monótona y aburrida. Probablemente este descontrol plasmado en garabatos evoque la necesidad de un cambio interior o de la presencia de un proceso inconsciente que está liberándose, augurando una nueva forma de encarar la vida.



Garabatos simples: Si así son tus garabatos, significa que eres una persona comprensiva, serena y con gran vocación de servicio hacia tus seres queridos. Amante del método y la organización, siempre procuras seguir las reglas y rechazas los actos espontáneos o no planificados. No te gustan las sorpresas; prefieres tener una vida simple pero tranquila.





Garabatos oscuros: Mucha oscuridad en tus garabatos evidencia una situación actual de tristeza y la necesidad de liberar ansiedades reprimidas. Lo más probable es que estés atravesando un momento difícil y te preocupe la imposibilidad de superarlo. Estos garabatos también pueden mostrar la existencia de obsesiones aún no resueltas, a las que deberías prestarles atención.





Garabatos claros: Realizar este tipo de garabatos habla de una persona clara, objetiva y amante de las cosas simples de la vida. En el contexto de tu situación actual, implica la inexistencia de problemas o, por lo menos, una buena actitud para enfrentarlos y superarlos. Muy equilibrada, eres de las personas que no se desesperan ante las dificultades.





Garabatos curvos: Tus garabatos hablan de una persona dulce y afectuosa. Alguien con una gran imaginación, tendiente a aplicar la creatividad en todos los aspectos de la vida. Estos dibujos bien pueden corresponder a una personalidad romántica, pero también pueden ser síntomas de una situación de enamoramiento actual.





Garabatos rectos: Tus garabatos remiten a una persona práctica y algo calculadora. Alguien que no se permite demostrar sus sentimientos y que intenta tratarlo todo con frialdad o distancia. Estos dibujos también pueden referir a una situación actual de aislamiento o bloqueo emocional. Si éste es el caso, probablemente exista algo que te esté molestando y no quieras asumir.





Garabatos de flechas: Dibujar flechas representa la búsqueda de nuevos horizontes o la necesidad de un cambio de rumbo, pero también implica poseer la fuerza para ejecutar dicho cambio. En el contexto de la situación actual, puede tener distintos significados, según el tipo de flecha que se dibuje. Si atraviesa un corazón es que estás deseando enamorarte o que alguien se enamore de ti. Si la flecha apunta a un lugar específico, puede que estés muy enojado y con deseos de venganza. Las flechas dibujadas en grupos representan el deseo de castigar o dañar a alguien o algo.





Garabatos de laberintos: Garabatear laberintos representa la búsqueda de una meta. En el contexto de la situación actual, habla de confusión y de la necesidad de encontrar respuestas y soluciones. Probablemente estés algo perdido y ni siquiera tengas en claro el por qué de tus preocupaciones. Sería bueno que empieces por plantearte pequeños objetivos, antes de encerrarte con tanta confusión. Así te será más fácil emprender el camino correcto y poder alcanzar tus metas.





Garabatos de círculos y marcos: Dibujar círculos o marcos remite a una persona introvertida, con algunos problemas para comunicar sus necesidades o sentimientos. En el contexto de una situación actual puede que estés atravesando un periodo de aislamiento y tengas miedo de buscar ayuda para solucionar aquello que te está preocupando. Eres una persona que tiende a encerrarse en sí misma y le cuesta compartir sus inquietudes con los demás.





Garabatos de formas geométricas: Si al garabatear dibujas formas geométricas, significa que eres una persona analítica, que prefiere evaluar todas las posibilidades antes de actuar o tomar una decisión. Alguien que disfruta planteándose metas para luego establecer cuidadosamente el modo de alcanzarlas. Los actos espontáneos te descolocan; siempre necesitas tener el control de la situación. Si comienzas dibujando formas pequeñas y luego las rodeas con formas más elaboradas, eres una persona fantasiosa, con una visión amplia y capaz de abrirte a los demás. Si empiezas con figuras grandes y las rellenas con otras más pequeñas, te caracterizas por ser analítico y por tu amor por las cosas particulares.





Garabatos de caricaturas: Dibujar caricaturas remite a una persona poco transparente, incapaz de mostrar sus verdaderos sentimientos. En particular, puede que tus dibujos sean síntoma de una gran desconfianza hacia los demás o evidencien tu miedo a ser rechazado. Prefieres no mostrarte y esto provoca que los demás te vean como alguien superficial o frívolo.





