El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Letras y canciones propias

Anuncios

Bueno gente, hasta ahora pocas personas tenían cosas mías (me refiero a amistades, claro está)... pero me dieron ganas de compartirlo...

Algunos comparten dibujos... yo letras, poemas, poesías, como quieran llamarlos...

Espero sinceramente que los disfruten y dejen sus opiniones... no tengan miedo en decir No me gusta... no me voy a ofender


Ah, tengo también algunos temas instrumentales. Les dejo las direcciones: jejeje
http://nahuelhds.blogspot.com/search/label/Reproductor%20Mp3

o sino en:
http://www.purevolume.com/nis

Bueno, ahora las letras:

FRENTE A LA TEMPESTAD

¿Y cuánta verdad hay en el más allá?
Esperando la locura de aquel que aún no durmió.
Y cuando te vas: espumas de sal
recordándome la desesperanza de tu voz.
Si la brisa aún lleva el aroma a desvelo
que se desprende por la calles acaecidas.
Aún cuando el arpegio de las cuerdas
me recuerde que no debo estar aquí.
Simplemente no debería estar aquí.

Sin recelo por la desazón de sucumbir.
Las tinieblas se han despertado de su sueño
y hoy quieren rememorar su clamor.
Hoy desean resolver su temor, su temblor.
Espinado y castigado por el dolor de la lujuria.
Deshidratado por la ira del amor, del odio.
Temiendo el devenir de algo que no hace falta,
esperando el devenir de algo que ya es.
Simplemente no debería estar así.

Y sin embargo espero, como en los poemas
inmortales de heridas siniestras que mueren
en las encrucijadas de las letras sin decir;
en las batallas de las palabras por venir.
Escupiendo la sangre que tiñó mi naufragio
por la espera del viento a favor del sur.
Sus ojos se volvieron contra ti
y tu no supiste cómo reaccionar.
Simplemente no deberías haber estado allí.

Aún cuando la caída se hace prolongada
yo caí en tus huesos repletos de coronas
que gobernaban tu oscuridad, tu temor;
aquel que me volvió a dejar como a ti.
Sin embargo, parado ante la tempestad,
ante la lluvia que no ha de cesar jamás.
A través de la mirada se demuestra el dolor.
En las lágrimas busqué los labios de hiel.
Y sin embargo, yo sabía que debía estar aquí…



ALGUNOS MESES

Un manto de estrellas
sobre la razón perdida.
Desde ayer la locura vino a mí,
mientras te ibas en la oscuridad.

A la luz de sol, llamas de plata,
y una ola de oro fundido.
La lava exaspera la desesperanza
y tu voz que se iba más allá.

Una total pérdida de tiempo,
fue mi pasado en el presente.
Algunos meses olvidándose de vivir,
y un recuerdo fantasmal...

El bosque espera las hadas volar.
Los árboles respiran el vacío de la ira,
exhalando luces de esperanza a la nada.
Otra vez te toca reírte de mí.

Tan sólo un minotauro llamando a mi puerta,
confundiéndome con un personaje celestial.
Tan sólo una mirada esperando a mi mesa,
para devorarme el alma en un suspiro...



CAMINA

Tanta condena y ninguna eternidad,
vuelos insensatos no te dejan de mirar.
Corres hacia el frente y te enfrentas a mi
sin nada que perder, yo ya he perdido todo.

¿Y qué más da si ya no puedo caminar?
Si de escapar no parece haber forma.
Y caí más profundo después de todo.
Perderte fue el comienzo del final.

Si no hay verdad que acompañe mi alma.
Esperarte ya no quiero, y aún, sin embargo
parado estoy deseando, disculpes mi ansiedad,
te decidas a volar, hacia mis cielos,
hacia mis celos, hasta mis duelos…

Podría sentir mil bonitas flores
y escuchar tus diluvios gritar.
Podía robarte una estrella de tus ojos.
Y aún podría escribir una canción,
una canción triste más…

Un círculo que se vuelve contra mí.
Hace un tiempo, al mismo tiempo,
te sufría, me iba a otro lugar,
y volvía, te olvidaba, te buscaba.

Y jugando demasiado me perdí,
no supe distinguir, la verdad de tu sonrisa.
No pude deducir, si me mirabas o me miras.
Aún estoy sentado en aquel lugar…

¿Y qué más da si ya no puedo caminar?



BAJO EL OCASO

Y si la lluvia cae sobre sí misma,
si no nos ayudan las palabras.
Denegar el camino es la solución
a estas pisadas que se censuran.

Mis pilares van al encuentro
tan desterrado de este hoy
furioso por un mañana
que nunca, nunca llegará.

Si te caes con el mundo ante tus brazos.
La sonrisa puede brotar en rechazo al dolor.
Caminar, meditar mis fuerzas.
Volver sobre uno mismo una y otra vez,
aún después de tanto tiempo.

