El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Diente por diente (historia epica de accion)



link: https://www.youtube.com/watch?v=Kj8pArt5tCM&feature=youtu.be









Hace 3 años, un hombre llamado Carlos se suicido. El era mi mejor amigo en Bolivia, pero después de su muerte, me mude a Buenos Aires. Ahí, conocí a otro buen amigo llamado Rez, quien me enseño a pelear como un verdadero guerrero. Tiempo después, me entere de que mi mejor amigo Carlos no se había suicidado, pero su padre, quien era un psicópata, lo había matado rompiendo el cuello, lo cual significa que el también sabia pelear. Después de que aprendí a pelear bien, investigue sobre el en el Internet y en todas las fuentes que mis manos podían tocar. Un día, al fin fui a su escondite la cual era una mansión abandonada. Yo ya sabia que el estaba en el ultimo piso en su cuarto, y dios, también sabia que me estaba esperando el. Rompí la puerta de su cuarto, y arriba de el, en el mismo techo, estaba ese padre maldito. Salto hacia mi cabeza con un cuchillo, pero lo esquive y saque mi Katana. Empezamos a pelear; el tenia un cuchillo en cada mano y estaba intentando darme, y con toda sinceridad el era un buen peleador, y por lo tanto, un buen asesino, y yo jamas había matado a nadie. Al fin le di una patada en el estomago y lo tire al suelo, y cuando estaba apunto de matarlo, el en el suelo me dio una patada en la pierna y me caí en uno de sus cuchillos. Sus palabras fueron las siguientes: "tu tienes el mismo destino que tu amigo, perdón, novio, perdón, mi propio hijo!" y yo le respondí, "no viejo anciano, yo soy su vengador." Y entonces saque una pistola de mi bolsillo y le dispare bastantes veces en su pierna solo para dejarlo incapacitado.


Se puso a reír en el suelo, todo cubierto de sangre, y me dijo que no me pediría piedad, a lo cual yo le respondí con: "no la pidas, porque de todas maneras no te la daré." Ustedes esperarían en este momento que lo mate, pero no, simplemente lo inyecte con un tranquilizante para ponerlo a dormir y lo lleve a la prisión, en donde sirvió una sentencia de tan solo veinte años, aunque no me molesta, porque yo se que ya aprendió su lección, y no me digan que un asesino nunca deja de ser un asesino; yo conozco a tipos como este y lo que se les tiene que dar es una buena pelea para cambiar su mente.




Espero que les haya gustado mi historia, y que les haya parecido épica.


PD: Tambien la publique en mi blog, que se llama igual que mi cuenta de YouTube (AllGnome), así que dos cosas: no se atrevan a robarla o a decir que me robe mi propia historia. Para los que prefieren leerlo en formato de blog, esta incluido en la fuente.


Nota: Si quieres usar esta historia, hazlo, y lo digo con amor, pero no digas que es tuya, y de preferencia avisame.

Anuncios

1 comentario - Diente por diente (historia epica de accion)