El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

15 Mejores Historias de terror

Historias de terror

15 Mejores Historias de terror

LA CASA ABANDONADA


En un pueblo de la Comunidad Valenciana ocurrieron estos hechos cuya noticia llegó hasta el periódico. A mí me lo contó alguien del mismo pueblo.
Cinco chicos se reunieron en una vieja y solitaria casa abandonada en mitad de tierras de huerta con el fin de hacer espiritismo.
Lo prepararon todo, comenzaron, y como en cada sesión que se precie, uno de ellos, el portavoz, hizo la cuestión de inicio: "Si hay alguien que te moleste aquí, dinos quien es y se irá".
El vaso indicó dos nombres, los dueños de los nombres se miraron sorprendidos y se despidieron de los otros tres. Volverían al pueblo caminando. Ya se verían más tarde.
Dejaron a los otros tres con su sesión de espiritismo y conversaron por el camino. Cuando llevaban unos cien metros andados escucharon un ruido y se giraron: la casa caía derrumbándose sobre los tres chicos que se habían quedado en la sesión espiritista.

A LAS 8

cuentos de terror

El chico en cuestión se llamaba Angel (no exactamente así, pero casi, obsérvese el significado del nombre: ángel). Tenía catorce años, y llevaba unos días en el hospital porque vomitaba todo lo que comía y tenía mucha fiebre. En pocos días de enfermedad su cuerpo se había estirado hasta el punto en que sobrepasaba los dos metros cuando lo metieron en la ambulancia, y tuvieron que flexionar sus rodillas en la camilla.
En el hospital le hicieron muchísimas pruebas buscando una causa. La madre sospechaba de un envenemiento, pero ningún médico supo decir qué tenía. ¡Sólo tenía catorce años y no había comido nada en días!. Su cuerpo no lo toleraba.
El ocho de abril de aquel año, su tía, nerviosa e impaciente porque los médicos llenaban a su sobrino de pastillas y no le curaban ni conseguían averiguar qué le ocurría, decidió irse del hospital y visitar al que fuera su pediatra durante años.
La madre salió a dar una vuelta por los pasillos del hospital mientras Angel hablaba con su hermano y la novia de éste.
- Me voy a morir.
- No digas eso, -le dijo la futura cuñada- aún tienes que venir a nuestra boda.
Cuando la madre llegó no quisieron decirle nada y les dejaron a solas. Angel tomó su reloj, puso la alarma y le dijo a su madre que dejara el reloj sobre la mesilla. La madre se giró, y la alarma sonó.
En ese mismo instante a su tía se le bloqueó el volante en la misma puerta del hospital. Un hombre que apareció de la nada le dijo unas palabras muy misteriosas, y acto seguido ella alzó la mirada y el tipo ya no estaba. El hombre y el bloqueo del volante le hicieron reaccionar y salió rauda del coche para entrar de nuevo en el hospital.
Cuando llegó a la habitación, todos lloraban.
Al sonar la alarma que Angel había puesto a las ocho el día ocho de abril, su alma abandonó su cuerpo, y su madre lo supo desde el mismo instante en que oyó el primer pitido.


VIAJE SIN CONCIENCIA


En los años setenta, un par de amigas viajaban por la vieja carretera de Ademuz en dirección a La Eliana, un pueblecito -entonces pequeño- con mucho terreno de chalets para veraneantes. Allí una de ellas tenía una casa y era donde se dirigían.
Era por la tarde y conducían con tranquilidad cuando el coche comenzó a hacer cosas raras. La radio se encendió de pronto y una brillante luz blanca se puso sobre ellas. Perdieron el conocimiento ambas, o al menos aseguraron no recordar absolutamente nada.
Al despertar estaban en el chalet, dentro del coche. Salieron aturdidas de él sin recordar cómo habían llegado hasta allí, y al salir comprobaron que el coche estaba como loco: el limpiaparabrisas estaba en marcha, los intermitentes se encendían y apagaban...
Jamás supieron lo que pasó y cuánto tiempo duró aquello, tan sólo podían recordar que salieron a mitad de tarde y que cuando despertaron era de noche y habían llegado a la casa.
¿Abducidas? Seguramente sí.