La indiferencia fue el orgullo,
el lamento en lo perdido.
La locura fue un vicio
que la ansiedad nunca dejó.

Viérteme el vuelo
que perdí al contemplarte.
Besando el ocaso de tus suspiros...

Con un quince tallado en la frente,
caminaste en mí de lado a lado.
Y aunque fueron veintidós las veces que te vi,
sin mirarme a los ojos y sin tiempo,
te fuiste sobre ti misma...



LA FRASE MALVENIDA

En silencio voy enloqueciendo mis ansias.
La locura se paraliza ante tus huesos.
La tumba de algo que aún no está muerto
espera por darme un tiempo de ventaja.

Y si la luna encierra hoy tantos misterios,
el encuentro entre los espejos se desvanecerá.
La ira y la melancolía se irán dormidas,
juntas en un viaje sin comienzo alguno.

El espectador fue el mejor actor,
y las cartas jugaron la frase malvenida.
Tus secretos nunca fueron encerrados,
y sin embargo explotaron al no poder salir.

Y tanto tiempo en tan pocos pasos.
No siento tanta muerte y a mi derredor.
Pero tu sola imagen me desespera,
me exaspera, me redescubre
más ansioso que la última vez,
pero con una lección que nunca morirá...



NO HUBO TIEMPO

Caminaron en la ciudad perdida.
Dejaron atrás suposiciones innecesarias.
Sabían lo que querían…

Se mezcló en lo desconocido.
Apartó demasiado sus sentidos.
Las palabras comenzaban a mentir…

Del miedo estalló la ira.
Las oportunidades se negaban.
Otra vez, de nuevo el miedo…

Disiparon la noche en un encuentro.
La dudas crecían tanto,
pero eso no importaba todavía…

No hubo tiempo para el tiempo.
La vida no supo más que dolernos.
Decidiste sin siquiera preguntarme.

Te perdiste en la ciudad otra vez.
Los susurros no pararon jamás allí.
Tus labios, prefiero no recordarlos así.

Explotó una furia sin dirección.
Demasiado pensamiento en tus ojos.
El tiempo se tomó un mes de ventaja...

Pero ayer necesité tu afirmación
que en rechazo se confirmó.
Espero no perderte nunca…

Hoy sostengo lo que hace tiempo.
Las estrellas brillan porque perecen,
iluminan porque miedo no sienten.

Te escapaste en júbilo desvelado.
No hay más opciones posibles.
Una tumba al fondo del olvido…



ESPINAS Y RECUERDOS

Nubes de polen encerrando el olvido.
Hoy me he desatado de tus nudos,
de tu mirada en vilo, perdida.
He vuelto a ser lo que nunca fuimos.

Tanta lucidez acumulada.
Tantas confusiones para encontrarme.
Estilos y canciones que nunca te diré.
Frases que con tanta fuerza resguardé.
Sólo para no lastimarte…

Por la noche quizás te recuerde.
Me serán inevitables tus labios.
Pero ya he cortado los lazos
que pedían por favor desprenderse.

Pasó nuestro momento,
y fui demasiado para ti.
Remorderme en el presente
ya no sirve, no para mi.

Una estrella fugaz,
fue la intervención de tu mirada.
Tal vez esta cruz me haga falta,
o quizás morir una vez más...

Pero hoy las estelas de la oscuridad
se han unido para darme olvido.
Perdón ya he concedido, arremetido.
Perdón es lo que nunca se ha de negar…

Como una línea tras mis oídos,
aturdes mis espinas y recuerdos.
La noche se ha hecho carne,
y tu voz, la desesperación.

Sin más sorpresas, ni cuestiones.
puedo reír y aconsejarte, si bien
nunca has de entrar en el camino,
si tu miedo siempre te lleva a perderte.

Pasó nuestro momento,
y pude bajarme a tiempo…



SILENCIO

Tanta lástima perdurándote.
Tantos mares y en realidad no sé.
Escamas de un derredor alborotado.

Las calles se forman en palabras.
Lugares que al pasar devoré
en una bocanada de viento en olvido.

Excusas casi inexistentes.
Disculpas y un interior que ardía.
No quise culparte, no pude.

Suenas tan vacía. Con miedo.
En silencio necesito oír tu voz
y escuchar tus pasos hacia mí.

Sin más sorpresa que dar
continúas sorprendiéndome.
Estoy cansado ya de jugar.

Silencio, tanto silencio en mi habitación.
Las paredes de sangre, que antaño lloraban,
hoy sonríen para dejarme aún más solo.

Estoy cansando de las excusas.
Y sin embargo sigo jugando.
Tanta máscara derretida.

Tus ojos, lágrimas de la luna.
Tanta locura inmersa detrás de ellos.
Tantos muertos en vano por ti.

