El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Audi Connect: Comunicación total

Audi Connect: Comunicación total

Audi continúa ejerciendo su liderazgo tecnológico en el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas, la feria tecnológica más importante del mundo, donde la marca de los cuatro aros muestra avances que permitirán la comunicación inteligente entre el vehículo y su propietario, así como entre los propios vehículos y con las infraestructuras de transporte. En el CES de Las Vegas Audi también ha mostrado por primera vez el interior de la nueva generación del A3, que estrenará una avanzada plataforma de información modular.
Para Audi, el término Audi connect es sinónimo de movilidad en red, un campo en el que la marca de los cuatro aros también ejerce un papel de liderazgo. En la feria tecnológica más importante del mundo, el Consumer Electronics Show (CES) que se celebra anualmente en Las Vegas, Audi presenta sus tecnologías actuales de conectividad, así como sus futuros proyectos.

Audi connect en la actualidad
Para muchos clientes, sobre todo los mas jóvenes, la imagen del automóvil está pasando de ser un símbolo de status social a convertirse en un dispositivo móvil, un objeto tecnológico que nos permite estar conectados al mundo online incluso cuando nos estamos desplazando. Audi se anticipó a esta tendencia antes incluso que otros fabricantes de automóviles cuando en 2005 puso en marcha proyectos conjuntos con Google y Nvidia para desarrollar software y hardware, y en 2009 la marca de los cuatro aros ofreció por primera vez conexión a internet en un automóvil.

El sistema Audi connect, que en la actualidad se ofrece en muchos modelos Audi, incluyendo el pequeño Audi A1, se desarrolló en esta dirección, buscando la movilidad en red y la interconexión de los vehículos de Audi con el entorno. Contempla una serie de aplicaciones y desarrollos que permite a los ocupantes de cualquier vehículo Audi equipado con este sistema navegar y acceder al correo electrónico en todo momento, así como utilizar un gran número de servicios online de Google mediante el acceso a Internet.

Para conectarse a la red el conductor de un Audi con Audi connect sólo necesita introducir en el lector una tarjeta SIM vinculada a una línea de datos, aunque como alternativa puede acoplar su móvil al equipo vía Bluetooth si éste es compatible con el perfil de acceso SIM. No conlleva costes adicionales ni contratos especiales, aunque Audi recomienda contratar una tarifa plana dada la elevada tasa de transferencia de datos que se producen con la multitud de servicios que ofrece el sistema.

El teléfono de automóvil Bluetooth online es uno de los opcionales de alta tecnología que permiten establecer una conexión a Internet mediante un módulo IMTS integrado en el sistema MMI navigation plus. El proceso de modulación HSDPA (High Speed Downlink Packet Access) acelera la transferencia de datos UMTS hasta los 7,2 MB por segundo, y la codificación a través del estándar WPA2 garantiza una elevada seguridad en la transferencia de datos. En zonas rurales el módulo UMTS conmuta a la técnica de conexión EDGE, que utiliza la red GSM.
El módulo UMTS ofrece una gran variedad de servicios, entre los que se encuentra la descarga en el vehículo de noticias, información del tiempo o destinos especiales de Google. El conductor puede, por ejemplo, planear previamente la ruta a seguir en el ordenador de casa, subirla a un apartado específico en la página de Internet de
Audi www.audi.de y descargarla en el sistema de navegación antes de iniciar su recorrido. O incluso complementar el mapa con imágenes aéreas y de satélite de Google Earth en tres dimensiones, que se muestran en el monitor a vista de pájaro, y sobre las cuales el ordenador se encarga de trazar las carreteras.

Otra función es el punto de acceso inalámbrico WLAN, con la que el teléfono de automóvil Bluetooth online permite que el acompañante y los ocupantes de las plazas traseras puedan conectar vía wifi y de forma simultánea hasta ocho dispositivos diferentes (ordenadores portátiles, iPads, etc) para navegar por Internet, consultar el correo o incluso jugar online, independientemente de sus sistemas operativos.

El teléfono de automóvil Bluetooth online puede manejarse desde el mando de control del MMI navigation plus, utilizando el volante multifunción, mediante la pantalla táctil con reconocimiento de escritura que se ofrece en algunos modelos, o incluso mediante control por voz. Esta última función permite la búsqueda en Google de destinos especiales mediante órdenes vocales, simplemente pronunciando en voz alta el término deseado. Si, por ejemplo, el conductor transmite la orden vocal ¿gasolinera¿, dicha orden se transforma en un paquete de datos que se traslada a los motores de búsqueda de Google, presentando los resultados en el monitor de a bordo, con informaciones adicionales y complementarias, como la dirección exacta o el teléfono de los sitios buscados.
Una función adicional del sistema Audi connect integra Google Street View, mostrando de antemano el destino seleccionado tal y como se vería desde la perspectiva del conductor, lo que permite una mejor orientación una vez llegados al destino.