EL PRESENTIMIENTO



En los años setenta, un par de amigas viajaban por la vieja carretera de Ademuz en dirección a La Eliana, un pueblecito -entonces pequeño- con mucho terreno de chalets para veraneantes. Allí una de ellas tenía una casa y era donde se dirigían.
Era por la tarde y conducían con tranquilidad cuando el coche comenzó a hacer cosas raras. La radio se encendió de pronto y una brillante luz blanca se puso sobre ellas. Perdieron el conocimiento ambas, o al menos aseguraron no recordar absolutamente nada.
Al despertar estaban en el chalet, dentro del coche. Salieron aturdidas de él sin recordar cómo habían llegado hasta allí, y al salir comprobaron que el coche estaba como loco: el limpiaparabrisas estaba en marcha, los intermitentes se encendían y apagaban...
Jamás supieron lo que pasó y cuánto tiempo duró aquello, tan sólo podían recordar que salieron a mitad de tarde y que cuando despertaron era de noche y habían llegado a la casa.
¿Abducidas? Seguramente sí.


LOS RELOJES

historias de terror

En un viaje de Valencia capital a Cullera, lugar de la costa valencia al que ya estaban casi llegando, un matrimonio sudamericano sufrió un avistamiento del que no fueron realmente conscientes.
Era aún de día y sólo recordaban el sonido estridente de la radio y las luces que se acercaban hacia ellos cegándolos.
Nada más. No recordaban nada más.
Al despertar vieron que estaban en la cuneta, con el coche en marcha y en estado de semisueño. Despertaron y siguieron su camino mientras se preguntaban qué había ocurrido.
- ¿Qué hora es? -preguntó el marido mirando su reloj.
- Las cinco. -Contestó su mujer.- Pero está parado, no puedo asegurártelo.
El hombre se dio cuenta de que su hora coincidía con el reloj de la mujer pero le extrañaba algo: la tarde estaba acabándose, se notaba en el cielo.
Llegaron a los pocos minutos a Cullera y lo primero que hizo el hombre fue entrar en una relojería:
Todos los relojes marcaban las cinco de la tarde, y como el suyo y el de su esposa, todos estaban parados. El dueño iba de uno a otro poniéndolos en marcha, dándoles cuerda, mirando las pilas.
El sudamericano se presentó y le confesó lo que le tenía preocupado, a lo que el dueño de la relojería contestó:
- Hoy ha ocurrido algo extraño, todos los relojes de la tienda se han parado a las cinco de la tarde.


JOAN, LA VIDENTE

Historias de miedo

Tan sólo decir dos cosas: una que lo he contado como recuerdo que me lo contaron, y otra que he veraneado también en Cullera, y durante ese tiempo he visto avistamientos como una gran parte de sus habitantes. Algunas veces los periódicos recogían la noticia. Y siempre, siempre, venían del mar y de sus cielos..

En octubre de 1978 desapareció un niño llamado Carl Carter de su casa de Los Angeles, California. La policía barajó varias hipótesis al principio: ¿se había escapado de casa? ¿había sido secuestrado?
Entonces entró Joan en escena de la mano de un policía retirado que sentía la imperiosa necesidad de conseguir algo más, alguna pista por pequeña que fuera. Joan era vidente, y el policía recurrió a ella porque era bastante popular.
Joan les dio más motivos de preocupación: ahora tenían que encargarse de un triple asesinato, porque según ella, Carl estaba muerto y no era el único.
Animada por la policía, Joan dibujó como pudo el rostro del asesino y luego, un artista de la policía, le dió los últimos toques para que el dibujo fuera más preciso. Cuando le mostraron el retrato a los padres de Carl, el hombre dijo: "Se parece a Butch".
Butch. Harold Ray "Butch" Memro. La policía le detuvo en un hora y poco después el asesino confesó haber estrangulado a Carl. Respecto a los otros dos niños, Butch dijo que los había asesinado hacía ya dos años.