Garabatos de cuadrados: Dibujar cuadrados remite a la búsqueda de organización y orden. En particular, tus garabatos dicen que eres una persona respetuosa de las instituciones, que acata complaciente las estructuras y regulaciones sociales; las situaciones imprevistas te perturban. Cómoda en la rutina, prefieres que todo funcione ordenadamente y sin cambios. Para ti, las cosas siempre deben elaborarse de una manera lógica y sistemática.





Garabatos de cuadrículas: Tus garabatos denotan preocupación y/o tensión. Puede que estés atrapado o sofocado por una problemática actual. Es probable que exista algo que te perturbe y provoque el apartarte de quienes te rodean. Estás estresado y crees encontrar en el aislamiento un buen refugio. Pero cuidado, tan poca comunicación con el mundo puede empeorar las cosas.





Garabatos de escaleras: Hay tensión y desequilibrio. Si es una escalinata larga y conduce a una casa, expresa una personalidad cerrada y difícil de relacionarse. Según la dimensión del escalón, así es tu apertura en las relaciones humanas.




Garabatos de globos: Eres vulnerable y fantasioso. Si el globo esta inflado, estas seguro de ti mismo y alegre. Si está desinflado, estás pasando por un momento de depresión y frustración.



Garabatos de flores: Expresan felicidad. Deseas que las cosas concluyan en belleza. Si son flores con muchos trazos redondeados, expresas el deseo de un final feliz.



Garabatos de soles: Símbolo de vitalidad y energía, necesidad de calor y afecto, en especial de la figura paterna. Un sol oscurecido puede ser inicio de depresión.



Garabatos de carros o similares: Los medios de locomoción indican un carácter dominante, así como el deseo de sobresalir y ser poderoso. También puede reflejar tu deseo de cambio de ambiente.




Cajas, bolsos, copas, botellas, vasos, jarrones, palos, paraguas, cigarros, mangueras, revólveres o lápices son realizados normalmente por personas preocupadas de alguna manera por el sexo.




Cuchillos, lanzas, flechas, puñales, árboles de copa picuda, espadas, etc., significan agresividad dirigida hacia los demás.



Garabatos de animales: Si son pequeños y de carácter pacífico, expresan sometimiento. Si son pequeños pero agresivos, quiere decir que existen resentimientos no manifestados. Si son grandes y pacíficos, hay una integración social adecuada, y si son grandes y agresivos, la persona se opondrá decididamente a cualquier tipo de autoridad que se intente ejercer sobre él.

Analisis de la escritura






Desde antaño se ha hablado de la grafología como un arte esotérico sin ningún tipo de interés científico. Pero al igual que otras técnicas han tenido que dejar de ser ignoradas para ser aceptadas como ciencia o técnica psicológica y aunque cada vez hay más partidarios defendiéndola como ciencia y atestiguando la veracidad del análisis grafológico, no son pocos los detractores reacios a aceptarla. Por eso el dilema de muchos de ustedes es dividirse hacia un lado u otro.



Como es lógico, los gráficos son esenciales como ejemplo y apoyo de las particularidades que se describan. Fíjense bien en las diferentes formas que puedan adoptar las letras; esta es la base de una adecuada preparación para la confección de un análisis grafológico, esto es, hacer un retrato grafotécnico.



Caracteres Generales De La Grafía


• Posición
• Dimensión
• Forma
• Intensidad:
• Dirección
• Continuidad
• Orden

Posicion



Dimension






Adaptabilidad: Facilidad de acomodo al medio.
Escritura agrupada ( ligada y desligada), rítmica y combinada.

Asimilatividad: Facilidad o poder de comprensión y captación de los sentidos y las cosas.
Escritura clara, armoniosa, simplificada, de trazado fácil y rápido. Base curvilínea. Ligaduras anormales pero con gusto estético. Buena puntuación de "i" y "j".

Buen sentido: Relacionado con la lógica y con la facilidad para tomar el lado esencial de argumentos y cosas.
Escritura regular, ausente de rasgos inútiles. Puntuación baja, cerca del cuerpo. Letras de igual altura según su tipo ( mayúsculas y minúsculas).

Claridad de ideas: Ausencia de perturbaciones mentales o de dispersión en el pensamiento.
Escritura regular, legible, ordenada, proporciona y con ausencia de retoques.

