El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Analisis literario del libro "EL SABUESO DE LOS BASKERV

Anuncios


Hola chicos yo tuve que hacer un análisis literario del libro "EL SABUESO DE LOS BASKERVILLE" para lengua y como me costo una banda, lo puse aca para ver si le servia a alguien


Analisis literario del libro "EL SABUESO DE LOS BASKERV

EL SABUESO DE LOS BASKERVILLE

Hipótesis

El sabueso de los Baskerville es una novela, escrita por Arthur Conan Doyle, la cual pertenece al género policial clásico al ser sus personajes esteriotipos característicos de este género.

Género policial clásico: se basa en lados oscuros y primitivos del hombre: matar y no ser descubierto, dinero sucio, etc. Generalmente el relato empieza con una muerte o un delito aparentemente inexplicable;

En cuanto a los Personajes, Se presentan el detective o inspector y el asesino. Por lo general son personas que tienen caracteres bien definidos y no evolucionan a lo largo del relato; El detective, inspector o policía es quien lleva a cabo la investigación recolectando señales para poder descifrar la identidad del delincuente o para entender sus móviles. Generalmente están acompañados por un ayudante, quien es el que relata los hechos.

El asesino, el espía o el delincuente, en una novela policial es quien menos se espera que sea, por lo general es un personaje que carece de participación a lo largo de la novela y sus apariciones son en momentos claves. Se conoce su identidad en los últimos capítulos. Este personaje por lo general tiene ayudantes, estos van proporcionándole al asesino salidas para los momentos difíciles.
Los sospechosos son, todos aquellos que directa o indirectamente se hallan involucrados en el hecho en cuestión, sean por sospechas o por indicios comprometedores.

Luego se encuentran las victimas, que son las personas que sufren las acciones del asesino, quien quiere deshacerse de ellas ya sea por un motivo económico, o por que este atestiguo una escena oscura y/o indebida.

Normalmente estos personajes principales encajan en estereotipos: el detective en contraposición del asesino, es decir el bueno contra el malo; la/s victima/s que sufre perjuicios ocasionados por el delincuente, los demás sospechosos y los ayudantes tanto de el detective como también del malvado asesino.

En este caso Sherlock Holmes es el detective: Listo, egocéntrico, eficiente, apto, meticuloso (cada detalle era sumamente importante), estructurado, orgulloso (siempre estaba humillando a watson por sus deducciones erradas), científico (ya que se basaba pura y exclusivamente en hechos reales para crear sus hipótesis), solitario (Se pasaba horas pensando en soledad para concentrarse) y con una gran capacidad de observación y deducción, como se manifiesta cuando descubre un retrato muy parecido a Stapleton en la colección de cuadros de descendientes Baskerville:

“-¿Ve usted algo especial?

Contemplé el ancho sombrero adornado con una pluma, los largos rizos

que le caían sobre las sienes [...]. No era un semblante brutal, sino remilgado,

duro severo, con una boca firme de labios muy delgados y ojos fríos e intolerantes.

-¿Se parece a alguien que conozca? -preguntó Holmes.

-Hay algo de Sir Henry en la mandíbula.

-Tan sólo una pizca, quizá. Pero, ¡aguarde un instante!

Holmes se subió a una silla y, alzando la luz con la mano izquierda,

dobló el brazo derecho para tapar con él el sombrero y los largos rizos.

-¡Dios del cielo! -exclamé, sin poder ocultar mi asombro.

En el lienzo había aparecido el rostro de Stapleton.

-¡Aja! ¿Lo ve ahora? Tengo los ojos entrenados para examinar rostros

y no sus adornos. La primera virtud de un investigador criminal es ver

a través de un disfraz.”

Tiene una increíble capacidad para juntar las pistas y pruebas que van apareciendo. Para que tengan sentido y resolver el caso con la total seguridad, sin apurarse y tomando todas las precauciones necesarias:

“Al verle, agité el puño y dejé escapar una maldición.

-¿Por qué no lo detenemos ahora mismo?

-Nuestro caso no está completo. Ese individuo es extraordinariamente

cauteloso y astuto. No cuenta lo que sabemos, sino lo que podemos probar.

Un solo movimiento en falso y quizá se nos escape aún ese bellaco. -dijo Holmes.”

“-[…] Pero supongamos, como simple hipótesis, que hacemos que lo

detengan esta noche: ¿qué es lo que sacaríamos en limpio? No podemos

decir nada contra él. […] -dijo Holmes.

-Estoy seguro de que disponemos de pruebas suficientes.

-Ni muchísimo menos: tan sólo de suposiciones y conjeturas. Seríamos el

hazmerreír de un tribunal si nos presentáramos con semejante historia y

con semejantes pruebas.”

El ayudante del detective se podría decir que es otro investigador, Dr. Watson: Es “el amigo” y compañero de Sherlock Holmes, y durante la mayoría de la novela procede como narrador del libro. Según su forma de actuar y pensar se puede dar a entender que es un hombre tranquilo, atento, detallista y observador:

“Y, en aquel momento, cuando nos levantábamos de las rocas para

girar en redondo y regresar a casa, […] ocurrió la cosa más extraña

e inesperada. La luna quedaba muy baja hacia la derecha […].