Temerosa ante la sinceridad.
Las contradicciones se contradicen.
Soy el culpable de tus miedos e ilusiones.

Silencio, necesito escuchar tu voz.
No puedo dejar de pensarte hoy.
Has creado tanto salvajismo introvertido.

No quiero más sorpresas que vendrán.
No espero más promesas que se irán.
Sólo pretendo besar tus labios otra vez…



DE UNA ESTRELLA AL INFINITO

Todo se hace tan confuso.
Nada puede ser como antes.
Esclavos, tan rendidos hoy.
Culpables de nuestro delirio.

Condena de una estrella al infinito.
Estelas de un amor tan decisivo.

Y cuando la verdad se haga luz.
Y el encuentro no tenga principio.
Hora será de redimir nuestras condenas…

Nunca nada fue tan doloroso.
Siempre las mentiras fueron más.
Destinados, causalidades reverberadas.
Inocente estrella en vuelo vas.

Certeza de una luna sin su mar.
Ahogándose en la oscura oscuridad.

Y cuando la mentira se haga luz.
Y el silencio se haga eternamente sol.
Hoy será el momento que antaño busqué…



A CONTRACORRIENTE

Tanto olvido mutilándonos
dentro de relojes detenidos fuera de tiempo.
Es hora de caminar, pequeña,
la caída puede ser la única solución.

Creceremos entre espejos rotos.
Este mundo sólo nos obliga a hacerlo.
Pero no dejes nunca de soñarme.
No me dejes nunca olvidarte…

Es dura la caída, el olvido.
Cuando el descuido es la verdad.
Cuando dejarme libre es dolor.
Cuando volver es revivir la necesidad.

Tanto tiempo para ti, luna.
Tanto atrevimiento necesario.
Corres hacia mi encuentro
y lloras al no poder detenerme.

Deseé ser tan especial.
Universos se unen en ti.
Tanta comprensión incomprendida.
Tantas decisiones en tan poco tiempo.

Demasiado vuelo entre mis recuerdos.
Es hora ya de volver a escribirte.
El perdón llega solo y sin rencor.
Tarde o temprano, el olvido nos vence.

Borrar los tropiezos, niña.
Quizás necesites ver lo que soy.
Me crees demasiado gigante.
Y yo creí ser tan pequeño.

Romper las inútiles excusas.
Tan innecesarias para nosotros.
Barreras que imponen más tiempo.
Voy a contracorriente de ellas.



DERROTADO

Cuan frágil puede ser tu ilusión…
Si tus deseos son mis encierros.
La locura se reinventa a sí misma,
siempre a través de los misterios.

¿Dónde quedó la humildad,
el recuerdo y tu esmeralda?
Puedes volverte un monstruo.
Tanta farsa sobre tu cabeza…

Ubicarte en un lugar universal.
Para matarte abarcando la solución.
Arrojando una piedra a mi rostro,
aquella que se supone que no puedes.

Congelando el ardor de mi impaciencia.
Revolviendo los gusanos del olvido.
Una postal sobre tus imágenes.
Un espejo infinito y tan tentador.

Del resto de tus vidas,
quedan tan sólo frases y mentiras.
¿Cuán frágil puede ser tu decisión,
si todo lo que tocas, lo duermes?

Se eleva el mar sobre tu sien.
La tempestad se demora en mí.
Implota todo lo innecesario,
sobre un hueco siempre olvidado.

La infernalidad del acto se transforma.
Lo reverberante en tus huesos
se torna carne para mis oídos.
Donde los maestros no cumplen.

Excesos abatidos por la necedad.
Nunca te encontraste tan irrazonable.
Amenazan mis palabras tu inflexión.
Tanta razón devuelta por tus entrañas.

Yacer en la oscuridad, tan dormido.
Inmiscuir mentiras aprehendidas.
De antemano supe tu reacción.
Hoy te reencuentro, con tanto desprecio.

Y te ríes monstruosamente,
cual droga ante mis sentidos.
El devenir me demuestra aún más grande.
Cuan frágil puede ser tu incisión.



CONSTELACIÓN

Invierno. Intentos
de una desilusión anunciada.
Ocasos. Excusas
de un viaje al olvido y la nada.

El infierno se hizo otoño
y tus labios una constelación.
En babia me he quedado,
mirándote a los ojos, ilusión.

Puedes ser el mar de los mares.
Pero sin oscuridad, yo así no lo siento.
Puedes, si quieres, ahogarme.
Pero viviré mentiras si es aún hay aire.

Silencio.
Refugio eterno de lo indecible.
Miradas.
Contradictorias a lo que las palabras dicen.

Júbilo de un desencuentro ya lejano.
Palabras que hoy encuentro
y no quiero entender.

Templanza para enfrentarte.
Un deseo, quizás, inestable.
Fortaleza para resistir tu frialdad.
Perseverancia, para destruir.



