El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Aerogami, el arte de fabricar aviones de papel

Anuncios

El aerogami, el arte de fabricar aviones de papel u origliders de acuerdo a las normas del origami tradicional, es una actividad lúdica en la que convergen disciplinas tan diversas como la artesanía, las matemáticas y la aerodinámica.Se podría hablar de un juguete científico con el que experimentar el ensayo y error. Además de ser un estupendo ejercio para las manos, ofrece un tiempo de meditación al ir localizando las líneas sobre las que plegar el folio y se van explorando las posibilidades contenidas en un plano rectangular mientras se desarrolla el sentido háptico. El contacto con el papel, tan presente en la actualidad, se vuelve más sensible al tacto según se va experimentando la agradable sensación. Se aprende a reconocer sus diferentes texturas, su elasticidad, el comportamiento de las arrugas que se dibujan al acumularse los pliegos, su delicada moldeabilidad y la consistencia que puede adquirir mientras va siendo transformado acariciado por las yemas de los dedos. No todos saben plegar papel, aunque lo hayamos visto en todos los colegios, y mucho menos plegar un origlider, lo que ofrece al usuario la posibilidad de fabricar un juguete genuino que vuela de verdad, capaz de fascinar con su danza efímera, a veces cómica, al deslizarse por el espacio áereo, imposible de adivinar pero calculable con sencillos ajustes.

Aerogami, el arte de fabricar aviones de papel

Los orígenes del origami están ligados a la historia del papiro, en Egipto, y del papel, en China, aunque su desarrollo más destacable se dio en el Japón de la Edad Media, a donde llegó desde China allá por el siglo VI d.C. para arraigar entre los rituales sintoístas como otra forma de rendirle culto a los Kamis, como se llama a los espíritus-dioses en esta religión politeísta, invocados con las figuras que fabricaban al doblar el papel, un símbolo de la pureza, con una secuencia de pliegues hasta darle la forma deseada. Entonces el papel era un bien de escaso y el plegado de papel era una actividad que sólo los más pudientes podían desarrollar, hasta que fabricar papel se abarató considerablemente y se generalizó su uso. El origami, como disciplina artística, no recibió reconocimiento internacional hasta Akira Yoshizawa, artista del siglo XX fallecido en marzo de 2005, en Tokio, a la edad de 94 años, que hizo popular el origami como disciplina artística tras haber creado más de 50.000 figuras únicas. Yoshizawa demostró que en el plano de una hoja de papel subyacen infinitas posibilidades que merecen ser exploradas. Desde mediados del siglo XX la afición al origami se ha extendido por todo el planeta, se han creado escuelas, museos y surgen nuevos artistas que elevan la actividad a niveles de complejidad nunca antes imaginados. Incluso ya se habla de la tecnología origami como complemento a la ingeniería industrial, el plegado de un airbag es el ejemplo más reconocido.

papel

El aerogami es una rama moderna del origami cuyo origen es más indeterminado que el del propio origami, da lugar a numerosas conjeturas. No se sabe dónde nace ni cómo se empieza a desarrollar. Se cree que los primeros artefactos volables fueron las cometas (un invento que se le atribuye al filósofo chino Mo Ti, que investigaba sus aplicaciones militares ya en el S. V a.C.) y los globos chinos, fabricados en papel y capaces de elevarse a gran altura por el calor de una llama que calienta el aire del interior del globo, y que aun podemos ver en los festejos orientales iluminado los cielos entre los millares que son soltados por las muchedumbres durante las celebraciones. En la Antigua China se podría haber experimentado modelos de planeadores de papel a partir de sencillos pliegues pero hasta la fecha no se ha encontrado evidencia que lo demuestre.

También se cree que el origen del aerogami pudo ser en papiro, en Egipto, cuna de la papiroflexia, donde fue hallado un juguete volador fabricado en madera, el Pájaro de Saqqara, en la tumba de Pa-di-Amón de la antigua necrópolis de Saqqara, en Menfis, datado en el año 200 a.C. por los arqueólogos, lo que sostiene la teoría de que ya había intelectuales egipcios estudiosos de la aerodinámica en aquellos años.

