El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Retrato de una realidad

Anuncios

Retrato de una realidad

(Pequeño relato de un hombre agobiado)


Retrato de una realidad


El hombre iba caminando. El tiempo sabe de dolores pero poco de perdones para él. El excesivo agobio por lo cotidiano limaron un poco las ansias de tratarse con los demás. Comenzó a verse parco, ojeroso, raquítico y al borde del suicidio. El hombre siempre mira por la ventana junto a su cubículo en el piso diez, ve como las personas pasan y la rutina los come, el tiempo los aprieta y los hace bailar su mambo con la música que dicta el sistema. Se da cuenta que sus caras no son caras y que sus pasos, son solo eso... PASOS. No van a ningún lado, solo bordean las lúgubres baldosas que solo saben recordar historias perecederas que se extinguen en un segundo. Ve que mueven las bocas, ve que emulan palabras inventadas por hombres que quieren que hablen como ellos, que se expresen como quieren. Para él todo termina siendo un trompo que gira en un eje, pero solo gira por la mano del que quiere que gire. El hombre ve con sádicos y tristes ojos su oficina. No puede ver los corazones de sus compañeros, pero ve la desdicha que guardan sus expresiones, sabe que la rutina hace al enfermo y que el enfermo solo padece; para él todos padecemos esta triste y cruda realidad. Se pregunta redundando ¿Que es la verdad, la felicidad, el amor, el dinero, la piedad, la codicia, los pecados y la biblia, el desdén, el tiempo y la prisa? No tiene solución, no existe prosa que haya sido designada a responder su pregunta y por eso ve con ojos tristes a su alrededor. Ve que alguien se levanta y con la mirada al vacio sabe que piensa y que camina solo porque tiene piernas. Se dirige a la máquina de cafés y extrae uno gratis. Jocosamente pregunta ¿Este es el precio que tenemos por hacer esta tarea, un mísero café? ¿Por qué el que hace casas vive en una choza, y el que mata gente en un aren? Por eso el hombre mira para arriba y sigue triste, con ojos parcos y mirada cruda. Cuando se creía libre se reía, el hombre decía que la libertad no aspira a axiomas a cumplir, ni mucho menos a estereotipos. La libertad no es pensar lo que de moda hay, comprar lo que el sistema vende, hablar del tema que está en boga (que suele ser el que convenga y nunca el que atañe a la verdad). Por eso, porque la libertad que le pintaron, es solo una acuarela, el hombre sigue triste. Ve como las flores se marchitan, mientras que donde abunda el agua se las riega en demasía. Ve como niños pugnan por monedas para comprar cosas que no me conciernen, mientras que se tira la comida en muchos lugares. Es intrigante, irritante y repugnante. Por eso el hombre está triste, parco y sin vida. Se detuvo a pensar un segundo en una vieja frase de Luca Prodan:
lucaprodan dijo:El hombre sigue siendo el mismo, lo que avanza es la tecnología pero el hombre nunca cambia sigue siendo siempre igual

Cuanta razón por dios, y es para pensar mucho. Nunca mejor dicho.
El hombre, pasado el tiempo y culminando su vida escribió una pequeña estrofa


Que es el hombre sin razón
que es la vida sin dinero
sería un mundo más libre
o seria un tanto más austero


Cruda reflexión para advertirme que estamos locos...

F I N


Anuncios

6 comentarios - Retrato de una realidad

@MejorTurro
Master, es tuyo este escrito? está muy bueno, no se si estamos tan fritos, pero que luca tenía razón es verdad... no hagas caso al quía de arriba, las mentes simples... abrazo de gol!
@Junnecus
"El tiempo pasa, nos vamo poniendo tecnos..." Muy bueno. Luca parece haber arribado a esas lineas en paracaidas pero no importa. A veces, cuando no amo a todo lo que se mueve, coincido en que el ser humano es un bicho inmundo y siento cosas así. Hay muchas maravillosas frases allí arriba. Me gusto mucho. Los diez.
@Mathh
muy bueno te dejo un 10