SERENIDAD

Intento en vano desdibujarte
tras los papeles de este encuentro.
Se pierde la tinta en todos tus mares.
Y me pierdo aún más porque no has vuelto.

Y si la muerte pregunta por tu llegada,
me reiré incluso en su cara.
Tu ironía pasó tras otros mundos,
traspasó mi alma y su esperanza...

Como un niño perdido en sus fantasías,
juego a no ser yo ante ti.
Invento rencor y una cortante mirada.
Pero me pierdo si no estás junto a mí.

Tanta inconciencia inoportuna
rasgando, de las flores, tu tristeza.
Envenena las alumnas miradas,
como un lucero bañado de luna.

Inventando explicaciones, creando,
intentando encender las brasas de ti.
Las constelaciones todas se pierden.
Y yo caigo en tu universo sin fin.

Suspendido en el vacío de tu voz.
Intentando olvidar tus sagrados labios.
Desespero en los lagos de la tentación.
Continúo desprendiéndome de tus brazos.

Y es que creí que el fin daría comienzo
a nuestra locura destellada.
Pero has regido todos los momentos
sobre un fin que de comienzo no tuvo nada.

Y si la muerte llora por ti,
le diré que quizás valgas la pena.
Pues, en tus caminos te he encontrado.
Intentarlo una vez más quizás sí valga la pena...

Frialdad aparente, no me interesas.
Mientras oiga de tus actos la verdad,
no me afecta lo que parezca ser.
Yo sabré de tus labios, si tú me lo permites.

Sólo si tú me admites.
Sólo si me compartes tu realidad.
Es lo único que quiero.
Desde hace ya algún tiempo,
cuando tu me has abandonado.

Y ahora estoy tan solo, sentado aquí.
Esperando por verla pasar.
Sirena, esta vez sé que te retrasarás
porque de ti prefiero ya no esperar...



SOBRE EL OCASO

Sobre el ocaso de una historia.
O como un fénix, luchar contigo.
Me lejanía no hizo más
que aumentar mi destrucción.

Paz inflexible entre tus besos.
Fuego sobre los mares que hoy
no quedan en ningún lugar.
No dejan de derramar.

Ver tus huesos en tus ojos.
Tus labios contradecían
tus sentimientos ayer
Espero que hoy también.

Electrocutado por el dolor
intento sacar todo lo que quiero.
Llorar es un intento falso de dolor.
No puedo más, no quiero más.

Déjame ser feliz algún instante.
No dejo de pensar en tu recuerdo.
Tu imagen tan insensata y dolida.
Me duele tu miedo enfrentado.

Desvíos de tu camino,
espero retomarte, luna.
Mi luna, mi princesa.
Es que hoy no hay nadie más.

Por más que busque y busque,
no hay nadie más, no lo hay.
Necesito escucharte una vez más.
Un mes mas tarde necesito rectificarte.

Te fuiste, te duelo, me dueles.
¿¡Por qué nos hacemos daño,
pudiendo ser tan felices!?
Realmente eres incomprensible.

No puedo parar de besar tu recuerdo.
Es que no quiero dejarte ir. No quiero,
me dejes ir, si te sigo buscando.
Déjame encontrarte. Al menos hoy.

Pudiendo tenerte conmigo
estoy aquí sufriendo tanto.
Realmente no entiendo.
Estoy tan perdido, desconcertado.

Te voy descubriendo, muerte,
a través de la tinta que haces fluir.
Te encuentro sobre estos papeles
a los cuales escribo sin poder huir.



EN OTRO PAÍS

Suave olvido por la piel.
Así como se esconde el sol,
yo me desprendo de tus manos.
Me pierdo en la noche.

Sombras quedan de tu imagen.
Envuelves la tranquilidad,
que con mirarte se retiene,
para explotar en intentos.

Quizás en otro país.
A veces siento estar tan lejos.
Sé que no es mejor así.
Tantas veces pierdo el conocimiento.

Un instinto tan cruel
para recordarte, para olvidarte.
La caída de una historia
que nunca tuvo un final feliz.

El alcance de tu ser
que no quiero seguir viendo.
El encierro puede hacer
lo que no quiere el viento.



EN TRANCE

En trance.
En medio del invierno y el infierno.
Entre la locura y el sosiego.
Tal vez nunca he de alcanzarte.
He de estar en trance.
Muero de frío y pienso,
tranquilo, pero pienso,
hundido y muero.
Revivo y otra vez,
otra vez a sentir la esperanza
que tanto me nubla.

Encontrarme cerca,
saberte lejos.
Una solución sin final.
Algún sabor que me destruya.
Sin sabor no hay locura.
Sin locura no hay pasión,
Sin pasión no hay sabor.
Y todo comienza sin saber
que el círculo que hoy te domina
es aquel que no deja nada a entender.