VISIONES Y PREMUNICIONES


Esta historia la vivieron Marjorie Tillotson y su hija Hellen, de 26 años.
Hellen vivía en un edificio de apartamentos al otro lado de la calle donde vivía Marjorie.
Una noche, Helen dormía profundamente cuando se despertó al escuchar fuertes voces. Era su madre que gritaba "¡Helen ¿estás ahí? ¡Déjame entrar!".
Helen se dirigió a la puerta y al abrir se encontró con su madre nerviosa. Marjorie quería saber por qué Helen había llamado a su puerta unos minutos antes.
Helen miró a su madre estupefacta. Ella no había salido, no había ido a casa de su madre, no había llamado a su puerta. Es más, se había acostado a las 11 de la noche y no despertó hasta ese momento.
Marjorie, alarmada, le dijo que aquello no era posible porque ella le había visto y había hablado con ella. Es más, según Marjorie, Helen le dijo que fuera inmediatamente a su casa sin hacer preguntas.
Entonces un estruendo las dejó atónitas y madre e hija corrieron para asomarse por la ventana: en la acera de enfrente, había había un escape de gas y como consecuencia había provocado una explosión en el edificio donde vivía Marjorie!.
Si en el primer caso Marjorie salvó la vida, aquí de nuevo hay un caso de premonición que... será mejor que leáis la historia:
El 20 de octubre de 1966, una niña galesa de 9 años llamada Eryl Mai Jones, le dijo a su mamá que había soñado que iba a la escuela y al llegar vio que el edificio desaparecía, que "una cosa negra la había aplastado". Al día siguiente fue a la escuela como de costumbre y... medio millón de toneladas de carbón de deshecho se deslizaron sobre el pueblo minero matando a 139 personas, la mayoría niños, y entre ellos Eryl.


LA VENGANZA DE CARMEN DESPUES DE LA MUERTE


En 1933 enterraron a un bella joven de sólo veinte años llamada Carmen en un cementerio de Avila, España. La joven, según decían, había muerto en extrañas circunstancias. No se conocía el motivo de su fallecimiento, pero en el pueblo se rumoreaba que había sido su propia hermana mayor, Angela, la que la había asesinado.
Angela era todo lo contrario a Carmen. Tenía un carácter totalmente distinto, antipático, y además no era bella como Carmen. Parecía constatada la envidia que Angela tenía por su propia hermana, así que el rumor parecía un hecho más que probable.
Y ocurrió que desde el fallecimiento de Carmen, Angela no volvió a descansar. Se cuenta que el espíritu de Carmen la persiguió implacable en todo momento del día y de la noche, acosándola con aire vengativo, recriminándole su fatal acto... el asesinato del que había sido víctima por su propia hermana.
Al parecer, Angela era la única que podía oir a su hermana, la "sentía" en su propia cabeza, y cada palabra pronunciada por el espíritu, le retumbaba en el cerebro produciéndole más ansiedad y más pánico.
Desesperada por aquel tormento, Angela enloqueció y se ahorcó en un árbol a los diez meses de enterrar a su hermana.


EL HOMBRE EN EL BOSQUE


Cuando era pequeña, esta chica a la que le ocurrió la historia y su hermano, dos años menor, solían quedarse solos en su casona familiar mientras sus padres trabajaban. Vivían en el campo, en una casa grande, y uno de esos días decidieron salir a jugar fuera y terminaron paseando por el bosque, al norte del pueblo de donde vivían.
Un día ambos niños vieron a un hombre sentado en una piedra. En lugar de tener miedo, la curiosidad les hizo acercarse. Aquel hombre era un anciano que vestía una túnica larga y blanca, igual que su larga barba, que le llegaba hasta el pecho. El hombre les vio y les hizo un ademán para que se acercaran. Los niños, confiados, se acercaron al extraño, y curiosamente se sintieron muy a gusto desde el primer momento, como si transmitiera su propia paz.
Sin hablar, el anciano con pinta de profeta, alzó las manos y con gesto de preocupación las posó sobre la frente del pequeño, el hermano menor (de seis años). Cerró los ojos y murmuró algo que ninguno de los dos niños pudo entender. Después se alejó de los niños y desapareció en el bosque.
Al día siguiente aquel hombre fue encontrado muerto por causas naturales bajo un árbol.


