Analisis de la obra: Gioconda o Mona Lisa

La Mona Lisa



COMENTARIO 1



IDENTIFICACIÓN DE LA OBRA

Autor: Leonardo da Vinci.

Fecha de ejecución: aprox. 1503-06.

Época: renacimiento italiano.

Técnica y soporte: óleo sobre tabla.

Dimensiones: 77 x 53 cm.

Lugar de ubicación: Museé du Louvre, en París.

Género: retrato.

Estado de conservación: muy bueno.

Descripción: la mujer retratada es Madonna Lisa, la esposa de Francesco del Giocondo, de donde también toma su sobrenombre. Aunque algunos críticos han afirmado que podría ser un auto-retrato del autor con apariencia de mujer.

El paisaje de fondo es agreste, salvaje y de un matizado tono azul.

En esta obra se ven reflejadas todas las características de pintura de Leonardo: el empleo del sfumato (la técnica de difuminar suavemente los rasgos hasta hacer indefinibles los contornos).

Colores: ocre quemado para sombras oscuras, albayalde y amarillo sulfuroso para los colores carne.



ANÁLISIS FORMAL

La técnica utilizada es óleo sobre una tabla de 77 x 53 cm.

La composición está formada por dos planos, la Gioconda (podríamos decir que forma una composición triangular) y el paisaje.

La Gioconda es el comienzo del paisaje y el cielo, que asciende hacia el horizonte, es el final, ya que todos los elementos del paisaje se confunden entre sí, porque las líneas de contorno están muy poco marcadas, utiliza la técnica de sfumato, difumina los rasgos hasta hacerlos indefinibles.

Utiliza colores ocre para las sombras oscuras, albayalde y amarillo sulfuroso para los colores carne. Para el paisaje utiliza el negro, tonalidades de marrón y gamas de azules, difuminando el color para marcar la lejanía y proximidad del paisaje, que se percibe pero no se determina.

Hace un uso sombrío de la luz tanto en el retrato como en el paisaje. Progresa desde el fondo, se concreta en la transparencia de los velos, en los pliegues del vestido, entre los cabellos, y resbala sobre el rostro y las manos haciendo sentir bajo la piel diáfana, el pulso de la sangre.

ESTILO AL QUE PERTENECE

Renacimiento s XVI "Cinquecento".

Es un siglo en el que la pintura vive una notable evolución, la figura del hombre será el núcleo de este movimiento.

El dibujo, el contorno y la perspectiva pierden la primicia para dar paso a la luz que adquiere mucha importancia juntamente con las sombras (dan profundidad a la obra).

En el paisaje se recurre a los fondos nublados, con rocas, a los crepúsculos, etc.

La composición normalmente es triangular.

Todas estas características se encuentran en La Gioconda.

Leonardo Da Vinci era científico y artista italiano de un talento excepcional. Nació en Vinci (Italia) en 1452 y murió en Amboise (Francia) en 1519. Está considerado un humanista universal y el que más contribuyo en el Renacimiento. Leonardo retuvo consigo el retrato de Mona Lisa hasta su muerte, no dejó de trabajar en él y, por supuesto, jamás se lo entregó a su cliente.

La Mona Lisa, que cuando fue retratada tenía 24 años, está sentada en una silla con el brazo derecho descansando sobre el apoyabrazos. Su postura es recta y erguida, transmite sensación de equilibrio. Viste ropa discreta, el pliegue de sus ropas está muy trabajado, y no lleva joyas, para que la atención del espectador no se desvíe hacia ellas y se centre exclusivamente en su belleza y en su enigmática sonrisa.

Leonardo no pretende retratarla únicamente de una manera superficial, sino que quiere que emerjan sus sentimientos y su alma, y lo consigue. Sus ojos y su sonrisa irradian vida, felicidad y misterio. Estos dos rasgos son donde mejor se refleja el alma, por eso Leonardo no pintaba los retratos de perfil, y sí de frente.

Otro de los objetivos logrados por Da Vinci es la naturalidad de la obra. El brillo de sus ojos, la "transparencia" de su piel por la que parece que fluya la sangre, la minuciosidad por la que es pintado su pelo, la manera tan detallada de tratar su rostro; un claro reflejo de lo natural. Y la involucración de su figura con el paisaje, y el juego de luces y sombras que marcan la lejanía y la proximidad del paisaje (sfumato).