Mis dedos fríos,
no me dejan escribir.
Tus labios tan finos
no me dejan existir.
Sabes que aquel punto
me devora en un impulso.
Sabes que los trastos
de este, nuestro encuentro,
son la complacencia
de una fidelidad condenada.

Resistir es resentir.
Condenar es mi sentir.
Esperar es mi sentir.
Optar por una espera
que algún día acabará.
Dejar tus labios es la idea
que me resisto a abandonar.

En trance.
Hoy y mañana.
Siempre en trance.
La ira que se suelta en carcajadas.
Tu inocencia es mi cruz, mi luz.
Tener la seguridad de algo perecedero.
Saberme tan enfermo.
Las melodías ya no existen
si no es conmigo tu aventura.
El destino quiso separarme de ti.
Tu voz, incomprensible, te aleja de mi.
Y yo caigo en deseo, angustia, locura,
infortunios de sabor acalorado, abandonado.
Tan solo y en soledad.
Tan encendido con tu mirar.
Tan despreciativo a la hora de disculpar.
Tan idiota.

Tus juegos, mis miedos.
Tus miedos, mis deseos.
Tu albedrío, mi desequilibrio.
Locura condenante.
Locura imperdonable.
Tanta locura a punto de explotar,
saliendo en palabras que no dejan de existir;
que no me dejan subir la mirada
y ver tu luminosa oscuridad.
Mi pesar.
Tanto pesar.

Siempre en trance.
Como un loco con su plan perfecto.
Siempre en trance.
Vuelvo en trance.
Caigo rendido.
En trance.
Siempre en trance…



EL SEXTO INVIERNO

Desperté con un dolor anclado a mi alma.
No entiendo el por qué del entender.
El invierno se apodera de mis ojos.
Las lágrimas llegan rotas antes de caer.

Inundé mi veneno de amargura.
Callé el infierno que merecías,
aquel que tanto me ofrecías.
La única solución es mi locura.

Antaño oía palabras de duda.
Destruía todo por tenerte.
Pero hoy me impides acercarme
cuando ayer decías quererme.

Y bajaré la mirada,
para ver mejor las estrellas.
Soledad, vienes a mí.
No importa nada si no estoy con ella.

El invierno se hace intento.
La lucidez se pierde en tu aroma.
Vuelvo de tus infiernos,
para despertar de alguna forma.

La belleza y la inocencia,
aprendí se pagan con dolor.
Devuelve el amor que te has robado
de mi alma, de mi voz…

Mis ojos se han ido de tu boca.
Pensar demasiado con tu pensamiento
fue el error más inmenso de algo
que nunca tuvo un principio real.



NO HE HECHO NADA MÁS

Es tarde ya y quiero
perderme en tu inmensidad.
Vuelo sobre tu universo
e intento las cosas cambiar.

El destino se ha dignado
a darme una oportunidad.
Hace tiempo estoy buscando.
Hace tiempo te he encontrado.

Cuando el invierno se transforma en calor,
cuando las hojas vuelan a tu alrededor.
Es momento de verdades que se ocultan.
Aún no es momento de pedir disculpas.

Me retengo en imágenes inquietas.
Desespero por unirme en lazos
de una inmensidad inoportuna,
de una razón tan despedazada.

Cuando el calor no es suficiente.
También es necesario el frío.
Si la locura es compasión.
Si el encuentro es contradicción.

Cuando la negación es placer.
Cuando la venganza no es rencor.
Si las piedras caen como lluvia,
quiero refugiarme en tu voz.

Como un león domado por tu invierno.
Como mil tormentas destruidas.
No me sirve de nada mi pensamiento
si lo que hago es privarme de ti,
no hago más que privarte de mi…

Saber que soy importante.
Saberme tan imperante.
Me hace feliz saberlo.
Pero necesito, salga de tus labios.

No tengo tiempo para el tiempo.
No quiero momentos que tengan fin.
Espero un encuentro más oportuno.
Espero la sorpresa, te lo aseguro.

Las cartas ya han sido jugadas.
Concordamos en realidad.
He pensado demasiado en las miradas.
Y no he hecho nada más,
no he hecho nada más…

El fuego fue el intento
de asegurarme tus espacios.
El invierno ha caído repentino.
Te has vuelto tan fría.

He esperado un sentimiento vano.
No encontré otra explicación.
No resultaste una promesa.
No quiero que te ofendas, no.

Decidido al abandono. Lloro.
La soledad me ha dejado, compañera.
Tantos años por venir.
Y tú simplemente estás aquí.

Descargas de un sentimiento pausado.
Hay tantas otras cosas por curar.
Tu dolor, mi dolor, nuestro misterio.
Tanta verdad y tú te ocultas.

La incoherencia por tu vergüenza.
Y es que de alguna manera lo entiendo.
Odio las rajaduras en mi cara frente a ti.
Odio que me hagas esto a mí.