El aerogámier Michael G. Lafosse asegura en su libro "Making Origami Paper Airplanes Step by Step" que fue Leonardo Da Vinci quien creó el primer origlider al inventar los dardos de papel, y hay quien afirma que el inventor fue Benjamin Franklin, ambos genios podrían haberse visto seducidos por la ligera aerodinámica subyacente en el folio, pero tampoco existe documentación sólida que avale estas afirmaciones.

Origami

Aunque en la historia de la literatura se encuentran tempranas alusiones a flechas y dardos de papel no es hasta el siglo XIX que aparecen las primeras referencias documentadas de figuras de papel capaces de planear plegadas de acuerdo a las exigencias de la disciplina origami, que se describe como la transformación de un plano de papel a partir de un origen cuadrado o rectangular para lograr una forma PURA únicamente mediante el plegado. La publicación más antigua conocida con instrucciones para plegar un origlider la encontramos en el libro del año 1893 "Cassell's Complete Book of Sports and Pastimes: Being a Compendium of Out-Door and In-Door Amusements", donde nos enseñan a fabricar el clásico Dardo como forma de enteretenimiento.

Ya inventado el avión, a principios del siglo XX, no es hasta 1931 que se publica en Inglaterra el primer libro dedicado a esta nueva disciplina, "Paper Aeroplanes: a Book of Essays" (Aeroplanos de Papel: un Libro de Ensayos), por el teólogo Hugh Gerard Gibson Herklots, que se reconoce un apasionado fabricante de origliders desde que era un niño. Herklots se quejaba de que sus compañeros no comprendieran que se trataba de aeroplanos y no dardos de papel. En 1934 se celebraba, también en Inglaterra, el primer concurso de aviones de papel, en el que el Capitán Ralph Barnaby, fundador del N. Y. Model Aero Club en 1909, ganaba el segundo puesto con un modelo de planeador que ha sido referencia en el desarrollo de los planeadores y que lleva su nombre, the Barnaby Paper Aeroplane. No existe documentación sobre el primer premio de aquel consurso. Ralph Barnaby está considerado uno de los pioneros del mundo de la aviación y es una referencia del aerogami. Su libro "How to Make and Fly Paper Airplanes", publicado en 1968, es muy apreciado entre aerogámiers.

aviones

El siguiente libro más antiguo conocido se publicó 20 años más tarde en Alemania, en 1953, "Das kleine Buch vom Papierflieger" (el Pequeño Libro de los Planeadores de Papel), de Gerhard Katz, y en Polonia se publicaba, en 1956, "Duża książka o małych samolotach" (nuestro Libro sobre Pequeños Aviones).A partir de mediados del siglo XX la afición por el aerogami es una realidad presente en todos los colegios, llegando a ser, los aviones de papel, un símbolo de la rebeldía escolar y un recurso a tener en cuenta en los catálogos de travesuras, así representados en la literatura y el cine, lo que ha desplazado su sentido más didáctico como excelentes rompecabezas de carácter científico.

A finales de los 60's la sociedad estaba impactada por la aparición de los primeros aviones supersónicos comerciales, una carrera tecnológica que se corría en el escenario de la Guerra Fría y que ganaron los soviéticos, gracias al trabajo de sus espías infiltrados en el proyecto anglo-francés Concorde, al presentar el primer avión de pasajeros supersónico, el Tupolev Tu-144, dos meses antes que el Concorde. La revista Scientific American señalaba el hecho de que el diseño de estos aviones estaba inspirado en un modelo clásico de origlider, el Delta Wing, y celebraban el salto tecnológico con el I Concurso Internacional de Aviones de Papel, un certamen que concentró a 12.000 participantes (solo unos 1.000 fueron mujeres) con más de 50.000 modelos de avión de papel de los que pasaron la selección 11.851 origliders de 5.144 participantes que representaban 28 países de la geografía mundial. Con este concurso se le rendía homenaje a Leonardo da Vinci, a quien se nombró Santo Patrón de los Origlider y cuyo nombre llevaba el premio que recibían los participantes, el Leonardo, diseñado por el artista gallego Víctor Moscoso, fabricado en plata para las categorías no profesionales y en titanio (por ser el material usado en los aviones supersónicos) para las categorías profesionales.

