El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Teatro Escuela-Plauto-Federico Herrero-

Anuncios

Federico Herrero, director e investigador de teatro, presentó un estudió sobre el autor de Teatro Plauto, y es punto de partida en el estudio citado afirmar que el teatro de humor y sátira de nuestro tiempo toma recursos característicos en el citado autor.
Plauto está considerado como el Teatro Escuela
de la comedia.

De influencia determinante en el teatro de humor de todos los tiempos.

Plauto, el más popular de los autores de comedias dominó la escena romana y se coronó como el comediógrafo mas querido por el pueblo, pues sus obras eran destinadas a todo tipo social, pues su principal fínalidad era divertir al pueblo romano que durante ese época pasaba por problemas sociales y económicos.
A partir del Renacimiento Plauto vuelve a ser leído y representado, ejerciendo sus obras gran influencia en el teatro.
Esta influencia de las comedias plautinas en el teatro europeo de los siglos XVI y XVII baste decir que La comedia de los errores de Shakespeare utiliza el argumento de Menaechmi y que El avaro de Moliére recuerda al Euclión de la Aulularia
Aunque nunca alcanzo nada parecido a la excelencia de sus predecesores griegos logro reflejar en sus obras al verdadero pueblo romano.

Plauto cultivo la Palliata que son las primeras comedias latinas inspiradas en el origen Helénico.
Tito Plauto es el primer poeta romano que se especializa en la comedia latina, y eran basadas en su talante jovial e inclinadas a la risa fácil sin segundas intenciones.

En este sentido Plauto es excepcional en la escritura latina y universal, sus obras llenas de gran alegría de vivir y del espíritu burlón de autor todavía son representadas y causan las mismas risas que hace dos mil años atrás.
Plauto (c. 254-184 a.C.)
Nació en Sársina, Umbría. Los informes de la vida de este gran comediógrafo latino que han llegado hasta nosotros son muy inciertos y difícil de comprobar.

Se llegó a la conclusión en que los datos sobre su vida, proporcionadas por Varrón, (Erudito del siglo 1 a.C. que dedicó grandes esfuerzos a llevar alguna claridad sobre las circunstancias de la vida de este poeta umbro ) a través de los escritos de Aculó Gelio, están fuertemente influidas por hechos tomados de sus comedias, y que difícilmente se puede creer que fueran realmente autobiográficas.
Según la leyenda se trasladó a Roma , donde pudo adquirir su capacidad y desarrollarla,poco común de los aspectos técnicos y del repertorio tanto griego como romano.

En Roma mejoró su futuro oficio realizando arreglos y adaptando las comedias griegas, y sobre todo observando, en vivo, las costumbres de la gente de toda las clases sociales, con la que diariamente convivía en la gran ciudad. El amplio conocimiento de los hombres del mar, que revelan sus obras, hace suponer que también realizó viajes por el Mediterráneo, hasta el día en que su suerte lo abandono, pues sus aventuras en el campo de la navegación no prosperaron.
Al parecer posteriormente como consecuencia de su endeudamiento provocado por su actividad comercial debió aceptar el duro trabajo de mover la piedra de un molino. Este incesante andar en círculo y el esfuerzo que debía realizar para empujar la viga fijada a la piedra eran faenas agotadoras. Sin embargo, durante este tiempo halló temas para sus obras y construyó todo un mundo teatral que aún hoy perdura, creando así tres comedias que lo convierten, en el ídolo de los espectadores.

Murió en el año 184, con más de 70 años de edad.
Fue el más popular de los autores de comedias y dominó absolutamente la escena romana ya se actuando o escribiendo desde el 215 a.C. fecha de su primer éxito escénico hasta el 184 a.C. año de su muerte.

En la obra de Plauto se refleja la vida del autor, la cual se sucede con interesantes peripecias.
Además Plauto vivió en una época de grandes y fuertes convulsiones sociales.
Tal vez eso aplico todo su ingenio a conseguir una sonrisa del pueblo en un momento en el que éste estaba envuelto en enfrentamientos bélicos. Sus textos son muy accesibles y populares intentando demostrar la lucha social entre patricios y plebeyos.

Por tal razón el público romano solía concurrir en gran cantidad a las representaciones obligando a los autores a solicitar benevolencia, como suele hacerlo el mismo Plauto en los introitos a sus obras.
La rápida derivación de la comedia romana hacia lo vulgar y lo obsceno puede ser considerada dialécticamente como causa y consecuencia de la afluencia masiva del público.
Sus obras eran representadas por esclavos y libertos, la temática tiene casi de manera invariable en motivo general: un joven, enamorado de una muchacha, casi siempre de origen desconocido y la esclava, la consigue gracias a la ayuda de un criado intrigante o al súbito descubrimiento de que la joven tuvo un nacimiento de alta cuna.

Entre sus principales obras se destacan las siguientes:
La Asinaria: Esta comedia tiene por tema las alegres peripecias del anciano Demetrio, marido obtuso, quien, dominado por una esposa altiva, trata de sustraerle las veinte monedas que le ha reportado la comercialización de unos asnos, pues él desea obsequiarlas a su hijo, cuyas calaveradas alienta.

El Mercader: Un joven ha comprado, en su viaje, una hermosa esclava. Desea llevarla a su madre, como sirvienta. Pero al padre del joven le parece la esclava muy de su gusto.

La Escota: Es ésta tal vez la obra maestra de Plauto. Un pescador retira de las aguas una valija que contiene recuerdos de la hija de su amo, víctima de un rapto. Devuelta por las aguas después de una naufragio, esta niña llega a ser, sin saberlo, cliente
de su padre.
El Anfitrión: En esta obra se han inspirado Moliere y Giradoux. Júpiter, para seducir a Almena, esposa de Anfitrión, adopta los rasgos de este último.