Especialmente atractivo para el conductor es el servicio Audi online de información de tráfico, que muestra el estado de la circulación en tiempo real en el mapa del navegador. En caso de que la ruta elegida por el conductor incluya tramos congestionados, el sistema muestra en pantalla el estado del recorrido con colores, verde si la ruta está despejada, amarillo si el tráfico es denso o rojo con tráfico congestionado. En este último caso, el sistema identifica los tramos de la ruta donde existen problemas de tráfico, y sugiere rutas alternativas.
La fuente principal de información para el funcionamiento de este sistema, más preciso y más inteligente que los sistemas de reconocimiento de tráfico convencionales, es una base de datos con información recogida de cientos de miles de sistemas de navegación y teléfonos inteligentes o smartphones que reportan su situación a sus proveedores de servicios en pequeños intervalos de tiempo. El sistema Audi online de información de tráfico se ha puesto en marcha en algunos países de Europa Central, Francia, UK e Italia, y se irán añadiendo nuevos países sucesivamente.

Audi connect en el futuro
Un aspecto crucial para el futuro de la comunicación entre vehículos será el estándar LTE (Long Term Evolution) de conexión móvil de alta velocidad vía radio, desarrollado para intercambiar grandes cantidades de datos, y que abrirá un nuevo mundo de posibilidades en este campo. Audi ya trabaja en el sistema Audi connect basado en este estándar.

Mientras que en la mayoría de los países, las redes de transferencia de datos trabajan con tecnología UMTS de tercera generación (3G) que permiten tasas de transferencia de datos de hasta 28,8 megabits por segundo en el mejor de los casos, para la nueva red se habla de velocidades de hasta 100 megabits por segundo, con tiempos de respuesta considerablemente más cortos.

La tecnología LTE permite el intercambio de archivos de gran tamaño, como música o películas en alta definición, funciones muy interesantes para los pasajeros del vehículo, que podrán conectar su dispositivo móvil al punto de acceso WLAN en el vehículo, y hacer funcionar distintas aplicaciones de forma simultánea. Así, por ejemplo, mientras que un pasajero puede participar en una videoconferencia, otro podía ir visualizando un video en YouTube. Y la tecnología LTE también permitirá establecer contacto de forma más rápida para transmitir actualizaciones de software desde el taller al vehículo.

En Alemania, la tecnología LTE ya está disponible en algunas ciudades y en muchas áreas rurales. Los test de evaluación realizados por Audi junto a Deutsche Telekom AG han confirmado la estabilidad de la conexión en el área metropolitana de Colonia, y Audi está centrando sus esfuerzos para convertirse en el primer fabricante de automóviles que implemente este nuevo servicio en sus vehículos.

Si en la actualidad, los clientes de Audi pueden recibir en sus vehículos datos externos vía sistemas como el sistema Audi online de información de tráfico, el sistema de navegación con Google Earth o el servicio de búsqueda mediante el control por voz, la tecnología de conexión móvil de alta velocidad también será la base para el futuro desarrollo de almacenamiento de datos “en la nube”, utilizando los datos almacenados en servidores en la red.

A medio plazo, Audi también trabaja en la integración de servicios como Twitter y Facebook en sus vehículos, de manera que permita su uso de forma confortable y segura para los conductores. Por ejemplo, los mensajes entrantes serán leídos en voz alta, y para crear mensajes nuevos se utilizarán bloques de texto previamente memorizados. Una función especial “text-to-speech” permitirá al conductor escuchar noticias entrantes de servidores de noticias mediante feeds RSS, y Audi también está desarrollando una función denominada “City Events”, que proporcionará información útil sobre el área o la zona en la que se encuentra el vehículo, o sobre un destino concreto.

Otro área de interés son las aplicaciones para smartphones, la mayoría de las cuales están hoy en día disponibles en el mercado, pero no pueden utilizarse en el vehículo. Audi ha desarrollado sus propias aplicaciones para automóvil, que hacen posible controlar y configurar el vehículo de forma remota. Una función muy importante en los futuros modelos de propulsión eléctrica e-tron de Audi, pues de esta forma los conductores podrán chequear el estado de carga de la batería desde su teléfono inteligente, o planificar las recargas en sus desplazamientos.

Comunicación Car-to-X
Un aspecto clave del sistema Audi connect es la posibilidad de conexión en red entre vehículos y al mismo tiempo con la infraestructura de transportes. Las comunicaciones Car-to-X abren nuevas oportunidades hacia una conducción más segura, relajada y eficiente, pues con una red de vehículos conectados entre sí será posible, por ejemplo, informar de una emergencia, o avisar a otro usuario que comparte la misma carretera de cualquier incidencia, desde una placa de hielo a la presencia de otro vehículo averiado en el arcén.
La conexión con los semáforos en una ciudad, por ejemplo, también permitirá anticipar la secuencia de apertura o cierre de dichos semáforos y adaptarla al tráfico en tiempo real para promover una conducción más eficiente. Y otro escenario contempla el pago en parkings o en gasolineras mediante sistemas wireless, como actualmente se hace en los telepeajes.

