El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Fobia Social: o el Miedo a la Sociedad

DEFINICION.-

La fobia social es una timidez exagerada, se caracteriza por un miedo y ansiedad marcados y persistentes a enfrentar determinadas situaciones sociales, a la interacción con los demás, o a simplemente a ser observados en cualquier situación, hasta tal punto que todo esto interfiere de forma muy importante en la vida diaria de quien la padece.

Las personas con fobia social comprenden que sus sensaciones son irracionales, sin embargo experimentan una gran aprensión a enfrentarse a la situación temida, hacen todo lo posible para evitarla, como consecuencia se comienza a evitar todo tipo de situaciones sociales, inhibiendo la funcionalidad de las persona. En las situaciones sociales temidas las persona con fobia social experimenta una preocupación constante sobretodo a que los demás les juzguen y piensen que son personas ansiosas, débiles, tontas o raras.

Una característica importante en la fobia social, es una marca ansiedad antes de ocurran los hechos temidos, tiene el nombre de ansiedad anticipatoria, las personas se empiezan a preocupar y a sentir temor ante la situación temida mucho antes de tenerla que afrontar, esto provoca que cuando se afronta la situación esta se lleva a cabo peor , debido al estado de nerviosismo, esto provoca un aumento de la ansiedad anticipatoria para la próxima vez que se afronte la situación, creándose así un circulo vicioso que se auto alimenta.

La fobia social es un problema mucho más común de lo que se cree, se calcula que es un problema que se presenta entre el 3 y el 13% de la población, aunque los datos no están muy claros. Al contrario que la mayoría de fobias esta se presenta con igual frecuencia en varones que en mujeres, es frecuentemente hereditaria y comienza habitualmente en la adolescencia o antes de los 25 años.

Podemos diferenciar entre dos tipos de fobia social:

Generalizada: Hablamos de fobia social generalizada cuando los temores se experimentan en la mayoría de las relaciones sociales o que comportan una cierta interacción con las personas.

Especifica: Cuando las situaciones de ansiedad solo se dan en unas determinadas situaciones, como por ejemplo al hablar en público, o temer a ser observado mientras se come.

Algunas de las principales situaciones temidas por las persona con fobia social son:

• Hablar en público
• Comer o beber en público
• Asistir a fiestas
• Sensación de sentirse observado y criticado
• Escribir o firmar en público
• Desenvolverse en comercios y relaciones administrativas
• Mirar a los ojos a la gente
• Iniciar un conversación
• Ser presentados a otras personas
• Realizar llamadas telefónicas
• Dar o defender la propias opiniones
• Encuentros con personas desconocidas o del sexo opuesto
• Espacios cerrados donde hay gente • Hablar en un grupo pequeño
• Hablar con personas de autoridad
• Hacer o aceptar cumplidos
• Miedo a quedarse en blanco
• Preocupación por ser el centro de atención

SINTOMAS.-

Los síntomas aparecen cuando la persona con fobia social se expone a lo temido.

Es importante señalar que solamente un profesional de la salud mental puede hacer un diagnostico, pero existe la posibilidad de que se trate de fobia social cuando la persona sufre mas de tres de estos síntomas.

Síntomas físicos:

• Ruborización
• Temblores de manos, pies o voz
• Sudor corporal, especialmente en las manos
• Ataques de panico
• Tensión muscular
• Dificultad para respirar , sensación de falta de aire
• Sequedad de boca
• Palpitaciones
• Falta de concentración
• Dolor u opresión torácica
• Deseos urgente de orinar
• Cefaleas
• Molestias gastrointestinales
• Escalofríos
• Sensación de fatiga
• Insomnio
• Mareos


Síntomas cognitivos(pensamientos):

• Idea de que uno se atrabancará, tartamudeará, toserá, etc
• Temor a la evaluación negativa, la persona piensa que está siendo juzgado o criticado por los demás
• Pensamientos negativos, como "voy a hacer el ridículo”, “quedaré bloqueado y no sabré que decir", "seguro que no les interesa mi opinión”
• Sensación de irrealidad, de estar separado
• Sensación de que todos tienen la mirada puesta en uno
• Creer ser visto como ansioso, débil, loco o estúpido
• Temor extremo a conocer gente nueva
• Creencia no saber comportarse de un modo adecuado o competente
• Evasión total de un evento social (Aislamiento)
• Ansiedad intensa o temor extremo frente a un grupo de personas
• Temor a manifestar síntomas de ansiedad



TRATAMIENTO.-

La fobia social como cualquier otra patología tiene tratamiento, la persona que la sufre en muchos casos puede recuperarse y volver a tener una vida plena y normal, el objetivo del tratamiento es ayudar a la persona a funcionar de forma efectiva y su éxito depende de la severidad de la fobia.