Concentración : Facilidad para la fijación en un tema determinado.
Grafía pequeña y apretada. Ausencia de adornos; con hampas y jambas cortas. Puntuación próxima a las letras y palabras.

Confusión: Embrollo mental de la realidad y de las ideas.
Escritura de firma poco clara, apenas legible, con rúbricas casi siempre tachando el nombre con abundancia de trazado. Abundancia de adornos inútiles. Hampas de una línea se unen con las jambas de la anterior. Enlaces frecuentes entre palabras.

Creatividad : Propia de artistas y de mentes con imaginación amplia, contenida y de capacidad concentrada, a veces confusa.
Escritura desligada, simplificada, original, armónica y con gusto estético. Presenta mayúsculas con adornos graciosos particulares.

Cultura : Amplitud de conocimientos.
Escritura simplificada, muy rápida, original y con enlaces desiguales. Frecuentemente aparecen letras tipográficas. La firma es sobria, en el centro o hacia la derecha del texto a distancia media del mismo; ausencia de adornos inútiles y la rúbrica es pequeña o bien inexistente.

Deducción : Facilidad para la emisión de conclusiones. También conocida como lógica.
Escritura simplificada, rápida, enlazada, legible, ordenada y bien proporcionada.


Delirio imaginativo: Exceso de fantasía; desorden mental por abstracción en pensamientos propios sin base real.
"S" minúsculas sobresalientes del resto. Puntuación alta. "D" minúsculas curvadas hacia la derecha. Márgenes irregulares, siendo el izquierdo sinuoso. Escritura grande pero rápida. Hampas desproporcionalmente altas, a veces con punta en gancho. Frecuencia alta de rasgos inútiles.

Desorden imaginativo: Confusión de razonamientos.(Ver confusión )
Confusión + Tildes de "t" desiguales. Márgenes irregulares. Abundancia de signos de admiración.

Dispersión : Dificultad para la captación de ideas. Mala concentración. Huida de pensamiento.
Mala terminación de palabras. Escritura lenta, muy espaciada y con omisión de palabras en algunas frases. Faltan puntuaciones. Estructura del texto muy irregular.

Extravagancia : Necesidad de llamar la atención, fuera de las pautas normales.
Puntuación de "i" y "j" en círculo. Mayúsculas rebuscadas. Abundancia de rasgos anormales. Firma en el centro de la página, grande, alejada del texto y muy rubricada.

Fantasía : Facilidad para idealizar la realidad o imaginar objetos inexistentes.
Puntuación alta y acentuada. Hampas sobrealzadas. Escritura rápida. Mayúsculas adornadas. Enlaces curvos originales.

Finura de espíritu : Gusto por las buenas relaciones, sin escepticismo ni crítica destructiva.
Escritura armoniosa, gladiolada, ligera y precisa. Finales de palabra finos. Espaciado suficiente, no exagerado.

Firmeza de principios : Fidelidad ética, moral y religiosa.
Hampas rígidas : Terminadas en seco si son principios religiosos y morales, en gancho si son principios metafísicos.

Ignorancia : Ausencia de conocimientos.
Escritura desordenada, falta de regularidad en márgenes y espacios entre líneas . Tendencia a escribir minúsculas como mayúsculas mezcladas ( ejemplo: aStuTo). Apariencia infantil.

Imprecisión : Escasa exactitud en concreción y exposición de hechos. Dificultad de síntesis.
Escritura desordenada con omisión de letras y/o de palabras.

INTELIGENCIA : Facultad de comprensión y de conocimiento; aptitud para establecer relaciones entre las percepciones sensoriales o para abstraer y asociar conceptos.
Inteligencia instintiva : Escritura armoniosa, jambas más largas que hampas sin bucles exagerados.
Inteligencia productiva: Escritura sinuosa, ascendente, elegante y estética. Clara pero rápida.
Inteligencia razonadora: Original, sencilla, limpia, clara, no caligráfica. Algo desigual. Óvalos cerrados.
Inteligencia receptiva : Escritura dextrógira, ensanchada, ligera, abierta por arriba, pequeña y clara.

Interés exterior : Facilidad de observación y gusto por la novedad.
Escritura dextrógira, ligeramente ascendente, con escaso margen derecho; el izquierdo es amplio. La firma se sitúa a la derecha y ascendente.

Intuición : Percepción instintiva , sin razonamiento.
Escritura muy desligada, parece fragmentada. Armoniosa, curva y con simplificación de rasgos. Clara y con tildes terminados en punta aguda.

