El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

ensayo critico de bodas de sangre (propio)


LORCA Y LAS MUJERES

ENSAY
O











La Mujer Dentro de la Literatura

La mujer en la Literatura, siempre estuvo presente desde hace mucho tiempo atrás, supuestamente era libre, pero los hechos la exponían como un escalón más que una esclava, ya que le estaba prohibido todo lo que no tuviese que ver con el hogar, la maternidad y las labores domésticas. Es más se llegó a creer (a través de la Literatura) que la mujer era un ser incompetente, de no poder manejarse sola, por su naturaleza peligrosa y su inteligencia menor.
Este pensamiento estaba impuesto desde el Occidente, donde emprendieron una lucha, por el más básico de los derechos: el aprender a leer y escribir, al que solamente podían adherirse si pertenecían a la nobleza o a la burguesía y, sobretodo si podían contar con la suerte de tener por padre a un hombre flexible, capaz de aceptar. Eso ni hablar de la situación de las pobres y plebeyas porque era prácticamente imposible.

Las Mujeres de la Realidad y de Bodas de Sangre

Las mujeres desde que nacían eran criadas para convertirse en futuras esposas y madres, adiestradas en labores y tareas domésticas.

MADRE:-Yo sé que la muchacha es buena. ¿Verdad que sí? Modosa. Trabajadora. Amasa su pan y cose sus faldas, y siento, sin embargo, cuando la nombro, como si me dieran una pedrada en la frente.1

MADRE:- Sí, pero que haya niñas. Que yo quiero bordar y hacer encaje y estar tranquila2

Se esperaba de las mujeres que en su rol de “Ángeles del hogar” agotaran todos sus deseos y necesidades.

MADRE: ¿Sí? ¡Qué hermoso mirar! ¿Tú sabes lo que es casarse, criatura?
NOVIA (Seria): Lo sé.
MADRE: Un hombre, unos hijos y una pared de dos varas de ancho para todo lo demás.
NOVIO:¿Es que hace falta otra cosa? 3

El matrimonio y la maternidad, entendida ésta como obligaciones biológicas y asistencias al crecimiento de la comunidad, impedían a la mujer realizar trabajos fuera del hogar. Contribuía a la economía familiar atendiendo la pequeña huerta o el gallinero doméstico, lavando y planchando para otros, pero en su casa.
Solo algunas, por real necesidad, viudas o solteras sin familia, trabajaban en el campo. En Bodas de Sangre se habla de “las mujeres que cogen las alcaparras”; otras participaban de la vendimia o la cosecha de aceitunas y cereales. Lo peor entre otras cosas fueron sus salarios que no llegaban ni a la mitad de lo que eran de los hombres.
Se vestían sencillamente, era pocas las que podían acceder a la moda que venía de las grandes ciudades. El cuerpo se cubría de varias prendas, oculto a los ojos propios y ajenos; sobre la cabeza, salvo para andar dentro de la casa, una mantilla. Mostrarse de otra manera ante extraños era escandaloso; es por eso que la Criada recrimina a la Novia que sale en enaguas mientras está Leonardo.
Las condiciones auténticamente femeninas eran, según el consenso general, pasividad, debilidad, sumisión, servicio, silencio.
Y entre las cosas de las que NO debían hablar, o no sentir, era el sexo, entendiéndolo como un tabú, y con la idea fija que la mujer era solo para dar hijos y criarlos.


Muchos escritores haban empezado a defender, desde sus obras, la causa y los derechos de todas las clases sociales, en especial los oprimidos. Lorca elige ser la voz de las mujeres. En la gran mayoría de sus obras los personajes protagónicos son mujeres que responden al modelo antes mencionado pero que al final se levantan con una energía y que a pesar de resultar vencidas, al final siempre son recordadas.
Primero, la ampliación de sus condiciones hasta llegar a invadir el territorio masculino.
MADRE: - que sienta que tú eres el macho, el amo, el que manda. Así aprendí de tu padre. Y como no lo tienes, tengo que ser yo la que te enseñe estas fortalezas. 4
NOVIA: -¿No he hecho yo trabajos de hombre? ¡Ojala fuera! 5

Luego, dando un paso mas, avanzando desde el rol social, comunitario de las mujeres, y pasando por su mundo familiar, el de la casa, las vecinas, las criadas, llega a lo más profundo del corazón femenino y pone en palabras lo que intuye y que allí esconde.

Federico García Lorca era un hombre de muchas facetas, y un gran amante de las artes, ya sea la poesía, el teatro, la música y hasta las pinturas, comprometido con cada una de ellas para sacar lo mejor, y muchas veces comprometido con su propia realidad; es así que al ver una crónica policial, lo inspira a realizar esta obra teatral y además se encarga de mostrar cómo era la vida rural y sobretodo de las mujeres a quienes respetaba, amaba y las reconocía como seres indispensables para nuestras vidas.


Verte desnuda es recordar la Tierra.
La Tierra lisa, limpia de caballos.
La Tierra sin un junco, forma pura
Cerrada al porvenir: confín de plata.
Casida de la mujer tendida- Federico G. Lorca









NOTAS:

1. Bodas de Sangre- pag 06
2. Bodas de Sangre- pag 08
3. Bodas de Sangre- pag 23
4. Bodas de Sangre- pag 43
5. Bodas de Sangre- pag 26





Bibliografía:

Bodas de Sangre- Edición Digital- www.delibros.com
La Mujer en el Arte- Critica Literaria y Social- www.delibros.com
Las mujeres y la Literatura- MILKA LAY


2 comentarios - ensayo critico de bodas de sangre (propio)

badabach
muy buen post, buen trabajo te dejo puntos+