El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Una historia de un amor particular

Algunas personas creen en milagros, otros simplemente en destino. Algunos, solamente creen en la magia. Esta historia involucra la magia, y un milagro, el del “amor”.



El encuentro.

Todas las noches de febrero suelen ser calurosas, esta particularmente fue una de esas noches que comúnmente se las denomina como perfectas para la noche.
Mi inservible talento para adivinar momentos únicos en mi vida había sonado como un tambor toda la tarde, ya casi creía que tanta ilusión iba a terminar perdiéndose en una de esas tantas calles que encerraban mi venida.
Las calles estaban tan solitarias, y mi sonrisa se lucia en una vidriera como se muestra auto nuevo en un pueblo. Al vanamente escuchar el saludo del viejo y querido vigilante Raúl, me detuve y dije, perdóname Raúl, hoy siento que se cae todo, que no tengo ni principio ni fin. La respuesta de Raúl fue muy clara y contundente ¿venís a buscar las pizzas? A mi respuesta de jaja que poca onda que tenes, y si , Raúl, vengo a buscar pizzas.
Al caminar de regreso, y subir por el ascensor vi que el mundo era demasiado grande, y demasiado chico a la vez; es demasiado grande para aquellos que buscan la paz, pero tan chico para aquellos que buscan un camino.
Volviendo a mi ciudad, alejándome de las luces, del balcón, del ruido. Vi que necesitaba encontrar ese destino, mire, y vi felicidad en aquellos que no la buscaban, vi llorar al sabio perdido en su olvido, vi correr al mendigo, y vi la luna que brillaba en mi camino. Este ultimo pensamiento lo tuve al ver donde estaba, ahí es donde el milagro sucedió,o al menos preferiría creerlo, con ojos lagrimosos mire esa luna que parecía ..Decirme hoy es tu día. Le suplique a dios que me diera ese camino, ese milagro que necesitaba.
Al comenzar la madrugada perdido como siempre, note la mirada mas linda que haya visto, o que acaso existiese, un pelo un poco enrulado, una sonrisa perfecta, simplemente“..era un ángel sin alas..”
Al cruzar por al lado mío solamente pude decir hola, al que ella solo contesto, ¿sos Matías?, a tal respuesta pensé que debería seguir el juego, respondiéndole, si, soy Matías, como estas?, al cual de un rato ya habiamos cruzado historias acerca de nuestras vida, y aquel soludo consolidaría toda mi vida.
Que feliz que me hacia recordar el encuentro, miro mi reloj y me doy cuenta que el momento esta cerca, y debo hacerlo, al meter mi mano no solo encontré el anillo, encontré el papel, ambas insignias del comienzo y del final, decidi que el papel, había sido la mejor decisión de mi vida, anotar el nombre de una princesa para pedirle un deseo, asi que lo conserve, pero el anillo me enseño que había sido educado como un niño, entendiendo que el tiempo es poco, logre colocarlo en un pozo hecho con mis propias manos.
Ahí fue donde a pesar de mi edad, empeze a correr, mi sobretodo se abrió del todo, y mi poco pelo se despeinaba con el viento, solo me importaba correr y correr.
Corri, y de que forma jaja, pero al fin llegue a ese inmenso porton, con colores vivos, solo que un poco gastados, y ahí estaban ellos dos, esperándome, solo tuve que sentarme a su lado, y sentir como la brisa se llevaba todos mis pensamientos, recuerdos, alegrías, penas, sueños, en fin, una vida completa que se dispersa en un brisa de una tarde de verano, una normal tarde de verano.




Dedicado al momento en que conocí a María
Luego la perdí, como a la vida, en fin, todo aquello que vale la pena.


M.D.M






Espero se sientan a gusto en comentar, todo comentario es positivo, siendo formulado con respeto y consideración.( mas que nada porque no soy escritor jeje)

Au Revoir gentiles[/size][/size]

5 comentarios - Una historia de un amor particular

DrPitoseco
lei el final nomas, pero pucha q es verdad. como nos hace sufrir el amor.
yo me vine a enamorar de una que era la mas puta, eso es lo peor
como me hizo llorar esa mina, y pucha q era puta.
Kyouri
suele pasar. . . historias. . .