Irreflexión : Ausencia de meditación. Prontitud en respuesta sin medición de consecuencias.
Mayúsculas ligadas a las minúsculas, letras imprecisas y las tildes lanzadas. La escritura tiene el aspecto de precipitación. Frecuentes correcciones.

JUICIO : Facultad de entendimiento.
Juicio cáustico (agresivo) : Escritura armoniosa, clara, bien puntuada, original con finales de palabra largos y acerados.
Juicio crítico (analista) : Idem al anterior pero con finales de palabra cortos.
Juicio escéptico ( incrédulo) : Idem pero con finales de palabra dirigidos hacia abajo, en vertical. La escritura es decreciente, angulosa. Si aparece un punto detrás de la firma es signo de pesimismo.

Observación : Facilidad para la captación de detalles del entorno.
Escritura pequeña, redondeada o poco angulosa, rápida, ordenada, con márgenes cuidados.

Olvidos : Fallos de memoria. Descuidos.
Ausencia frecuente de puntuación y de tildes.

Originalidad : Expresión personalizada.
Escritura agrupada, combinada, simplificada, hábilmente enlazada y tipográfica de signo eficiente. Firma inusual y rúbrica con ausencia de trazos angulosos.

Perplejidad : Irresolución, confusión, duda de lo que se debe hacer en una cosa.
Torsiones y constricciones en la zona superior de las letras.

Reflexión : Detención en el razonamiento de ideas y hechos. Facilidad de análisis.
Las letras iniciales de algunas palabras aparecen desligadas de la letra siguiente; en las mayúsculas iniciales siempre. Escritura pequeña, con precisión de trazado. Algunas letras tipográficas.

Superficialidad : Examen de las cosas sin fijación en los detalles ni en lo importante.
Desproporción en el tamaño de las letras. Márgenes irregulares. Jambas cortas y hampas sobrealzadas. Descuido en la puntuación.

Talento : Dotes intelectuales que resplandecen en una persona.
Escritura sobria, clara, mesurada y ordenada.

Sensibilidad : Facultad de percepción interpersonal.
Escritura con inclinación variable. Márgenes oscilantes. Gesto final en hampas, jambas y palabras en forma puntiaguda.

Sentido estético : Gusto por la armonía visual.
Márgenes regulares y pulcros. Base de letras curvos. Mayúsculas tipográficas u originales con ausencia de rasgos ampulosos. Algunas minúsculas tipográficas. Firma que se corresponde con la grafía del texto.

Visión panorámica : Memoria visual y facilidad para guiarse con ayuda de un mapa. Sentido de orientación.
Espaciamiento de palabras y líneas, con presión firme y distribución proporcionada de las letras ( hampas y jambas iguales al tamaño medio de las minúsculas).

Vivacidad : Agudeza; prontitud de comprensión y de juicio.
Barras de "t" y finales de palabra largos y ligeros. Escritura dextrógira y ligeramente ascendente. Rápida, flexible y combinada. Si los puntos de "i" y de "j" son como acentos, estamos ante un polemista.


En la rúbrica se ponen en evidencia las más recónditas ambiciones. Es una defensa, es la envoltura con que se protege o cubre el escribiente.

Cuanto más cerrada es la rúbrica, más esconde el que escribe, su personalidad. En cambio si es sencilla, sin muchas complicaciones, es sinónimo de sinceridad. En el caso de no existir, indica relieve personal y una individualidad muy marcada.

En los juzgados, existen los peritos calígrafos, y de su análisis se fían grandes empresa a la hora de seleccionar el personal. A sus pruebas se someten como testimonio principal a numerosos estafadores y delincuentes, y depende en algún caso del grafólogo poder determinar el culpable de un hecho delictivo.

En muchos casos se puede determinar el pensamiento, ya que la forma de escribir de una persona dice mucho de su capacidad cerebral, pues a través del cerebro se ordena el movimiento de todo el organismo y la mano guía, a la hora de escribir, por mandato de nuestras ondas cerebrales. Por la forma con que una persona escribe se puede percibir, además de su cultura, su formación, hábitos, vicios, y hasta manías o formas de actuar muy íntimas y personales. Por la escritura de dos o tres líneas de una persona veremos si esa persona puede aspirar a la responsabilidad en un puesto de trabajo o no, y si podemos confiar en él como honrado y decidido.