Normalmente el tratamiento se lleva a cabo con medicación específica asociada necesariamente a terapia de tipo gradual.Aproximadamente el 80 por ciento de las personas que sufren fobia social encuentran alivio a sus síntomas cuando siguen un tratamiento.

Tipos de tratamientos de la fobia social:

Tratamiento psicológico

Antes de nada debemos ponernos en contacto con un psicólogo que nos ayude a seguir un tratamiento personalizado. En cualquier caso, el tratamiento psicológico no siempre da buenos resultados por si sólo, ya que a veces este trastorno lleva demasiado tiempo arraigado en la vida del paciente, hasta el punto de hacerle creer que forma parte de su personalidad y no de un simple comportamiento aprendido basado en patrones inconscientes erróneos, como en realidad es.

La terapia que ha demostrado una mayor eficacia en el tratamiento específico de la fobia social es la llamada cognitivo-conductual. La parte cognitiva consiste en entrenar al paciente, para detectar sus pensamientos y reemplazar o modificar aquellos que no resultan útiles para su mejor calidad de vida. La conductual consiste en la exposición controlada a aquellas situaciones que causan ansiedad. Con esto se consigue que la ansiedad causada por las distintas situaciones, vaya disminuyendo paulatinamente hasta llegar a un nivel controlable por el paciente. El psicólogo enseña al paciente unas técnicas basadas en habilidades sociales para que este pueda controlar la ansiedad sin que lleguen a aparecer los síntomas fisiológicos, una vez conseguido esto a través de un proceso de meses de tratamiento, el paciente podrá enfrentarse a aquellas situaciones que antes creía no poder afrontar.

La combinación de ambas terapias permite a la persona que sufre estos trastornos conocer y cambiar su estilo de pensamiento, lo que lleva a un cambio de comportamiento, para lograr así, una mejora significativa en la calidad de vida.

Tratamiento con Fármacos

Existen actualmente muchos fármacos de la familia de los ansiolíticos que se han demostrado eficaces para el tratamiento de la fobia social, aunque muchos de ellos cuentan con un gran inconveniente que son los efectos secundarios que tienen. Los tratamientos farmacológicos aquí expuestos deben ser administrados bajo supervisión médica y nunca por propia iniciativa.

Analizamos brevemente, los más utilizados:

Prozac: Este medicamento está indicado para el tratamiento de las depresiones graves y la fobia o social. Fue diseñado originalmente para tratar la depresión, pero después se vio que alteraba algunos rasgos de la personalidad, como las actitudes depresivas, la agresividad, la irritabilidad, y al igual que estas también actuaba la timidez.

Hipérico: Es una especie de prozac pero de origen natural y tiene menos efectos secundarios que el prozac. Se trata de un extracto de una planta, la hierva de san Juan. Al igual que el prozac está indicado para problemas depresivos y fobias. Como antidepresivo la acción se manifiesta al menos dos semanas después de iniciado el tratamiento.

Seroxat: Está indicado para combatir las depresiones y timidez patológica o fobias sociales. Es un medicamento comercializado en todo el mundo para tratar la depresión, pero se ha descubierto que también es efectivo para combatir la ansiedad y las fobias sociales.

Otros fármacos para el tratamiento de fobias sociales son: Trankimazin, Rivotril, Lexatin, Tenormin, etc.

Tratamiento grupal


Los grupos de autoayuda, son un recurso muy a tener en cuenta para los afectados de fobia social, aunque quizá pueden ser difíciles de organizar por el mismo carácter de la fobia social, lo que si se les reconoce es una gran utilidad en el intercambio de información, al tener en ellos la posibilidad de hablar con otros que están atravesando situaciones similares y así perder la vergüenza de decirlo públicamente. Durante los encuentros de estos grupos son utilizadas las técnicas y estrategias cognitivo conductuales, conducidas normalmente por psicólogos y psicoterapeutas especializados en el tratamiento cognitivo conductual, los cuales han tenido anteriormente un coloquio individual con los participantes.

