"Subterráneo" (Cuento Propio)

Apenas me subí al subte, note que quedaban pocos lugares libres, trate de buscar el último lugar que se encontraba exactamente en el último vagón.
Me puse mis auriculares y comencé a leer mi libro de terror que tanto me gustaba, observando cada tanto a mi alrededor y las personas que viajaban en ese momento.
En una de las paradas, subió un hombre viejo, gordo y con una gran bolsa en la mano, se posiciono en el centro del vagón y extrajo una biblia de su interior, comenzó a hablar acerca de una religión nueva, una de esa que salva y le solucionan todos los problemas a uno.
No le di importación y seguí con lo mío, estaba muy cerca del final del libro y tenias ansias de terminarlo.
Las fuertes palabras de aquel hombre eran tan fuertes que me impedían leer o escuchar mi música y justo en el momento que detuve mi lectura para pedirle si podía bajar la voz, una pequeña mano se poso sobre mi libro, cuando gire mi cabeza para ver a quien le pertenecía, la figura de una hermosa mujer, alta, ojos claros, delgada y cabello oscuro estaba mirando directo a la portada.
-¿Es tuyo este libro?
-Sssi...- Respondí yo. Cuando nunca tuve una charla frente a frente con una mujer.
-Muy pocos lo hemos leído, es muy particular-
-Mi madre me lo regale- Bien echo.- Es decir, lo conseguí en una librería antigua, a bajo costo- Mucho mejor.
-Jeje, espero que cuando lo termines de leer, veas al mundo con otros ojos, como yo lo veo ahora-
-¿A que te refieres?
-Mira a tu alrededor, mira esas caras de amargura y dolor-
No había prestado atención, pero todas las personas lucían una cara triste y con lágrimas en los ojos.
-Ahora mira al hombre que vende las biblias, como puede el decir que existe otra religión, o que existe alguna religión, donde por arte de magia o milagros uno puede vivir conciente y feliz.
-Algunas personas necesitan creer o tener fe en algo- conteste yo.
-¿Vos crees eso? Mira lo que sucede cuando la religión no esta para ayudarnos.-
Y como si el mismo infierno hubiera resurgido del fondo de la tierra, aquel hombre que sostenía la biblia, comenzó a incendiarse, completamente el fuego fue consumiendo todo su cuerpo, sentía el ardor de las llamas en mis mejillas, pero no podía hacer nada, quise levantarme, pero mis piernas estaban inmóviles, quise advertir a las demás personas, pero estaban atónitas. Serias y desquiciadas miraban como el pobre hombre se consumía lentamente para luego no ser más que ceniza, pura ceniza con su Biblia encima.
La locura e incertidumbre recorrió todo mi cuerpo, me preguntaba a mi mismo que estaba pasando, como fue posible que tal acción haya sucedido, pero no encontraba respuesta, cuando quise preguntar a aquella mujer que sucedía, rápidamente me interrumpió diciendo.
-¿Seguramente te estarás preguntado donde estamos verdad?, un viejo amigo me contó que en la antigua era, aquellas personas que poseían las almas perdidas, aquellas que ya no tenían nada por que luchar, decidían terminar con su agonía y comenzaban a cavar un pozo, mientras mas profundo sea el pozo, mas cerca estaban del infierno y mas rápido los demonios que habitaban en el tomarían sus almas.-
-¿y que relación tiene con todo esto?, pregunte yo-
-Y tu veraz, estamos en un subterráneo, muy pero muy profundo.- contesto ella mirándome con una dulce sonrisa.
Y mientras yo me quedaba impactado con su respuesta, un grupo de monjas que estaban sentadas en el vagón trasero, comenzaron a sufrir una serie de estigmas muy fuertes y sangrientos, sus túnicas se tornaron rápidamente de color rojo y sus ojos de sufrimiento quedaron opacados cuando dejaron de respirar.
Mi respiración comenzó a tornarse agitada, y mis pulsaciones aumentaron su velocidad, al mismo tiempo que el subte aumentaba la suya, algunas personas que hasta ese momento estaban inmóviles, comenzaron a pararse y mirar por las ventanas, otras comenzaron a gritar y hacer extraños movimientos dentro del vagón y finalmente otras optaron por arrojarse por las puertas, que se abrían y cerraban al compás de las luces que se encendían y se apagan.
Aquella mujer que estaba al lado mío, comenzó a reírse despavoridamente gritando y sonriendo, repitiendo una y otra vez, “es el fin, es el gran fin”.
Creí estar volviéndome loco, pero las personas comenzaron a danzar, a realizar una especia de ritual satánico, donde todos tomaron el resto de vidrios rotos de las ventanas, y a escribir sus brazos unas palabras en un idioma descocido, para luego relatar oraciones con voces graves y fuertes.
La situación se volvió aun mas turbia cuando los hombres mas fuertes comenzaron a realizar círculos alrededor de algunos de los jóvenes, gritando una y otra vez “Sacrifico, sacrificio!”, para lugar tomar al quien se encontraba en el centro y estrangularlo hasta la muerte.
Los gritos se hicieron cada vez más fuertes, las personas seguían matándose entre ellas, los llantos y el delirio se hacían presentes. Sentía como mi cuerpo estaba a punto de estallar, en mi cabeza retumbaban sonidos molestos y mi respiración cada vez era más rápida. No lo soportaba mas, no quería seguir en esa situación, llegue al punto de estallar y finalmente grite con todas mis fuerzas que se detuvieran, que pararan con ese festín sangriento. Al escuchar mis palabras, todas las miradas se centraron en mí, y mientras todos los ojos blancos que me observaban se tornaron negros, los desquiciados se acercaron lentamente hacia mí y todo se oscureció.
Al despertar me encontraba parado e inmóvil en una fila larga de personas mirando hacia delante por donde daba la cabina delantera del subte que daba al exterior.
Mirando hacia el horizonte, el cielo tenia un color rojizo profundo que de a poco iba tomando presencia dentro de todos los vagones, al lado mío se encontraba aquella mujer que con un sonrisa tomo mi mano y yo que ya no tenia sentimientos ni pecados, resentimientos ni odios, tomo su linda y suave mano y mire hacia adelante, sin nada que mas que perder.

Fuentes de Información - "Subterráneo" (Cuento Propio)

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
16 Puntos
Votos: 3 - T!score: 5.5/10
  • 0 Seguidores
  • 74 Visitas
  • 0 Favoritos

5 comentarios - "Subterráneo" (Cuento Propio)

@lefoubielsa Hace 12 horas
Si aceptas críticas después te mando un MP
@nikopile12 Hace 12 horas
Si, acepto tanto negativas como positivas, gracias por leer.
@exmaster_bolt Hace 12 horas
Interesante,me gusto.
@nikopile12 Hace 12 horas
Gracias por tomarte el tiempo de leerlo.
@brigadierhory Hace 12 horas
te recomiendo dejar las drogas.
@Polluxion Hace 11 horas
Interesante, lo lei todo, no es poco decir
@katherinechab Hace 9 horas +1
Me esperaba otro final.. Igual quedo muy lindo
@nikopile12 Hace 59 minutos
Muchas gracias!