En la actualidad el aerogami disfruta de poco reconocimiento en el mundo del origami, a pesar de ser, el aerogami, un reto doblemente mayor, pues en el origami tradicional solo se trata de conseguir una figura bonita o llamativa tras complicadas secuencias de pliegues, mientras que en el aerogami el reto es lograr una escultura viva capaz de desplazarse por el aire con armónica belleza. Los aerogámiers deben tener muy en cuenta la proporción de sus diseños para una adecuada aerodinámica y plegar con exigente rigor cada paso del montaje si quieren lograr un vuelo elegante. Una vez construido cada avión será único, nunca salen dos iguales, las posibilidades son ilimitadas, y sus vuelos impredecibles también serán irrepetibles. Tan sólo se pueden calcular mejoras al ajustar los flaps, estabilizadores y el timón del artefacto, pero el comportamiento del avión siempre será un misterio hasta haber sido lanzado.

historia

De entre los mejores creadores de origliders los más destacables actualmente son:

- John Collins, "the Paper Airplane Guy". Sin duda el diseñador de origliders más talentoso de la historia. John collins ha diseñado más de 100 modelos originales, batió el Récord Guinnes en Distancia de Vuelo en febrero de 2012 con 69 metros superados con su modelo Suzanne, y es el aerogámier más solicitado para hablar sobre los aviones de papel. John Collins, además de ser un virtuoso diseñador de origliders, es un excelente conferenciante. Sus ponencias son éxitos de asistencia, siempre amenas y muy divertidas. Los modelos de John Collins están pensados para volar, no son aviones decorativos, y aunque algunos resultan inverosímiles por su diseño estrambótico sólo hay que asumir el reto de seguir sus instrucciones para poder apreciar sus vuelos. Se pueden encontrar las instrucciones para montar sus aviones en los libros que ofrece en su web thepaperairplaneguy.com , también disponibles en las aplicaciones para smartphones que el mismo John Collins ofrece en su página web ( http://thepaperairplaneguy.com/ )

plegar
el Suzanne, de John Collins "the Paper airplane Guy"

- Takuo Toda, el actual Récord Guinnes en Permanencia en Vuelo con su modelo Sky King con un tiempo de 29.2 segundos flotando, documentado en diciembre de 2010. Superaba su anterior récord en 27,9 segundos, con el que batió, en abril de 2009, al anterior récord mundialKen Blackburn, cuyo modelo, the Champ, mantuvo el récord de Permanencia en Vuelo desde 1983 a 1996, y que recuperó en 1998 con 27,6 segundos hasta que fue batido por Toda. Takuo Toda es presidente de la Origami Airplane Association, que mantiene en Fukuyama, Japón, el único museo en el mundo dedicado a los origliders: el Oriplane. Takuo Toda, es ingeniero industrial y dirige una empresa que diseña piezas para todo tipo de maquinaria. Colabora con la NASA en su departamento de ingeniería aeroespacial y aplica la tecnología origami al diseño industrial. LA web del Oriplane en http://www.oriplane.com/en/top.html .

aerogami
el Sky King, de Takuo Toda

- Tri Dang, diseñador coreano afincado en California que nos asombra a todos los aficionados con sus ingeniosas propuestas en sus canales de Internet, con miles de seguidores. Trik Dang ha diseñado decenas de espectaculares origliders, todos vuelan estupendamente y comparte las intrucciones para crear sus aviones en vídeo, explicadas con todo detalle, disponibles para todos en su canal Paper Artland ( http://www.paperartland.com/ )

Aerogami, el arte de fabricar aviones de papel
Spirit Dragon, de Tri Dang

Para aprender a fabricar estupendos aviones de papel también podemos visitar la web Origami-Kids ( http://www.origami-kids.com/ ), que ofrece instrucciones muy fáciles de comprender para decenas de modelos de puro origami, disciplina que, recordemos, repele el uso de la tijera y cualquier adhesivo como si fuera pecado mortal.

Fuente: TIFFotos.com
Reportaje completo en URL:
http://tiffotos.com/aviones-papel/

Anuncios

3 comentarios - Aerogami, el arte de fabricar aviones de papel

@Loco_vivo +1
cuando era chico hice muchos Aerogamis
@RUBEROF2007
bue voy a tener que practicar, quiero un record