El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Las calles de París y el Peugeot 108

Anuncios

Las calles de París y el Peugeot 108

para una prueba


Las calles de París y el Peugeot 108: el escenario perfecto para una prueba de un coche de ciudad


Las calles de


Citroën C1, Toyota Aygo y Peugeot 108. Son el trío de coches hechos exclusivamente – aunque no únicamente – para la ciudad, los conoces desde hace varios años pero acaban de renovarse. Son prácticamente iguales en su estructura pero han cambiado mucho en diseño, motores y sobre todo el toque personal de la marca. No alcanzan los 3,5 metros de longitud, tienen 3 o 5 puertas, 4 plazas y motores de no más de 90 CV. Urbanos total.

En París nos hemos puesto a los mandos del Peugeot 108 que, además se sustituir al 107 aumenta un número su denominación para cuadrar con el resto de la gama que, salvo excepción del iOn y el RCZ por ser tan especiales, terminan su denominación en 8. Callejear por una ciudad como la capital francesa es el lugar perfecto para probar un coche así.


Paris y el Peugeot 108


¿Qué hay de nuevo, viejo? Otro diseño, otros colores

Es el momento de añadir una foto del 107 aquí para comparar y un vistazo rápido ya ofrece las diferencias. Peugeot diría que es más chic, como la definición de chic es bastante subjetiva diremos que la figura del 108 está algo más estilizada y se parece más a la de sus hermanos de la gama. Así de sencillo. Podríamos decir también que ha bebido de los rasgos del 208 y no nos estaríamos alejando mucho de la realidad. De su exterior cabría destacar, quitando los faros con luces LED o las llantas de fondo negro, los paquetes de personalización y el techo retráctil estilo C3 Pluriel / DS3 Cabrio.

Peugeot ha dispuesto que el 108 tenga muchas personalizaciones – que no versiones, las primeras son para añadir a las segundas – y tienes 6 temas distintos que afectan de esta forma: a las llantas, a los vinilos externos, a los retrovisores y a la loneta del techo (opcional) por fuera y al salpicadero y el tapizado de los asientos por dentro. Estos temas se denominan Diamond, Kilt, BarCode, Dressy, Tattoo y Sport y le dan un aire muy distinto al coche.


el escenario perfecto


El techo se lleva la palma porque consigue que el coche sea otro, que prácticamente lo convierta en una especie de descapotable. Y lo hace porque funciona abriéndose en plan cortina, de adelante hacia atrás, con un botón eléctrico que te permite abrirlo por partes y que además deja una superficie abierta al cielo muy considerable: 80×76 cm. ¿Quieres cuatro plazas en un coche muy pequeño y además de techo abierto? El Peugeot 108 puede ser tu elección.

Aparte de lo que afecta una personalización al interior del coche, hay numerosos cambios del 108 al 107. Generalizando podría decir que todo se ha vuelto más redondeado, más suavizado. El conductor ve un gran volante – nada del pequeño volante del 308 o del 208 GTI - y por detrás una gran esfera con el velocímetro con iluminación naranja, acompañado opcionalmente por el tacómetro. El centro del salpicadero no podía ser más sencillo, o una pantalla pequeña para la radio y aire acondicionado ultra sencillo o la gran pantalla táctil de 7” más los controles del climatizador automático.


de un coche de ciudad


En el lado del acompañante el salpicadero se torna diferente según la personalización y disimula una pequeña guantera, cuyo punto principal es tener un hueco para una botella. En coches pequeños como este las puertas son finas y se nota que abusan de plásticos duros. Con el color de la carrocería pero más duros que la propia carrocería. Igualmente, por la misma razón, el túnel central es muy ligero. Nada por aquí y nada por allí, si quieres dejar bebidas tienes dos huecos delante de la palanca de cambios o en las puertas. No hay más.

Habitabilidad: pequeñito, pequeñito, pequeñito

3.475×1.615×1.460 cm (longitud, anchura y altura) no dan precisamente para ir sobrados en cuanto a espacio. Los dos pasajeros de la primera fila bien, el espacio para las cabezas es muy válido – comprobado por dos chicos de 1,77 y 1,83 m de altura – y no da la sensación de ir encogidos en absoluto. Ahora bien, los que sí lo notarán serán los otros dos pasajeros que se internen en las plazas traseras. Para empezar les costará entrar, tanto si es la versión de 3 puertas – por la baja altura del coche – como si es la que tiene puertas traseras porque dejan poca superficie de paso.