LA CASA DE CAMPO


Mi prima me contó cierta vez, que, en la casa donde ella vivía pasaban cosas malas, que ella presentía que ahí había algo, algo muy malo. Igual mi tía, que decía que desde que llegó a vivir ahí se sentía intranquila y se enfermaba seguido, que en las noches escuchaba ruidos, como rasguños en la pared, los perros aullaban hasta morir, y a veces cuando mi tía salía a ver qué pasaba, veía la figura obscura de un hombre bajo el zapotal de esa casa. Los perros aullaban al contemplar esa figura, y se retorcían en aullidos de terror. Bueno, así pasaba.
Un día decidimos mi abue, mi hermana y yo ir como de día de campo a la casa de mi prima. Cuando llegamos, el lugar era muy bonito, completamente en el campo, cerca había un riachuelo, mucha vegetación, etc. Desde el momento en que llegué me sentí intranquila, no sé, como que había "algo" en el ambiente que no me gustaba nada. Lo raro era, que era en pleno día, como a las 12 o 1 de la tarde y se sentía un miedo.... una sensación de pesadez.
Recuerdo que jugábamos con las Barbies en los lavaderos bajo una cobacha, entonces mi prima y mi hermana salieron a traer algo y me quedé sola. Empecé a sentir un miedo indescriptible, nunca había sentido algo así, presentía que algo o alguien estaba detrás de mí, viéndome, mirándome, entonces salí precipitadamente, con el corazón en un vilo, porque sentí que si permanecía un minuto más ahí, sola con "eso" atrás de mí íba a ver algo que haría que me muriera de terror.
A la semana, mi prima y mi tía abandonaron la casa porque les contaron que ahí otras personas veían al Diablo, veían como que había un incendio, escuchaban gritos, y muchas cosas más, y alguien más le dijo que los antiguos dueños de esa casa, igual salieron huyendo de algo que los atormentaba, todos los días, día y noche. No sé a ciencia cierta qué sucedió en ese lugar, que hasta la fecha sigue inhabitable.



Lore Moya -

Una noche a las dos de la madrugada íbamos con mi primo en un taxi, cuando vimos a una muchacha en la carretera, ella le hizo la parada a mi primo y el la recogió, la muchacha se encontraba llorando, quizás porque algo le había pasado, sin embargo, nos dijo que quería que la lleváramos a la casa...nos dió la dirección y mi primo la llevó hasta alla...en ese momento ella se bajó del taxi y nos dijo que esperarámos aquí porque ella no tenía cómo pagarle a mi primo que ya le traía el dinero, entonces ella se entró a su casa y nosotros nos quedamos afuera por 25 minutos..cuando vimos que la muchacha no aparecía con el dinero, mi primo decidió bajarse y golpear en la casa donde vivía la muchacha, al golpear salió una mujer y mi primo le preguntó que si ya tenía el dinero de la ruta que había hecho, que la muchacha hace 25 minutos se había bajado del taxi sin pagar...cuando la señora le dijo 'no...no sé de qué esta usted hablando, mi hija murió hace 6 años, la encontraron muerta en un callejón y fue asesinada por un taxista' mi primo y yo quedamos perplejos...




Pedro Orozco Trujillo -

Otro día mi hijo lloró como a las 2.30 am pidiendo tetero yo me levanté medio dormido a buscarlo y mi mujer se quedó con el bebé,estando en la cocina escuché a mi mujer exclamando: ''papi'' desde la habitación,yo le contesté adormitado:''ya voy'',seguí preparando el biberón y escuché nuevamente la misma exclamación pero ahora venía del baño,yo respondí entre dormido:''ya termino y voy para allá'', luego me extrañó haber visto a nadie pasar por mi lado hacia el baño y sentir la voz salir de ese lugar;pensé que el estar adormitado me estaba jugando una mala pasada;cuando llegue a la habitación con el tetero observé que mi mujer y mi hijo estaban dormidos,ya llamé a ella y le pregunté que por qué llamaba tanto para luego dormirse y no prestarme atención,y ella me respondió que no me llamó ni una sola vez y que tampoco paso hacia el baño.....me quede frio,me arrope de pies a cabeza y me dormi sin pronunciar palabra hasta el dia siguiente que le conte todo a mi mujer....por primera vez me senti soló y vulnerable,qué horror....

