El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Rap & Hip-Hop - El arte de improvisar.

Anuncios

Rap & Hip-Hop - El arte de improvisar.

musica

arte

El arte de improvisar


Por Milton Vieyra el 26 agosto 2013

Según el diccionario, improvisar es actuar de una manera espontánea, sin guión.

En plena semana de la Batalla de los Gallos en Argentina (este Miércoles en Niceto se define la final nacional de esta competencia de Rap Freestyle propuesta por Red Bull), anduve leyendo noticias del tema y me quedó dando vueltas la idea de lo que es improvisar en sí.

Se puede improvisar en la actuación (varios de los mejores chistes de series o películas, son agregados por los mismos actores, fuera de guión, en el feeling del momento), en la música (varias de las mejores composiciones surgen de zapadas “sin sentido”), en la cocina (a veces hay que improvisar una cena decente con lo que tenemos en la heladera), en la moda, y en mil aspectos más.

Hasta se puede hacer el típico sueño de película (que algún día en mi vida voy a cumplir) de caer al aeropuerto con plata para un pasaje y dejar que entre la vendedora del mostrador y el momento elijan el destino que va a tener nuestro viaje. Improvisar un viaje entre todos los destinos del mundo. Con la misma valija me voy a donde toque: Nueva York, Rusia, Australia, Sudáfrica, China, o donde sea que salga.

Entonces: Podemos improvisar en lo que se nos ocurra. Pero ¿Qué es improvisar?. A veces hablamos del que es “un improvisado” como alguien que no tiene preparación, que no está listo para lo que está haciendo, o que simplemente es un novato. Pero nada está más lejos de la verdadera definición de la palabra.

Según el diccionario, improvisar es actuar de una manera espontánea, sin guión. Ya sea por necesidad o por diversión, improvisar es no actuar según algo preestablecido, chequeado, preparado. Improvisar es un poco hacer lo primero que se venga a la mente en el momento de actuar. Y para que eso salga bien, uno debe conocer el tema en cuestión BIEN en profundidad.

Se necesita cierto vagaje, cierta experiencia, cierto conocimiento profundo del campo para improvisar bien y no hacer papelones. Se necesita preparación, saber de lo que se está hablando o haciendo.

La improvisación usa lo que conocemos sobre un campo, le aplica la “cintura mental” y la rapidez de moverse sobre el tema y toma de nuestra creatividad para soltarlo de nuevas maneras sin seguir un libreto.

Además de dominar el campo en cuestión, de conocerlo a fondo, investigarlo, estudiarlo, y practicarlo, a la improvisación se la puede ayudar con un poco de preparación: Armarse una estructura sobre la que improvisar, pensar previamente variantes que se puedan presentar (obstáculos, cambios de rumbo, diferentes escenarios), y tener algunas opciones previamente preparadas a disposición (como un DJ que prepara ciertas pistas o sonidos para “mezclarlos” en vivo… no prepara la obra final previamente, pero tampoco deja todo librado al azar a la hora de subir al escenario).

De mucho de esto se habla en el video de presentación de la Batalla de los Gallos, dicho sea de paso:


Link: http://www.youtube.com/watch?v=uzqiGWFvJKs
Batalla de los Gallos España

Y todo eso de pensar en los preparativos que debe llevar ser un buen improvisador, me trajo a la mente los diferentes espacios en los que podemos improvisar en nuestra vida diaria. Dicen que la misma improvisación, la idea de probar nuevos caminos, nuevas experiencias y oportundiades, ayuda neurológicamente a mejorar la propia creatividad. Y siempre cae bien y causa una buena impresion un buen improvisador. Así que siempre es un buen consejo agregarle un poco de improvisación a nuestra vida.

Empezar a responder de maneras creativas, no soltar siempre el mismo cassette pregrabado (¿Escuchaste las entrevistas a los jugadores de fútbol? ¿No son el 95% de las veces lo mismo, hasta con las mismas frases? ¡Y ni hablar cuando termina un partido!), tomar caminos diferentes (físicos y mentales), responder de otras maneras, hacer algo como lo haría alguien más y no como estamos acostumbrados, adoptar nuevas filosofías, ideas, pensamientos. Empezar a condimentar un poco el día a día de maneras inesperadas incluso para nosotros mismos.

No es ser un inconsciente, impulsivo, ni desordenado. Todo lo contrario: Es buscar conocer tan a fondo y dominar tanto el ambiente en el que nos movemos como para poder salir con nuevos caminos cada vez. Eso hará cada representante en un match como el de la Batalla de los Gallos de Red Bull, y eso podemos empezar a hacer nosotros mismos en nuestro día a día personal.

Rap argentino

Fuente: Red Bull/Argentina Late con vos.

Un Saludo & comenten!

Muchos hablan, pocos riman, solo los mejores IMPROVISAN.

Anuncios

0 comentarios - Rap & Hip-Hop - El arte de improvisar.