Las calles de París y el Peugeot 108


Para continuar comprobarán que sí, al ser sólo dos acompañantes mútuos no falta espacio a lo ancho. Pero sí falta a lo largo, al menos que los de delante recorten notablemente su hueco para las piernas, y especialmente a lo alto. Los dos mismos chicos que hemos hecho la prueba rozábamos con la cabeza. Mal asunto para un viaje largo sin duda, aunque un ratito se puede aguantar.

¿Qué decir del maletero? Incómodo y muy corto en cuanto a volumen, 243 litros exactos con todos los asientos útiles. Es poco pero bien es cierto que, ajustando, darían para cuatro maletas de cabina. Y para unas cuantas bolsas de compra daría también así que en su uso urbano es más que suficiente.


para una prueba


Mirror Link y Mirror Screen: clonando tu smartphone en tu coche

De todas las cosas que puede equipar el Peugeot 108, que son muchas en esta generación, la que resulta más novedosa es la función de clonado de la pantalla de tu teléfono móvil inteligente smartphone en la pantalla del salpicadero (la grande, la táctil de 7 pulgadas). Peugeot ha denominado Mirror Screen a la pantalla y Mirror Link al enlace con el téléfono. ¿Sencillo? Todavía más, un par de toques en la pantalla del coche y tendrás el control del teléfono desde esa pantalla o desde los mandos del volante.

Enchufas por USB el smartphone al coche – el mismo conector para usar con pendrives – y en la pantalla aparece un icono de conexión, pulsas y estableces la conexión entre coche y el teléfono. A partir de ahí tienes acceso a muchas cosas de tu propio teléfono aunque no son todas: puedes acceder a la música del teléfono, utilizar la aplicación de Google Maps para navegar – si tu teléfono tiene GPS y tarifa de datos – o hacer llamadas telefónicas.

Obviamente no todos los smartphone valen, parece ser que la cosa funciona bien con los iPhone y con los teléfonos con Android bastante recientes (Samsung S4, S5, etc.)


Las calles de


Rodando con el Peugeot 108: disfrutando en ciudad, ajustando en carretera

Por el momento el Peugeot 108 sólo llegará al mercado español con dos motores gasolina: un 1.0 VTI de 68 CV y un 1.2 Puretech de 82 CV. Claramente motores pequeños pero la pregunta es si son suficientes, no olvidemos que el 108 es un coche para uso casi exclusivamente de ciudad y que además es un coche con un peso reducido (entre 840 y 950 Kg aprox).

Sorprendentemente estos dos motores sólo pueden utilizar un tipo de transmisión cada uno: cambio semi-automático ETG de cinco marchas para el 1.0 VTI y cambio manual de cinco marchas para el 1.2. La mayor sorpresa si cabe es que la versión más barata del Peugeot 108 lleve cambio automático en lugar de manual.

Empezando por el 1.0 VTI, es un motor tricilíndrico ligero y con 62 CV. A priori cabría esperarse un motor muy insulso pero, también sorprendentemente, no se comporta como un perezoso. Es un bloque para llevar a regímenes medios en constancia y para apurar en aceleraciones contundentes, aunque no tendremos constancia de ello porque el 108 con este motor no lleva tacómetro. El cambio semi-automático tiene una posición E totalmente automática y una posición M que permite jugar con las marchas moviendo la palanca hacia adelante y hacia atrás o con unas pequeñas levas situadas tras el volante.


Paris y el Peugeot 108


Con levas o sin levas el motor da para lo justo, sólo en segunda y forzando el mantener esa marcha puedes obtener una aceleración sustancial. Lo peor es que se queda corto para hacer adelantamientos ajustados pero, volvamos a recordar, es un coche pensado para la ciudad. Además el cambio te pide jugar con él y, si vas muy perezoso, lo hace todo por ti. Personalmente me parece que es muy lento al cambiar entre marcha y marcha pero, ¿para qué tanta prisa?

Si nos pasamos al siguiente escalón con el 1.2 Puretech de 82 CV notamos un cambio significativo, este motor ya ofrece un reprís muy interesante y unas aceleraciones más dignas de salir a la carretera. El tacto del cambio manual es muy bueno y eso incita a jugar con las marchas, especialmente con la tercera que se presta para acelerar bien. Además, y aunque parezca extraño, este bloque es más silencioso que el de 69 CV. Sin duda sería el recomendable para el que tenga un uso del coche más combinado con salidas de la ciudad.