EL HOTEL

Genesis Vergara - Soy mochilera y una vez en Mérida nos quedamos en una posada muy vieja pero económica. En la primera noche un compañero y yo habíamos tenido un problema. Esa misma noche a la 1am mi compañero se levanta como raro a moverse espantosamente en la cama. Y con la compañera que tenía al lado se le lanzó encima para ahorcarla. Se paró y todo a buscar un cuchillo, cuando mi otro compañero se levanta a ver que le sucedía. Cuando encendía la luz y se le quitaba todo y preguntaba que que hacía (YO PENSABA QUE ERA MENTIRA SOLO UN JUEGO) Al otro día nos ponemos hablar con la señora de la posada y nos cuenta la historia que habían unos viejitos que murieron ahí y atormentaban a los turistas y hasta una vez encontró a una chica metida debajo de un fregadero con un ataque de nervios... pero había algo más nos contó la hija, que su hermano una vez sintió que alguien se le sentaba al lado y empezó a ahorcarlo, 'de la misma manera que mi compañero le hacia a la chica'. (AHÍ ME DI CUENTA QUE TODO LO QUE HACIA ERA VERDAD) en esa posada nos quedamos 5 dias en los cuales desde la 1am hasta las 5am nunca dormíamos porque empezaba mi compañero con eso. O si no era que sonaba como si tocaran una puerta de vidrio. O se movía la hamaca sola. También en la parte de la puerta de la habitación que da al pasillo llegaba una luz de repente y se iba apagando poco a poco. Tambien sucedía que se escuchaba sonidos raros sobre nosotros, como un tanque de agua moviéndose bruscamente a propósito no sé un sonido extraño. y como si no fuera poco el ruidito del silencio se hacía muy agudo en un solo oído, tan fuerte que aturdía. Luego ese sonido se pasaba por toda la habitación se podía percibir por donde estaba por el ruido. (ESTO ES UN POCO RESUMIDO DE TODO LO SUCEDIDO. YO NO CREÍA EN ESTO HASTA QUE POR MALA RACHA ME SUCEDIÓ).



MALDITA

Roxana Alfaro - Era una tarde de verano como a las 6 pm, volvía a casa luego del trabajo. Me dispuse a abrir la puerta de mi apartamento, ingrese y al mirar hacia el baño, ya que la puerta se encontraba bien abierta, pude observar que dentro se encontraba una niña de aproximadamente 10 años, de cabellos cortos. Dicha presencia la pude observar a través del espejo que se ubicaba encima del lavabo, no me percate de su cuerpo fuera del espejo, solo que en mi mente era obvio que si el espejo reflejaba dicha figura, ésta se encontrara ahí. Al entrar a mi dormitorio encontré a mi madre a quien le pregunté en voz baja quien era la niña del baño y que hacía en nuestra casa, ya que no la conocía; a lo que mi madre muy nerviosa ante mi pregunta me decía de qué niña hablaba si ella se encontraba sola en la casa. Corrí al baño y obviamente, no había nadie allí. Al trascurrir 2 años más de vivir en dicha casa, ocurrían cosas anómalas, como que las cosas se caían desde lo alto como si alguien las aventara, como que a mi hija de 1 año, la pellizcaban cuando dormía dejándole señas y marcas. Parece que la niña era bastante traviesa!!!


Espíritu? Fantasma?


Sara Rachel Parada - No recuerdo el año, pero yo era niña pequeña aún, cuando falleció el hermano de mi papá, que vivía al lado. En realidad casi toda la cuadra de la calle pertenecía a la familia. El caso es que el tío José Guillermo, (Willy) falleció de infarto cardíaco. (todos los hermanos se llamaban José como primer nombre, se distinguían por los segundos nombres) fallecido el primer tío, su viuda a la que el barrio consideraba Bruja, decidió velarlo una sola noche y lo sepultó al otro día. A los 3 meses falleció el segundo tío, igual de infarto, pero fue velado como corresponde, por lo que los primos fueron a abrir la tierra para sepultar a su padre, y....................Al llegar a la urna primera, SORPRESA!! el difunto estaba de espalda a la urna, haciendo presión hacia arriba, el rostro ensangrentado por los vidrios rotos, seguramente despertó de su catalepsia y fue horroroso encontrarse sepultado vivo...Hace aproximadamente dos meses, decidí sacar a mis padres que estaban sepultados en tierra arrendada, para trasladarlos a la tierra de mi padre. Y construirle su mesa. Cuando fuimos a la ceremonia de traslado de los cuerpos, yo estaba sentada en la tumba sur de la tierra, mi hermano en frente y la sobrina estaba grabando, cuando a mi lado, en la grabación apareció una figura resplandeciente acompañándome. ¿Ángel? ¿Espíritu? ¿Fantasma? nunca lo supe, pues la grabación sólo se vio una vez y se borró...