Existen dos escenarios diferentes para la implantación de la tecnología Car-to-X. En el primero juega un papel fundamental la conexión de alta velocidad LTE, para el envío de los datos a los servidores de los proveedores de servicios, que a su vez transmiten los datos de forma individualizada a los vehículos. El segundo escenario se basa en una comunicación descentralizada vía inalámbrica WLAN, mediante la cual los vehículos se envían datos de unos a otros en cadena y de forma autónoma. Este sistema utiliza redes WLAN que operan a frecuencias de 5,9 GHz, con un alcance de unos dos kilómetros, y capaces de funcionar incluso con velocidades elevadas. En el catálogo europeo este estándar de comunicación está catalogado como ITS-G5, donde el acrónimo ITS viene de “Intelligent Transportation Systems”, o Sistemas de Transporte Inteligente.

Los proyectos específicos de Audi en el campo de la comunicación Car-to-X incluyen el asistente de intersecciones y el llamado “Street preview”. El primero se basa en la comunicación entre vehículos para indicar al conductor la presencia de un vehículo que se aproxima por un lateral a la hora de salir de un cruce o una intersección sin visibilidad si los sensores de radar o las cámaras de vídeo quedan tapados por cualquier causa. Sería posible, por ejemplo, hasta preparar y ajustar el despliegue de los airbags en función del peso y la velocidad del otro vehículo en caso de detectarse un peligro de colisión inminente.

Por su parte, el sistema “Street preview”, de forma similar a como lo hace el sistema Audi online de información del tráfico, informa al conductor del estado de congestión de una ruta determinada, pero utilizando los datos que se transfieren directamente vía inalámbrica WLAN por el resto de vehículos que comparten la vía. De esta forma, incluso con pocos vehículos conectados, el sistema es capaz de generar representaciones de la situación del tráfico muy reales. Audi y otros fabricantes alemanes de automóviles trabajan para introducir sistemas “Street preview” basados en tecnología de comunicación WLAN tan pronto como sea posible, y los planes es que estén operativos antes de que finalice esta década.

El nuevo Audi A3 y la plataforma modular de infotainment
En el CES de Las Vegas, Audi también ha mostrado su nueva plataforma modular de información y entretenimiento fruto de la colaboración con Nvidia, y que utiliza el nuevo procesador Tegra. El primer modelo en utilizar esta arquitectura será la nueva generación del Audi A3, que se presentará próximamente en un salón del automóvil europeo.

Audi utilizará esta arquitectura para solucionar algo que se está convirtiendo en un problema: las innovaciones que se están produciendo en los dispositivos electrónicos, y en el campo de los ordenadores y el procesamiento de datos van mucho más rápidas que el ciclo de producto de los automóviles. Así, el ordenador principal de esta nueva plataforma modular incluye, un módulo plug-in de altas prestaciones que integra el último procesador de Nvdia, denominado Tegra, responsable de los sistemas de control por voz, del navegador, de las funciones online y del teléfono.

En el nuevo Audi A3, el procesador T 20 es un doble núcleo con una velocidad de 1.2 GHz (próximamente llegará la siguiente generación de procesadores, el Tegra 30, con tecnología de cuatro núcleos y velocidad de reloj de 1.4 GHz), e incluye una tarjeta aceleradora de gráficos. Acelera la reproducción de formatos de audio y de vídeo como el mp3 y el mpeg4, que son los más utilizados, y el procesador trabaja junto a un programa gráfico de los especialistas de Rightware que convierte a Audi en el primer fabricante de automóviles que ofrece en un vehículo la capacidad de mostrar gráficos en tres dimensiones.

La plataforma modular no será la única novedad en infotainment que estrene el nuevo Audi A3, que contará con un nuevo terminal MMI localizado en el túnel de la consola central. El componente principal de este nuevo terminal será el “touchwheel”, que combina por primera vez las funciones de un mando giratorio con las de una pantalla táctil, al incluir en su parte superior un recubrimiento con una superficie sensible al tacto, que permite introducir caracteres mediante el movimiento de los dedos.
Además de funciones simplificadas, Audi ha revisado no sólo el modo en que opera el MMI, sino también la estructura y los detalles del menú que se presenta en la pantalla, que en el nuevo Audi A3 podrá alcanzar un tamaño de 7 pulgadas y una resolución de 800 x 400 pixels, y resulta casi tan delgada como un iPhone, con apenas 11 milímetros de grosor. La apariencia del monitor también guarda cierto parecido con los terminales de Apple, al estar la cubierta montada directamente sobre la superficie de la pantalla TFT mediante un proceso especial de laminado.

Otra opción que estará disponible en el nuevo Audi A3 será el Audi Phone Box, un sistema para la conexión de dispositivos móviles de cualquier tipo dotado de una antena universal integrada en el compartimento para el teléfono que se encuentra en el reposabrazos central, y que se conecta con el dispositivo móvil mediante una tecnología de comunicación inalámbrica de corto alcance y alta frecuencia, transmitiendo posteriormente las señales a la antena del vehículo a través de un amplificador. Un puerto USB en el Audi Phone Box suministra corriente al dispositivo, aunque Audi ya trabaja en un sistema de recarga para teléfonos que no necesite conexión mediante cable.

audi
conductor
infraestructura
vehículos
connect
audi connect

Audi Connect: Comunicación total
audi
conductor
infraestructura
vehículos

Anuncios

1 comentario - Audi Connect: Comunicación total