Los Menemos: obra en la que se inspira Wiliam Shakespeare para escribir su Comedia de los Errores. Dos gemelos que se parecen asombrosamente, pero que vivieron separados durante mucho tiempo, se vuelven a encontrar en una ciudad. Todos los confunden, y ello da origen a divertidos equívocos.
El soldado Fanfarrón: Farsa cuya víctima es un pretendido héroe, de quien todos se burlan solapadamente, empezando por su criado Palestrión. Éste había hecho una abertura en la pared para que su amo pudiera visitar a su prometida.
El Cofre: Comedia que trata de cómo, después de múltiples aventuras, se descubre el origen de una doncella que habías sido abandonada, cuando niña, en un cesto de juguetes.

Stichus: Representada en el año 200, esta comedia presenta a dos hermanas a quienes su padre reprocha ser fieles a sus maridos, pues las necesidades económicas obliga a éstos a emigrar a otro país. Regresan enriquecidos, y la virtud es así recompensada.

El persa: Es una farsa urdida contra el avaro Dordalus, burlado por un amigo que se había disfrazado de mercader persa.

Epidicus: Un anciano compra un muchacha, a la que ha escuchado tocar la lira, creyendo que es su hija. El joven que le ha vendido utiliza el dinero para comprar a su hermana, a quien no conoce. El anciano ha sido engañado, pero la muchacha es reconocida, y el esclavo que armó la tramoya es libertado.
La Aulularia: En el avara de Moliere encontramos una adaptación de este mismo argumento. El héroe de Plauto encierra su tesoro en una marmita en vez de usar un cofre.

El Fantasma: Traunión hace creer a su amo, Filolaclés, a su regreso de un viaje, que hay fantasmas en la casa. Éste es el punto de partida de intrigas y enredos en los que Plauto ha puesto de manifiesto todo su virtuosismo.

El Gorgojo: Aventuras de un hombre sin escrúpulos de imaginación fecunda, que vive con ingenio.

Escudolus: (primera representación 191), refiere una sucesión de intrigas del esclavo Pseudolus.
Los Cautivos: A pesar de las fechorías del esclavo Stalagmus, el anciano Hegión encuentra y libera a su hijo.
El Bruto: La historia gira alrededor a una hermosa dama quien, para burlarse de un militar, finge ser madre de un niño nacido misteriosamente. Se refiere también a un esclavo bruto quien, finalmente, es educado.
El Cartaginés: El anciano Hannon descubre que dos de su esclavas son sus propias hijas, y víctimas de un rapto, y encuentra a su sobrino, quien ama a una de ellas.
Los tres denarios: Después de una serie de aventuras cómicas, un tesoro es devuelto a su legítimo dueño. Esta comedia fue imitada por Andrieux en su obra El Tesoro.
Casina: Dos esclavos de la misma casa buscan a una esclava: el uno , para beneficiar al padre; el otro, al hijo. La suerte favorece al anciano, pero, finalmente, éste será vencido por la astucia.
Las comedias de Plauto son versiones libres de la comedia griega, del repertorio de la comedia ática nueva. Las obras de este autor reflejan la vida del autor, llena de interesantes peripecias que le sirvieron de gran escuela. Influyen en el autor los grandes dramáticos griegos, pero por otra parte sus obras también reflejan la búsqueda de la diversión lo que lleva a la simplicidad de los personajes y del argumento.
Los personajes son meros instrumentos del trama y la risa, lo que en la mayoría de las obras se repite.
Es Plauto quien dota de gran riqueza a la comedia romana entre sus principales aportes tenemos:

Creó personajes llenos de una sicología rica y variada que llevó a que algunos le reconsideraran un verdadero antecedente de Dostoievski en la tarea de mostrar que el espíritu humano no sólo es complejo sino sorprendente.
Creó un tipo de criado que luego será tomado por el posterior teatro europeo. Tal es el caso de Shakespeare en su -Comedia de las eqivocaciones-.
Fue un profundo conocedor del público y supo siempre cómo y dónde despertar su risa y sus aplausos.
Supo utilizar los diálogos y las canciones de tal manera que el interés escénico se mantuviera siempre. El baile es otro elemento esencial que acompañó las cánticos para dar gracia plástica a sus obras.
Comprendió lo gestual de tal modo que no sólo lo utilizó para ilustrar la escena sino a veces para denegarla. Así el -Miles gloriosus- mientras se jacta de sus hazañas guerreras, tiembla.
Comprendió la importancia de las duplicaciones escénicas y se hace cargo de trucos con espejos que en -Anfitrión- alcanzan momentos culminantes. Lo más interesante es que Plauto no sólo juega con estos desdoblamientos sino que intuye que la posibilidad de ser otro puede atender a una necesidad atávica en el ser.

También en el campo formal se distancia Plauto de sus modelos griegos, creando una forma nueva de comedia con entidad propia. Como ya se ha comentado, desde Livio Andrónico el teatro romano concede mayor importancia a las partes cantadas que el teatro griego; Plauto acentúa esta tendencia, creando una comedia en la que la parte dialogada ocupa en la mayor parte de las obras sólo un tercio del total.
Los cánticos se enriquecen en su estructura y en su métrica; no sólo incluyen parlamentos y recitados al son de flauta, también se encuentran fragmentos melodramáticos interpretados con acompañamiento instrumental. Este carácter melodramático de las comedias de Plauto, unido a su lenguaje cotidiano y popular de gran fuerza cómica, les confiere un carácter propio e inconfundible.
Plauto gozó siempre de una gran acogida entre el público y sus comedias se siguieron representando con gran éxito mientras existió una tradición teatral viva.

Anuncios

0 comentarios - Teatro Escuela-Plauto-Federico Herrero-