A veces, sólo con la firma podría ser suficiente para determinar la personalidad de un individuo. No quiere decir con ello que se desprecie a nadie, pero qué duda cabe de que la letra de cada cual es la mejor tarjeta de presentación que hacemos de nosotros mismos.

Sin ir más lejos, en las firmas, si es clara y legible la persona es digna de confianza, y seguro que nos encontramos con una persona sincera, sencilla, humana y muy cordial.

Si una persona escribe su firma empezando con una letra muy grande para ir acabando con letra pequeña y casi deshecha, a esa persona le gusta utilizar a los demás, y sacarles lo que pueda.

Cualquiera que escriba su nombre y debajo haga una raya recta únicamente, manifiesta que es una persona de carácter fuerte y testaruda, con poca posibilidad de diálogo.



Si una persona a la hora de firmar su letra es muy pequeña y poco legible, nos muestra que desde la infancia ha tenido ciertos traumas y se siente un poco acomplejado.
Hay personas que envuelven su nombre con una rúbrica alrededor, eso nos muestra a una persona reservada e introvertida.
Si una persona a la hora de firmar hace un signo, clave o gráfico que no tiene nada que ver con su nombre, esa persona demuestra que quiere ocultar una sinceridad de opinión, y que trata de demostrar que es muy diferente a lo que realmente es.

Si firma en sentido ascendente quiere decir que esa persona es optimista, y si por el contrario escribe en sentido descendente es pesimista.
Si al firmar inicia su nombre con una letra mayúscula muy grande y el resto de las letras son más pequeñas, nos demuestra que esa persona es orgullosa y que le gusta ser el centro de atención.
Si firma con letras iguales y amontonadas nos indica que es vulgar, con pocas inquietudes y sin aspiraciones.
Si al iniciar la firma realiza una inicial muy grande con rúbrica incluida, muestra a una persona generosa y a la vez muy celosa.
Si firma con el nombre y el primer apellido, muestra una voluntad firme y un carácter estable. Siempre se sentirá responsable de sus actos, pero será indepen
diente.
Si la firma incorpora el primer apellido con una inicial y escribe su segundo apellido completo, nos habla de una persona con cierto complejo de inferioridad, y con traumas en su infancia.
Si entre las palabras del nombre y apellido deja un espacio grande, nos avisa de una persona poco sociable y que le gusta discriminar a los demás por su clase o categoría económica.
Por el contrario, si escribe su apellido liado con el nombre como una sola palabra, nos indica que esa persona será cariñosa, sociable y cordial con las personas más humildes o débiles socialmente.



Además de la forma de la firma, hay que fijarse si la letra está marcada con intensidad. Si al firmar se aprieta y se marca con rasgos fuertes nos habla de una persona visceral, apasionada, enamoradiza y ardiente. Si por el contrario, los rasgos son muy finos y se llegan a quedar sin terminar, la persona es fría, precavida, desconfiada y distante.

Hay que indicar que la forma de escribir en una persona es única, igual que ocurre con las huellas dactilares, y podemos encontrar quien escribe de manera similar a otro, pero nunca a dos personas con la misma letra, y menos con los mismos vicios o rasgos a la hora de plasmar un pensamiento sobre papel.

Lo único que no se puede determinar a través de los rasgos de la escritura será la edad, ya que la letra muestra la vitalidad, energía y apertura hacia los demás. Podemos encontrarnos con gente joven que escribe con rasgos o modismos de viejos o, por el contrario, personas muy mayores que con su escritura muestran vitalidad, pasión, fuerza y creatividad.

La letra ideal para poder decir que una persona es equilibrada es una letra mediana, ni grande ni pequeña, clara y legible, pues en el fondo la persona que no muestra una escritura fácil demuestra que es complicada en sus ideas y difícil de entender y compartir.

Realmente por la forma clara de escribir sabrás si te encuentras ante una persona de la que te puedes fiar. También te podrías encontrar con la persona que al estampar su firma no pone ni nombre ni apellido, sino que tan sólo hace un gancho. Esa persona te puede resultar mentirosa, embaucadora y poco fiable; es como si no quisiera dejarse conocer por nadie.

Algo a tener en cuenta a la hora de analizar una firma es que tenga varias rúbricas, como puede ser la persona que bajo el nombre hace tres o cuatro rayas, o una rúbrica y otra raya encima, indica que se trata de una persona presumida, activa, y que en la vida siempre resaltará por su forma de ser. Hay gente que no tiene la costumbre de al iniciar su firma, trazar un garabato primero y luego poner el nombre, son personas que podrían engañar a quienes les rodean, prometiendo muchas cosas y no haciendo nada.