Allí, recortada, con la negrura de una estatua de ébano sobre el fondo

brillante, vi encima del peñasco, la figura de un hombre. No piense

que fue una alucinación, Holmes. Le aseguro que en toda mi vida no

he visto nada con mayor claridad.”

En el relato lo caracterizan como inferior a Sherlock, Si bien tiene una buena capacidad de deducción sobre los casos, a veces, lo hace prematuramente y se equivoca. Con respecto a Holmes tiene una gran admiración y aprecio y es muy sensible a los actos que este realiza:

“Todavía estaba bastante dolido por el engaño de que había sido objeto, pero el

calor de los elogios de Holmes me ablandó y, además, comprendí que tenía razón

y que en realidad era mejor para nuestros fines que no me hubiera informado de

su presencia en el páramo.”

El acecino, Jack Stapleton: Es un personaje que va cambiando a lo largo del relato, porque primero da una impresión de ser una buena persona: tranquila, amable y sociable, pero a medida que avanza la novela, va entrando en la mentalidad de asesino.
Cuando Watson descubre el carácter real del hombre, ese ser de terrible corazón
asesino:

“Todas mis dudas silenciadas y mis vagas sospechas tomaron repentinamente

forma concentrándose en el naturalista, en aquel

hombre impasible e insulso, con su sombrero de paja y su

cazamariposas. Me pareció descubrir algo terrible: un ser de

paciencia y habilidad infinitas, de rostro sonriente y corazón asesino.”

El móvil de este personaje es principalmente obtener la herencia de su familia, sin importar lo que tenga que hacer.

Los personajes que ayudan al asesino son principalmente: la señora Lyons quien es influenciada por Jack para que cite a sir charles a su muerte; Beryl Stapleton que es la presunta hermana del señor Stapleton, aunque se descubre que todo es una farsa, y que es su mujer. Ella, es una persona un poco tonta, muy influenciable, o muy miedosa, ya que en un principio se pasa aguantando malos tratos por su marido y haciendo todo lo que él desea y ya hacia el final se confiesa y delata el escondite de su esposo, confirmando su culpabilidad; y el sabueso de stapleton, con toda su ferocidad, y sumando a esta el maquillaje que Jack le había preparado ayudaba a este a deshacerse de sus victimas.

Las victimas, en este caso serian, el difunto Sir Charles y Sir Henry Baskerville: El segundo es de constitución robusta, pequeño, atento, fuerte y con buenos modales. Es valiente y le gusta la acción, ya que cada vez que Watson le pregunta si quiere ir a investigar alguna cosa con él, su contestación es siempre afirmativa. El doctor Watson lo describe en su primera visita con el doctor Mortimer, al estudio:

“Nuestros clientes acudieron puntualmente a la cita: el reloj acababa

de dar las diez cuando entró el doctor Mortimer, seguido del joven

baronet, un hombre de unos treinta años, pequeño, despierto, de ojos

negros, constitución robusta, espesas cejas negras y un rostro de

rasgos enérgicos que reflejaban un carácter batallador”

El sospechoso, obviando a Jack Stapleton, es el señor Barrimore: es el mayordomo de la mansión de los Baskerville. Es un hombre alto, servicial, bueno y amable. Watson lo describe cuando llega a la mansión con Sir Henry:

“Barrymore había regresado de llevar el equipaje a nuestras habitaciones

y se detuvo ante nosotros con la discreción característica de un criado

competente. Era un hombre notable por su apariencia: alto, bien parecido,

barba negra cuadrada, tez pálida y facciones distinguidas.”

En un principio se sospechaba de él, ya que si Henry moría, iba a tener la casa para él y su esposa por un largo tiempo. Pero luego se confirma que no podía haber sido el, recayendo todas las sospechas sobre Stapleton.





En conclusión puedo decir que acepte mi hipótesis, ya que pude demostrar, mediante la descripción de los personajes, que estos encajan en estereotipos del género policial clásico. Como opinión personal creo que el libro es muy interesante, ya que me atrapó durante prácticamente toda la novela. Me gusto mucho el juego que hace el narrador, dejando siempre un cabo suelto para darle continuidad a la novela y hacerla atractiva. No me gusto tanto el final por la resolución que toma el crimen, es decir, cuando se encuentra al perro es un simple perro maquillado, y yo tenia la hipótesis de que iba a ser algo mas espectacular o impresionante. Lo que me gustó fue también en el final, que queda abierto, si bien se dice que stapleton murió, en ningún momento se encuentra el cadáver de jack, lo que me permite sacar mis propias conclusiones: ¿habrá sido tragado por la Cienaga realmente? ¿O habrá logrado escapar?


bueno eso fue todo gracias por pasarse por aca
comentar no cuesta nada

Anuncios

1 comentario - Analisis literario del libro "EL SABUESO DE LOS BASKERV