Sin duda una característica de este coche es que, al estar pensado para usar esencialmente en ciudad, es un coche “blandito”. Se lleva mejor que otros con los baches y los resaltos, en carreteras con curveas poco pronunciadas o autovías va muy aunque se pueda echar en falta más potencia mientras que en carreteras muy reviradas se nota que el balanceo – por definirlo rápido, la distancia que se desajusta la carrocería en paralelo del asfalto al girar en una curva así como el tiempo de reajuste – es elevado. Es un Peugeot 108, para disfrutar por ciudad pero no para usar como juguete en una zona con muchas curvas. E igual que lo digo se la suspensión se puede decir de los frenos, lo justos para el uso para el que están pensados.


el escenario perfecto


Active y Allure Top! Más equipación: trae control de velocidad, luces automáticas, cámara de aparcamiento…

El Peugeot 108 ya no es un mini coche que venga pelado sino que puede incorporar, previo pago de la opción no de serie, un buen número de cosas de carácter tecnológico. Puede llevar el mítico control de velocidad con mandos en el volante, el encendido automático de limpiaparabrisas y de las luces delanteras, la cámara de aparcamiento (debe ir junto a la pantalla táctil de 7” de la que ya he hablado), acceso y arranque con manos libres (no hace falta enchufar la llave del coche en ninguna parte).

Hay dos acabados: Active y Allure Top!, el primero más que básico y sin el techo mientras que el segundo muy equipado y con techo. De serie cuenta con seis airbags, climatizador manual, faros LED diurnos, control de estabilidad ESP con asistente de arranque en pendiente, ordenador de a bordo, limitador de velocidad, radio CD MP3 con conexión manos libres Bluetooth y USB / mini jack para dispositivos externos, cierre centralizado y volante de cuero.

La versión Allure Top! añade a lo anterior principalmente el techo retráctil, con accionamiento eléctrico, las llantas de aleación de 15”, los retrovisores eléctricos calefactados, los faros antiniebla, el contorno de lunas cromado, el acceso y arranque sin llaves, cuentarrevoluciones y la pantalla táctil de 7” para el centro del salpicadero con la función Mirror Screen.


de un coche de ciudad


Precios del Peugeot 108, desde aproximadamente 9.500 €

Todavía no están disponibles los precios oficiales pero según indica Peugeot España el precio de partida de la versión más básica Peugeot 108 Active 1.0 de 68 CV se venderá por un precio de unos 9.500 euros, contando con el plan PIVE correspondiente y a falta de ajustar algunos descuentos promocionales.

Peugeot espera vender 1.000 unidades para el año 2015 sólo en España, no es un volumen muy elevado pero parece que este tipo de coches comienza a tener más espacio dentro de la tarta de ventas.


Las calles de París y el Peugeot 108


Urbanitas con encanto, ¿son los adecuados para ti?

Claramente si sólo te vas a mover dentro de una ciudad o de sus cercanías y vas a hacer pocos kilómetros al año, no sueles usar mucho el coche para llevar cosas y no tienes sillitas infantiles. Además, si te gusta la idea de que tu coche, aunque pequeño, sea “matón” por sus vinilos y sus diseños diferentes al del resto este coche te encantará. Como te encantará un Fiat 500, un rival muy a la altura, o el MINI Cooper, aunque este último se dispara por precio y casi ni deberíamos contarlo por ello. ¿Algún otro del estilo en cuanto a tamaño y personalización? El Opel Adam, más caro pero con muchas más

para una prueba
Las calles de
Paris y el Peugeot 108
el escenario perfecto
de un coche de ciudad
Las calles de París y el Peugeot 108
para una prueba
Las calles de
Paris y el Peugeot 108
el escenario perfecto
de un coche de ciudad
Las calles de París y el Peugeot 108
para una prueba
Las calles de
Paris y el Peugeot 108
el escenario perfecto
de un coche de ciudad
Las calles de París y el Peugeot 108
para una prueba
Las calles de
Paris y el Peugeot 108
el escenario perfecto
de un coche de ciudad
Las calles de París y el Peugeot 108
para una prueba
Las calles de
Paris y el Peugeot 108
el escenario perfecto
de un coche de ciudad

Anuncios

4 comentarios - Las calles de París y el Peugeot 108

@TeDigoLaPosta-
no hay forma... aca no hay quien lo compre ...
@xAk47-Skillzz +9
no solo no hay quièn lo compre, sino que no viene la misma versiòn que en europa. aca mandan todo medio pelo siempre jjajaaj
@baldursdeath +2
es verdad, menor calidad, y carisimo!
@El-pisterito
es mas grande y cómodo un 206, ni hablar de la calidad.
@gato_2669 +1
obvio, porque deberias compararlo con un 106..

No un 206
@El-pisterito +1
@gato_2669 sabes que lei 208 en vez 108, errores.
@erbmonocinu -1
Buen post, falto nombrar los rendimientos.
@SoyDarkDamBanneD
te falto leer me parece
@erbmonocinu -1
@SoyDarkDamBanneD
No creo, porque lo lei completo y por lo que dijiste revise y nada