Me aceptas en la soledad
y me olvidas en la inmensidad.
El mundo no tiene por qué saberlo.
No tienes que ocultarme tanto.

Escribo palabras sin sentido,
quizás, por lo menos para ti.
Asegurado en la verdad,
temo que te pierdas en tu miedo.
Espero le hayamos ganado a aquel…

Las mentiras rondan en el aire.
El ambiente se exaspera.
Es la muerte quién desespera,
al verte sonreír de a poco.

Retorno a la felicidad confundida.
El universo vuelve a la anormalidad
de tu incoherencia desvelante.
No quiero soñar ya con mi dolor…



SÓLO PIENSAS

Mares se abren en tu origen callado
y tú esperas el momento de impedir
las palabras de un sabor celeste, alado,
que resisten tu cristalizado sentir.

El fuego se enciende en flores venenosas.
Las verdades suben en honor a ti.
Las luces se apagan en tu glorioso resplandor.
Y tu piensas. Sólo piensas…

Escuchas mentiras aprendidas de la infancia.
Te resistes simplemente a resistir.
Los golpes que nos dan la vida y la muerte
son objetos de distracción desvanecida.

Esperas, sólo esperas
no das tiempo a suspirar.
Callas en silencio de penas.
No dejas destino para mirar.

Tu piensas. Sólo piensas…



EN TU LLANTO

Soy el mar que se funde en lava
y en infiernos por la espera que generas en mí.
Soy el huracán que derrumba las miradas
por la soledad que tanto me exaspera.

Soy el terremoto que destruye el verde de mis sueños
por pesadillas sin razón.
Soy la lluvia que choca contra tus huesos
y humedece tu boca al enfrentarla.

Soy el sol que ha dejado de alumbrar
porque su luna cae en decepción.
Soy la verdad inexistente
de un poeta que ha dejado de sentir.

Soy la fuerza que rompe contra tus venas
por la fe de sucumbir en tu llanto.
Soy yo, estoy aquí.
Mientras espero, voy muriendo.

Acompáñame a sufrir.
Desoriéntame en tu mirar.
Destruye mi respeto con tu calor.
Inunda mi ser de tu sangre.



EL ENCUENTRO

Estabas ahí esperando por mí
y yo no quise ser más.
La verdad nunca fuiste una canción
ni mucho menos algún dolor.

Y si alguna vez vuelves al final,
no quiero verte de nuevo envuelta en estos vientos.
No quisiera en ningún momento esconderte la verdad.
El silencio fue la pena, una verdad que envenena.

Y si me llamas de nuevo a llorarte,
no quiero verte más envestida en la histeria.
El silencio no es tirano, ayuda en las manos
que sangran por buscar acariciarte.

Y no sé si espero ya, la verdad no me interesa
prefiero morir a causa de ti, a morir en soledad.
Y no sé si quiero ya, un escudo en la cabeza.
Mi suerte es compartida en valores que se olvidan de ti.

Estabas ahí perdida, vencida, convencida
que nada esto cambiaría y llegó tu destino,
el mío se ha ido hace tiempo y no encuentro
tranquilidad ya, si no veo el tiempo a tu lado.

Escúchame bien. No soy como los demás
ni tampoco quiero serlo. El encuentro se retrasa
y los vientos se descarnan en mi cuerpo
que busca intranquilo tus labios…



CIELO, INFIERNO

Cielo, infierno en tu mirar.
Palpitar en mi voz. Estoy desprevenido.
Huelo aquello que me ocultas
y te encierras en tu miedo.

Me alejas por seguridad.
Te pierdes en tus pesadillas.
No quiero dejarte, no
ahora que estás tan cerca.

Me dueles tanto en verdad.
Mares prohibidos, sin cesar.
Espero que a mí vengas.
Tus miedos son mis pesadillas.

Te ocultas entre lágrimas
y recuerdas sin pensar.
Olvida ya tu pasado.
Abre tus ojos, mírame.

Me dices cosas que tanto me duelen
y no quiero pensar más.
Cadenas me retienen
para no caer en este mar.

Apagas tu luz y te pierdes
en las orillas del desconcierto.
Mírame, aquí estoy.
Dispuesto a todo, a sufrir voy.

Sueños espero, invento, intento
y no me quieres lastimar.
El tiempo es mi enemigo.
Deja ya de pensar.

Quiero vivir en ti
y morirme al ritmo de tus sentidos.
Aparta ese infierno
y dame tu calor.

Quisiera, me escuches
y sepas cuánto te quiero.
Decirte palabras que te calmen,
simplemente te calmen.