Ventajas que ofrece este tratamiento:

• Comprobar que no se es único.
• Independencia del paciente, es él quien se resuelve los problemas no tiene que esperar la guía personalizada del terapeuta.
• Compromiso público para el cambio , que comporta la presión del grupo para cambiar.
• Motivación al cambio por el éxito de los demás. Les ayuda a creer en las técnicas que se emplean.
• Beneficio de que hay otras personas para crear situaciones sociales diversas.
• Se puede mantener el rechazo o el hecho de reconocer el síntoma de ansiedad que no se da en la situación social. Casi nunca a nadie se le dice te has puesto colorado en una situación social.


DIAGNOSTICO.-

No se conoce una causa única para la fobia social a pesar de las muchas investigaciones realizadas sobre el tema, ya que intervienen muchos factores, lo que si se demuestra es que el inicio suele darse durante la adolescencia, posiblemente después de que durante la infancia una hipersensibilidad innata se ha ido reforzando hasta llegar al punto de la fobia social, pudiendo haber contribuido a este refuerzo por ejemplo unos padres sobreprotectores o demasiado autoritarios, alguna situación difícil o de mucha vergüenza vivida en el pasado.

Algunos estudios indican que la fobia social es consecuencia de la interacción de factores biológicos, psicológicos y ambientales. También se cree que puede surgir a través de la genética, es decir heredándose de parientes directos como por ejemplo de padre a hijo. Otros expertos por su parte creen que podría ser debido a que las personas que desarrollan una fobia social, se han quedado estancadas en la etapa normal de timidez que todos los niños atraviesan entre los 3 y los 7 años.

Para efectuar el diagnóstico de Fobia Social normalmente los especialistas se basan en los criterios diagnósticos DSM-IV, por la American Pshychiatric Association, y CIE-10, por la Organización Mundial de la Salud, para la Fobia Social, al cumplir los requisitos de estos criterios se entiende que la persona sufre fobia social, aquí resumimos las principales características de estos criterios, este resumen no puede servir como método de autodiagnóstico, solo un profesional está en condiciones de hacerlo.

DSM-IV

Se entiende que una persona sufre fobia social cuando se cumplen estos requisititos:

A. Temor acusado y persistente por una o más situaciones sociales o actuaciones en público en las que la persona se ve expuesto a personas que no pertenecen al ámbito familiar o a la posible evaluación por parte de los demás. El individuo teme actuar de un modo humillante o embarazoso.

B. La exposición a las situaciones sociales temidas provoca casi invariablemente una respuesta inmediata de ansiedad, que puede tomar la forma de una crisis de angustia situacional.

C. El individuo reconoce que este temor es excesivo o irracional.

D. Las situaciones sociales o actuaciones en público temidas se evitan o bien se experimentan con ansiedad o malestar intensos.

E. Los comportamientos de evitación, la anticipación ansiosa, interfieren acusadamente con la rutina normal del individuo, con sus relaciones laborales o sociales, o bien producen un malestar clínicamente significativo.

F. En los individuos menores de 18 años los síntomas deben prolongarse como mínimo 6 meses.

G. El miedo o el comportamiento de evitación no se deben a los efectos fisiológicos directos de una sustancia o enfermedad médica y no pueden explicarse mejor por la presencia de otro trastorno mental .

H. Si hay una enfermedad médica u otro trastorno mental, el temor descrito en el Criterio A no se relaciona con estos procesos.

CIE-10

La CIE-10 considera también a la fobia social como una entidad nosológica concreta que se caracteriza por:

• Inicio en la adolescencia.
• Temor a ser enjuiciado por otras personas en el seno de un grupo comparativamente pequeño.
• Evitación de situaciones sociales temidas. La conducta de evitación suele ser intensa, y en los casos extremos puede llevar a un aislamiento social casi absoluto.
• Existencia de dos subtipos: restringidas (p.ej.: a comer en público) y difusas (que abarcan casi todas las situaciones sociales fuera del círculo familiar).
• Baja autoestima y temor a las críticas.
• Síntomas físicos como ruborizarse, tener temblor de manos, náuseas o necesidad imperiosa de micción. Los síntomas pueden desembocar también en una crisis de pánico.