Si en algún caso una persona firmara con un trazo que no es legible y no simboliza nada, ha tenido un trauma o pasa por una temporada con falta de escrúpulos y de honradez.

Por último, el final de la firma. Si en la última letra se corta el trazo o lo termina claramente, sin lazos o rasgos arrastrados, te indica que la persona es clara, sincera, sencilla, y que gusta de la amistad sin tapujos. Si por el contrario, la última letra arrastra una cola o un rasgo grande de apariencia pomposa, no debes de fiarte, porque se podría tratar de una persona con pretensiones.
Un rasgo muy largo en la última letra busca la evasión, el cambio y la libertad de la situación que se esté atravesando emocionalmente.

Por último, si la firma se pega con el escrito o entra en él, la persona es cariñosa y protectora. Si se firma distante, se trata de alguien apático y desconfiado.

Algunas firmas de gente destacada :

Benjamin Franklin:


Gabriel Garcia Marquez:
Otro de los elementos importantes en el dibujo del Árbol es el pasto.

La presencia grafica de pastos implica con mayor o menor intensidad algún conflicto ambiental. Hacer pastos implica que en la realidad actual del sujeto, existen algunas asperezas, incomodidades.
Para su análisis utilizaremos estas variables de observación:

a) Lugar donde se produce el dibujo del pasto: a derecha o a izquierda o en ambos lados.
b) Intensidad de los pastos, son pocos o son intensos.
c) Longitud de los pastos.
d) Estilo o tipo de pastos.

Análisis de las Ramas:

Al evaluar las ramas en el test del árbol obtenemos información respecto a dos aspectos de la personalidad:
La capacidad y modalidad con que el sujeto se maneja en sus relaciones interpersonales .
La capacidad para obtener del ambiente la satisfacción a sus necesidades personales.
La presencia de ramas nos da cuenta de sujetos que interactúan desde el plano interpersonal de una manera más activa.
La ausencia de ramas: pero un follaje normal, denotan que la interacción con el ambiente se hace en forma menos espontánea. Hay un comportamiento en general mas reflexivo, prudente. La actitud para satisfacer sus necesidades personales esta mas disminuida.
La Casa

En el dibujo de la Casa deben estar siempre presentes:

1. Techo
2. Paredes
3. Puerta
4. Ventanas
5. Chimenea

Las Paredes.

Las paredes son el sostén esencial dentro de la arquitectura de la casa, su ubicación espacial, la zona central del dibujo la convierten en el área privilegiada en donde inferiremos el grado de fortaleza Yoica o debilidad Yoica. Esto implica con que estabilidad, que grado de resistencia tienen el Yo en el ambiente y ante las presiones externas o tensiones internas.

Las Ventanas

Constituye un medio de secundario de interacción con el ambiente .
En un sentido metafórico constituyen los ojos de las casas, ya que a través de ella se contempla lo que ocurre exteriormente , en relación a ello simbólicamente podemos decir que la forma con la que el individuo las grafica nos dan cuenta como es el trato que el individuo establece con su medio, si adopta una actitud de receptividad o cierre, si siente interés por lo que hay allí, lo acepta, se auto protege o se vuelca a ese exterior.

El Techo.

Simboliza el área de expansión vital de la vida de fantasía y mental de un individuo. Cuando la fantasía distorsiona la vida mental del individuo vemos deterioro en el techo. El techo nos da cuenta también del tipo de pensamiento mas analítico cuando es de tejas rectas, mas imaginativo cuando además tiene tejas curvas.

La Puerta

Constituye el primer medio de acceso a la casa y por analogía simbólica el acceso al mundo interior del sujeto, y la apertura o no y las modalidades de dicho contacto con el medio ambiente.
Es a la vez un medio de defensa, y la que permite el acceso. a los que llegan. En otras palabras por la puerta de entrada se abre la posibilidad de ingreso a amigos, enemigos y peligros.
Test De Colores

6 comentarios - Resumen a cerca de grafologia, analizis de firmas, y mucho!

k3v1n
muy bueno tu post che siempre tuve algunas dudass q gracia a tu post me la saque...
__UNKNOWN__
te dejo +10 x q estas desde el 2009 !!!

decile a los de tu otro post q te dejen aca !!