Y espero, el tiempo, intento
de nuevo y otra vez.
Deshazte de tu miedo
y déjame ilusionarme. No me mates así…



...SIEMPRE ESPERO

Aún te espero,
en aquel lugar
que no conocemos.
siempre espero.
En ocasiones despierto.
y vuelvo otra vez a esperar.
Tu impuntual llegada…
sueño siempre con ella.
Tus sensibles miradas
nunca creí, nunca, tenerlas.
Tanto sueño tengo ya,
mucho cansancio acumulado.
Estoy tan cansado de esperar.
Pero sigo también esperando.
Siempre esperando.
En una esquina me esperas
dormida como luna menguante.
Desde aquí yo ya no puedo.
continuar con este semblante.
Pero igual continúo conmigo…
Algo de ti me retiene.
Me tienes, pensante, o no.
La suerte se terminó.
Nada fue al azar, nunca lo fue.
Debo todavía esperar.
Te escribo y resiento.
Otro día se sucede y yo
continuo aquí sentado,
aquí tan embelezado.
Recorridos por palabras.
Una y otra vez los sentidos.
Quizás nunca entiendas.
Pero yo comprenderé.
Te arremeteré dulcemente…
Insuficiencia contenida,
desesperación insostenida.
Las verdades se ocultan
en misterios indevelables.
O al menos eso crees tú.
Tantos estudios y presiones.
Y más caricias inexistentes.
Algunos recuerdos y canciones.
Los besos se esconden aún…
Y aún te espero.
Sigo esperando aquí rendido.
Sonrisas lloran en mí.
Los juegos ya se han ido.
Sensaciones que aún no fluyen.
Recorridos por los labios
que todavía no se cruzan.
No lo hacen, aún no…
Espero, siempre espero.
Aunque la vida parezca
pedirme ayuda por ahí.
Yo sigo aquí rendido.
A tus pies, en el teatro.
Paso en alto las funciones.
Ya no hay más diversiones.
Si no son conmigo a tu lado.
Cuadros, pinturas, puntos
estrellas, tú, mi estrella.
Aunque no quieran, yo seguiré
esperando que vengas a mí.
Yo espero, sí que espero.
Siempre que vengas a mí
yo eternamente espero.
Simplemente espero.
Siempre espero...
Siempre…
duermes…



CON SABOR A LEJANÍA

Esperaba una sonrisa.
La bendición fue tortura.
Encontrarías mi infancia
rendida a tu locura.

Hallé poca expresión.
Mientras tanto te buscaba.
El cielo se hundió de sueño
y nuestros ojos se miraban.

En el ambiente el silencio,
enemigo de mi solución.
La explosión de un misterio
que no fue más que dolor.

Cuando de niño me reía
no creía aún en ti.
He sufrido en esta vida.
Necesito, te acerques a mí.

El tiempo ha pasado.
Las cosas se han develado.
Debemos encontrarnos en el tiempo.
Y aclarar estos engaños.

Hoy he vuelto a ver tus labios
y he preguntado por mi duda.
Siempre me convences que los años
son más valioso que mi fe absurda.

Un encuentro con sabor a lejanía.
La vergüenza, creo fue mayor.
Tu mirada se oculto en mis sueños.
Y tu voz se ha ido de mi voz.

Confusión tan dolorosa.
El miedo al enfrentamiento
es la locura mas impertinente.
Verás que yo no miento.

Y el cielo te vio regresar aquí.
Me pensé sorpresa y fui costumbre.
Sentados en el mismo lugar
estuvimos lejos de un Octubre.

Quisiera encontrarme ya contigo.
Retrasar es aumentar la locura..
Pero hoy te has quedado encerrada.
Hoy te has quedado tan muda.



ENTRE SUEÑOS

Si las cosas se dan vuelta al acercarme
prefiero estar muy lejos de ti…
Si la lejanía es besarte,
prefiero no acercarme nunca.

Si tus ojos me dejan mirarte,
a tus pies yo me entrego.
Nunca imaginé volverme así,
tan dócil como el fuego.

Déjame encontrarte.
No te escondas entre sueños.
Que es pesadilla mi temor.
Eres el milagro de mi creación.

Aquí estoy para abrazarte
y mirarnos en silencio.
Quiero cerrar mis ojos.
Concentrarme en tus labios sedientos.

Si tus huellas se acercan a mí.
¿Por qué te veo sobre el horizonte?
Si tu calma me llama a dormir.
Me desespera desearte tan cerca.

Si de lejos me llamas a ir
a buscarte, a encontrarte.
Si un beso de lejos es el fin.
Quiero dar comienzo a esto de una vez.



EL CAMINO DE TUS LABIOS

Destellos de un oscuro sabor.
Lágrimas encendidas.
El deseo es mi tentación,
fantasmas de mi vida.

Un puñal a los recuerdos,
momentos de desvelo.
Imágenes tan tristes de ti,
de tu luz.