Pautas para el diagnóstico según la CIE-10

a) Los síntomas psicológicos, comportamentales o vegetativos, son manifestaciones primarias de la ansiedad y no secundarias a otros síntomas como por ejemplo ideas delirantes u obsesivas.

b) Esta ansiedad se limita o predomina en situaciones sociales concretas y determinadas.

c) La situación fóbica es evitada, cuando ello es posible.



CAUSAS.-

No se conoce una causa única para la fobia social a pesar de las muchas investigaciones realizadas sobre el tema, ya que intervienen muchos factores, lo que si se demuestra es que el inicio suele darse durante la adolescencia, posiblemente después de que durante la infancia una hipersensibilidad innata se ha ido reforzando hasta llegar al punto de la fobia social, pudiendo haber contribuido a este refuerzo por ejemplo unos padres sobreprotectores o demasiado autoritarios, alguna situación difícil o de mucha vergüenza vivida en el pasado.

Algunos estudios indican que la fobia social es consecuencia de la interacción de factores biológicos, psicológicos y ambientales. También se cree que puede surgir a través de la genética, es decir heredándose de parientes directos como por ejemplo de padre a hijo. Otros expertos por su parte creen que podría ser debido a que las personas que desarrollan una fobia social, se han quedado estancadas en la etapa normal de timidez que todos los niños atraviesan entre los 3 y los 7 años.

Las teorías sobre las causas de la fobia social se pueden agrupar en tres grandes categorías:

Causas hereditarias:

Se considera que los sentimientos de ansiedad y de miedo son sentimientos desarrollados en la evolución del ser humano para permitirle reconocer y reaccionar ante los peligros de la vida, estos y también muchos otros aspectos sirven realmente a construir nuestra posición dentro del "grupo." El problema es cuando estos miedos empiezan ser ciertamente excesivos, y en lugar de ayudar al sujeto a reaccionar lo imposibilitan. Diríamos que al fóbico social le exaspera enormemente la idea de la "posición" en la manada y consecuentemente desarrolla un desmesurado miedo de estar excluida de ella, llegándose a aislar. Parece pues que en el código genético del fóbico social, en vez de haber sido impresa una normal y saludable tendencia a la ansiedad social, se escrito lo que diríamos un terror social.

Causas ambientales:

Las causas ambientales, especialmente durante la infancia pueden tener un papel relevante en el desarrollo de la fobia social, en esta óptica los padres desempeñan un papel primario, puede ser incluso en este caso que los padres tengan también en algún grado fobia social. Por ejemplo los padres demasiado protectores, que se preocupan demasiado por lo hijos o que ellos mismos son tímidos y suelen evitar ciertas situaciones sociales, pueden transmitirles a los hijos las sensaciones y convicciones que pueden llevar a una persona a la fobia social. Si a esto por ejemplo le añadimos que la persona durante la infancia haya tenido que pasar por situaciones traumáticas de importancia, es posible que se pueda desarrollar la fobia social.

Causa neurológicas:

En recientes investigaciones se ha podido determinar que la fobia social también puede surgir como consecuencia de un desbalance químico en el cerebro. Este desbalance se debe a una distribución deficiente de una sustancia llamada serotonina a través de las neuronas o células cerebrales. Normalmente todo el mundo experimenta reflejos de miedo en determinadas situaciones, pero esta mala distribución haría que el fóbico social lo interpretara todo constantemente como miedo, a diferencia de las otras personas, que solo lo interpretarían en determinadas situaciones.

Fuente: Guia Clinica de la Salud

Anuncios

Comentarios Destacados

@doroliva +10
yo no tengo miedo a la sociedad
le tengo asco

6 comentarios - Fobia Social: o el Miedo a la Sociedad

@doroliva +10
yo no tengo miedo a la sociedad
le tengo asco
@NarrowE +1
doroliva dijo:yo no tengo miedo a la sociedad
le tengo asco

a mi la gente me da bronca ultimamente
@K4h13 +1
doroliva dijo:yo no tengo miedo a la sociedad
le tengo asco
@GeorgeTresPelos
Fobia como tal no, pero si las personas no tiene intereses parecidos a los mios no me les acerco ni a preguntar la hora
@RogelioJC
Yo igual. Esta sociedad,ahora,es asi,tiende al separatismo