RELACIÓN DE LA OBRA CON LA ÉPOCA HISTÓRICA

Las circunstancias

Francesco Giocondo encargó un retrato para su mujer. Lisa debía ser pintada y el cuadro debía ocupar un lugar de honor en su casa, todos podrían ver cuánto amaba a su mujer y lo agradecido que estaba de que le hubiera dado hijos.

Influencias posteriores

La Mona Lisa de Da Vinci una de las obras que más ha marcado en la historia del arte, tal vez por la naturalidad y el detallismo con el que es pintada o por el misterio de su mirada, o quizás por su enigmática sonrisa. Es una obra digna de admiración, lo que no es de extrañar ya que fue pintada por un genio.


COMENTARIO 2

Características generales de la obra

Título: Gioconda (1503-6)
Autor: Leonardo da Vinci
Museo: Museo Nacional del Louvre


Estilo: Renacimiento Italiano
Leonardo da Vinci (1452-1519), artista florentino y uno de los grandes maestros del renacimiento, famoso como pintor, escultor, arquitecto, ingeniero y científico. Su profundo amor por el conocimiento y la investigación fue la clave tanto de su comportamiento artístico como científico. Sus innovaciones en el campo de la pintura determinaron la evolución del arte italiano durante más de un siglo después de su muerte; sus investigaciones científicas -sobre todo en las áreas de anatomía, óptica e hidráulica- anticiparon muchos de los avances de la ciencia moderna.

La obra muestra un retrato de La Gioconda en referencia al apellido de su esposo, el banquero Francesco del Giocondo
El amplio fondo que aparece tras la figura de medio cuerpo es típico de la pintura renacentista.
Óleo sobre tabla 77 x 53 cm.


Análisis formal y estilística

Parece, por estas indicaciones, que la figura representada es Lisa Gherardini, casada con Francesco Bartolomeo del Giocondo, que nacida en 1479, concuerda con la edad de la representada en 1503, cuando Leonardo inicia la obra.
Podemos clasificar esta obra como el retrato más famoso de toda la historia de la pintura.
El paisaje, en continuo movimiento se conforma mediante ríos que fluyen, brumas, vapores, rocas deshilachadas, juegos de luces y vibraciones de colores. Nada hay permanente, todo se trasmuta y se funde, en una visión de paisaje irreal, esencia de la naturaleza. La belleza estriba en ese continuo ser y no ser, hacerse y deshacerse; la mujer en comunión con la naturaleza se integra y forma parte de ella, convirtiéndose igualmente en fondo.
En la obra no importa sólo la grandiosidad de la imagen, lograda por la perfecta definición del modelado , sino la plasmación de esa belleza ideal, tan buscada e investigada por Leonardo. La fusión entre el sentimiento del ser humano y la naturaleza es el reflejo de esa belleza, que se manifiesta en el perfecto equilibrio y armonía del rostro de la figura y en su sonrisa enigmática.


Análisis significativo

La obra representa un retrato, pero no sólo eso, sino que es el reflejo de la genial personalidad de Leonardo, absolutamente única e individual, espejo de su afinadísimo sentido analítico, su sabiduría, su genio y sus inalcanzables sueños. La grandeza y la serenidad que la obra trasmite procede, no tanto de la posición social del personaje o de la manifestación de ésta, sino de su profundidad anímica, de su propia intimidad psicológica que parece modelar su presencia física que, al mismo tiempo, se desintegra en la naturaleza envolvente, sin que por ello pierda su propia
identidad.
Como obra independiente ha tenido su propia historia, sin parangón con ninguna otra obra de arte.
Desde la insistencia en pintarla desnuda, basándose en unos supuestos bocetos sobre el cuadro realizados por Leonardo, hasta la explicación de la supuesta afección asmática del personaje, provocadora de su comentada sonrisa, pasando por la duda sobre el sexo del personaje representado.
Un robo sufrido en 1911, consagra su ya altísima fama, al interesar a novelistas, compositores de cuplés, humoristas, etc.
En 1918 es utilizada como imagen de propaganda política, en la tarjeta de La Gioconda Kaiser, a la que seguirán otras muchas, como la Gioconda-Stalin.
También se ha incluido el tema leonardesco en el lenguaje popular, sirviendo de reclamo publicitario para todo tipo de objetos, sufriendo para ello descomposiciones y recomposiciones e incluso deformaciones.
Los artistas contemporáneos han utilizado su imagen en innumerables ocasiones, incluyéndola en sus propias obras.Analisis de la obra: Gioconda o Mona Lisa

Anuncios

0 comentarios - Analisis de la obra: Gioconda o Mona Lisa