Desgarrándome las ansias,
resguardo de mi ser.
La mentira no siempre engaña.
Lo que quiero es arder

Y no pretendo más
ni quiero desahuciarte.
No quisiera ya
olvidar olvidarte.

El pasado, un fantasma,
el vano recuerdo de un error.
Una visión tan equivocada
de lo que supuestamente era yo.

Cuadros, colores y un punto
que marca el camino de tus labios.
La verdad nunca creí
caer de esta forma en ti…

Mares quebradizos,
aguas turbias de temor.
Locura impertinente.
Más dolor, mucho dolor…



INCONSCIENTE

Todo siempre a tu alrededor.
Fantasmas vuelan en misterios.
La muerte espera a tu puerta
pero tú estás en silencios.

Agua hirviendo sobre el cuerpo,
lagunas encierran la eternidad.
Libertad es saberte cerca,
y encierro es no poderte mirar.

Duda es el nombre de lo concreto.
Me reflejo en tu voz pero no sé.
Abrazos, caricias son los secretos
que quisiera dar a entender.

Hay demasiada oscuridad prohibida.
Te espero pero el viento exaspera.
El fuego comienza a enfriarse
y las larvas esperan aquí afuera.

Cielos caen, infiernos resplandecen.
Atardece en tus ojos, llueve.
La estabilidad es mi fiel enemiga.
Luces buscan lo inconciente.

Juegos de palabras, mentiras
que aún acepto en mi interior.
Suerte de sentimiento vano.
Quisiera que compartas este dolor.

Princesa de todos los males,
tus héroes van cayendo.
Yo sólo espero llegar.
Es que no quiero ya esperar…


Bueno. No más. Espero que los disfruten. Muchos saludos gente

Anuncios

13 comentarios - Letras y canciones propias

mabe1690
ESTAN BUENAS CHE!!! FELICITACIONES LEI ALGUNAS LUEGO LAS LEERE TODAS..
KATINGUERO -1
que buenas letras metes,no las lei todas pero ya¡¡¡ ya¡¡

me voy ahogar en esas lineas

y no me va a importar

que se me fritan los ojos.
Frijolero1787
+10 loco, te tenia en favoritos hace como un mes y me olvide ...ahh te lo pongo en el post con mas puntos...
Enanita
q envidia saber escribir
sabesqiensoy +1
felicitacionesss!!!!! son bueniisimas!!!! +10 cajones
chelok -1
me parece que te voy a robar algunos lyrics y voy a hacer una cancion...
harrindu
En Trance

Inconsciente

Te gusta charly? Sos unn capo estan buenisimas, suerte
MiloMCR
Che una pregunta.. me gustaron demasiado tus canciones, letras, poemas o lo que sean e.e
La cosa es que queria saber si algun dia podria usar alguna cancion y ponerle un poco de rock o algo un poco pesado, porque pegan demasiado bien con tus letras!
Bueno espero que me puedas contestar, encontre tu post de casualidad.. y aunque tiene ya 4 años.. me encanto, si podes contestame por mp
Desde ya gracias capo
Lyricbe +1
Nahuel porqué no subes tus canciones a www.lyricbe.com ?
Puedes crear tu propio cancionero.
saludos
antoniaflores522
Mira me gustaron todas tus canciones, pero encuentro que la mejor de todas allí fue Algunos meses, entonces la tome, le hice algunas ediciones (Traducción al inglés, cambio de nombre y algunas palabras) y la tengo hecha.
Estoy haciendo una nueva banda y yo soy editora de audio, cantante y guitarra principal... pero necesito a una persona que me escriba las canciones, mi propuesta es si quieres ser el escritor de mis canciones. La canción quedo así:
"Laugh at me"


A blanket of stars
on the loss ratio.
Since yesterday the madness came to me,
while you were going in the dark.
while you were going in the dark

In the light of the sun, silver flames,
and a wave of molten gold.
Lava exasperated despair
and your voice that went beyond.
and your voice that went beyond

A total waste of time,
It was my past in the present.
Some months forgetting to live,
and a ghostly memories ...
and a ghostly memories ...

Forest Fairies flying standby.
Trees breathe in the vacuum of anger,
exhaling lights of hope to all.
Again you get to laugh at me.

Only one horse knocking at my door,
confusing me with a heavenly character.
Just one look forward to my table,
to devour the soul in a sigh ...

I just wanted to spend a few months
without waiting to reach me
I never meant to hurt you
I will not go to the dark
I will not go to the dark

When the doors close
and has nothing to expect
everything changed, the world will give more returns without
and I will wait no more
and I will wait no more

Forest Fairies flying standby.
Trees breathe in the vacuum of anger,
exhaling lights of hope to all.
Again you get to laugh at me.

Only one horse knocking at my door,
confusing me with a heavenly character.
Just one look forward to my table,
to devour the soul in a sigh ...
to devour the soul in a sigh...

Si te gusta la propuesta escribeme