El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Una Oda Al Pan, de Joseph Bau

Anuncios

UNA ODA AL PAN


Como pago por una jornada de tortura
harina endurecida en una barra de cemento.
¡Contempla la barra!
Ocho vientres vacíos de ojos ávidos
se reparten el premio
en ocho porciones iguales,
sin dejar ni una miga.
¡Contempla al ídolo!
A él dirigimos
nuestros más fervientes pensamientos,
desde detrás de esta triple capa
de muros y poderosas barreras
de alambres de espino electrificados.

Y yo, uno de los ochos que comparten la barra,
dueño agradecido de una rebanada
untada de recuerdos
de abundancia y plenitud (que descasen en paz),
me doy golpes en el pecho e imploro:
perdona mis ofensas pasadas,
pronunciadas tan alocadamente
en tiempos de opulencia.
Olvida mis injustas palabras contra el pan
antes del diluvio,
cuando les decía: "Más pesado que el plomo,
seco como la madera, insípido, pesado de digerir."
¡Acusaciones falsas todas ellas!
Perdona, amable pan,
mis herejías contra el pan sagrado

proferidas contra los estantes de la tienda,
cuando mi lengua ignorante decía:
"La masa está medio cruda, no está fresca, es poco
apetitosa."

A todas las barras de pan de trigo, de centeno,
untadas en mantequilla o mermelada,
que fueron despreciadas, rechazadas, olvidadas
hasta que los insultos las secaron
o las hicieron esconderse bajo la piel del moho
para ser arrojadas al cubo de la basura,
yo les digo:

Amable pan, perdónanos,
a mí y a otros millones de hambrientos,
cuyos estómagos vacíos
confiensan avergonzados sus pecados.



Joseph Bau




Extraído de su libro "El pintor de Cracovia" ( Título original: "Dear God, Have You Ever Gone Hungry?"

4 comentarios - Una Oda Al Pan, de Joseph Bau

@Morlacorasta
Es uno de mis libros favoritos!!!! EXCELENTE APORTE HERMANO!!!