ES VERDAD

Quiero recalcar que esta historia es verídica de esas que uno ve en los documentales de cosas no naturales que le ocurren generalmente a otras personas ,bueno esta vez me paso a mi , estábamos de regreso a Jujuy mi señora los chicos y yo ,veníamos de Mar del plata de visitar a la familia era pleno enero del año 2008, a la altura de Santiago del estero (en La Banda ) ya nos había ¨agarrado¨ la noche , entonces decidí seguir ó sea hacer el ultimo tirón hasta casa , tenia dos opciones desviarme por la ruta nacional 9 o seguir por la ruta nac 34, opte por la segunda una ruta ,esta se caracteriza por tener un poco menos de transito. Había pasado mas o menos una hora y media desde que salimos de La Banda cuando empezaron a pasar cosas raras , la noche se prestaba para ir con los vidrios delanteros del auto un poco bajos , los chicos ya iban dormidos, venía con Natalia (mi señora ), charlando cuando vemos pasar volando por delante del auto como un ave de grandes dimensiones , sin decirnos nada levantamos los vidrios hasta dejar una pequeña ranura, a los quince minutos paso algo mas raro todavía , de pronto en el asfalto acurrucado como si estaría carroñando algo, un bulto color piel del tamaño de un humano de estatura baja , en ese momento me imagine que lo iba a atropellar por lo cerca que estaba , agarre bien el volante y pensé que no tenia otra que pasar por arriba de eso, de pronto lo menos pensado, salió por volando delante del auto!!! Un ala traslucida color piel me cubrió el frente del parabrisas, no se si tenia dos metros de ancho, sorteo la velocidad del auto no se como , cualquier otro animal no lo hubiera hecho, paso por el costado izquierdo del auto sin tocarlo siquiera ,un ala como dije me cubrió todo el frente del auto y la otra casi me imagino rozando el suelo , Vampiro ? alguna criatura todavía no descubierta ?la verdad no sé que habrá sido eso, no lo volvimos a cruzar en el resto del viaje de regreso (menos mal ! ) . Recuerdo que después de dos días recién comentamos el suceso con mi señora, al recordarlo me dio un escalofrío, esto es algo que no creo que me olvide fácilmente.


QUE MIEDOOO

Agustín Rostagno - Estoy en el Botánico de Córdoba con unos amigos y bailando con unas chicas. Una de ellas que está conmigo me pide agua en la barra porque se sentía descompuesta, una de sus amigas después le preguntó que le pasaba y ella dijo que se iba. Yo quedé con cara de idiota y mis amigos me miraron y me dijeron que me había dejado plantado y se rieron de mí. Cuando escuché esto la fui a buscar a la parada del colectivo muy sola y abandonada en la noche, entonces la vi que estaba llorando y golpeando el cartel publicitario de la parada. Cuando la toque y le pregunté que le pasaba me miró y vi que tenía los ojos dilatados en negro, di un paso hacia atrás y ella empezó a hablar un idioma extraño que no entendí que sonaba diabólico, después del paso hacia atrás ella se agarró del brazo y me dijo algo que comprendí:-¡AGUAAAAAAAAAAAAA!-, y luego de esto se empezó a prender fuego su pelo, su cara y todo su cuerpo dejándola desnuda y en eso se cayó de rodillas y me advirtió: -Sacá a tus amigos de ahí si querés que vivan, mis 'amigas' son demonios y yo soy un ángel esclava y que me capturaron, sácalos que tienen el poder de explotar ese lugar como ellas quieran-. Esas fueron sus últimas palabras. Cuando se desvaneció quedé en shock y luego salí corriendo y entré a el boliche; estaba todo apagado, destruido, oxidado y manchado de sangre, miré hacia arriba y el techo estaba lleno de gente colgada y goteaban sangre, la barra estaba prendida fuego y los bancos para sentarse se movían frenéticamente como si alguien los agitara. En eso aparecieron los demonios bailando junto a mis amigos que tenían la boca largando sangre y los ojos en negro, las 'chicas' habían tomado un aspecto muy aterrador, su piel...No era humana ni de ningún animal reconocido, sentí frio, náuseas, y terror, fue de maricón pero me desmayé. Cuando desperté estaba en mi cama, 'que pesadilla' me dije. Fui al baño para lavarme la cara pero acá venia lo peor, entro al baño, veo el espejo y vi a las cabezas de mis amigos gritando y con unas manos saliéndoles por la boca cortándoles las caras con unas uñas largas manchadas de sangre y cubiertas de órganos de los cuerpos de mis amigos, golpeé el vidrio con la mano y se rompió, salí del departamento corriendo y cuando vi el exterior era terrible, todo prendido fuego y gente canibalizándose unos a otros. Sin que lo notara yo estaba cubierto de sangre y cuando toqué mi rostro sentí que estaba desgarrado, tenia un cuchillo en la mano, vi el mundo por última vez, suspiré, y me desgarré la carne del cuello.

0 comentarios - 15 Mejores Historias de terror